Por qué (según la ciencia) si eres el último de la fila, no te conviene cambiarte a la de al lado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Por qué (según la ciencia) si eres el último de la fila, no te conviene cambiarte a la de al lado

No tener a nadie detrás nos impulsan a cambiarnos de fila. Te contamos por qué, según la ciencia, esto no sirve en absoluto para ahorrarnos tiempo.
BBC Mundo
Por Redacción Animal Político
27 de diciembre, 2017
Comparte

No importa qué fila elijas, seguramente la de al lado irá más rápido.

Independientemente de la veracidad o falsedad de esta afirmación, lo cierto es que esa es la percepción que solemos tener cuando nos vemos obligados a optar entre una cola y otra.

Y una vez allí, cuando miramos desde el último puesto de la fila con recelo cómo avanza precisamente aquella en la que no estamos, nos vemos enfrentados a una segunda difícil decisión: ¿nos armamos de paciencia y nos quedamos allí, esperando nuestro turno, o nos mudamos a la otra a ver si tenemos mejor suerte?

¿O mejor aún, mandamos las dos filas al diablo y nos vamos a hacer otra cosa?

Esto fue lo que se preguntó un investigador de la Escuela de Negocios de Harvard, en Estados Unidos, quien analizó en detalle cómo se comportan los consumidores frente a esta situación.

Según Ryan Buell, autor del estudio que aún no ha sido publicado, cuando una persona está última en la cola es cuatro veces más proclive a abandonarla, y dos veces más a cambiarse a otra.

Cambiar a la otra fila no reporta necesariamente ningún beneficio. Y, ser el último, tampoco afecta la velocidad a la que avanza la fila.

Entonces, ¿por qué lo hacemos?

La aversión a ser el último

Según le explicó Buell al periódico británico The Guardian, este comportamiento es el resultado de la aversión que los seres humanos tenemos a ser los últimos.

Para llegar a esta conclusión, el experto en gestión de servicios organizó un sondeo en internet que teóricamente tomaba cinco minutos completar.

Fila.

Getty Images
Hablar con la persona que tienes delante puede ayudarte a distraerte, y así será más fácil evitar el impulso de abandonar la fila o moverte a otra.

En realidad, la tarea se completaba en un minuto, pero cuando los participantes ingresaban a la página tenían que esperar en una fila virtual (que podía verse en la pantalla) antes de llenar el formulario.

La encuesta les daba la opción de esperar, moverse a la otra o cancelar la operación.

Uno de cada cinco se cambió de fila, aunque, en promedio tuvieron que esperar más. Para los que cambiaron más de una vez, la espera fue aún más larga.

El problema, dice el investigador, es que después de haber tomado la primera decisión racional, que es sumarnos a la fila más corta, la aversión a ser los últimos de la fila nos lleva a tomar otra decisión, que no está necesariamente bien fundamentada, dado que no tenemos toda la información necesaria como para saber qué fila es más rápida.

Trucos sencillos

¿Cómo evitar la tentación?

La respuesta de Buell es simple: tratar de conversar con la persona que tenemos delante
para distraernos y hacer que el tiempo pase más rápido o, simplemente, no mirar atrás.

La organización estadounidense Desmos, que promueve el aprendizaje y la pasión por las matemáticas, tiene también otros consejos para tener más suerte a la hora de elegir una fila.

Según esta organización, es mejor elegir la de la izquierda, ya que como la mayoría de la gente es diestra, tiende a irse hacia la derecha.

Y si se trata de una fila de supermercado, lo mejor es pararse en la cola que está atendida por varias cajas, ya que, por razones obvias, aunque sea más larga, será más rápida.



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

'Tengo otros datos': AMLO rechaza datos del Coneval sobre pobreza y culpa a crisis sanitaria

La gente está recibiendo más apoyos y aún con la pandemia tienen para su consumo básico, dijo el presidente.
Cuartoscuro
6 de agosto, 2021
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el aumento de la pobreza en el país, reportado por el Coneval en el informe Estimaciones de Pobreza Multidimensional 2018 y 2020, es producto de la crisis sanitaria y económica por la pandemia de COVID-19, y que él tiene otros datos.

En conferencia de prensa, el mandatario no aceptó los resultados de los indicadores de pobreza porque, dijo, la gente está recibiendo más apoyos y aún con la pandemia tienen para su consumo básico.

“Es producto de la crisis sanitaria, de la crisis económica que le afectó mucho a ciertos sectores.

“No acepto el resultado de esa encuesta. Tengo otros datos y creo que la gente está recibiendo más apoyo y aun con la pandemia la gente tiene para su consumo básico y algo muy importante, no ha perdido la fe y estamos saliendo adelante”, dijo.

López Obrador indicó que la economía cayó 8.5% -algo que no sucedía, dijo, desde hace casi 100 años- y que le pegó “muy fuerte” a los sectores de turismo, restaurantes, comercio e industria; indicó que el único sector que resistió fue el agropecuario, el cual creció 2%.

Sin embargo, aseguró que el país ya está en una “recuperación extraordinaria, excepcional” y pronosticó que este año crecerá más allá del 6%.

Detalló que en su gobierno no se ha devaluado el peso, sino que se ha “apreciado” con relación al dólar; aumentó el salario mínimo casi el 50% y que nunca se había destinado tanto para apoyar a los pobres.

El presidente afirmó que la política de bienestar que se está aplicando en su gobierno es el distintivo de la cuarta transformación porque nunca se había apoyado tanto a los pobres.

“Es que no se toma en cuenta de que se cayó la economía por la pandemia como no sucedía hace cerca de un siglo y no toman en cuenta lo que se está destinando apoyar a la gente”, comentó.

Ayer, el Coneval presentó el informe Estimaciones de Pobreza Multidimensional 2018 y 2020, en el que señaló que en 2020 hubo un incremento de 3.8 millones de personas en situación de pobreza en México, en comparación con 2018, con lo que aumentó del 41.9% al 43.9% el total de la población en esta condición.

Explicó que mientras que hace tres años había 51.9 millones de personas en pobreza, el año pasado sumaron 55.7 millones.

El porcentaje de población en situación de pobreza extrema también aumentó de 7% a 8.5%, lo cual significó un aumento de 8.7 a 10.8 millones de personas en dos años; o sea, 2.1 millones más.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.