Joven denuncia que no la dejaron donar sangre por ser lesbiana; IMSS dice que solo sigue criterios médicos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook.

Joven denuncia que no la dejaron donar sangre por ser lesbiana; IMSS dice que solo sigue criterios médicos

Carolina dice que la doctora no le permitió donar tras entrevistarla y conocer sus preferencias sexuales; argumentó su rechazo con una norma de hace 20 años. Conapred analiza el caso.
Facebook.
Por Redacción Animal Político
10 de enero, 2018
Comparte

El pasado 2 de diciembre, Carolina Hernández Tamez de 22 años, acudió al banco de sangre del Hospital General Zona Número 1 del IMSS en Oaxaca, a donar sangre para amigo que se encuentra internado. La joven cuenta que una doctora la rechazó como donante cuando le dijo que era lesbiana, pese a que había pasado todos los exámenes.

Carolina cuenta que cumplió con todos los requisitos para poder donar sangre. Después “me pasaron con la doctora Lizbeth Morales Sánchez para una entrevista de valoración médica, ella me hizo una serie de preguntas sobre cuántas parejas sexuales había tenido en los últimos seis meses y que si había tenido relaciones con personas del mismo sexo; le dije que sí, que era lesbiana y ahí su semblante cambió y me dijo que no era apta para donar”, dice en entrevista.

En un comunicado, el IMSS indicó que la donación altruista de sangre en el Instituto “se realiza únicamente bajo criterios médicos”, sin tomar en cuenta condiciones de género, grupo étnico, creencias religiosas, políticas o preferencias sexuales.

“De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-253-SSA1-2012, a los candidatos a donadores se les toman muestras de sangre con la finalidad de conocer si son aptos para donar. De manera paralela, se les toman dos tubos del líquido hemático para realizar pruebas de serología y descartar enfermedades que se trasmiten a través del uso de sangre, como son VIH, sífilis, enfermedad de Chagas, hepatitis B, brucella y paludismo”, refirió el Instituto.

“Asimismo, la normatividad aplicable para la donación de sangre estima una encuesta sobre enfermedades transmisibles, vida sexual activa en los últimos cinco años, un año y seis meses; antecedente de cirugía o vacunas en el último mes o siete días; ingesta de medicamentos, embarazo y exploración física para descartar enfermedad aguda, lesiones que sean sugerentes de enfermedad y signos vitales para cerciorarse que el donante es apto”, agregó.

Carolina interpuso una queja (con número 03-2018) ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), por discriminación con motivos de orientación sexual. La institución informó que la queja se encuentra bajo proceso.

El argumento de la doctora para rechazar la donación, cuenta Carolina, fue que “debido a sus prácticas sexuales, las personas lesbianas y homosexuales no pueden donar sangre” ya que son más propensas a ser portadores de enfermedades con VIH Sida. Incluso le aseguró que existe una norma nacional e internacional que así lo estipula.

Inconforme, la joven indagó sobre la existencia de tal reglamentación y descubrió que la norma referida por la doctora (NOM 003-SSA2), data de hace casi 20 años y sólo prohibía la donación a los homosexuales (hombres) y bisexuales por su “mayor probabilidad de adquirir infecciones como VIH o hepatitis”. Sin embargo, ésta fue modificada en 2012, y sólo se mantiene la restricción a “compañeros de personas infectadas de VIH o Hepatitis”.

Carolina difundió su caso en redes sociales y apoyada por su mamá, familiares y amigos, se manifestó afuera de las instalaciones del IMSS, de donde dice fueron retirados por personal de seguridad privada.

“Yo ya había donado con anterioridad y nunca había tenido problemas por ser lesbiana, es increíble que el personal médico no esté actualizado en cuanto a la información de las normas vigentes y discrimine a las personas tan sólo por sus preferencias sexuales” comenta Carolina.

Ahora la quejosa está a la espera de las medidas que tome la Conapred una vez que hayan analizado su caso. “Espero que con este caso los servidores públicos de instituciones médicas públicas dejen de actuar con actitudes hacia los donantes, pues resultan humillantes para nosotros y no tienen fundamentos”.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el ‘dólar de arena’ y cuál es el primer país del mundo que se ha lanzado a esta aventura

China está experimentando con el yuan digital en varias ciudades, pero Bahamas es el primer país que ha lanzado su propio dólar digital como un plan nacional.
15 de julio, 2021
Comparte
Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena es la primera moneda digital del mundo emitida por un Banco Central a nivel nacional.

Aunque es un país pequeño de apenas 390.000 personas, Bahamas se ha convertido en un gran laboratorio al crear el dólar de arena (“sand dollar”, en inglés), la primera moneda digital del mundo emitida por un banco central.

Así como China está experimentando en varias ciudades con el yuan digital, el gobierno de Bahamas también se ha lanzado a la aventura de masificar el uso de su dólar bahameño, pero en versión digital.

La idea es que los habitantes del país tengan una especie de billetera digital para hacer transacciones desde su teléfono, sin estar obligados a tener una cuenta bancaria, ni pagar comisiones o costos de transacción.

Esa billetera virtual queda “guardada” en el banco central del país y no en los bancos comerciales.

Tradicionalmente el banco central de un país es la institución que imprime los billetes que se ponen en circulación. En este caso, el organismo en vez de imprimir en papel, crea dólares digitales que circulan virtualmente.

La experiencia es inédita a nivel global porque hasta ahora solo las instituciones financieras han tenido una relación directa con el ente emisor y no los consumidores.

A diferencia de las criptomonedas como el bitcoin, los dólares de arena están controlados por la autoridad monetaria y sometidos a todas las regulaciones que existen en el país.

Huracanes y dólar de arena

El archipiélago de más de 700 islas decidió dar el salto hacia una divisa digital, explica el gobierno, al tener una población poco bancarizada, pero además, porque es una nación duramente golpeada por desastres naturales como los huracanes.

Entonces, cuando se cortan los caminos y algunas zonas quedan aisladas, puede ser más fácil para las personas enviar y recibir dinero de un celular a otro en cuestión de segundos.

Destrucción en las islas Ábaco

Getty Images
El huracán Dorian provocó una devastación en Bahamas en 2019.

Lo único que necesitan es tener conexión a internet. Aunque también se está estudiando la posibilidad de hacer transacciones sin acceso a internet, utilizando por ejemplo, bluetooth.

Como a los bancos no les resulta viable tener sucursales y cajeros automáticos en islas remotas, poco habitadas y expuestas a eventos climáticos extremos, en muchas ocasiones las transacciones en billetes son un verdadero problema.

Otro empujón a la iniciativa del gobierno de Bahamas vino dado por la pandemia de covid-19, al aumentar la necesidad de las personas de realizar transacciones digitales.

Un camino difícil de transitar

Utilizando tecnología de bloques (blockchain) para asegurar las transacciones, un dólar de arena tiene el mismo valor que un dólar bahameño.

Fue diseñado para que opere a la par de la divisa tradicional del país y el objetivo del gobierno es que eventualmente se puedan pagar salarios, impuestos y comprar todo tipo de productos.

Pero las cosas no han sido fáciles.

Lanzado en octubre de 2020, el plan no ha avanzado tan rápido como sus impulsores pensaban.

Dawn Sands

Dawn Sands
Dawn Sands, dueña del café NRG en Nassau, Bahamas, puede recibir pagos en dólares de arena, pero cuenta que “casi nadie los usa”.

Dawn Sands es la dueña del café NRG en Nassau, la capital de Bahamas. Su empresa fue una de las primeras en adherirse al experimento, pero casi 10 meses después de su lanzamiento, cuenta que los clientes siguen pagando con los dólares bahameños tradicionales (ya sea en papel o con tarjeta bancaria).

“El dólar de arena tiene potencial, pero se necesita una campaña de educación para que la gente lo utilice”, le dice Sands a BBC Mundo. “Casi nadie los usa en mi negocio”, apunta.

“Todo el mundo está interesado en él”

El plan de Bahamas puede dar pistas a otras economías sobre la forma en que pueden funcionar las divisas digitales respaldadas por instituciones oficiales.

Personas en Bahamas

Getty Images
Muchos haitianos no tienen acceso al sistema bancario.

“Todo el mundo está interesado en él, creo que es el primer paso”, le dice a BBC Mundo Philip Middleton, vicepresidente del centro de estudios sobre bancos centrales del Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras (Omfif, por su sigla en inglés), con sede en Londres.

“Estamos observando cómo hacen la transición, qué riesgos y qué temas de seguridad pueden aparecer en el camino”, apunta.

“Hay algunas personas que lo están usando y eso es alentador, pero va a tomar tiempo“.

Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena tiene el mismo valor que el dólar bahameño.

Desde mediados del año pasado, cuenta Middleton, el interés por el análisis de divisas digitales “oficiales” se ha disparado. Tanto así, que al menos un tercio de los bancos centrales del mundo están estudiando el tema.

Pero en el caso de las grandes economías, “todavía estamos lejos de emitir ese tipo de divisas”.

“Ha sido hasta ahora muy exitoso”

Josh Lipsky, director del Centro de Geoeconomía del Atlantic Council, en Washington D.C., explica que unos 15 países están desarrollando programas piloto para crear sus propias divisas digitales, pero hasta ahora, Bahamas “es la única nación donde cualquiera que desee tener la divisa digital, puede hacerlo”.

“El proyecto ha sido hasta ahora muy exitoso”, comenta en diálogo con BBC Mundo, en un país donde es difícil manejar una economía basada en billetes en las islas más lejanas de una manera segura y rápida.

“Hemos visto que ha tenido un impacto positivo en negocios pequeños”, agrega, y argumenta que la tecnología que lo sustenta ha demostrado ser eficiente.

Sin embargo, advierte, Bahamas tiene una situación muy particular, lo cual no significa que las cosas que han funcionado allí, funcionarán también en otros países.

Bandera de Bahamas

Getty Images
Bahamas busca facilitar las transacciones comerciales en un país con más de 700 islas.

Investigadores y organismos internacionales están a la espera de ver cómo evoluciona la experiencia.

“El dólar de arena es todavía joven y su lanzamiento ha sido gradual, por eso es demasiado pronto para extraer lecciones definitivas”, argumenta Anke Weber, jefa de misión del Fondo Monetario Internacional, FMI, en Bahamas.

Lo que pretende, explica, es que los pagos sean más eficientes y seguros, además de aumentar la inclusión financiera. Entonces, a la hora de evaluar, sería necesario considerar esos aspectos, le dice Weber a BBC Mundo.

Las divisas digitales vs las criptomonedas

El dólar de arena forma parte de las llamadas “divisas digitales emitidas por un banco central” o CBDC (central bank digital currency).

Jóvenes en Bahamas

Getty Images
Las personas que usan dólares de arena no requieren tener una cuenta bancaria.

Lo que hacen es representar en forma virtual la moneda tradicional de un país. Pero se diferencian del dinero electrónico usado para pagar con tarjetas bancarias, porque no requieren tener su equivalente en billetes de papel guardados en el banco.

En ese sentido, sustituyen a las tarjetas de crédito y débito.

China es la economía más avanzada en el desarrollo de su CBDC, el yuan digital, con la cual espera reducir su dependencia del sistema mundial de pagos en dólares.

En la medida que los países desarrollados analizan cuál es la mejor manera de adaptar sus sistemas financieros a los desarrollos tecnológicos, la experiencia de Bahamas será observada detenidamente por otros gobiernos para aprender lecciones sobre cómo pueden funcionar en la práctica proyectos parecidos.

Por eso, se dice que Bahamas se ha transformado en un gran laboratorio para el resto del mundo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.