close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Empresa fantasma señalada por INE está vinculada con la red del caso Javier Duarte
La empresa Asismex, señalada por el INE como responsable de pagar 18.4 millones de pesos a representantes de casilla de 7 partidos políticos en 2012 tiene relación con la red de desvíos del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte. 
Cuartoscuro
Por Francisco Sandoval Alarcón
11 de enero, 2018
Comparte

La empresa fantasma que señaló el INE por una operación ilegal con la que se pagó 18.4 millones de pesos a representantes de casilla de 7 partidos políticos, por medio de tarjetas en 2012, tiene un vínculo con la red de desvíos del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte.

El Instituto Nacional Electoral informó que la empresa Logística Estrategia Asismex S.A de C.V (Asismex) es la que recibió recursos “de origen desconocido”, para luego dispersarlos entre al menos 7 mil 311 representantes partidistas, cuatro días antes de los comicios de hace seis años.

En palabras del consejero Ciro Murayama, se trató de “un ejemplo de financiamiento paralelo, irregular y opaco para pagar la operación electoral el día de la votación del 1° de julio de 2012″.

El vínculo con el caso de Javier Duarte se da a través de un personaje: Juan Carlos Reyes León. Este último apareció como dueño de la mencionada Asismex, pero también de la empresa Comercializadora Alifresh S.A de C.V (Alifresh).

Así lo revelan las actas constitutivas de ambas empresas, de las que Animal Político tiene copia.

Alifresh es una compañía fantasma creada el 19 de noviembre de 2010. Durante la administración de Javier Duarte De Ochoa en Veracruz, recibió por lo menos 3 contratos por poco más de 19 millones de pesos, a través de licitaciones que fueron simuladas, y en donde los servicios contratados nunca se llevaron a cabo.

En mayo de 2016, este portal publicó que Alifresh y al menos otras 20 empresas fantasma fueron utilizadas por el gobierno de Duarte (hoy preso en el Reclusorio Norte), para desaparecer 645 millones de pesos. 

A la postre el SAT confirmó que las compañías eran fachada, y que sus operaciones superaban los tres mil millones de pesos.

Leer: INE multa con 36.9 mdp a partidos al confirmar que en 2012 repartieron dinero con tarjetas

De acuerdo con el INE, este caso de financiamiento irregular con el que los partidos pagaron a representantes de casilla fue descubierto en el marco de la investigación por el caso Monex.

El PAN denunció en 2012 la existencia de 18 tipos de tarjetas de instituciones bancarias, que habrían sido utilizadas para dispersar recursos a favor de la Coalición “Compromiso por México”, integrada por el PRI y el Partido Verde.

Para conocer si las tarjetas fueron utilizadas en algún ilícito electoral, la Unidad de Fiscalizaciones del INE inició una investigación, determinado que 16 de ellas fueron emitidas por Bancomer, una por Banamex y otra por Santander.

Luego de rastrear en el Sistema Financiero sobre el origen y destinatarios de esas 18 tarjetas, el INE identificó que 10 estaban debidamente acreditadas y no daban indicio de ilícito alguno, pero quedaron ocho, todas de Bancomer, fruto de un contrato con Asismex.

De las 8 tarjetas rastreadas, se detectó que 3 de ellas fueron expedidas a solicitud del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social “Mujeres que Logran”, del Estado de México.

Por cada tarjeta, los cuentahabientes recibieron entre 500 y 2 mil pesos cada uno.

La danza de los millones

Asismex recibió depósitos en tres cuentas de Bancomer por mil 394 millones de pesos, entre octubre de 2011 y julio de 2012.

En el mes previo a la jornada electoral, sus ingresos -provenientes de cinco aportantes- fueron por 121.6 millones de pesos. La empresa no facturó ante el SAT ninguna de las operaciones de ingreso ni egresos, ni reportó pago a sueldos y salarios.

Nueve de las empresas involucradas en los depósitos no fueron ubicadas, y las restantes desconocieron haber tenido una relación comercial con Asismex. En tanto, en el domicilio registrado ante el SAT no se ubicó actividad de la citada compañía.

El INE solicitó información a los dueños y representante legal de Asismex en 16 ocasiones, pero sólo dieron respuesta en 3: en marzo de 2013 aseguraron que la empresa no utilizaba tarjetas de prepago; en abril de 2013 dijeron que formaban parte de un contrato de 50 tarjetas por 285 mil pesos con Grupo Comercial Maenco, para estudios de mercado; y finalmente en junio de 2017 negaron el contrato con Maenco.

En junio de 2014, Bancomer informó al INE que las tarjetas forman parte del contrato 4202275937 para dispersar recursos, pero se negaron a informar los nombres de las personas a las que se les dieron las tarjetas, entre julio de 2014 y julio de 2017.

Como parte de 26 requerimientos al Banco, entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre de 2017, Bancomer le entregó al INE una base de datos en Excel con información de más de 33 mil tarjetas, a las que se les depositaron recursos por 70.48 millones de pesos, entre mayo y julio de 2012.

Luego de hacer un cruce con la base de datos de Bancomer y la de los representantes generales y de casilla que participaron en la elección, el INE detectó que 7,311 de ellos recibieron depósitos a tarjetas por 18.4 millones de pesos.

En el caso de la alianza PRI-Verde, fueron 5,673 representantes los que recibieron pagos por 15.1 millones, a través de tarjetas.

Respecto a PRD, PT y Movimiento Ciudadano, fueron 362 representantes que percibieron 2 millones; en el PAN fueron 369 representantes y 742 mil pesos, y Nueva Alianza un total de 243 representantes, con pagos por 489 mil pesos.

Los dueños de Asismex

De acuerdo con el acta constitutiva de Asismex, en poder de Animal Político, la empresa fue constituida en Veracruz el 26 de noviembre de 2010, una semana después de la creación de Alifresh.

Entre los accionistas aparecen José Alfredo García Barradas, con 30 acciones valuadas en 30 mil pesos, y Juan Carlos Reyes León con 20 acciones cotizadas en 20 mil pesos.

Como apoderada legal aparece Araceli Barragán Hernández. En el caso de Araceli y José Alfredo, el INE contactó a estos 2 personajes. Ellos fueron los que respondieron a las preguntas del Instituto en 3 ocasiones.

El objeto de la sociedad es “fungir como empresa de comisiones, agencia u oficina de negocios comerciales, buscando para ello el desarrollo profesional en las siguientes áreas: administrativa, contable, financiera, de recursos humanos, mercadotecnia, auditoria, aspectos legales en derecho corporativo, administrativo, mercantil, fiscal, laboral, propiedad industrial, seguridad social, civil, derechos de autor, derecho en patentes y marcas, legislación bancaria, técnicos conexos. Asesoría y planeación relacionados con el comercio exterior”, entre las atribuciones más relevantes.

Juan Carlos Reyes León también aparece como accionista de la empresa Comercializadora Alifresh, que como ya se dijo es una de las empresas fantasma de la red utilizada en el gobierno de Javier Duarte.

En el caso de esta empresa, Reyes León es el accionista mayoritario con 30 acciones, mientras que como segundo accionista figura José Antonio Infanzón González, con 20 acciones.

Otro dato clave: el Notario Público que constituyó la empresa Asismex fue Gabriel Alejandro Cruz Maraboto, quien a su vez autorizó la conformación de otras compañías fantasma de la red Duarte.

Recibió el nombramiento como titular de la notaría 14 en 2009, el penúltimo año del sexenio del exgobernador Fidel Herrera.

Con información de Arturo Angel.
¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
¿Cómo hicieron su fortuna las Kardashian?
La familia que protagoniza el programa de telerrealidad más popular en Estados Unidos logró combinar magistralmente lo profesional y lo personal para generar millones. ¿Cuál es el secreto de su éxito?
Getty Images
8 de abril, 2019
Comparte

La serie de telerrealidadKeeping up with the Kardashians (Las Kardashian) acaba de regresar para su 16 temporada, lo cual significa que vuelven a la pantalla las peleas de familia y las flagrantes promociones de sus productos.

El programa lleva emitiéndose más de una década. Y la fortuna de la familia crece en paralelo.

Kylie Jenner -quien, cuando la serie empezó, tenía solo 9 años- tiene ahora 21 y es multimillonaria.

Con una fortuna estimada de US$1,000 millones, según la revista Forbes, la magnate del maquillaje es, de lejos, el miembro más rico del clan Kardashian, liderado por la “momager” (madre y manager) Kris Jenner.

Pero el resto de sus hermanas no pasan la vida precisamente buscando monedas detrás del sofá.

Kim Kardashian West es multimillonaria gracias a sus propias líneas de belleza, perfumes y sus “kimojis”; Kendall Jenner es modelo internacional de pasarela; Khloe Kardashian tiene su propio negocio de jeans, Good American; y la hermana mayor, Kourtney Kardashian, se beneficia de promociones de productos y colaboraciones con empresarios del mundo de la moda.

Combinar lo personal y lo profesional con su increíble alcance en las redes sociales resultó ser lucrativo. Los seguidores de las hermanas suman un total de US$537 millones, lo cual les permite amasar millones de dólares explotando la cultura pop.

Alexander McKelvie, profesor de negocios en la Universidad de Siracusa en Nueva York, EE.UU., opina que el show está cuidadosamente guionizado.

“Si uno lo analiza, pensaría que es muy espontáneo”, le contó a la BBC.

“Pero es más probable que esté escrito, planificado y muy bien preparado para ofrecer un mensaje claro y convincente sobre lo que los productores y la familia Kardashian quieren que se sepa sobre ellos”.

¿Cómo lograron las Kardashian ganar millones?

Esta temporada de Keeping up with the Kardashiansse basa en un “escándalo” que involucra a Khloe Kardashian, su expareja Tristan Thompson y un supuesto “enredo” con la mejor amiga de Kylie Jenner, Jordyn Woods.

En el programa, Khloe se lamenta: “Es horrible tener que ser tan pública. No soy solamente un show televisivo. Esta es mi vida“.

En el momento en el que surgió el supuesto romance, el precio de Jordy Lip Kit, un lápiz de labios que formaba parte de una colaboración entre Klyie y Jordyn, fue descontado en un 50%,

Pronto se agotó.

En una entrevista con el diario The New York Times, Kylie Jenner dijo que no sabía que el precio había sido reducido, añadiendo: “Yo nunca haría tal cosa”.

Pero el hecho es que el escándalo generó ventas.

“Esencialmente, sus vidas al completo están en pantalla todo el tiempo y creo que eso hace que resulten más confiables para ciertos consumidores”, le dijo a la BBC Alison Gaither, una analista del mercado de la belleza de la firma de investigación Mintel.

En ese primer episodio, las audiencias también vieron una sesión de fotos de Khloe para su empresa de jeans, a Kim y a Kylie discutiendo la colaboración de un perfume y al esposo de Kim, el rapero Kanye West, hablando sobre sus propios proyectos.

Coincidió con todo ello el lanzamiento del blog de Kourtney Kardashian sobre estilo de vida saludable Poosh, similar al sitio web de Gwyneth Paltrow, Goop, pero enseñando mucha más piel.

Al igual que casi todos los productos de los Kardashian, Poosh fue anunciado a través de la cuenta de Instagram de Kourtney.

La firma de jeans de Khloe el año pasado y la línea de cosméticos de Kylie también basan su éxito en esa red social.

“Lo que mejor han hecho fue aprovechar verdaderamente sus seguidores en las redes sociales para crear una marca que ellos quieran, especialmente en el caso de Kylie Jenner”, dijo Gaither.

Cuando Kylie lanzó por primera vez sus lápices labiales en noviembre de 2015 pudo promocionarlos a millones de fans directamente a través de su cuenta de Instagram, lo cual significó que pudo prescindir de costos de marketing y obtener una reacción instantánea sobre lo que a la gente le gustaba y lo que no.

Lewis Sheats, vicerrector adjunto de emprendimiento en la Universidad de Carolina del Norte, EE.UU., dice: “Si pensáramos hace 20 años en que un empresario reciba comentarios de 20 de sus clientes, les invitaría a tocar el producto con sus manos o a probarlo en un puesto callejero, para después entrevistarlos”.

“En las redes sociales puedes llegar a cientos de miles de personas en unos segundos y obtener sus impresiones inmediatas sobre un concepto”.

¿Han hecho dinero las Kardashian?

Algunos de los negocios que la familia forjó en sus primeros días de fama, en especial los que tienen que ver a las hermanas mayores, Kourtney, Kim y Khloe, no siempre obtuvieron buenas ventas.

Las hermanas fueron el rostro de una marca de maquillaje llamada Khroma Beauty. Pero tras su lanzamiento en 2012, la línea pronto fue retirada de las tiendas por reclamaciones de infracción de derechos de autor.

Tomó la forma de Kardashian Beauty, pero aún así los problemas legales continuaron. Fue solo muy recientemente cuando la familia pudo salvarse de la situación.

También lanzaron la Kardashian Kard, una tarjeta de crédito de prepago enfocada en el público adolescente.

Sin embargo, pronto fue desechada luego de que el entonces fiscal general de Connecticut, Richard Blumenthal, dijera que estaba “profundamente preocupado” por las altas comisiones de la tarjeta “combinadas con su atractivo para jóvenes adultos financieramente toscos”.

Pero incluso ahora, no todo lo que tocan se convierte en oro.

La época de Kendall Jenner como rostro de Pepsi colapsó en una tormenta de ira después de que protagonizara un anuncio publicitario que algunos criticaron por trivializar el movimiento Black Lives Matter.

Pepsi retiró el anunció un día después de su publicación.

Kim Kardashian West, madre de tres hijos (pronto cuatro), provocó la ira de la Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU. cuando promocionó un medicamento contra las náuseas matutinas.

Y varios miembros de la familia fueron criticados por recibir dinero por promocionar productos para perder peso.

La presentadora de BBC Radio 1 Jameela Jamil, quien hizo campañas a favor del body positivity -un movimiento en internet para empoderar a mujeres que no tienen “cuerpos perfectos”- describió a Kim Kardashian West como “una influencia terrible y tóxica para las chicas jóvenes”.

¿Qué será lo próximo para la familia?

El actual contrato televisivo de la familia está vigente hasta este año, y en este momento no está claro si la serie continuará.

Las cifras de la última temporada disminuyeron, ya que los 1,3 millones de espectadores que la vieron en su estreno se redujeron a 851.000 al final.

Si el programa está cercano a su fin, ¿logrará la familia conservar el mismo nivel de éxito?

“Sin duda, no tendrán tanta publicidad gratuita”, responde McKelvie.

“Pero tuvieron éxito a la hora de encontrar otras maneras de permanecer en los medios de comunicación con falsos conflictos, ya fueran de fabricación propia o no. Y eso también es publicidad gratuita”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.