¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo
El vidrio descubierto por accidente que se repara a sí mismo en 30 segundos cuando se rompe
Investigadores japoneses descubrieron un vidrio con la capacidad de repararse a sí mismo con unos segundos de presión manual y a temperatura ambiente.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
19 de diciembre, 2017
Comparte

Le pasa hasta al más precavido de los mortales: en algún momento, distracción mediante, el celular se escapa de las manos y acaba en el suelo con la pantalla hecha añicos.

Reemplazarla suele ser costoso, con lo cual muchos, si tienen la suerte de que el teléfono siga funcionando, prefieren ir por la vida con la pantalla rota.

Pero ahora, un equipo de investigadores japoneses parece haber encontrado una solución al problema.

Liderados por el profesor Takuzo Aida de la Universidad de Tokio, crearon un nuevo tipo de cristal que tiene la capacidad de repararse a sí mismo.

El vidrio, que tiene el potencial de ser utilizado para la pantalla del móvil y otros dispositivos frágiles, está hecho en base a un polímero liviano que recompone sus propias roturas cuando se lo presiona con las manos.

A diferencia de otros materiales creados anteriormente que “cicatrizan” solos, este polímero no necesita temperaturas del orden de los 120º C para reorganizar su estructura.

Se repara simplemente presionando manualmente durante 30 segundos, a una temperatura de 21º C.

Descubrimiento accidental

Las magníficas propiedades del material fueron descubiertas por azar por el estudiante de posgrado Yu Yanagisawa, cuando estaba trabajando en la creación de un pegamento.

Sin querer, Yanagisawa cortó la superficie del polímero.

Casi no tuvo tiempo de lamentarse por el incidente, cuando se dio cuenta de que los bordes de la superficie rota se volvían a pegar entre sí.

El joven repitió el proceso para comprobar lo que acababa de descubrir y notó que, además, el cristal recuperaba su firmeza original en un par de horas.

El nuevo polímero, detallan los investigadores en el estudio publicado por la revista Science, es “muy robusto desde el punto de vista mecánico a la vez que puede repararse rápidamente aplicando presión en las superficies fracturadas”.

“Espero que el vidrio que se repara a sí mismo se convierta en un nuevo material amigable con el medio ambienteque no hace falta tirar cuando se rompe”, le dijo Yanagisawa al medio japonés NHK.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
La deuda de cada mexicano pasó de 37 mil a 66 mil pesos con Peña Nieto: IMCO
El IMCO afirmó que la administración pasada no cumplió con su presupuesto, ya que subestimó sus ingresos y gastó más de lo presupuestado.
Por Notimex
15 de mayo, 2019
Comparte

La administración del expresidente Enrique Peña Nieto subestimó sus ingresos y gastó más de lo presupuestado, además en su sexenio la deuda creció 46%, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Según el estudio realizado a la Cuenta Pública del gobierno federal de 2013-2018, al inicio del sexenio pasado cada mexicano debía 37 mil 837 pesos, y seis años después el monto subió a 66 mil pesos por persona.

El análisis concluye que en seis años, el gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto gastó en total un billón 823 mil millones de pesos adicionales a lo originalmente previsto en su administración, es decir, una variación del 9.0%.

#SemáforoEconómico: en los últimos 5 años la deuda ha crecido más rápido que la economía

Esto porque estimó gastar 20.7 billones de pesos cuando en realidad erogó 22.5 billones de pesos, añadió el Instituto, al referir también que entre 2012 y 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) creció 15.3%

En el sexenio anterior, apuntó, los presupuestos de egresos aprobados por la Cámara de Diputados no fueron confiables, pues las cuentas públicas no reflejan lo autorizado por los legisladores.

“No existió un contrapeso efectivo al Poder Ejecutivo que revisara las variaciones al presupuesto y las ampliaciones al gasto”.

El IMCO resaltó que el gobierno de Peña subestimó sus ingresos de manera sistemática en los seis años, pues en el periodo 2013-2018, la administración tuvo un total de ingresos excedentes de dos billones 338 mil millones de pesos, en promedio, el sexenio mostró una variación en ingresos de 11 por ciento entre lo estimado y lo recaudado.

Lee: Reformas estructurales contribuyeron al aumento de la deuda de México, reconoce gobierno de EPN

Comparó que este excedente equivale al saldo de la deuda conjunta de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Las variaciones en los montos recaudados del sexenio anterior reflejan una deficiente estimación de los ingresos y en algunos casos el uso discrecional de los mismos, apuntó.

Además, la administración del expresidente Peña Nieto gastó más de lo presupuestado, con una variación de 9.0% durante su sexenio; mientras que de acuerdo con las buenas prácticas internacionales, una variación aceptable en el gasto es de más/menos 5.0%.

En el periodo 2013-2018, la Cámara de Diputados aprobó a las secretarías de Estado un gasto de seis billones 094 mil millones de pesos, sin embargo, al final erogaron siete billones 125 mil millones de pesos.

A su vez, entre 2013 y 2018, al Ramo 23, conformado por fondos destinados a cubrir funciones de gobierno, se le autorizaron 757 mil millones de pesos, este ramo ejerció en los hechos un gasto de un billón 371 mil millones de pesos, una variación del 81%.

Resaltó que, a pesar de que el gasto excedente en la mayoría de los rubros fue una constante en el sexenio, el Poder Ejecutivo dejó de ejercer 149 mil millones de pesos en inversión pública, 25% menos de lo aprobado.

El IMCO mencionó que la deuda adquirida por el Poder Ejecutivo de 2013-2018 fue de dos billones 930 mil millones de pesos.

Te puede interesar: El ISSSTE solo garantiza su operación hasta julio, ¿cómo aumentó su deuda hasta llegar a la quiebra?

En diciembre de 2012, el saldo de la deuda del gobierno federal era de cuatro billones 452 mil 986.5 millones de pesos y representaba 27.8% del PIB, y para diciembre de 2018, ésta ascendía a ocho billones 315 mil 863.8 millones de pesos, significando un 35.3% del Producto.

“Una correcta planeación no hubiera generado variaciones injustificadas”, aseveró el centro de investigación.

Ante ello, propuso reducir la discrecionalidad del uso de ingresos excedentes, ya que cuando los ingresos sobrepasan lo estimado hay incentivos para que el Ejecutivo asigne esos recursos de forma discrecional.

Se deben incorporar medidas de control para el destino de los recursos recaudados no estimados en la Ley de Ingresos, con el propósito de que se usen principalmente en gasto de capital o amortización de la deuda, anotó.

También sugirió limitar las variaciones de gasto, para lo cual es necesario que la legislación establezca restricciones a las ampliaciones de gasto en partidas no prioritarias, por ejemplo, en materiales, salarios, renta de oficinas, entre otros.

Así como otorgar mayor atribución a la Cámara de Diputados, pues se requiere contar con facultades incrementales en el gasto público, como la de requerir su autorización cuando el presupuesto total de los ramos rebase porcentajes determinados.

Los legisladores deben supervisar y, en su caso, detener las variaciones injustificadas que se presentan de forma sistemática, agregó el IMCO.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal