Joven denuncia que no la dejaron donar sangre por ser lesbiana; IMSS dice que solo sigue criterios médicos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook.

Joven denuncia que no la dejaron donar sangre por ser lesbiana; IMSS dice que solo sigue criterios médicos

Carolina dice que la doctora no le permitió donar tras entrevistarla y conocer sus preferencias sexuales; argumentó su rechazo con una norma de hace 20 años. Conapred analiza el caso.
Facebook.
Por Redacción Animal Político
10 de enero, 2018
Comparte

El pasado 2 de diciembre, Carolina Hernández Tamez de 22 años, acudió al banco de sangre del Hospital General Zona Número 1 del IMSS en Oaxaca, a donar sangre para amigo que se encuentra internado. La joven cuenta que una doctora la rechazó como donante cuando le dijo que era lesbiana, pese a que había pasado todos los exámenes.

Carolina cuenta que cumplió con todos los requisitos para poder donar sangre. Después “me pasaron con la doctora Lizbeth Morales Sánchez para una entrevista de valoración médica, ella me hizo una serie de preguntas sobre cuántas parejas sexuales había tenido en los últimos seis meses y que si había tenido relaciones con personas del mismo sexo; le dije que sí, que era lesbiana y ahí su semblante cambió y me dijo que no era apta para donar”, dice en entrevista.

En un comunicado, el IMSS indicó que la donación altruista de sangre en el Instituto “se realiza únicamente bajo criterios médicos”, sin tomar en cuenta condiciones de género, grupo étnico, creencias religiosas, políticas o preferencias sexuales.

“De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-253-SSA1-2012, a los candidatos a donadores se les toman muestras de sangre con la finalidad de conocer si son aptos para donar. De manera paralela, se les toman dos tubos del líquido hemático para realizar pruebas de serología y descartar enfermedades que se trasmiten a través del uso de sangre, como son VIH, sífilis, enfermedad de Chagas, hepatitis B, brucella y paludismo”, refirió el Instituto.

“Asimismo, la normatividad aplicable para la donación de sangre estima una encuesta sobre enfermedades transmisibles, vida sexual activa en los últimos cinco años, un año y seis meses; antecedente de cirugía o vacunas en el último mes o siete días; ingesta de medicamentos, embarazo y exploración física para descartar enfermedad aguda, lesiones que sean sugerentes de enfermedad y signos vitales para cerciorarse que el donante es apto”, agregó.

Carolina interpuso una queja (con número 03-2018) ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), por discriminación con motivos de orientación sexual. La institución informó que la queja se encuentra bajo proceso.

El argumento de la doctora para rechazar la donación, cuenta Carolina, fue que “debido a sus prácticas sexuales, las personas lesbianas y homosexuales no pueden donar sangre” ya que son más propensas a ser portadores de enfermedades con VIH Sida. Incluso le aseguró que existe una norma nacional e internacional que así lo estipula.

Inconforme, la joven indagó sobre la existencia de tal reglamentación y descubrió que la norma referida por la doctora (NOM 003-SSA2), data de hace casi 20 años y sólo prohibía la donación a los homosexuales (hombres) y bisexuales por su “mayor probabilidad de adquirir infecciones como VIH o hepatitis”. Sin embargo, ésta fue modificada en 2012, y sólo se mantiene la restricción a “compañeros de personas infectadas de VIH o Hepatitis”.

Carolina difundió su caso en redes sociales y apoyada por su mamá, familiares y amigos, se manifestó afuera de las instalaciones del IMSS, de donde dice fueron retirados por personal de seguridad privada.

“Yo ya había donado con anterioridad y nunca había tenido problemas por ser lesbiana, es increíble que el personal médico no esté actualizado en cuanto a la información de las normas vigentes y discrimine a las personas tan sólo por sus preferencias sexuales” comenta Carolina.

Ahora la quejosa está a la espera de las medidas que tome la Conapred una vez que hayan analizado su caso. “Espero que con este caso los servidores públicos de instituciones médicas públicas dejen de actuar con actitudes hacia los donantes, pues resultan humillantes para nosotros y no tienen fundamentos”.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tonks Brown

Halloween: 'Soy una orgullosa bruja de la vida real'

Tonks Brown, una mujer de Escocia, explica cómo hizo de la práctica del paganismo algo esencial en su vida.
Tonks Brown
31 de octubre, 2021
Comparte

Desde una cabaña remota en las Tierras Altas de Escocia, Tonks Brown dice que está orgullosa de ser una bruja de la vida real.

Para ella, Halloween no se trata de disfraces, calabazas y “truco o trato”.

“Creo que la sociedad tiene una idea sobre las brujas de la cultura pop”, dice Tonks, de 36 años.

“Se trata de mucho más: es una gran parte de mi vida, es mi religión y mi fe“, dice.

El año nuevo pagano es el 1 de noviembre y Tonks dice que esa fecha marca el momento de un nuevo comienzo, de no cargar con cosas de la vida en los duros meses de invierno.

Se volvió hacia el paganismo cuando tenía 12 años y vivía en la isla de Mull, en el noroeste escocés.

“Me acosaban en la escuela secundaria por ser diferente”, dice.

“Me metieron hasta la garganta la Wee Free Church en la escuela, tenía servicios en una parroquia y rezaba todo el tiempo“.

Una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn

Tonks Brown
Tonks tiene una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn.

“Recuerdo que me regañaban por colorear cuando debería estar rezando”.

La naturaleza, su “iglesia”

Tonks dice que fue en el mundo exterior donde tuvo la sensación de que no estaba sola y “que los animales eran seres iluminados”.

“Yo quitaría a un caracol de un camino para que no lo pisotearan”, dice.

“Fue esto lo que me hizo darme cuenta de que la naturaleza era mi iglesia en lugar de un edificio grande, frío y viejo”.

Asegura que encontró que el paganismo “simplemente se sentía bien y tenía sentido para mí”.

“Todo en la naturaleza tiene una esencia, todo tiene su propio propósito y es bueno ser más consciente de eso y encajar ahí”, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown
Una gran parte de los hechizos es quemar hierbas.

También comenzó a leer sobre los juicios de brujas del pasado.

“Desafortunadamente, muchas brujas tienden a ser mujeres, mujeres que tenían conocimientos, parteras y herbolarias”, dice.

“Entonces en el pasado pensaron que debían matarlas porque no podemos tener una mujer con conocimiento”, continúa.

¿Qué hace en su vida cotidiana?

Tonks trabaja para los servicios de emergencia de su comunidad.

Conduce 10 minutos todos los días hasta un puesto de avanzada remoto en donde, de hecho, tiene una oficina.

Dice que ha aprendido a no predicar sobre el paganismo, pero que defiende a las brujas en su vida cotidiana.

“Si escucho a alguien hacer una broma sobre una bruja, intervendré y diré que soy bruja”, dice.

“Desafiaré cualquier forma de prejuicio, pero eso nunca es un enfrentamiento”.

Un estante de la casa de Tonks

Tonks Brown
Tinturas y frascos de hierbas cubren muchos estantes en la casa de Tonks.

La mujer, quien anteriormente fue guía turística en Edimburgo, dice que ha trabajado en los ayuntamientos, la policía y el servicio de ambulancias, pero su paganismo no suele ser un problema.

“Tenía un colega que estaba aterrorizado por un accesorio que había llevado al trabajo que parecía una varita mágica, porque iba a ir a una práctica después”, dice.

“Ella ni la quería tocar debido al estigma que rodea a las brujas. Tiendo a encontrarlo divertido en lugar de hiriente”.

Sus hechizos

Su Halloween, o víspera de año nuevo, consiste en practicar hechizos paganos y brujería.

Ha estado cultivando hierbas como salvia, romero y tomillo durante todo el año para el festival Samhain, que marca el final de la temporada de cosecha y el comienzo del invierno o la “mitad más oscura” del año.

Un estante en la casa de Tonks

Tonks Brown
Tonks solo lanza hechizos positivos.

Seca las hierbas en fuego para que se quemen mejor cuando las usa.

Quema la salvia para purificarse a sí misma y a su casa con el humo. Y tiene sal y hierro para protegerse de fantasmas, hadas y otras entidades sobrenaturales.

También ha estado untando velas con diferentes aceites y hierbas, así como tallando símbolos en ellas para usarlas en hechizos en el gran día.

Para las hierbas más oscuras, debe visitar al herbolario.

“Ojo de tritón o dedo del pie de rana son nombres medicinales para las plantas, pero a menudo la gente piensa que las brujas usan estas partes de un cuerpo, lo cual no es cierto, son solo plantas“, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown

Hace los hechizos en una taza de té antes de verterlos en una vasija con carbón, que enciende cuando realiza sus hechizos en Halloween.

El ritual se hace en un altar de su dormitorio, con plantas que representan la tierra, incienso para el aire y velas para el fuego y el agua.

Brujería blanca

Las brujas blancas, como Tonks, no lanzan hechizos con intenciones maliciosas.

Utilizan dos cuchillos para rituales, un “boline”, que es un cuchillo de mango blanco para recolectar hierbas y tallar velas, y un cuchillo “athame”, que se usa para hacer una forma o cortar un cordón en un hechizo.

Tonks dice que siempre está sola cuando hace sus rituales.

“Conozco a muchas otras brujas, estamos en todas partes, en la policía, en las tiendas locales, pero es demasiado personal para mí practicar magia con ellas, tienes que tener mucha confianza”, dice.

Calabazas de fieltro en la casa de Tonks Brown

Tonks Brown
Las brujas utilizan calabazas y nabos para ahuyentar a los fantasmas.

Las brujas blancas consultan el Libro de las Sombras para obtener recetas.

Tonks dice que en Halloween usa túnica, o nada de ropa, cuando lleva a cabo sus hechizos.

Y un nabo tallado “con cara de miedo” en la puerta de su casa para ahuyentar a los fantasmas y “que no molesten” en su casa.

“Me pongo afuera del armario de las escobas estos días y le digo a la gente que soy una bruja y el 99% de ellos reacciona de la misma manera que si hubiera dicho que era cristiana o musulmana“, dice.

“Estoy orgullosa de ser una bruja de la vida real y Halloween es la mejor fiesta”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=y5jxqtP_ses

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.