Robo de celulares, al alza en la CDMX: ¿qué hacer cuando te quitan tu teléfono?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

Robo de celulares, al alza en la CDMX: ¿qué hacer cuando te quitan tu teléfono?

De 2014 a 2017, las denuncias por robo de teléfono celular en la CDMX aumentaron 153 %.
Foto: Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
30 de diciembre, 2017
Comparte

Las denuncias por robo de teléfono celular no han dejado de aumentar en los últimos cuatro años en la Ciudad de México.

Ese delito en la capital del país tuvo un alza de 153 %, ya que en 2014 la Procuraduría local registró 4,240 denuncias, mientras que en 2017, hasta octubre, ya son 10,762.

En promedio, en 2017, hay 35.51 denuncias al día por robo de teléfono celular. En 2014 el promedio era de 11.6.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha presentado en su página web una serie de recomendaciones, sobre lo que debe hacerse si te roban tu teléfono, ya sea que tengas contratado un plan con alguna compañía o utilices el sistema de prepago.

De entrada, el consejo es llamar de inmediato al operador o compañía que te brinda el servicio de telefonía, para que realice el bloqueo de la línea y del equipo.

“Esto evitará que sea usado para cometer algún ilícito, que sea reactivado o flexeado”, apunta el IFT.

Los operadores o compañías pueden bloquear el teléfono, incluso cuando aquella persona que te robó el equipo cambie el chip o el número.

Cada teléfono celular tiene asignado un Código de identidad de fabricación del equipo (IMEI por sus siglas en inglés: International Mobile Equipment Identity).

“Es un código de 15 dígitos pregrabado en los teléfonos móviles, el cual funge como un código internacional de identidad que tiene cada teléfono celular y que lo distingue de manera única”, detalla el IFT.

Cuando llamas a tu operador, mediante el IMEI puede bloquear el teléfono que te robaron, e impedir que se siga utilizando en su red o con otra empresa.

Tú puedes saber cuál es el IMEI de tu teléfono, marcando *#06#.

Otra opción es “encontrarlo en la configuración del teléfono o, en su defecto, en una etiqueta blanca debajo de la batería del dispositivo”.

En este link, con el IMEI, puedes consultar si el equipo que estás usando tiene reporte de robo o extravío.

Además de tener anotado cuál es tu Código de identidad de fabricación del equipo, es recomendable que tengas en casa o en tu lugar de trabajo el dato de cuál es el número de atención a clientes, o para reporte de robo, de la compañía telefónica que te da el servicio.

El número de atención de Telcel, en Ciudad de México, para los usuarios con plan de renta, es: 25813333 y 01 800 71 05 687

  • Para los usuarios del Sistema Amigo: 25813344 y 01 800 71 05 687
  • El de Movistar: 01 800 888 8366
  • El de AT&T: 01-800-1010-288

El IFT también recomienda que, si te roban tu celular, acudas a la agencia del Ministerio Público más cercana a levantar la denuncia correspondiente “para que, en caso de que localicen a la persona que tiene tu celular, puedan fincar la responsabilidad penal correspondiente”.

Bloqueo con Google

Cuando te roban tu celular con el sistema operativo Android y lo tienes vinculado a Google, tienes la opción de bloquear el equipo a distancia (usando una laptop u otro equipo celular), o borrar todos los datos que estén en él.

En el siguiente link están los pasos para hacerlo. Incluso a distancia puedes hacer que el teléfono comience a sonar, con volumen máximo durante 5 minutos, y tratar de definir su ubicación:

Para buscar tu iPhone

En caso de que te roben tu iPhone, el equipo tiene la herramienta Buscar mi iPhone, que te puede ayudar a rastrearlo, bloquearlo de forma remota, o eliminar tu información personal del equipo.

Aquí el link con las instrucciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

China vuelve a los confinamientos y pone en cuarentena a más de 36 millones de personas

Millones de personas en todo el país se enfrentan ahora a duras restricciones por el repunte de los casos de coronavirus.
15 de marzo, 2022
Comparte

Escuelas cerradas, teletrabajo y paquetes rociados con desinfectante a las puertas de casa.

Las escenas que se sucedían hace dos años en China, en el periodo más duro del confinamiento que trató de frenar la expansión de la covid-19, han vuelto a algunas grandes urbes del gigante asiático.

Millones de personas en todo el país se enfrentan ahora a duras restricciones por el repunte de los casos de coronavirus.

Entre las zonas afectadas por nuevas medidas se encuentran algunos puntos neurálgicos del país como el centro tecnológico Shenzhen y la megaurbe de Shanghái.

Incluso grandes empresas multinacionales han detenido algunas operaciones a medida que China amplía las zonas confinadas.

Toyota, Volkswagen y el proveedor de Apple, Foxconn, se encuentran entre las empresas afectadas y preocupa que las cadenas de suministro vuelvan a verse interrumpidas.

Filas en un centro de examinación en Hong Kong.

Reuters
Filas en un centro de examinación en Hong Kong.

Toda la provincia de Jilin

China informó el martes un récord de más de 5, 000 casos, la mayoría en la provincia de Jilin, lo que ha llevado a las autoridades a cerrar por completo el área.

Los 24 millones de residentes de esta provincia nororiental recibieron órdenes de cuarentena el pasado lunes.

Es la primera vez que China restringe una provincia entera desde el cierre de Wuhan y Hebei al comienzo de la pandemia.

A los residentes de Jilin se les ha prohibido moverse y cualquiera que quiera salir de la provincia debe solicitar un permiso policial.

Las medidas se producen un día después de que impusiera un bloqueo de cinco días a los 12.5 millones de residentes de la ciudad sureña de Shenzhen, donde todos los servicios de autobuses y metro están suspendidos.

Hombre con mascarilla

Getty Images

El martes, las autoridades de la ciudad de Langfang, que limita con la capital, Beijing, así como de Dongguan, en la provincia sureña de Guangdong, también impusieron cierres de forma inmediata.

Se ha dicho a las empresas en muchas de las regiones afectadas que cierren o que sus empleados trabajen desde casa, a menos que proporcionen servicios esenciales como alimentos, servicios públicos u otras necesidades.

Foxconn, que fabrica iPhones para Apple, detuvo sus operaciones en Shenzhen el lunes y dijo que la fecha de reanudación de sus actividades “será informada por el gobierno local”.

Algunos áreas residenciales están aplicando reglas estrictas sobre quién puede entrar.

Los paquetes se están rociando con desinfectante nuevamente a las puertas de las casas.


Análisis de Robin Brant, corresponsal de la BBC en Shanghái

Parece que China ha retrocedido dos años. Ha vuelto a los primeros días del brote que surgió por primera vez en el gigante asiático.

De nuevo se están imponiendo medidas drásticas y a gran escala para intentar contener el virus. Toda una provincia ha sido sellada.

El cierre de Jilin es similar en muchos aspectos al de Hubei a principios de 2020, el área de China donde comenzó todo.

Shenzhen, el centro tecnológico de importancia mundial, también es una ciudad confinada.

Shanghái, desde donde escribo esto es el hogar de 24 millones de personas y un importante centro global.

Todas las escuelas están cerradas, los niños han vuelto a las clases online y cada vez más personas trabajan desde casa.

Todo esto forma parte del esfuerzo de China para mantener/retener/recuperar la estrategia de “covid cero”.

Este objetivo se ha visto impulsado por el despliegue masivo de vacunas de producción china y por el cierre efectivo de fronteras.

Sin embargo, ese objetivo está siendo significativamente socavado por la variante ómicron.


Hombre desinfectando

Getty Images

China ha visto relativamente menos casos de covid gracias a su estricta política de “covid cero”, que le permite llevar a cabo cierres rápidos, pruebas masivas y restricciones de viaje cada vez que surge un brote.

Sin embargo, la rápida transmisibilidad de la variante ómicron ha hecho que apegarse a ese enfoque sea cada vez más desafiante.

Desde principios de año, China ha notificado más casos de transmisión interna que en todo 2021.

El principal experto chino en enfermedades infecciosas, Zhang Wenhong, calificó los brotes recientes como “el período más difícil en los últimos dos años de lucha contra el covid”.

Y afirmó en una publicación online de amplia difusión que todavía estaban en “la etapa inicial de un aumento exponencial”.

Pero agregó que aunque era necesario que China mantuviera su estrategia de “covid cero” para controlar los brotes por ahora, “esto no significa necesariamente que continuaremos implementando la estrategia de bloqueos y pruebas masivas para siempre”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=w2uUxfNiMD4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.