close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook de Los Villólogos

Villólogos, el colectivo que busca rescatar la memoria revolucionaria en México

Un nieto del general de la División del Norte dirige el colectivo Los Villólogos, integrado por otros descendientes de revolucionarios y académicos; acuden a diferentes sitios para preservar la memoria revolucionaria.
Facebook de Los Villólogos
Por Paris Martínez
21 de noviembre, 2017
Comparte

Hipólito fue el último hijo de Pancho Villa, nació el 24 de julio de 1923, es decir, cuatro días después de que el jefe revolucionario fuera asesinado, y luego Hipólito tuvo un hijo, al cual, sin mucho qué pensar, bautizó como Francisco Villa… Betancourt.

”En la familia, aproximadamente, debe haber unos veinte (integrantes con el nombre) Francisco Villa”, calcula el nieto del general de la División del Norte, que hoy dirige el colectivo Los Villólogos, con el que él y otros descendientes de revolucionarios y académicos van reviviendo la memoria de la Revolución, ahí donde se los permiten: “en universidades, en cines, en kínders, donde sea”.

Villa procreó a Hipólito con Austreberta Rentería, que fue, de sus tres esposas (oficiales), la que permaneció a su lado hasta su asesinato. No obstante, explica Francisco (el nieto), tras la caída del general, doña Austreberta quedó en el abandono.

“A mi abuelo obviamente no lo conocí, pero con mi abuela Austreberta conviví 22 años –recuerda Francisco–. Cuando el general Villa es asesinado, mi abuela se va a Parral, y luego a Jiménez, y termina en la ciudad de Chihuahua, donde Lázaro Cárdenas, en alguna de sus giras ya como presidente, la rescata y se la trae con
sus dos hijos a la Ciudad de México, donde les dan estudios a mi papá, Hipólito, y a su hermano”.

La educación pública, destaca, fue la mayor retribución para los hijos de Villa, que tanto peleó en vida, en especial por ese tópico.

Suele recordarse, destaca el nieto de Villa, que “cuando el general fue gobernador de Chihuahua, creó sus propios billetes para obligar a los ricos a entregar su oro (que dejó de tener valor dentro del estado). Con ese oro, sí, Villa compró armas, pero en ese mes en que fue gobernador, también usó el dinero para construir 50 escuelas. Hasta la fecha, ningún presidente o gobernador ha construido 50 escuelas en un mes, sólo Francisco Villa, y luego de ese mes dejó el puesto porque nuevamente se fue a la guerra”.

Hoy, destaca Francisco Villa Betancourt, agente aduanal y abogado de profesión, los integrantes del colectivo Los Villólogos buscan refrendar ese espíritu promotor de la educación, “dando pláticas en todo el país, en donde nos llamen vamos, podemos hacerlo donde quieran, damos una plática, y hacemos una exposición, de forma gratuita”.

El colectivo, subraya, “tiene un museo itinerante, con cosas de Villa, de Zapata, ahora de Porfirio Díaz, y también de Felipe Ángeles”.

Cuando Villa fue asesinado, emboscado en Hidalgo de Parral, Chihuahua, “mi abuela se queda con tres baúles con cosas personales del general, algunas de las cuales (en las décadas siguientes) dejó en varios museos, entre ellos el Castillo de Chapultepec, donde dejó su sombrero (salacot), su espada, la pistola que traía (cuando fue atacado) y la ropa”.

Muchos de esos objetos históricos guardados en los tres baúles “se quedan con mi papá cuando fallece mi abuela, y cuando mi papá muere, yo no quería tener todo eso en un baúl. Tengo 17 años revisando el contenido de esos baúles, y no acabo, pero no quiero engolosinarme y sacarlo todo en un día, poco a poco voy revisando las cosas, y luego las voy entregando a museos, en comodato, porque no me interesa guardarlas en la casa, prefiero que la gente las conozca, y de ahí salen también las piezas para el museo itinerante de Los Villólogos”.

El colectivo, del que también forman parte el historiador Armando Ruiz Aguilar y César Gómez Ángeles, descendiente del general Felipe Ángeles, no sólo difunde la historia de la División del Norte, el contingente militar más fuerte de la Revolución, encabezado por Villa, además ayuda a promover el conocimiento de todo este periodo y de sus personajes.

“Por ejemplo aquí, en el University Club –lugar donde se realiza la entrevista, y que tiene su sede en Paseo de la Reforma–, se hizo un homenaje a Porfirio Díaz, a su trayectoria como general, no como presidente. El personaje de Díaz resulta muy interesante para los miembros de este club, porque algunos de sus socios
son descendientes de familias que, en su época, lo apoyaron, y nos invitaron a participar como ponentes, y también nos han invitado a realizar exposiciones sobre Villa, charlas sobre Zapata”.

–¿Qué siente de ser descendiente de Pancho Villa?

–Pues mucha responsabilidad, pero es una responsabilidad que me encanta, y me encanta compartirlo con la gente. Cuando era niño, en la primaria y en la secundaria, si no diario, por lo menos cada tercer día me tenía que agarrar a trancazos con alguien, porque no faltaba quién insultaba a mi abuelo (cuya figura fue satanizada durante las primeras décadas tras el fin de la Revolución), yo quería lavar el honor, la afrenta, hasta que mi papá me dijo que tendría que pelearme con la mitad de México. Ahí empecé a entender de dónde venimos…

El colectivo Los Villólogos puede ser contactado a través de su perfil de Facebook, para conocer su agenda de actividades, o para organizar otras nuevas, de forma gratuita.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué se sabe de los dos israelíes asesinados en la Plaza Artz, CDMX

Las autoridades mexicanas e israelíes vinculan a los fallecidos con el crimen organizado.
28 de julio, 2019
Comparte

En un restaurante de un exclusivo centro comercial de Ciudad de México, una mujer se levantó repentinamente y disparó a dos hombres que estaban en una mesa cercana.

Los dos eran de nacionalidad israelí y fueron identificados por la embajada de su país como Benjamín Yeshurun Sutchi, de 44 años, y Alon Azulay, de 41. Uno de ellos murió en el lugar, el otro al ser llevado al hospital.

Esto ocurrió la tarde del miércoles pasado en el centro comercial Plaza Artz, en el sur de la capital mexicana.

La mujer, identificada como Esperanza “N.”, salió corriendo del lugar.

En un video difundido rápidamente en redes sociales, se ve cómo la presunta asesina es interceptada por un policía y después por una patrulla.

La mujer aseguró primero que el ataque se trataba de un problema amoroso.

Pero las revelaciones que han hecho las autoridades, la embajada de Israel y un exjefe de la policía el jueves y este viernes han dado un giro a la historia.

¿Qué se sabe de Sutchi y Azulay?

El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, dijo este viernes que, aunque las investigación continuaban, en el hecho “hay vínculos con organizaciones criminales del país (México), por lavado de dinero principalmente”.

“Son ajustes de cuentas entre integrantes de bandas del crimen organizado, de interés diverso, disputas, de relaciones con organizaciones, y por disputas de territorio, de lavado de dinero”, dijo Durazo a la prensa.

Ulises Lara, portavoz de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México, dijo a los medios que la mujer detenida reconoció que se trató de un “ataque directo” y se cambió su declaración inicial de que fue un crimen pasional.

La embajada de Israel en México indicó en un comunicado que Sutchi y Azulay “contaban con antecedentes criminales, tanto en Israel como en México”, pero no dio más detalles sobre su historial delictivo.

El diario The Jerusalem Times reportó que Sutchi había sido liberado de una prisión de Israel hace 6 meses.

“En 2001, huyó de Israel con Erez Akrishevsky, quien fue extraditado a Israel hace dos días desde México. Ambos han cumplido penas de prisión por asesinato”, dice una nota en la que se le relaciona con un grupo criminal llamado Hermanos Mosley.

Azulay presuntamente era uno de sus escoltas de seguridad.

“Entrenado por el Mossad”

El exjefe de la policía de Ciudad de México Gabriel Regino fue entrevistado por la prensa local luego de que se conoció que Sutchi había sido detenido en 2005 en la capital mexicana.

Regino explicó al diario El Heraldo de México que ese año Sutchi fue capturado en un operativo que solicitó el ahora desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la agencia de inteligencia mexicana, por petición de la Interpol.

“Este sujeto (Sutchi) había escapado ya en dos ocasiones de prisión en Israel antes de su primera llegada a México”, explicó Regino.

La fachada del centro comercial Artz

AFP
El ataque se realizó en un restaurante del centro comercial Artz, en el sur de Ciudad de México.

La información de inteligencia que le compartió el Cisen, aseguró Regino, indicaba que Sutchi “contaba con una instrucción militar del Mossad”, la agencia secreta de espionaje y contraterrorismo de Israel.

“Nos enteramos del calibre de persona que teníamos cuando nos empiezan a contar que tenía instrucción militar del Mossad, que era capaz de desarmar a cinco personas, que era una máquina de matar prácticamente”, dijo el exfuncionario a El Heraldo de México.

Se sabía que el hombre había llegado a México para atender “problemas de inseguridad que aquejaban a miembros de la comunidad judía” en el centro del país.

“Decidió cambiarse de bando y dedicarse a las extorsiones, entre otro tipo de conductas delictivas, lo que encendió la alerta roja tanto en el gobierno israelí, por las fugas que tenía como precedente, y por la presión que realizaba la comunidad judía para la detención de este sujeto”, aseguró Regino.

*Con información de Ana Gabriela Rojas, corresponsal de BBC Mundo en México.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.