2017, el año que produjo más multimillonarios: uno nuevo en el mundo cada dos días
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

2017, el año que produjo más multimillonarios: uno nuevo en el mundo cada dos días

Los ricos no lo son por esfuerzo o innovación, sino por herencias, monopolios, nepotismo y relaciones de conveniencia con los Estados, dice Oxfam; mientras los salarios de la mayoría apenas crecieron una media de 2% anual, la riqueza de los multimillonarios subió 13%.
Cuartoscuro Archivo
Por Andrea Vega
22 de enero, 2018
Comparte

En 2017, la riqueza de los multimillonarios latinoamericanos creció en 155 mil millones de dólares. Con esa cantidad de dinero bastaría para acabar, no una sino casi dos veces, durante un año completo, con toda la pobreza monetaria en la región.

En cambio, 16% de los trabajadores asalariados y 28% de quienes trabajan por cuenta propia, en América Latina y el Caribe, apenas ganaron para sobrevivir.

En todos los países del mundo se repite la misma dinámica, así lo reporta el más reciente informe de Oxfam sobre desigualdad, Premiar el trabajo, no la riqueza, presentado hoy.

De acuerdo al documento, el año pasado se disparó el número de personas cuyas fortunas superan los mil millones de dólares: hubo un nuevo multimillonario en el mundo cada dos días, para llegar a 2 mil 043 personas con fortunas por encima de los mil millones de dólares, de las cuales nueve de cada diez son hombres.

Los últimos datos de Credit Suisse indican que 42 personas poseen actualmente la misma riqueza que los 3 mil 700 millones de personas más pobres del mundo.

Sólo en los últimos 12 meses, la riqueza de esa élite aumentó en 765 mil millones de dólares.

Mientras los salarios de la mayoría apenas crecieron una media de 2% anual, la riqueza de los multimillonarios se incrementó 13%. Con lo que ese grupo ha ganado bastaría para terminar con la pobreza extrema en todo el mundo hasta siete veces.

La bonanza de los súper ricos se erige, señala el informe de Oxfam, sobre el trabajo peligroso y mal remunerado de una mayoría. Mientras las mujeres ocupan los empleos más precarios, prácticamente todos los multimillonarios son varones.

Stefan Persson, hijo del fundador de H&M, quien ocupa el puesto 43 en la lista Forbes de las personas más ricas del mundo, recibió 658 millones de euros (15 mil millones de pesos) en concepto de dividendos el año pasado.

En cambio, Anju, quien vive en Bangladesh y trabaja confeccionando ropa para la exportación, gana poco más de 900 dólares (17 mil 217 pesos) al año.

¿Qué explica estos extremos? La justificación habitual sobre la desigualdad es que aporta los incentivos necesarios para la innovación y la inversión. Sin embargo, cada vez más estudios demuestran que la mayor parte de la riqueza se debe a herencias, monopolios, relaciones de nepotismo o acuerdos de complicidad con los gobiernos.

En los próximos 20 años, 500 de los hombres más ricos del mundo traspasarán más de 2.4 mil millones de dólares a sus descendientes.

El ejemplo Slim

Los monopolios generan beneficios excesivos para sus propietarios y accionistas a expensas del resto de la economía. Carlos Slim, el sexto hombre más rico del mundo, es el ejemplo de esto, de acuerdo con el informe de Oxfam.

“Su fortuna proviene del monopolio casi absoluto que ha sido capaz de ejercer sobre los servicios de comunicaciones (líneas de teléfono fijas, móviles y de banda ancha) en México”, dice el reporte.

La OCDE ha señalado que este monopolio tiene efectos muy negativos sobre los consumidores y la economía en su conjunto.

De hecho, la riqueza neta de Slim aumentó en 4 mil 500 millones de dólares entre 2016 y 2017. Esta cantidad sería suficiente para pagar el salario mínimo, de todo un año, de 3.5 millones de trabajadores y trabajadoras mexicanos.

Los ricos que ya poseen dinero y poder se hacen más ricos gracias a la erosión de los derechos de las personas trabajadoras, la excesiva influencia de las grandes empresas en la formulación de políticas públicas y el apremio constante de las compañías por minimizar los costos para maximizar los beneficios de los accionistas.

El sistema económico está diseñado para priorizar los dividendos de ellos por encima de todo lo demás.

Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional, ha señalado: “El boom de los multimillonarios no es signo de una economía próspera, sino un síntoma del fracaso del sistema económico. Se explota a las personas… para engrosar los beneficios de las empresas y sus adinerados inversionistas”.

Los ricos son más ricos gracias también a la evasión y elusión fiscal. Tal y como se ha destapado con los escándalos de los Papeles de Panamá y los Papeles del Paraíso. Gracias a una red mundial de paraísos fiscales, los súper ricos esconden al fisco al menos 7.6 mil millones de dólares.

Pero incluso sin esa evasión, multimillonarios han construido su fortuna reduciendo salarios y las condiciones laborales de los trabajadores, dice Oxfam. En promedio, a un director general de cualquiera de las cinco mayores empresas del sector textil le basta con trabajar cuatro días para ganar lo mismo que una mujer que trabaja en el mismo sector en Bangladesh, durante toda su vida.

Mujeres y jóvenes se llevan la peor parte

Tener trabajo ya no garantiza alcanzar una vida digna. En todo el mundo se estima que el número de personas con trabajos vulnerables ascendió, en 2017, a mil 400 millones. Es más probable que los trabajos temporales y precarios los ocupen mujeres y jóvenes (500 millones de ellos sobreviven con menos de 2 dólares al día).

Además, muchas personas desempeñan trabajos peligrosos o perjudiciales para su salud. De acuerdo con la OIT, más de 2.78 millones de trabajadores mueren cada año por accidentes laborales o enfermedades relacionadas con el trabajo: uno cada 11 segundos.

Un estudio de Oxfam reportó que a las trabajadoras de una fábrica de procesamiento de carne de pollo no se les permitía interrumpir su labor ni para ir al baño. Las mujeres debían usar pañal.

Dolores, una mujer que trabajaba en estas fábricas en Arkansas reportó: “podíamos entrar a las 5 de la mañana y hasta las 11 o las 12 no podíamos ir al baño… A mí me daba vergüenza decirles que tenía que cambiarme el pañal”.

Unas pocas empresas, movimientos sociales y emprendedores están impulsando conceptos que intentan romper con esta explotación: cooperativas, modelos de empresas propiedad de su personal, las de interés público, los negocios sociales y el comercio justo. También existen ejemplos de países que han dado pasos para proteger los derechos de la mano de obra en el sector informal. Por ejemplo, Malawi ha creado un sindicato para los trabajadores y trabajadoras en esta economía.

La desigualdad no es inevitable

Al presentar su más reciente estudio, Oxfam hace un llamado a los gobiernos para equilibrar la balanza. Deben poner límite a la influencia que ejercen los individuos muy ricos y las grandes empresas sobre las decisiones políticas, asienta la organización, necesitan forzarlos a establecer techos a los beneficios de los accionistas y promover un ratio salarial para que los directivos de las empresas no ganen más de 20 veces el salario mediano de sus empleados, menos si se puede.

Oxfam señala también la conveniencia de eliminar la brecha salarial de género, garantizar los derechos de las mujeres en el trabajo y terminar con todas las formas de trabajo precario. La organización recomienda, además, garantizar que los más ricos pagan sus impuestos y aplicarles gravámenes más elevados, así como combatir la evasión y elusión fiscal. Se estima, dice el informe, que un impuesto global del 1.5% a las fortunas de los multimillonarios permitiría
escolarizar a todos los niños y niñas.

No es iluso pensar que un cambio así es posible, afirma la organización, Namibia, Chile y Uruguay, están dando pasos concretos para reducir la desigualdad: aumentando los impuestos a los más ricos y a las grandes empresas, incrementando el gasto en salud y educación y promoviendo mejores condiciones para los trabajadores y trabajadoras.

“Es difícil encontrar un líder político o un líder empresarial que no exprese públicamente su preocupación por la desigualdad. Resulta aún más difícil encontrar alguno que haga algo al respecto. Es más, muchos están tomando de forma activa medidas que empeoran la situación, reduciendo los impuestos y socavando los derechos laborales”, subraya la directora de Oxfam.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

“Es un crimen de guerra”: bombardeo a hospital infantil en Mariúpol atribuido a Rusia causa indignación internacional

Ante el ataque, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, pidió nuevamente una zona de exclusión aérea para su país, algo que Occidente ha rechazado.
10 de marzo, 2022
Comparte

El bombardeo de una maternidad y hospital infantil en Mariúpol, una ciudad al sureste de Ucrania, generó este miércoles indignación alrededor del mundo.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, responsabilizó al ejército ruso del ataque, y lo describió como “un crimen de guerra”.

El bombardeo, según una declaración del Consejo de la Ciudad de Mariúpol, fue “colosal”. Videos y fotografías muestran los restos del edificio con las ventanas y puertas destruidas, así como su interior.

También se pueden ver autos quemados y un enorme cráter a las afueras del centro hospitalario.

Al menos 17 personas resultaron heridas, algunas de ellas trabajadores del hospital. No se reportaron niños afectados por el incidente. No obstante, una fotografía compartida por varios medios muestra cómo el personal de emergencias socorría a una mujer embarazada en la zona del incidente.

“¿Qué tipo de país es este, la Federación Rusa, que tiene miedo de los hospitales y las maternidades y los destruye?”, cuestionó el mandatario ucraniano en un discurso grabado desde Kiev.

Pavlo Kyrylenko, jefe de la administración militar regional de Ucrania en Donetsk, un área ocupada por separatistas prorrusos desde 2014, dijo que la sala de maternidad, la sala de niños y la sala de terapia del hospital quedaron destruidas.

“No entendemos cómo es posible en la vida moderna bombardear un hospital infantil. La gente no puede creer que sea verdad”, le dijo a la BBC el vicealcalde de Mariúpol, Serhiy Orlov.

La organización Médicos Sin Fronteras, que tiene personal destacado en Ucrania, comentó que su equipo está “horrorizado” ante el ataque.

“En una ciudad en la que el sistema sanitario está al borde del colapso, privar a la gente de la tan necesaria asistencia sanitaria es una violación de las leyes de la guerra“, detalla una declaración.

Mientras, líderes mundiales se han unido para también condenar lo sucedido. La Casa Blanca lo describió como “bárbaro” y el gobierno de Reino Unido como “depravado”.

Ante los hechos, Zelensky solicitó nuevamente una zona de exclusión aérea sobre Ucrania para evitar que sobrevuelen los aviones rusos, petición que Estados Unidos y los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han rechazado.

¡Cierren el cielo ahora mismo! ¡Detengan a los asesinos! Tienen poder, pero parece que están perdiendo humanidad”, sostuvo el mandatario en Twitter.

Rusia ha negado anteriormente que su ejército ataque civiles e instituciones de salud.

No obstante, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, dijo el miércoles que la entidad ha confirmado 18 ataques en Ucrania contra instalaciones sanitarias, trabajadores sanitarios y ambulancias. Los incidentes de los pasados días han causado 10 muertos y 16 heridos, según el funcionario.

Además, la Organización de Naciones Unidas informó que ha confirmado 516 muertes de civiles en Ucrania, pero cree que las cifras reales son “considerablemente más altas”.

https://twitter.com/ZelenskyyUa/status/1501579520633102349

Una escena “apocalíptica”

Ucrania y Rusia habían acordado un alto al fuego en varias ciudades para que los civiles fueran evacuados en seis corredores humanitarios. Mariúpol estaba entre las localidades en las que se llevaría a cabo una tregua temporal.

Pero la ciudad portuaria ha estado bajo el bombardeo ruso durante días.

Edificio de un hospital de maternidad bombardeado por el ejército ruso.

Reuters

La Cruz Roja calificó como “apocalíptica” la situación que viven los civiles allí.

La población ha optado por refugiarse bajo tierra, incluso los heridos, que según informes de la agencia Reuters están sin acceso a alimentos, electricidad o calefacción.

Mientras el Kremlin culpó a Kiev por no detener las hostilidades, el gobierno de Zelensky sostuvo que 30 autobuses y ocho camiones de suministros no llegaron el martes después de que fueran bombardeados en violación del alto al fuego.

Interior del hospital de maternidad en Mariúpol luego de un ataque del ejército de Rusia.

Captura de pantalla presidente de Ucrania

Por otra parte, funcionarios de Mariúpol han dicho que crearon una fosa común para enterrar a las víctimas del conflicto.

“Lamentablemente, hay demasiados cuerpos”, dijo Vitaly Falkovsky, un funcionario local, al Financial Times. “Era una medida necesaria porque no podemos enterrar a la gente de la manera normal. Las morgues están desbordadas”.

Rusia invadió Ucrania el pasado 24 de febrero. Desde entonces, unas dos millones de personas han salido del país en busca de refugio.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lmqtZZzgAP8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.