Villólogos, el colectivo que busca rescatar la memoria revolucionaria en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook de Los Villólogos

Villólogos, el colectivo que busca rescatar la memoria revolucionaria en México

Un nieto del general de la División del Norte dirige el colectivo Los Villólogos, integrado por otros descendientes de revolucionarios y académicos; acuden a diferentes sitios para preservar la memoria revolucionaria.
Facebook de Los Villólogos
Por Paris Martínez
21 de noviembre, 2017
Comparte

Hipólito fue el último hijo de Pancho Villa, nació el 24 de julio de 1923, es decir, cuatro días después de que el jefe revolucionario fuera asesinado, y luego Hipólito tuvo un hijo, al cual, sin mucho qué pensar, bautizó como Francisco Villa… Betancourt.

”En la familia, aproximadamente, debe haber unos veinte (integrantes con el nombre) Francisco Villa”, calcula el nieto del general de la División del Norte, que hoy dirige el colectivo Los Villólogos, con el que él y otros descendientes de revolucionarios y académicos van reviviendo la memoria de la Revolución, ahí donde se los permiten: “en universidades, en cines, en kínders, donde sea”.

Villa procreó a Hipólito con Austreberta Rentería, que fue, de sus tres esposas (oficiales), la que permaneció a su lado hasta su asesinato. No obstante, explica Francisco (el nieto), tras la caída del general, doña Austreberta quedó en el abandono.

“A mi abuelo obviamente no lo conocí, pero con mi abuela Austreberta conviví 22 años –recuerda Francisco–. Cuando el general Villa es asesinado, mi abuela se va a Parral, y luego a Jiménez, y termina en la ciudad de Chihuahua, donde Lázaro Cárdenas, en alguna de sus giras ya como presidente, la rescata y se la trae con
sus dos hijos a la Ciudad de México, donde les dan estudios a mi papá, Hipólito, y a su hermano”.

La educación pública, destaca, fue la mayor retribución para los hijos de Villa, que tanto peleó en vida, en especial por ese tópico.

Suele recordarse, destaca el nieto de Villa, que “cuando el general fue gobernador de Chihuahua, creó sus propios billetes para obligar a los ricos a entregar su oro (que dejó de tener valor dentro del estado). Con ese oro, sí, Villa compró armas, pero en ese mes en que fue gobernador, también usó el dinero para construir 50 escuelas. Hasta la fecha, ningún presidente o gobernador ha construido 50 escuelas en un mes, sólo Francisco Villa, y luego de ese mes dejó el puesto porque nuevamente se fue a la guerra”.

Hoy, destaca Francisco Villa Betancourt, agente aduanal y abogado de profesión, los integrantes del colectivo Los Villólogos buscan refrendar ese espíritu promotor de la educación, “dando pláticas en todo el país, en donde nos llamen vamos, podemos hacerlo donde quieran, damos una plática, y hacemos una exposición, de forma gratuita”.

El colectivo, subraya, “tiene un museo itinerante, con cosas de Villa, de Zapata, ahora de Porfirio Díaz, y también de Felipe Ángeles”.

Cuando Villa fue asesinado, emboscado en Hidalgo de Parral, Chihuahua, “mi abuela se queda con tres baúles con cosas personales del general, algunas de las cuales (en las décadas siguientes) dejó en varios museos, entre ellos el Castillo de Chapultepec, donde dejó su sombrero (salacot), su espada, la pistola que traía (cuando fue atacado) y la ropa”.

Muchos de esos objetos históricos guardados en los tres baúles “se quedan con mi papá cuando fallece mi abuela, y cuando mi papá muere, yo no quería tener todo eso en un baúl. Tengo 17 años revisando el contenido de esos baúles, y no acabo, pero no quiero engolosinarme y sacarlo todo en un día, poco a poco voy revisando las cosas, y luego las voy entregando a museos, en comodato, porque no me interesa guardarlas en la casa, prefiero que la gente las conozca, y de ahí salen también las piezas para el museo itinerante de Los Villólogos”.

El colectivo, del que también forman parte el historiador Armando Ruiz Aguilar y César Gómez Ángeles, descendiente del general Felipe Ángeles, no sólo difunde la historia de la División del Norte, el contingente militar más fuerte de la Revolución, encabezado por Villa, además ayuda a promover el conocimiento de todo este periodo y de sus personajes.

“Por ejemplo aquí, en el University Club –lugar donde se realiza la entrevista, y que tiene su sede en Paseo de la Reforma–, se hizo un homenaje a Porfirio Díaz, a su trayectoria como general, no como presidente. El personaje de Díaz resulta muy interesante para los miembros de este club, porque algunos de sus socios
son descendientes de familias que, en su época, lo apoyaron, y nos invitaron a participar como ponentes, y también nos han invitado a realizar exposiciones sobre Villa, charlas sobre Zapata”.

–¿Qué siente de ser descendiente de Pancho Villa?

–Pues mucha responsabilidad, pero es una responsabilidad que me encanta, y me encanta compartirlo con la gente. Cuando era niño, en la primaria y en la secundaria, si no diario, por lo menos cada tercer día me tenía que agarrar a trancazos con alguien, porque no faltaba quién insultaba a mi abuelo (cuya figura fue satanizada durante las primeras décadas tras el fin de la Revolución), yo quería lavar el honor, la afrenta, hasta que mi papá me dijo que tendría que pelearme con la mitad de México. Ahí empecé a entender de dónde venimos…

El colectivo Los Villólogos puede ser contactado a través de su perfil de Facebook, para conocer su agenda de actividades, o para organizar otras nuevas, de forma gratuita.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué dicen los primeros resultados del país más avanzado en la vacunación contra la COVID

Los resultados preliminares de la vacuna contra el coronavirus en Israel muestran que ésta parece efectiva tanto para reducir infecciones como para casos que requieren hospitalización.
2 de febrero, 2021
Comparte

Los resultados preliminares de la vacunación contra el coronavirus en Israel muestran que la vacuna parece ser efectiva en reducir tanto las infecciones como los casos que requieren hospitalización.

Israel tiene uno de los programas de vacunación más avanzados en el mundo debido a un acuerdo especial con la farmaceútica Pfizer, productora de la vacuna Pfizer/BioNtech.

Con el acuerdo Israel se comprometió a ofrecer datos médicos esenciales sobre la vacunación a cambio de un programa acelerado de inmunización en su población.

Y así se ha convertido en el país que ha vacunado al mayor porcentaje de población y en una prueba de la efectividad de las vacunas para el resto del mundo.

Primeros resultados

Según datos del Ministerio de Salud israelí, cerca de 1,7 millones de personas, casi 19% de la población de 9 millones, ya recibió las dos dosis que requiere la vacuna.

Y unos 3 millones de personas ya recibieron la primera dosis.

La semana pasada el Ministerio de Salud publicó los primeros resultados de la vacunación.

Estos muestran que sólo 0,4% de las personas resultaron infectadas una semana después de haber sido vacunadas y sólo 0,002% de los vacunados tuvieron que ser internados en el hospital.

Otro estudio de uno de los proveedores de servicios médicos del país, Servicios Maccabi de Atención a la Salud, publicó también un pequeño estudio sobre la vacunación.

Este muestra que entre quienes ya recibieron ambas dosis de la vacuna, sólo 0,04% resultaron infectados.

Según la organización, estos datos preliminares sugieren que la vacuna es 92% efectiva, muy cerca del 95% de efectividad que mostraron los ensayos de Pfizer.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, recibe la vacuna de covid

Getty Images
El gobierno de Israel entró en un acuerdo con Pfizer que le garantiza una enorme cantidad de vacunas.

Los expertos, sin embargo, piden cautela ya que estos resultados son preliminares y no han sido revisados por otros científicos.

“Aunque estos resultados son impactantes, es muy importante señalar que no hubo un grupo de control directo o datos sobre la demografía y la geografía de las personas vacunadas”, le dijo a The Times of Israel el inmunólogo Cyrille Cohen, profesor de la Universidad Bar Ilan.

Más variables

Asimismo, los expertos señalan que comparar los cálculos de un estudio como el de Maccabi con los resultados de los ensayos de Pfizer puede ser engañoso ya que una población entera tiene muchas más variables y escenarios que cambian constantemente.

Eran Segal, biólogo computacional del Instituto de Ciencias Weizmann de Israel, le dijo a The Guardian que una sociedad “no puede actuar como una placa de Petri” para una prueba de vacunación.

“Cuando vacunas a una nación hay muchos factores de confusión”, explica Segal.

“Este (programa de vacunación) no es un ensayo. Ese es el problema. Debemos ser muy cautelosos”, agrega.

El país espera vacunar a todos sus habitantes mayores de 16 años para fines de marzo.

Sin embargo, a pesar de su avanzado programa de vacunación, Israel está sumido en una debilitante ola de infecciones y un confinamiento nacional que no ha logrado reducir las tasas de mortalidad.

En total ha registrado 640.000 casos por COVID desde que comenzó la pandemia y 4.700 muertes según datos de la Universidad Johns Hopkins.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.