New York Times detalla el control del gobierno mexicano sobre los medios, mediante publicidad oficial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

New York Times detalla el control del gobierno mexicano sobre los medios, mediante publicidad oficial

La dependencia de los medios mexicanos por la publicidad oficial le otorga poder de presión a los funcionarios sobre la información.
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
25 de diciembre, 2017
Comparte

Casi dos mil millones de dólares (360 mil millones de pesos) ha gastado en cinco años Enrique Peña Nieto en su gestión como presidente de México, de acuerdo con datos de Fundar, un centro de análisis de transparencia, lo que se lee como una medida de controlar las líneas editoriales de la mayoría de los medios de comunicación en el país.

Un reportaje de The New York Times reveló que en el panorama mediático mexicano los funcionarios federales y estales dictan las noticias y exigen a los medios los temas que deben informar y cuáles no deben tocar, además que presionan para suavizar reportajes o para posponerlos. Según entrevistas con ejecutivos, directores y periodistas, el 66% de los comunicadores mexicanos admiten que se censuran.

El PRI fue pionero en el sistema de control de medios durante la presidencia de José López Portillo, práctica que se reforzó en los sexenios siguientes, incluidos los dos periodos del PAN al frente del país, y que se extendió también en los estados, donde los gobernadores gastan enormes fortunas para silenciar a los medios.

Tal es el caso de Chihuahua, donde el exgobernador César Duarte gastó más de 50 millones de dólares en publicidad, lo que provocó una gran deuda pública para el estado, además de pagar recibos para sobornar a periodistas locales y se detectó la creación de portales informativos para apoyar la agenda del entonces mandatario.

“La relación entre los medios y el poder es uno de los problemas más graves de México. Existe una colusión, un acuerdo, en términos de cómo se gestionan los recursos públicos para recompensar o castigar a los medios”, reconoció Javier Corral, actual gobernador de Chihuahua.

Dependencia del dinero público

La publicidad oficial inunda los medios impresos, además de la radio o la televisión. El gasto extraordinario en publicidad se produce cuando el gobierno mexicano ha reducido presupuesto a temas como salud, educación o servicios sociales.

Según historiadores, coptar a los medios de comunicación es de alta importancia para el gobierno, y esto refleja la ausencia del pacto básico que la prensa hace con sus lectores en una democracia.

El grave problema está en la dependencia que tienen los medios por la publicidad oficial desde hace mucho tiempo, lo que los imposibilita a sobrevivir de alguna otra manera; esto le da poder a los funcionarios para presionar sobre la cobertura de algunas noticias y dejar fuera otro tipo de información.

Aproximadamente 68% de los periodistas reconoció que se censura, no solo por el miedo de sufrir un atentado o ser asesinado, sino también por  la presión de los anunciantes y el impacto negativo que tendría sobre el medio.

Consulta el reportaje completo en el este enlace.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Twitter: cómo el primer tuit de la red social generó una subasta millonaria

El cofundador de Twitter decidió poner a subasta su primer tuit y su iniciativa se convirtió rápidamente en una puja millonaria.
Por BBC
7 de marzo, 2021
Comparte

La subasta online por el primer tuit de la historia llegó a tener pujas de hasta 2,5 millones de dólares  este sábado.

Todo se debe al cofundador de Twitter, Jack Dorsey, que decidió poner a subasta su primer tuit y su iniciativa se convirtió rápidamente en una puja millonaria.

“Just setting up my twttr”, se lee en inglés en el post publicado en marzo de 2006 ( “Sencillamente configurando mi twttr”, en español).

La publicación será vendida en forma de NFT (token criptográfico), un certificado digital exclusivo que establece quién posee una fotografía, un video u otra forma de contenido online.

No obstante, el comentario de Dorsey seguirá estando disponible para el público en Twitter incluso después de que acabe en manos de un nuevo propietario.

El comprador recibirá un certificado, firmado digitalmente y verificado por el propio Dorsey, junto a los metadatos del tuit original, que incluirá información como el momento en que se publicó el tuit y su contenido.

Gran parte de esa información, no obstante, ýa está públicamente disponible.

¿Como un “souvenir”?

La subasta se lleva a cabo a través de la web Valuables, lanzada hace tres meses para vender tuits usando estos mecanismos.

En una publicación en esta plataforma, sus fundadores comparan la compra de un tuit como la de un autógrafo más tradicional o un souvenir.

“Tener cualquier contenido digital puede ser una inversión financiera“, señalan. “ valor sentimental. Tal y como un autógrafo en una tarjeta de béisbol, el NFT en sí mismo es la firma de su creador en el contenido, convirtiéndolo en algo único, limitado y valioso”.

https://twitter.com/jack/status/20

Ofertas anteriores al tuit de Dorsey sugieren que fue sacado a la venta en diciembre, pero la subasta atrajo mayor atención después de que el propio cofundador tuiteara un vínculo a ésta el viernes. Ese comentario ha sido compartido miles de veces desde entonces.

En cuestión de minutos, la puja por el tuit llegó a los más de US$88.000 y se disparó este sábado, con una oferta de US$1,5 millones siendo usurpada por otra de US$2 millones alrededor de las 15:30 GMT.

Según las condiciones de Valuables, el 95% de las ventas del tuit irán destinadas al creador original y el restante a la página web.

línea

BBC

Análisis de Rory Cellan-Jones, periodista de la BBC especializado en Tecnología

Los tuits son el último activo digital en ser monetizado a través de los llamados NFT.

Los NFT utilizan la tecnología de contratos blockchain, popular por ser usada en criptomonedas como el bitcoin, para crear certificados exclusivos de adquisición de cualquier contenido digital.

Pese a que la idea de que artistas digitales pueden obtener ingresos al ofrecer a los compradores cierto sentido de propiedad tiene sus alicientes, la “venta” de tuits dejará a más de uno perplejo.

Valuables, la plataforma que comercializa el tuit de Dorsey, parece reconocer que el concepto provocará cierto desconcierto. En el apartado de preguntas frecuentes de su página web, explica que “poseer cualquier tipo de contenido digital puede… tener valor sentimental y forjar una relación entre el coleccionista y el creador”.

La mayoría de nosotros pensaría que este es un precio muy alto a pagar por una relación con el jefe de Twitter, pero dado el estado frenético y a menudo irracional de cualquier tipo de mercado relacionado con las criptomonedas, quizá el comprador confía en que pronto habrá alguien que le quitará el tuit de las manos a un precio incluso superior.

Por mi parte, basado en el dicho de que “si no puedes con ellos, mejor únete”, he puesto uno de mis tuits a la venta.

Es un tuit sobre este artículo y acabo de aceptar una puja por él de US$1. Puede sonar algo modesto, pero teniendo en cuenta que tengo otros 72.466 tuits disponibles puede ser el comienzo de algo grande…

línea

BBC

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.