Piden incapacidad laboral para padres de niños con cáncer
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial.

Piden incapacidad laboral para padres de niños con cáncer

El tratamiento para el cáncer de un menor exige la presencia permanente de sus padres, por lo que muchos son despedidos de sus empleos. Una asociación busca reformar la ley para ayudarlos.
Especial.
Por Claudia Altamirano
25 de enero, 2018
Comparte

El bebé de Jorge y Karen tenía apenas dos meses de vida cuando le detectaron cáncer en el riñón. Era un viernes de 2015 cuando ingresó al hospital y les dieron pocas esperanzas de que llegara al lunes. La pareja no tuvo tiempo de caer en shock: el pequeño Nicolás tuvo que ser ingresado a terapia intensiva donde estuvo una semana. Jorge y Karen hicieron guardias las 24 horas durante esos días y los siguientes en la recuperación, por lo que Jorge tuvo que faltar durante un mes a su empleo y fue despedido. “En la vida hay prioridades, y si tu prioridad es tu familia, ve con ellos pero yo no te voy a solventar un salario que no estás devengando”, le dijo su exempleador.

Jorge tomó su decisión. Después de la cirugía para extirpar el tumor y el riñón, y después de la recuperación, vinieron las quimioterapias para Nicolás. Una vez por mes con una duración de cinco días que, si algo se complicaba, se llegaban a extender hasta una semana o dos, según cuenta Jorge Estrada a Animal Político. En esos periodos –que en total llegaron a nueve meses- los padres estaban obligados por protocolo a permanecer el día entero en el Instituto Nacional de Pediatría al pendiente de su hijo, ya que ningún otro familiar está autorizado para reemplazarlos. Esto les impidió realizar cualquier actividad productiva y atender cualquier otro aspecto de sus vidas.

Nicolás fue dado de alta y aunque vive sin un riñón, los médicos dijeron que puede hacer su vida normal, pero la de sus padres no ha vuelto a la normalidad todavía. Sin ingresos y con gastos que no paraban, Jorge y Karen adquirieron deudas que dos años y medio después siguen pagando. La notaría en que Jorge laboraba calificó su despido como justificado por las ausencias, así que no le pagó una liquidación, y a la fecha no ha logrado reincorporarse al empleo formal. Ha tocado puertas y mientras una se abre, ha vendido autos y hace gestiones de manera independiente.

“Sonaría fácil decir que se curó tu hijo y ya, pero la verdad es que no, esta enfermedad te destruye o te une, te hace más fuerte. Nosotros hemos tratado de sacarle lo positivo a todo esto: está vivo, estamos unidos, no hay trabajo y no hay dinero pero aquí estamos. Ojalá las cosas hubieran sido diferentes, ojalá me hubieran dado de baja temporal del trabajo. Incluso cuando ya había pasado todo busqué de nuevo al notario y le pedí una oportunidad de estar de nuevo con él y la negativa fue rotunda, ‘no, tú elegiste’”, cuenta el abogado.

El cáncer infantil es la principal causa de muerte por enfermedad en mexicanos entre 5 y 14 años de edad, de acuerdo con la secretaría de Salud federal. En el país hay aproximadamente 23 mil niños luchando contra el cáncer y cada año se registran cinco mil nuevos casos, de acuerdo con la dependencia. Sin embargo, la asociación civil Cáncer Warriors de México estima que son unos 9 mil 500 padres y madres los que actualmente corren riesgo de perder su empleo –como Jorge Estrada- por la enfermedad de sus hijos, considerando que muchos están desempleados o trabajan en el sector informal.

“Por un lado tienes la exigencia de la institución médica para que padre o madre acompañe al menor mientras recibe tratamiento oncológico, pero por el otro lado no hay una cobertura legal – laboral que les permita a estos padres ausentarse, entonces se genera una laguna legal y se expone a estos padres a ser despedidos”, explica Kenji López, fundador de Cáncer Warriors de México.

Esta asociación fundada en 2015 para apoyar a niños con cáncer y sus familias, impulsa desde septiembre de 2015 una propuesta legislativa para reformar las leyes del Seguro Social, del Trabajo y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores (ISSSTE) para que los padres que viven esta situación puedan acceder al beneficio de la incapacidad laboral con goce de salario parcial, igual que un trabajador que se enferma o se accidenta fuera del lugar de trabajo.

“Nos percatamos que los hospitales están llenos de papás ausentes de sus centros de trabajo, empezamos a entrevistarnos con ellos y nos dijeron que efectivamente su situación laboral estaba cambiando, no a partir del diagnóstico sino del tratamiento. Algunos tenían licencias de trabajo y otros ya lo habían perdido”, explica el abogado y fundador de Cáncer Warriors, que actualmente apoya a 30 casos de padres despedidos por atender la enfermedad de sus hijos.

Kenji se disfraza y visita a los pequeños para alegrarles el día.

López Cuevas explica que su proyecto de reforma contempla otorgar al padre o madre un subsidio de alrededor de 60 % de su salario, similar al que recibe un trabajador que toma incapacidad por enfermedad o accidente no relacionado con el trabajo. Este monto, de acuerdo con el activista, sería aportado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y no por el empleador, de manera que la carga económica no recaería en el patrón.

“¿Tú eres el cirujano? O ¿cuál es la necesidad de que tú estés todo el día ahí?”, preguntó el jefe de Jorge cuando él le dijo que debía quedarse junto a su hijo permanentemente. Kenji López explica que se debe cubrir legalmente a los padres como si ellos mismos fueran la persona enferma no sólo porque deben cuidar de un menor, sino por las particularidades del tratamiento. “La quimioterapia ataca al sistema inmune, hace que el cuerpo esté más expuesto a sufrir infecciones. Si a un niño se le eleva la temperatura o hay que darle un tratamiento para la infección, hay que tomar decisiones y el padre o madre tiene que estar ahí para eso”, puntualiza el activista, quien adoptó esta causa motivado por el cáncer de seno que provocó la muerte de su madre.

La protección legal para padres de niños con cáncer que propone Cáncer Warriors de México ya existe en otros países. En España, el real decreto 1148/2011 otorga a esas familias un subsidio económico del Estado para conservar sus plazas y subsistir mientras dure el tratamiento de niños con enfermedades graves, principalmente oncológicas, pero también otras poco cubiertas como los trastornos mentales. “Esta reforma ha logrado que ocho mil padres de familia conserven su empleo en seis años”, asegura López Cuevas. En Latinoamérica la referencia es Chile, que recién en diciembre de 2017 promulgó la ley ‘Sanna’ que otorga un seguro para financiar el salario de los padres que deben cuidar a un menor enfermo o en espera de trasplante, hasta por 90 días en un año.

En México, las instituciones involucradas aún no definen la viabilidad de esta propuesta, ya que antes de aprobar las reformas en el Congreso se debe revisar la solvencia económica tanto del IMSS como del ISSSTE para financiar este subsidio, explicó el senador Miguel Ángel Chico a Animal Político. “No nos serviría aprobar una ley de esta magnitud si no hubiera los recursos necesarios”, puntualizó el presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado.

Chico Herrera es uno de los legisladores a los que Cáncer Warriors de México presentó su propuesta de reforma el pasado 9 de octubre durante el Foro ‘La lucha es de todos’, y ha sostenido reuniones con la asociación para analizar el proyecto. El senador asegura que actualmente analizan los recursos para definir de una manera “realista” cuánto dinero implicaría subsidiar a los padres que lo necesitan, pero aún no se han reunido con los institutos para revisarlo porque falta que definan sus presupuestos. “Es un tema que nos sensibiliza y nos lleva a apoyar la iniciativa, lo que sí debe quedar muy claro es que se tiene que analizar a fondo la viabilidad económica”, reiteró.

Kenji López confía en que la propuesta suba al pleno del Senado el próximo 15 de febrero, día Mundial de Lucha contra el Cáncer Infantil. Para reforzar esta solicitud, la fundación suscribió una petición en la plataforma Change.org que ha reunido casi 93 mil firmas del 11 de septiembre de 2017 a la fecha, y espera llegar a 150 mil.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mark Brown, “el hombre que mató a Plutón” y nos dejó con sólo 8 planetas

Plutón solía ser el noveno planeta de nuestro Sistema Solar hasta que el autor de “Cómo maté a Plutón y por qué se lo merecía” descubrió el planeta enano Eris.
21 de noviembre, 2020
Comparte

“Durante 76 años, fue considerado como el noveno planeta de nuestro sistema solar, pero hoy, los científicos han degradado a Plutón por ser demasiado pequeño”.

Con esas palabras dio la periodista de la BBC Fiona Bruce la noticia que estaba dando la vuelta al mundo el 24 de agosto de 2006, provocando una ola de indignación generalizada.

Mientras los encargados de actualizar la información en enciclopedias y libros de texto se echaban las manos a la cabeza, en internet se multiplicaban memes en los que Plutón aparecía expresando emociones iban desde la ira hasta la soledad, pasando por la tristeza.

Y el responsable de la tragedia tenía nombre: Mike Brown, astrónomo del Instituto de Tecnología de California conocido como CalTech.

Se había especializado en el estudio del cinturón de Kuiper, una banda de cuerpos astronómicos que quedaron tras la formación del Sistema Solar.

En 2005, Brown y su equipo encontraron un objeto llamado Eris y ese hallazgo selló el destino de Plutón.

“De no haber sido por Eris -le dijo Brown a la BBC- Plutón posiblemente habría sido barrido debajo de la alfombra para siempre. Aunque desde principios de la década de 2000, los astrónomos tenían claro que Plutón era parte del cinturón de Kuiper, también estaba claro que nadie realmente quería cambiar su estatus ya que sería difícil y problemático”.

Los astrónomos no tenían muchas ganas de pelear con el público y realmente no había una razón imperiosa para cambiar el Sistema Solar, explicó el científico.

Sistema Solar con Plutón

Getty Images
Durante gran parte del siglo XX, el Sistema Solar era así.

“Así no tuviera sentido en términos científicos, estaba bien que se quedara así. El problema es que, después de que descubrimos a Eris y nos dimos cuenta de que este es más masivo que Plutón, no quedó otro remedio que hacer algo”.

Ese ‘algo’ fue finalmente fue decidido por la Unión Astronómica Internacional en agosto de 2006 después de que decidieran definir qué es un planeta.

“Algo grande”

Aunque en esta historia Mike Brown interpreta el rol del malo, la verdad es que nunca tuvo nada en contra de Plutón… todo lo contrario.

“Recuerdo que cuando era pequeño tenía un póster en mi pared con todos los planetas, sus órbitas y hasta algunos asteroides. El artista había imaginado la superficie de Plutón con unas agujas que se levantaban hacia el cielo y eran tan delicadas que parecía que si las tocabas se romperían…

“¿Cómo no me iba a fascinar un lugar tan distante, extraño y delicado? Plutón era uno de mis favoritos cuando era niño“.

El ahora planeta enano fue descubierto en 1930 por el astrónomo estadounidense Clyde Tombaugh.

Sabías que.... . [ 2.380 km es su ancho, lo que equivale a medio EE.UU. o 2/3 de la Luna ],[ 248 años terrenales equivalen a 1 año plutoniano ],[ 5 lunas y una de ellas, Caronte, es tan grande que Plutón y Caronte se orbitan entre sí como un planeta doble ], Source: Source: NASA, Image:

Los astrónomos lo habían estado buscando desde el hallazgo de Neptuno en 1846 por el francés Urbain Le Verrier. Se pensaba que “algo grande” estaba atrayendo gravitacionalmente a Neptuno y a su vecino Urano, afectando la forma de sus órbitas.

“El estadounidense Percival Lowell, quien lo llamaba ‘Planeta X’, fundó un observatorio completo para buscarlo: el observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona”.

Un accidente

Lowell falleció sin encontrarlo pero el observatorio continuó la búsqueda observando el área donde él había predicho que debería haber un planeta.

“En 1930 Tombaugh encontró un puntito de luz moviéndose. Que se moviera significaba que era parte del sistema solar; que lo hiciera lentamente significaba que estaba muy lejos”, explica Brown.

Clyde W. Tombaugh

Getty Images
El mismo año en el que degradaron a Plutón, cenizas de su descubridor Clyde W. Tombaugh fueron enviadas al espacio en la misión New Horizons, destinada a explorar el planeta enano.

“Si asumes que debe haber un planeta y encuentras algo, supones que eso es lo que debe ser.

“La predicción de Lowell no fue incorrecta, pero se basó en datos incorrectos. Resulta que las órbitas de Urano y Neptuno no están perturbadas en absoluto; ambos planetas están exactamente donde se supone que deben estar. Pero la gente no lo sabía en ese momento.

El descubrimiento de Plutón fue un accidente total“.

“Quedé boquiabierto”

En la década de 1930, no existían criterios para comparar el descubrimiento de Tombaugh, ni una definición de lo que era un planeta.

El concepto era algo vago: un planeta era, generalmente, algo dominante y redondo en el Sistema Solar.

Entonces, cuando Brown y su equipo descubrieron a Eris en 2005, y revelaron que era más grande que Plutón, fue evidente que las cosas no podían seguir así.

“Se formó un comité, el comité se disolvió y se formó un nuevo comité y el nuevo comité se disolvió. Finalmente la Unión Astronómica Internacional, la autoridad para hacer este tipo de cosas, formó otro comité con científicos e historiadores que preparó una propuesta para la reunión de 2006”.

Brown no quería involucrarse.

Imagen de Plutón enviada por New Horizons

NASA
El futuro de Plutón estaba en juego… (Imagen de NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute)

“De hecho, me escondí con mi familia en una pequeña isla en el noroeste del Pacífico donde asumí que nadie me encontraría. Pero, en el transcurso de esta reunión de la Unión Astronómica Internacional, me encontraron y mi teléfono comenzó a sonar…

“La propuesta era que Plutón conservaría su condición de planeta, Eris sería un planeta, la serie de asteroides sería un planeta y la luna de Plutón sería un planeta.

“Quedé boquiabierto: es la propuesta más loca que he visto en mi vida“.

Caso cerrado

De no haber sido por él, Plutón sería lo que tantos habíamos aprendido que era: el noveno planeta de nuestro Sistema Solar.

Pero el autor de “Cómo maté a Plutón y por qué se lo merecía” no se quedó callado.

“Estaban a punto de decir que había descubierto a un planeta -Eris-, lo que me habría convertido en el único descubridor de planetas con vida y por ende famoso, pero argumenté firmemente que eso no tenía sentido.

Sabías que.... . [ Es el único mundo (hasta ahora) nombrado por una niña de 11 años ],[ Venetia Burney de Oxford, Inglaterra, sugirió en 1930 que lo llamaran como el dios romano del inframundo. ],[ Corazón de hielo Plutón tiene un glaciar en forma de corazón más grande que Texas. ], Source: Source: NASA, Image:

“No descubrí un planeta. Descubrí este pequeño cuerpo genial que es el objeto más masivo que conocemos del cinturón de Kuiper, y eso es muy asombroso, pero simplemente no tiene la escala de un descubrimiento planetario.

“Mi argumento finalmente prevaleció abrumadoramente en la votación que tuvo lugar en la Unión Astronómica Internacional, y eso fue todo: Plutón dejó de ser un planeta.

“Yo diría que Plutón nunca lo fue. El caso se cerró y Plutón nunca volverá a ser un planeta”.

Sentimientos encontrados

La Unión Astronómica Internacional, por primera vez, precisó una definición de planeta.

Para ser un planeta, un objeto debe orbitar alrededor del Sol, ser redondo y haber despejado su vecindario, en otras palabras, no tener otros objetos cerca. En esa última condición falló Plutón.

“En el momento en que sucedió, fue emocionante; no era una decisión fácil de tomar y los astrónomos tomaron la correcta. Fue asombroso, en realidad nunca hubiera predicho que iba a suceder“.

Pero, por más que Brown intentara explicar lo sucedido, la gente se enfureció.

Sistema Solar con Plutón

Getty Images
Nada volvería a ser igual… de repente, esta profesora estaba errada.

“Ese primer año, me enviaban mensajes groseros de odio. Recibí amenazas de muerte reales”.

Al astrónomo la llamó la atención que la gente tuviera sentimientos tan fuertes respecto a Plutón.

A pesar de todo, no se arrepiente.

Fue y sigue siendo científicamente correcto. Es el esquema de clasificación correcto para nuestro sistema solar e importa pues nos permite entender realmente cómo es.

“Así que estoy encantado de haber tenido algún papel en ayudar a que el Sistema Solar se describiera de la manera correcta para los científicos y el público”.

¿Y cómo es esa descripción?

“Creo que la mejor descripción del Sistema Solar es: 8 planetas gigantes, una banda de asteroides entre Marte y Júpiter y una banda de objetos fuera de Neptuno en el cinturón de Kuiper”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.