La SCT olvida verificar la construcción de carreteras rurales y combatir la corrupción
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La SCT olvida verificar la construcción de carreteras rurales y combatir la corrupción

La Auditoría Superior de la Federación detectó que la SCT no verificó si se construyeron 553 obras en carreteras rurales en el país.
Por Nayeli Roldán
8 de noviembre, 2017
Comparte

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes destinó 13 mil millones de pesos para construir caminos en las zonas más pobres del país, pero ni siquiera hubo supervisores suficientes para comprobar que las 553 obras realizadas en 2016 cumplieran con el diseño y los materiales previstos.

Además, aunque la dependencia, a cargo de Gerardo Ruiz Esparza, contaba con casi 4 mil millones de pesos adicionales para 156 obras, éstas fueron canceladas debido a que la dependencia no hizo los análisis, estudios ni consiguió los permisos para ejecutarlas. Es decir, pidió el dinero, pero no hizo el trabajo para aplicarlo.

Así lo concluye la Auditoría Superior de la Federación en la revisión del programa “Control Interno del Programa de Caminos Rurales y Alimentadores”, como parte de la Cuenta Pública de 2016.

Los auditores detectaron que el personal Centros de la Secretaría en el país, encargado de verificar el cumplimiento de las obras fue insuficiente, toda vez que 31 residentes de obra (supervisores) tenían la responsabilidad de dar seguimiento a 395 obras.

Esto significó que a cada uno le correspondían 12 obras sólo en los estados analizados: Campeche, Jalisco, Nuevo León y Veracruz.

Leer también: Líderes opacos: sindicatos y partidos incumplen con la mitad de obligaciones de transparencia

En tanto, la Dirección General Adjunta de Caminos Rurales y Alimentadores (DGACRA), encargada de operar el programa, no contrató supervisores adicionales para revisar las obras físicamente y sólo recibió los reportes fotográficos y financieros que entregaron los residentes de obra de los centros estatales de la Secretaría.

Por tanto, la Auditoría recomendó revisar el organigrama de la dependencia para asegurarse de contar con personal suficiente porque no hacerlo “representa un riesgo” en la ejecución de obra.

El programa incluye tres aspectos: construcción, conservación y estudios y proyectos de carreteras alimentadoras y caminos rurales. Es decir, el programa atiende a las zonas donde sólo se construyen caminos de un carril de circulación y libraderos; superficie a base de terracerías revestidas y con obras de drenaje que permiten transitarlos en cualquier época del año. Este tipo de caminos representa 45% de la red nacional de carreteras.

Para 2016, la dependencia tuvo un presupuesto aprobado de 16 mil 644 millones de pesos, pero no ocupó 3 mil 672 millones de pesos por falta de planeación. La SCT “no contó  con el análisis de costo beneficio, ni con los elementos suficientes para su ejecución, tales como la liberación del derecho de vía, permisos y estudios”, por lo que dicho presupuesto se canceló y, por ende, las obras.

Sin combate a la corrupción

Para hacer eficiente el ejercicio del gasto, la administración pública Federal estableció un sistema de control aplicable a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y que incluye tres preceptos: Implementación de los Sistemas de control interno, Proceso General de Administración de Riesgos y Estrategias para Enfrentar la Corrupción.

Para el análisis de cumplimiento de cada uno se establecen puntajes y en este programa la SCT obtuvo el menor puntaje en el combate a la corrupción, con 18 de 100, por carecer de mecanismos adecuados.

La auditoría recomendó al titular, Gerardo Ruiz Esparza, que a través del Comité de Ética y de Prevención de Conflictos de Interés, se promueva la participación de los servidores públicos para denunciar y detectar presuntos actos de corrupción, ya que en el reglamento para ello, nombrado Acuerdo que establece el proceso específico para la atención de una queja o denuncia, “es inhibitorio de la decisión de presentar una queja o denuncia”.

Te puede interesar: ASF detecta deficiencias en Plataforma Nacional de Transparencia; plantea recuperar 11 mdp

Entre los criterios establecidos en el Acuerdo está prohibido hacer una denuncia de manera anónima y el servidor publico que la haga debe hacerlo por escrito, exponiendo los motivos, firmar e incluir el domicilio para recibir notificaciones, los datos de los servidores públicos involucrados en el presunto acto de corrupción y el testimonio de un tercero al que le consten los hechos.

La Auditoría también revisó la documentación de obras en Veracruz y detectó irregularidades administrativas que derivan en pérdida de dinero público. Cuatro expedientes de obras no contaban con el aviso de terminación, parcial o total de los trabajos; el acta administrativa de extinción de derechos y obligaciones; el acta de entrega-recepción por los trabajos de obra concluidos y el finiquito de obra.

En dos casos, los contratistas Consorcio Industrial y Constructor Mexicano S.A. de C.V., incumplieron con sus obligaciones, causales de rescisión. Sin embargo, el Centro SCT Veracruz “no acreditó el inicio de los procesos de rescisión administrativa” que significaba una recuperación por 4 millones 108 mil pesos y 4 millones 615 mil pesos, respectivamente. Por lo tanto, se considera como un probable daño al erario.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Es posible contraer COVID-19 y contagiar a otros después de vacunarse?

Después de desarrollar vacunas efectivas para combatir la pandemia, el paso siguiente es comprender con más detalle el tipo de protección que ofrecen.
16 de febrero, 2021
Comparte

El mensaje de las autoridades y los especialistas es claro: vacunarse es una manera efectiva de combatir la pandemia de covid-19.

Pero, ¿qué significa exactamente estar vacunado?, ¿qué tipo de protección tienen quienes ya recibieron su dosis completa?

En este momento en el mundo hay al menos 9 vacunas que han demostrado que son altamente eficaces a la hora prevenir la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2.

Eso quiere decir que si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

Lo que aún no está claro, sin embargo, es si la vacuna logra evitar el contagio.

En resumen: aún no se sabe si la vacuna evita que te contagies, lo que sí se sabe es que si te vacunas y luego te contagias, probablemente no te vas a enfermar.

Veamos por qué ocurre esto y por qué es importante mantener precauciones aún luego de recibir la vacuna.

¿Qué tipo de protección ofrecen las vacunas contra la covid-19?

Hay dos tipos principales de inmunidad que puede lograr con las vacunas.

Una es la llamada “inmunidad efectiva”, que puede evitar que un patógeno cause una enfermedad grave, pero no puede evitar que ingrese al cuerpo o haga más copias de sí mismo.

La otra es la “inmunidad esterilizante”, que sí puede impedir la infección e incluso prevenir casos asintomáticos.

Lo ideal es que una vacuna logre producir inmunidad esterilizante, pero rara vez se logra.

Vacunas

BBC

¿Cuál de estos dos tipos de inmunidad proporcionan las vacunas contra la covid-19?

“En pocas palabras, no lo sabemos, porque son demasiado nuevas”, dice en un artículo de BBC Future Keith Neal, profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Hasta el momento, la eficacia de las vacunas se ha medido por su capacidad de prevenir el desarrollo de síntomas, pero aún no hay datos suficientes para saber si también son capaces de evitar la infección.

Algunas investigaciones, sin embargo, ya han comenzado a medir si las vacunas pueden bloquear la infección, y los expertos esperan que en las próximas semanas y meses se obtegan resultados mas dicientes.

Estudios recientes de las vacunas de Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna sugieren que estas vacunas podrían tener el potencial de reducir la la transmisión del virus.

virus

Getty
Se sabe que las vacunas pueden impedir que una persona se enferme de covid-19, pero todavía no está claro si evitan la infección.

Estos estudios, sin embargo, tienen limitaciones o aún están en revisión. Es decir, sus resultados aún no son concluyentes.

“Suponemos que todas las vacunas van a tener un nivel de capacidad de bloqueo de la infección”, dijo la doctora Zulma Cucunubá, epidemióloga del Imperial College London, en el programa #TuMundoBBC, a finales de enero.

Cucunubá, sin embargo, advierte que para tener esa certeza faltan más ensayos de largo plazo y diseñados específicamente para medir esa capacidad de bloqueo de la infección.

¿Vacunarte evitará que contagies a otras personas?

“La respuesta es: no sabemos“, según lo indica el portal dedicado al coronavirus de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, refiriéndose a que faltan más datos para dar una respuesta definitiva.

Como lo indica este portal, es posible que una persona vacunada pueda tener el virus replicándose en su nariz y garganta, incluso si está protegida contra la enfermedad.

Ahora, también es posible que la respuesta inmune que genera la vacuna y que impide que la persona se enferme, también reduzca la cantidad de virus en la nariz y la garganta, al punto de que sea poco probable que pueda contagiar a otros.

Pero, una vez más, “necesitamos más investigaciones para estar seguros”, indica el portal de Harvard.

Hombre tosiendo

Getty
El coronavirus puede transmitirse a través de las gotas que una persona contagiada expulsa al hablar, toser o estornudar.

Finalmente, hay otros dos factores a tener en cuenta.

El primero es que ninguna vacuna es perfecta.

Una vacuna que tenga una eficacia del 95% significa que cerca de 1 de cada 20 personas que la reciben puede que no obtenga protección contra la enfermedad, según el explica el portal de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

El segundo factor es que puede darse el caso, por ejemplo, de una persona que sin saberlo ya esté contagiada al momento de vacunarse, con lo cual la infección podría seguir desarrollándose aún después de recibir la vacuna.

Seguir cuidándose y cuidando a los demás

Por todas estas razones, los expertos insisten en que, aun después de vacunarse y mientras no tengamos más información, hay que seguir tomando precauciones como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

“Si estás entre los primeros grupos de personas que se vacunan, es mejor seguir usando mascarillas y mantener la distancia física para proteger a otras personas que aún no se han vacunado”, dice el portal de Harvard.

Pero la capacidad de las vacunas de bloquear el contagio no solo determina qué tan necesario es que sigamos usando mascarillas y distancia social.

El tipo de protección de la vacuna influye directamente en la posibilidad de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

mujer

Getty
El uso de la mascarilla y el lavado de manos ayudan a prevenir el contagio.

La inmunidad de rebaño se refiere a la protección que logra una población cuando una cantidad suficiente de personas ya es inmune al virus, ya sea porque se recuperaron tras el contagio del virus o porque fueron vacunadas.

Los expertos aún no tienen claro qué porcentaje de la población tendría que ser vacunada para lograr la inmunidad de rebaño.

Lo que sí está claro es que “si las vacunas no detienen por completo la transmisión, aumentará la cantidad de personas que necesitamos vacunar para cruzar verdaderamente los umbrales de inmunidad de rebaño y reducir los casos a un nivel cercano a cero“, dice a BBC Future Michael Head, investigador en salud global en la Universidad de Southampton.

Un estudio del Imperial College London, por ejemplo, calculó que con una vacuna que sea 100% efectiva impidiendo la transmisión del virus, se necesitaría vacunar entre el 60% y el 70% de la población.

Con una vacuna que ofrezca el 80% de efectividad para impedir la transmisión, el número de personas vacunadas que se necesitaría aumentaría hasta un rango entre el 75% y el 90%.

personas

Getty
La eficacia y el tipo de protección que ofrecen las vacunas determinan la capacidad de alcanzar la inmunidad de rebaño.

La doctora Cucunubá advierte que en caso de que las vacunas tengan solo la capacidad de prevenir la enfermedad, pero no de bloquear la infección, las vacunas no nos podrían llevar a la inmunidad de rebaño.

Mientras tanto…

Los expertos esperan que en las próximas semanas o meses tengamos más respuestas sobre el tipo de protección que ofrecen las vacunas contra la covid-19.

Mientras llega ese momento, “será importante que todos continúen usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener la pandemia”, según indica el portal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Eso, en términos prácticos, significa que es importante lavarse las manos, usar mascarilla y mantener la distancia, incluso si ya te vacunaste.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.