Caravana de madres logra un reencuentro: tras 20 años Catalina vuelve a ver a su hijo Elisandro

Madres y familiares de migrantes desaparecidos visitan 12 estados de México con la esperanza de hallarlos; exigen a las autoridades frenar los abusos que cometen en su contra.

migrantes
Catalina no lo veía desde hace 20 años. Movimiento Migrante Mesoaméricano

Tras más de dos décadas de incomunicación, Catalina Roblero Morales, logró reencontrarse con su hijo Elisandro Reginaldo Roblero, ambos de origen guatemalteco. La mujer forma parte de la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos en México.

El encuentro se dio la noche del jueves en el comedor de Las Patronas (mujeres que reparten alimento a quienes viajan en La Bestia), en Veracruz. El Movimiento Migrante Mesoamericano, detalló que Elisandro radicaba desde hace años en la Ciudad de México, sin haber tenido la posibilidad de comunicarse con su familia. Se trata de la primera reunión familiar que logra la caravana, desde su llegada a nuestro país el pasado 30 de noviembre.

La Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos en México, lleva 13 años visitando país, bajo el proyecto ‘Puentes de Esperanza’. Este año, su recorrido incluye municipios de 12 estados, en los cuales se registra la presencia de inmigrantes centroamericanos.

Algunas de las 47 mujeres provenientes de distintos países de Centroamérica, tienen años viajando a México con la esperanza de hallar a sus hijos extraviados en su camino hacia Estados Unidos.

Además de la búsqueda, la principal exigencia del colectivo a las autoridades mexicanas es para que detengan los abusos y la violación a los derechos humanos que ejercen sobre los migrantes centroamericanos. Señalaron que no sólo vienen a buscar sino también a denunciar y evidenciar el tema de la inmigración.

La búsqueda de la caravana consiste en visitar albergues y centros de retención para migrantes en determinados municipios, donde en caso de no encontrar a sus hijos exponen fotografías de sus rostros para obtener algún indicio que los lleve a encontrarlos.

Sin embargo, con el paso de los años, han tenido que acortar su ruta de exploración debido a situaciones como la inseguridad que impera en México. Tal es el caso del Estado de México, el cual ya no es visitado desde hace cuatro años, pues es considerado por las mujeres como un lugar de alto riesgo. En dicha entidad hay dos municipios con alto número de migrantes, Tultitlán y Huehuetoca.

A pesar de las dificultades, a lo largo de 13 años, la caravana, ha logrado reencontrar con sus familiares a un total de 270 familias. Este año, el único encuentro es el de Elisandro y Catalina, pero aún la búsqueda continuará hasta este sábado, por lo que la esperanza se mantiene firme en la caravana.

En rueda de prensa, Martha Sánchez Soler, coordinadora del Movimiento Migrante Centroamericano, que auspicia a la caravana de madres, lamentó la situación por la que atraviesan los inmigrantes en su paso por México.

Desde su perspectiva, las desapariciones  se tratan de “una limpieza étnica, visos de genocidio, un proyecto del Estado para deshacerse de todo lo feo y lo pobre”. Al tiempo que recordó hasta el momento, según su conteo, suman 120 mil inmigrantes centroamericanos desaparecidos en México, señalando a Veracruz como un “foco rojo” de la ruta migratoria, donde las desapariciones de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños, van a la alza.

Sin embargo, finalizó, resulta lamentable que “ni el gobierno mexicano ni algún otro le dé importancia a estas cifras” al grado de que no existe una estadística oficial sobre esta problemática.

Close
Comentarios