Tres mujeres desafían la lógica y el machismo de su país a través del bobsleigh, un deporte de invierno
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter: @Seun_MSAmazing

Tres mujeres desafían la lógica y el machismo de su país a través del bobsleigh, un deporte de invierno

Por primera vez en la historia de los Olímpicos de invierno, el bobsleigh tendrá un equipo femenil africano en la competencia.
Twitter: @Seun_MSAmazing
Por Redacción Animal Político
13 de enero, 2018
Comparte

Violencia, esclavitud y ausencia de derechos elementales son algunas de las situaciones que deben enfrentar las mujeres en Nigeria, donde también tienen que sortear el riesgo de muerte por enfermedad o por el terrorismo de Boko Haram.

Con esa ideología machista, es complicado para las mujeres destacar en cualquier sector; sin embargo, tres de ellas han captado la atención del mundo porque han destacado en un deporte que desafía la lógica de un país que tiene como temperatura promedio 35 grados centígrados.

Seun Adigun, Ngozi Onwumere y Akuoma Omeoga integran el equipo de bobsleigh de Nigeria, que ganó su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, Corea del Sur, a realizarse el próximo febrero.

Aunque contaron con la ventaja de tener su preparación en Estados Unidos, las tres hijas de inmigrantes nigerianos no olvidaron sus raíces, por lo que decidieron participar por la nación de sus padres, y será la primera vez de Nigeria en un evento olímpico de invierno.

Su hazaña ha provocado que en Nigeria sepan de su existencia, así como del bobsleigh, deporte prácticamente desconocido en el continente africano, pero el camino no ha sido sencillo, ya que las tres han sido atletas de otras disciplinas y recién han empezado a involucrarse más con el deporte invernal.

“Nos estrellamos. Pero lo bueno de nuestro accidente es que nos estrellamos con tanto ímpetu que pasamos la línea de meta, por lo que contó. Hubo tantas cosas que pasaron por mi mente ese día, porque estaba extremadamente asustada”, reconoció Onwumere en entrevista con Texas Monthly, respecto a la primera ocasión que compitieron sobre la nieve.

Para poder entrenar y competir, el equipo femenil tuvo que conseguir 130 mil euros (2.7 millones de pesos) y su ímpetu y ganas de sobresalir les permitieron que empresas de tarjetas de crédito, de ropa deportiva y fundaciones les brindaran los recursos para conseguir su objetivo.

“Pertenecemos a un continente que nunca imaginó deslizarse sobre el hielo a 130 o 145 kilómetros por hora”, declaró Adigun, quien participó como atleta en los Juegos de Londres 2012.

Aunque las deportistas están conscientes que lograr una medalla para Nigeria en Corea del Sur será muy complicado, quieren dejar una buena imagen y que en su país de origen las próximas generaciones se interesen en competir y que se abran más puertas para las mujeres.

“Con suerte, las generaciones venideras se incorporarán a los deportes de invierno y tal vez tendremos un esquiador. No se trata solo de Nigeria, se trata de África, así que esperamos que sea un efecto dominó”, dijo Akuoma a NBC Chicago.

La clasificación de Nigeria recuerda al colorido equipo de Jamaica que participó en los Juegos de Calgary, Canadá, en 1988, cuya historia fue llevada al cine en la película ‘Jamaica bajo cero’, como fue conocida en México.

La otra realidad: el dolor de las mujeres en Nigeria

La religión y el radicalismo de Boko Haram ha complicado más la difícil situación de las mujeres en Nigeria, donde, de acuerdo con la fundación español Melior, no tienen derecho a hablar ni vestirse como quieran, es más, no pueden viajar sin la compañía de un hombre.

Un reportaje de la periodista estadounidense, de origen nigeriano, Chika Oduah, difundido por Melior, muestra que las mujeres en este país africano son violadas, esclavizadas, vendidas y usadas como arma en los atentados, principalmente en las zonas donde Boko Haram ha instaurado su poder.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) indicó que más de dos mil mujeres han sido secuestradas por el grupo terrorista, a las que trasladan a campos de concentración o lugares aislados para utilizarlas, en el mejor de los casos, como cocineras de los radicales.

“Al margen de este conflicto, el escenario no es nada alentador para las mujeres nigerianas. La legislación del país es demasiado laxa y permite que, por ejemplo, cientos de niñas sean obligadas a casarse cuando apenas cuentan con 12 ò 13 años”, detalla la ACNUR en un reporte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es el friluftsliv de los escandinavos y cómo puedes aplicarlo en la pandemia de COVID

Friluftsliv significa literalmente "vida al aire libre" y comprende todas las actividades que permiten entrar en contacto con la naturaleza. ¿Cómo puedes ponerla en práctica?
Getty Images
11 de octubre, 2020
Comparte

Los escandinavos aman tanto la naturaleza que su pasión tiene hasta nombre propio: friluftsliv.

La expresión significa literalmente “vida al aire libre” y fue popularizada en la década de 1850 por el dramaturgo y poeta noruego Henrik Ibsen.

El autor de “Casa de muñecas” utilizó el término para describir la importancia de pasar tiempo en lugares remotos para el propio bienestar físico y espiritual.

Ahora que la pandemia de COVID-19 ha llevado a imponer confinamientos generalizados, esta práctica podría resultar beneficiosa para la salud física y mental, siempre y cuando se cumplan las medidas de distanciamiento social y demás precauciones para evitar los contagios.

¿Cómo puedes aplicarla en tu día a día?

Arraigo

Hoy en día, suecos, noruegos y daneses usan la expresión friluftsliv de manera amplia para referirse a actividades diversas como correr en un parque o bosque a la hora del almuerzo, ir al trabajo en bicicleta, reunirse con amigos en una sauna junto al lago (con chapuzón en el agua fría incluido) o simplemente relajarse en una cabaña de montaña.

Todos los países escandinavos tienen leyes similares que le permiten a la gente caminar o acampar prácticamente en cualquier lugar, siempre y cuando muestren respeto por la naturaleza, la vida silvestre y los lugareños.

Una mujer meditando en un área verde.

Getty Images
Sentarse y relajarse en un área verde califica como friluftsliv.

Según los datos de 2017 de la agencia estadística del gobierno de Suecia, alrededor de un tercio de los ciudadanos de ese país realiza actividades al aire libre al menos una vez a la semana. Y más de la mitad de la población tiene acceso a una casa de verano en el campo o en la costa.

Muchas empresas escandinavas incluso incentivan a sus empleados a pasar más tiempo al aire libre en horas de trabajo.

Existen incluso exenciones de impuestos para las firmas que incentivan el friluftsliv. De esta manera, compañías en algunos de estos países pueden subsidiar las actividades deportivas del personal.

“Todo esto demuestra claramente que la obsesión escandinava por el friluftsliv está más arraigada que las raíces de los omnipresentes abedules”, dice Maddy Savage, periodista de BBC Worklife, en un artículo sobre el tema publicado en 2017.

Tanto, que por ejemplo, en Noruega, han sabido mantener la práctica durante la pandemia e incluso, reforzarla.

Friluftsliv en pandemia

“Cuando la pandemia llegó a Noruega y todo se cerró, la naturaleza se mantuvo abierta 24 horas al día, 7 días a la semana. Así es como la gente podía mantenerse físicamente activa, caminando y corriendo en la naturaleza”, dijo Siri Meland, de Norsk Friluftsliv, una coalición de grupos de actividades al aire libre de Noruega, a BBC Mundo.

“La gente usaba árboles, piedras y elementos naturales en lugar de máquinas de ejercicio”.

Piernas estiradas sobre el pasto.

Getty Images
Puedes simplemente descansar en un parque…

“Con la pandemia, la frecuencia de las personas que hacen friluftsliv ha aumentado, al igual que su popularidad, especialmente entre los jóvenes”, aseguró.

Meland detalló que durante este verano, 1,5 millones de noruegos durmieron en una carpa o en una hamaca al aire libre.

“Pero la atención también se centra en lo bueno que es para la salud mental salir y, por ejemplo, dar un paseo por la naturaleza o el bosque junto a su casa”, añadió.

Friluftsliv en otros lugares

Aunque otros países no tengan la misma historia o infraestructura para la promoción del friluftsliv, es un concepto que puede exportarse fácilmente, según dijo Angeliqa Mejstedt, autora de Vandringsbloggen, un blog sueco sobre esta práctica, a Maddy Savage, de BBC Worklife.

“No tienes que comprar muchos equipos o cosas costosas para hacerlo. Usa la naturaleza cerca de donde vives”, dijo Lasse Heimdal, exsecretario general de Norsk Friluftsliv al programa The World de la Public Radio International (PRI) en septiembre.

Si vas a compartir la experiencia de la naturaleza con amigos o familiares, asegúrate de llevar mascarilla, mantener el distanciamiento social y tomar todas precauciones para evitar la propagación del COVID-19.

“No hay problema mientras sigas los consejos de las autoridades de salud”, dijo Meland.

Heimdal señaló también que pasar tiempo al aire libre produce una gran cantidad de beneficios.

“Es social, es saludable”, le dijo a PRI. “Es bueno para tu cuerpo y bueno para tu mente”.

Pero friluftsliv “no solo significa participar en deportes al aire libre”, aclaró.

“Es mucho más (que esquiar o patinar). Son todo tipo de actividades en la naturaleza”, dijo. “También estar en la naturaleza, descansar en la naturaleza. No solo se relaciona con la actividad física, sino con las experiencias en la naturaleza en una amplia gama”.

“Salir a caminar en un entorno verde es lo más fácil para todos”, dijo Meland. “La ciencia muestra que te sientes menos estresado después de solo diez minutos caminando en un entorno verde”.

Sentarse en un parque y compartir té, por ejemplo, también funciona como friluftsliv.

“Relajarse, observar la tranquilidad, descansar, estar en la naturaleza, disfrutar del olor del café en una hoguera, es friluftsliv”, dijo también Meland.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=2

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=10

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=17

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.