Cómo y cuándo podrás ver Las Gemínidas, la última gran lluvia de estrellas del año
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Cómo y cuándo podrás ver Las Gemínidas, la última gran lluvia de estrellas del año

Considerada una de las lluvias de meteoros más activas y abundantes, Las Gemínidas contarán este año con condiciones favorables que ayudarán a disfrutar de todo un espectáculo de brillo y color en el cielo.
AFP
Por BBC Mundo
12 de diciembre, 2017
Comparte

Las Gemínidas, una de las mayores lluvias de estrellas que se registran cada año en nuestro firmamento, ya están aquí.

El mejor momento para ver lo que la NASA calificó como “un espectacular show cósmico” será la noche entre el miércoles 13 y el jueves 14 de diciembre, si bien el fenómeno también podrá observarse con menor intensidad desde el día 12 hasta el 16.

La buena noticia para quienes quieran disfrutar esta lluvia de estrellas es que la luz de la Luna casi no le afectará esta vez -no habrá Luna Nueva hasta el día 18-, por lo que hay más probabilidades de apreciarlo en buenas condiciones.

“Con las Perseidas de agosto oscurecidas por la brillante luz de la luna, las Gemínidas serán la mejor lluvia de este año. La creciente y fina luna menguante no arruinará el espectáculo”, dijo Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoritos de la NASA.

Será en el hemisferio norte donde mejor se aprecien Las Gemínidas de 2017, sin que haga falta contar con binoculares ni aparatos especiales.

Según los expertos, lo ideal es contar con un cielo despejado y alejarse de la contaminación lumínica de los núcleos urbanos para estar en un entorno oscuro.

Las Gemínidas vistas desde EE.UU. en 2007GETTY IMAGES
Pese a que la recomendación es observar Las Gemínidas con cielos despejados y oscuros, su abundancia hace que en ocasiones sean visibles en entornos con algo de iluminación.

Una vez localizado el escenario, la clave es fijar la mirada en un punto del cielo y armarse de paciencia a la espera de que alguna gemínida haga su aparición.

“Cuando veas un meteorito, intenta rastrearlo hacia atrás. Si terminas en la constelación de Géminis, hay una buena probabilidad de que hayas visto una gemínida”, explicó Cooke.

Observación sencilla

Activas cada mes de diciembre, Las Gemínidas son una de las lluvias de meteoros más abundantes del año junto a las Cuadrántidas de enero y las Perseidas de agosto.

Este fenómeno, que llega a durar incluso dos semanas, puede alcanzar una tasa de actividad de entre 100 y 120 meteoros por hora.

Además de su frecuencia, es la velocidad moderada de sus meteoros (30-35 kilómetros por segundo) lo que permite que su observación pueda resultar más sencilla.

Las Gemínidas.AFP
Junto a las Cuadrántidas y las Perseidas, Las Gemínidas son una de las lluvias de meteoros de mayor actividad del año.

Las Gemínidas reciben este nombre porque estas “estrellas fugaces” parecen provenir de las estrellas Cástor y Pollux de Gémini, en la constelación de Géminis.

Otras lluvias de meteoros son resultado del paso de la tierra por la órbita de un cometa, el cual deja una estela de polvo atraída por la gravedad terrestre que se desintegra y brilla al contactar con nuestra atmósfera.

Las Gemínidas, en cambio, surgen después de que la Tierra atraviese cada año los restos de partículas de polvo que deja 3200 Faeton, un asteroide exhausto que es el que más se aproxima al Sol de entre todos los asteroides conocidos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto ilustrativa Cuartoscuro

INM rescató a 136 migrantes en Tlaxcala, pero los puso en libertad y ahora se desconoce su paradero

Los migrantes se encontraban en una casa de seguridad; en el grupo había 19 menores no acompañados.
Foto ilustrativa Cuartoscuro
Comparte

El Instituto Nacional de Migración (INM) anunció el pasado 11 de abril el rescate de 136 migrantes que se encontraban en una casa de seguridad en Tlaxcala. Según dijo la propia institución, una denuncia ciudadana permitió que los indocumentados, entre los que se encontraban 19 menores no acompañados, fueran detectados. No dio más detalles sobre qué hizo con ellos. Han transcurrido diez días del operativo y muchas de estas personas se encuentran en paradero desconocido, según denunciaron diversas organizaciones de defensa de los derechos de los migrantes.

En una carta a la que Animal Político tuvo acceso y que se dirige al comisionado del INM, Francisco Garduño, y a otros funcionarios de la ONU y la OIM, las organizaciones denuncian que las personas que se anunció como rescatadas volvieron a estar en manos de los coyotes que las trasladaban. 

“El 12 de abril de este año, se dio a conocer en medios de comunicación el rescate en San Pablo del Monte, Tlaxcala, de un grupo de 138 personas migrantes privadas de su libertad por un grupo de “coyotes” que las maltrataban y mantenían incomunicadas”, dice la carta.

“Es del conocimiento de las organizaciones firmantes que, pese a la intervención de las autoridades, personas que integraban dicho grupo siguen en tránsito por México bajo el control de los “coyotes”, en condiciones que podrían poner en riesgo su integridad física y emocional”, continúa.

Por eso, las organizaciones piden al INM que aclare el paradero de estas personas y les garantice su seguridad y acceso a la justicia.

Entre los firmantes se encuentran la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, la Pastoral de Movilidad Humana , el Comité de familiares de migrantes desaparecidos de El Progreso COFAMIPRO, Asylum Access, el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova o el albergue Tochán-Nuestra Casa.

Animal Político consultó con el INM sobre este caso, pero al cierre de la edición, no había recibido respuesta. 

Esta denuncia permite ver una práctica que el INM viene realizando en las últimas semanas. Atrapa a grupos en zonas del norte, como Tlaxcala y Tamaulipas, y los envía a Veracruz. Como muchos son familias con menores de edad, que no pueden ser encerrados en centros de detención, los agentes los dejan rápidamente en libertad con un oficio de salida en los que les instan a abandonar el país en un plazo de 15 días. Es decir, imponen una especie de autodeportación sin efecto práctico, ya que los migrantes, que están en situación irregular, pueden obedecer o retomar la ruta hacia el norte.

En el caso de los 136, fueron detenidos en una casa en Tlaxcala. Entre ellos se encontraban también los polleros, las personas que hacen de guía hasta el norte. Sin embargo, no fueron detenidos, sino que los trasladaron a Acayucan con el resto del grupo. De ahí, como no podían ser encerrados, se trasladaron a Oluta, municipio ubicado a 3 kilómetros y donde se ubica un albergue gestionado por la iglesia católica. 

Fuentes de este albergue explicaron que ellos reciben a las personas que llegan pero que, en general, solo se quedan quienes solicitan asilo. El resto, descansa y retorna a su país o vuelve a hacia el norte. Eso fue lo que hizo este grupo, que todavía se encontraba bajo el control de los coyotes. Así que se marcharon y ahora se encuentran en paradero desconocido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.