El retorno de la derecha al poder en Chile: Piñera gana la elección presidencial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

El retorno de la derecha al poder en Chile: Piñera gana la elección presidencial

Será la segunda vez que la socialista Michelle Bachelet le traspase la banda presidencial al magnate Piñera, quien ya gobernó Chile entre 2010 y 2014.
AFP
Por Paulina ABRAMOVICH / Ana FERNANDEZ (AFP)
17 de diciembre, 2017
Comparte

El derechista Sebastián Piñera es el vencedor de la segunda vuelta contra el oficialista Alejandro Guillier en Chile, lo que supone el retorno de la derecha al gobierno por segunda vez en medio siglo y un cambio en el mapa político de América Latina.

Con el 98.44% de las mesas escrutadas, Piñera obtenía el 54.57% de los votos, frente al 45.43% del senador independiente por Antofagasta (norte).

Esta será la segunda vez que la socialista Michelle Bachelet le traspase la banda presidencial al magnate, quien ya gobernó Chile entre 2010 y 2014.

Guillier felicitó a Piñera y reconoció que “hemos sufrido una derrota dura” aunque aseguró, “seguiremos trabajando por el Chile que queremos”.

Para el candidato de la Nueva Mayoría oficialista, la derrota ha sido “más profunda” de lo esperado y llamó a la centro izquierda a “defender” las reformas sociales impulsadas por la socialista Michelle Bachelet.

En los alrededores del hotel del centro de Santiago, donde el comando de Piñera aguardaba los resultados, se agolpaban los seguidores eufóricos.

“Es una victoria mayor a la esperada”, dijo el senador Juan Antonio Coloma, de Chile Vamos, el movimiento de derecha que apoya al exitoso empresario, con una fortuna de 2,700 millones de dólares, según Forbes.

Se estimaba un resultado más estrecho entre Piñera y Guillier, un periodista que saltó a la política hace cuatro años, después de décadas como exitoso comunicador.

“Es sorpresivo, pero las posibilidades de Alejandro Guillier dependían de la participación, y por los preliminares habrían votado menos”, dijo a AFP el politólogo Marcello Mella de la Universidad de Santiago.

En la primera vuelta, el 19 de noviembre, Piñera, de 68 años, obtuvo el 36.6% de los votos (muchos menos de los esperados), frente al 22% del experiodista que llegó a la política hace cuatro años. Sorpresivamente, solo dos puntos porcentuales más que Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio (izquierda radical).

El nuevo presidente, que asumirá el próximo 11 de marzo, sacó unos 200,000 votos más que en 2009, en su primera elección, según datos preliminares.

Habrían votado casi siete millones de chilenos, de los 14.3 millones convocados a votar en estos decisivos comicios, en mismo rango que la primera vuelta.

Al no haber encuestas recientes, los chilenos votaron sin un claro favorito.

Giro a la derecha

Al igual que en países como Argentina, Perú o Brasil, los chilenos han dado un giro a la derecha. Las elecciones de noviembre se habían convertido en un plebiscito a las reformas emprendidas por la socialista Bachelet, la última mujer que todavía gobierna en Latinoamérica.

Aunque los dos candidatos proponían dos tipos de país, en las últimas semanas sus programas se habían ido acercando en asuntos como educación gratuita y la reforma de las pensiones.

Aunque el movimiento Chile Vamos del presidente electo fue la fuerza más votada en las elecciones legislativas de noviembre, Piñera no tendrá mayoría para gobernar y tendrá que pactar con otras fuerzas para sacar adelante cualquier reforma.

Tras unos años de ralentización, Piñera encontrará una economía en pleno crecimiento gracias principalmente a la recuperación del precio del cobre, del que Chile es el principal productor mundial.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé un crecimiento del PIB de 2.8% para 2018, después del 1.4% que vaticina para 2017, el más bajo en ocho años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 claves que explican qué está haciendo bien Ucrania para contener el poderío ruso

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, analiza cuatro aspectos que han definido la efectiva resistencia ucraniana frente a la incursión de Rusia.
26 de marzo, 2022
Comparte

Esta invasión lleva un mes de transcurrida y hasta ahora, Ucrania ha desafiado todos los pronósticos. Superadas en casi todos los aspectos -en tanques, tropas, aviones- las fuerzas ucranianas, reforzadas por civiles voluntarios, en muchos lugares han frenado el ejército ruso.

Han perdido territorio, especialmente alrededor de Crimea, que ya había sido ocupada y anexada por Rusia en 2014. Pero el objetivo original de Moscú de tomar rápidamente la capital Kiev y otras ciudades importantes, forzando la dimisión del gobierno, claramente ha fracasado.

El curso de la guerra todavía podría ir en contra de Ucrania. Sus fuerzas se están quedando peligrosamente sin los vitales misiles antitanques y antiaéreos suministrados por Occidente y necesarios para contener el avance ruso.

Muchas de las más aguerridas fuerzas regulares ucranianas en el este del país están en riesgo de quedar rodeadas, asiladas y aniquiladas.

Y con una cuarta parte de la población habiendo abandonado sus hogares, los que se han quedado arriesgan ver a sus ciudades convertidas en distópicos terrenos baldíos por el implacable fuego de artillería y bombas de Rusia.

Pero, no obstante estos factores, las fuerzas de Ucrania están superando a las de Rusia en esta guerra en muchos niveles. Esta semana, el portavoz del Pentágono John Kirby las elogió por defender partes de su territorio “muy astutamente, muy hábilmente, muy creativamente”.

Entonces, ¿cuáles han sido exactamente los secretos de su éxito?

1. Alta motivación

Voluntarios ucranianos reciben entrenamiento en armas en Odesa

EPA
La determinación de los ucranianos de hacer lo que puedan para defender su nación a permitido liberar a los soldados profesionales para que vayan al frente de batalla.

Hay una enorme diferencia entre la moral de ambos ejércitos. Los ucranianos están luchando por la misma supervivencia de su país como nación soberana, horrorizados por el discurso del presidente Putin, en vísperas de la invasión, cuando dijo que Ucrania era básicamente un invento artificial de Rusia.

Los ucranianos le han dado su apoyo colectivo al gobierno y a su presidente. Como resultado, ciudadanos sin ninguna experiencia militar están voluntariamente tomando las armas para defender a su pueblos y ciudades, a pesar de la abrumadora fuerza bélica rusa que enfrentan.

“Así es como un pueblo lucha por su propia existencia”, declara el brigadier Tom Foulkes, que sirvió 35 años como oficial del ejército británico en Alemania durante la Guerra Fría. “Así es como defienden a su patria y a sus familias. Su valentía es tanto impactante como espléndida”.

En la práctica, esto ha liberado a los soldados ucranianos para que puedan ir a combatir en el frente de batalla, sabiendo que sus ciudades tienen amplia defensa.

En contraste, muchos soldados rusos que fueron enviados a combatir en Ucrania son conscriptos, recién egresados de la escuela, perplejos y confundidos de encontrarse en una zona de guerra cuando creían que sólo iban a realizar un ejercicio militar.

La mayoría tuvieron poca a nada de preparación para la ferocidad de los combates que han enfrentado. Se han reportado deserciones, escasez de alimentos y saqueos.

2. Comando y control

El presidente Volodymyr Zelensky visita a un soldado ucraniano herido

EPA
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y sus principales asesores han mostrado un liderazgo claro.

Los pronósticos iniciales de un devastador ataque cibernético ruso, que inhabilitaría las comunicaciones ucranianas, no se materializó. En cambio, de alguna manera Ucrania ha logrado mantener una coordinación efectiva sobre varios frentes de batalla, aún donde ha cedido terreno.

El gobierno se ha sostenido en Kiev y mantenido altamente visible, inclusive con la vice primera ministra vistiendo una funcional camiseta caqui cuando se dirigió a la nación con una insignia del gobierno en el fondo.

El ejército ruso, por el contrario, no parece tener ningún tipo de liderazgo unificado, con poca coordinación entre los diferentes frentes de batalla.

Eso muy probablemente ha tenido un efecto negativo en la moral militar rusa. Se ha sugerido que las reportadas muertes de por lo menos cinco generales rusos se deben en parte a la necesidad que tuvieron de acercarse a las líneas de combate para movilizar las tropas y evitar que queden atascadas.

A nivel de suboficiales, en otras palabras los cabos y sargentos, la doctrina militar rusa no permite casi iniciativa alguna, con esas filas de rangos bajos siempre esperando las órdenes de sus superiores.

El profesor Michael Clarke, un experto militar de King’s College en Londres, dice que los suboficiales rusos están rodeados de corrupción e ineficiencia y son muy mal vistos por sus subordinados.

3. Buenas tácticas

Dos soldados ucranianos con un misil jabalina

Reuters
Ucrania tiene acceso a herramientas modernas de guerra, como el misil jabalina de tierra-aire.

Las fuerzas ucranianas tienen una gran desventaja numérica, sin embargo, han hecho mejor uso del terreno y de sus armas que los invasores rusos.

Mientras los rusos han tendido a concentrar sus fuerzas en pesadas y lentas columnas blindadas, con los vehículos frecuentemente amontonados y cerca los unos de los otros, los ucranianos han ejecutado con éxito asaltos relámpago cuidadosamente sincronizados, acercándose sigilosamente para disparar un misil antitanque y luego dispersarse antes de que los rusos puedan responder.

Antes de la invasión, los entrenadores de la OTAN de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá estuvieron durante períodos largos en Ucrania, poniendo a la fuerzas al día con los combates defensivos e instruyéndoles en cómo hacer el mejor uso de los sistemas de misiles con tecnología de punta, como el jabalina o el NLAW -un arma antitanque diseñada en Suecia- o la más reciente versión del misil antiaéreo Stinger.

“Los ucranianos han sido mucho más listos que los rusos”, dice el profesor Clarke, “porque han realizado algo mucho más aproximado a una operación de armas combinadas que los rusos no han hecho”.

Lo que quiere decir es que han hecho uso completo de todas las herramientas militares a su disposición, como drones, artillería, infantería, tanques y guerra electrónica.

Mapa de Ucrania que muestra la resistencia ucraniana contra las fuerzas rusas

BBC

Cuando estas se combinan, todos estos diferentes aspectos de combate pueden generar un efecto más grande que la suma de sus partes.

Otro estratega militar, Justin Crump, que dirige la asesora de inteligencia Sibylline, señala que los ucranianos han sido particularmente expertos en encontrar los puntos vulnerables en las filas rusas y atacándolas con fuerza.

“Ucrania ha implementado tácticas altamente efectivas”, comenta, incluyendo los ataques a los puntos débiles rusos como los convoyes de aprovisionamiento, usando sistemas de armas suministrados por la OTAN con gran efecto contra objetivos precisos e improvisando cuando lo requieren.

Aunque es difícil tener un panorama preciso de las bajas, hasta los cálculos más conservadores del Pentágono colocan las muertes rusas en más de 7.000. Eso es casi la mitad de los bajas que los soviéticos sostuvieron en 10 años de guerra en Afganistán y apenas llevamos un mes de guerra.

El brigadier Tom Foulkes también tiene una explicación de por qué tantos generales rusos están cayendo en el frente: “Esto me suena como una campaña de francotiradores deliberada y muy exitosa que podría deteriorar las estructuras de comando rusas”.

4. La guerra de la información

Una conferencia de video entre los líderes del G7 con el presidente Zelensky, Bruselas 24 de marzo de 2022

HO/EPA
El presidente Zelensky ha participado por video en una serie de reuniones internacionales y parlamentos extranjeros.

Y también está la guerra de la información. Ucrania la está ganando sin lugar a dudas en la mayoría del mundo -aunque no en Rusia, donde el Kremlin todavía controla el acceso a casi todos los medios.

“Ucrania ha movilizado la esfera de información de tal manera que le ha dado una tremenda ventaja interna y externa”, expresa Justin Crump.

“Eso ha sucedido desde arriba hasta abajo, ayudado por la formidable destreza mediática del presidente Zelensky”.

Es una opinión compartida por la doctora Ruth Deyermond, catedrática en seguridad post soviética en el Kings College en Londres.

“Claramente, el gobierno ucraniano ha sido muy exitoso en el control de la narrativa de la guerra, ciertamente para el mundo en general”, dice. “Lo que el conflicto ha logrado para la reputación internacional de Ucrania es absolutamente extraordinario”.

Pero ahora mismo, cumplido un mes de esta desesperada lucha de vida o muerte en las fronteras orientales de Europa, eso podría no ser suficiente para salvar a Ucrania.

El poder numérico del ejército ruso, a pesar de todos sus defectos, no favorece a Ucrania. Si de alguna manera llegan a escasear las armas defensivas de Occidente, la asediada nación sólo podría resistir por un tiempo limitado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G-DoQmKQ8rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.