close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Los Salazar, la familia criminal ligada al asesinato de periodistas y la violencia en Chihuahua y Sonora

Además del caso de Miroslava Breach, la banda criminal de Los Salazar es señalada por el caso de la desaparición del periodista Alfredo Jiménez Mota.
Cuartoscuro Archivo
Por Francisco Sandoval Alarcón
8 de enero, 2018
Comparte

En 2005, el periodista Alfredo Jiménez Mota desapareció en Sonora. Más de una década después Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada fue asesinada en Chihuahua. Una familia liga ambos casos: los Salazar.

Ambos comunicadores revelaron los nexos entre el cártel de Sinaloa y el grupo delictivo de los Salazar y autoridades policiacas.

Alfredo Jiménez lo hizo en diferentes reportajes publicados en El Imparcial de Sonora.

Antes de su desaparición Jiménez investigaba presuntos nexos de la familia Salazar y los hermanos Beltrán Leyva (en ese entonces socios de Joaquín Guzmán Loera), con políticos del PRI en el norteño estado de Sonora.

Desde 2005, la Procuraduría de Justicia de Sonora mantiene abierta una línea de investigación contra los “Salazar” la desaparición del reportero.

El 23 de marzo de 2017, Miroslava fue asesinada en Chihuahua. La colaboradora de La Jornada y columnista del Norte de Juárez denunció en un reportaje que los Salazar eran responsables de la violencia que se vive en la zona serrana de Chihuahua, y de colocar a candidatos priistas en las elecciones locales de 2016.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua investiga a un lugarteniente de los Salazar como principal responsable del asesinato de Miroslava Breach.

¿Quiénes son los Salazar?

Los Salazar son un grupo que opera desde la década de los 90 en Sonora, pero sus integrantes son originarios del municipio de Chínipas, Chihuahua. El líder fundador es Adán Salazar Zamorano, narcotraficante que por poco más de dos décadas, y hasta su detención en 2011, fungió como el principal productor y distribuidor de mariguana en la región del Valle del Mayo, con centro de operación en la ciudad de Navojoa.

Entre sus más cercanos colabores se encontraban sus hijos Jesús Alfredo Salazar Ramírez, detenido en 2012, y Adán Salazar, asesinado en 2016.

Actualmente el grupo es liderado por Crispín Salazar Zamorano, hermano de Adán (actualmente preso), principal operador del cártel de Sinaloa en la franja de Sonora y Chihuahua, frontera con Arizona, Estados Unidos. Uno de los corredores de la droga identificado por las autoridades mexicanas y norteamericanas.

Desde 2007, el cártel de Sinaloa (con el apoyo de los Salazar) le ha disputado al cártel de Juárez las rutas de trasiego y las zonas productoras de droga en Chihuahua. En la actualidad, existen células armadas vinculadas a la organización de Juárez que mantienen sus propios territorios, en tanto los sinaloenses operan otros.

Las pugnas se han recrudecido en los municipios de la sierra de Chihuahua, colindantes con Sonora, zona de influencia de los Salazar.

Las revelaciones sobre los Salazar

José Alfredo Jiménez Mota investigaba los nexos del cártel de Sinaloa y autoridades locales de Sonora cuando desapareció el 2 de abril de 2005.

En sus reportajes, atribuidos a informes oficiales de la Secretaría de Gobernación, el reportero habló de los capos que operaban en la región, entre ellos Enrique Parra,  asesinado en noviembre de 2005; David Garzón Anguiano, alías “El Estudiante”, y la banda de los Salazar.

En el caso de los Salazar, el periodista, de 25 años de edad, publicó que “la presencia de (Adán) Salazar Zamorano en Navojoa, data de los primeros años de la década de los 90, procedente del estado de Chihuahua. La intención de sentar aquí su centro de operación encontró oposición de la familia Enríquez Rosas, hasta ese momento considerado el principal grupo criminal en la localidad. El enfrentamiento entre ambas familias tuvo como clímax los años de 1997, 98 y 99 cuando se registraron siete homicidios con características de ajusticiamiento… en ningún caso fue comprobada su responsabilidad o la de alguno de sus colaboradores”.

La Procuraduría de Justicia de Sonora abrió una línea de investigación contra los Salazar, además de los demás narcotraficantes y autoridades señalados en las investigaciones del reportero sonorense.

De acuerdo con excompañeros de Alfredo y los informes que éste investigaba, retomado por medios como el Semanario  Zeta y periódico El Mañana, el reportero se encontraba tras la pista de políticos priistas sonorenses involucrados con la banda de los Salazar y sus socios.

Más de una década después, el 4 de marzo de 2016, Miroslava Breach publicó un reportaje que reveló como dos grupos del narcotráfico antagónicos -uno de ellos los Salazar – habían impuesto candidatos a ediles en la zona serrana de Chihuahua.

La periodista reveló que en el municipio de Bachíniva, el PRI postularía a la suegra del capo Arturo Quintana Quintana, líder de “La Línea” o “Nuevo cártel de Juárez”, en tanto en Chínipas competiría por el PRI Juan Salazar Ochoa, sobrino del líder de la banda de los Salazar. Grupos del narco antagónicos en la región.

En los meses siguientes a la publicación del reportaje, Miroslava siguió informando de las actividades delictivas y los métodos de violencia ejercidos por esos grupos del narcotráfico en la sierra de Chihuahua.

El 6 de agosto de 2016, la periodista informó que el asesinato y desplazamiento forzado de decenas de familias ocurrido en el municipio de Chínipas, era responsabilidad de los Salazar, quienes desde finales de 2012 emprendieron “una limpia de presuntos enemigos en la región que tiene bajo su control, desde los pueblos de San Rafael, Bachichivo, Guazaparez, Temoris, la cabecera municipal de Chínipas y los poblados de Milpillas, La Lobera, Las Chinacas y El Huicochi, en la zona límitrofe con Álamos, Sonora”.

El “Larry” a juicio

El pasado 28 de diciembre de 2017, durante la audiencia contra Juan Carlos Moreno Ochoa, alias “El Larry”, integrante de los Salazar y presunto autor intelectual del asesinato de la periodista Miroslava Breach, se dieron a conocer dos llamadas telefónicas donde se escucha que la periodista recibió supuestas amenazas de autoridades locales por el reportaje de los candidatos impuestos por el narco, durante las elecciones locales de 2016.

“El Larry” es uno de los principales lugartenientes de los Salazar. Fue capturado el pasado 26 de diciembre en Sonora y puesto a disposición de la FGE de Chihuahua. Su detención se dio una semana después de que en paraje de Álamos, Sonora, se encontrara el cuerpo sin vida de Ramón Andrés Zavala Corral, señalado por la FGE de Chihuahua como autor material del homicidio de Miroslava.

La FGE tiene identificado a un tercer implicado en el crimen. Se trata de Wilbert Jasiel Vega Villa, quien aparentemente conducía el vehículo donde huyó el asesino de la periodista de 54 años.

Además, la Fiscalía cuenta con videos que señalan que un sobrino de Crispín Salazar condujo el vehículo en el que viajó el tirador que asesinó a la periodista. De esta persona no han dado a conocer su identidad.

Muerto Ramón Andrés, prófugos Wilbert Jasiel y un sobrino de los Salazar, la Fiscalía de Chihuahua centró el caso en “El Larry”, el único detenido hasta el momento por la muerte de la periodista.

El 80 ¿un distractor?

De acuerdo con las grabaciones presentadas por la FGE al Juez de Control que ordenó iniciar un juicio al Larry, Miroslava recibió una llamada del exalcalde de Chínipas, el panista Hugo Shultz, quien le pedía revelar las fuentes de su reportaje sobre candidatos vinculados al narco y le advertía que “ya no podía pisar la sierra” por indicación de ‘El 80’, líder de un grupo criminal antagónico a los Salazar.

Para la propia FGE de Chihuahua, la hipótesis de que el autor del crimen es Arturo Quintana Quintana, “El 80”, podría tratarse de un distractor de los Salazar.

El 12 de octubre de 2017, el Heraldo de Chihuahua publicó información atribuida a la FGE en la que revelaba que originalmente los integrantes de Los Salazar intentaron desviar la atención y adjudicar el crimen a Arturo Quintana Quintana, El 80, jefe del grupo criminal Nuevo cártel de Juárez. Lo hicieron con una cartulina el día del homicidio (de Miroslava), luego con una manta y otra cartulina colocada junto al cuerpo de Gabriel Ochoa Cárdenas, asesinado hace cuatro meses”.

Ya para ese entonces la FGE contaba con las grabaciones del alcalde panista, encontradas en una computadora decomisada en un operativo donde se localizó uno de los vehículos utilizado para cometer el crimen. Esto ocurrió a los pocos días del asesinato de la periodista.

Las hipótesis

Una de las hipótesis que ha manejado la FGE sobre los posibles responsables del crimen de la periodista, es que su ejecución la ordenaron directamente los hermanos Adán y Crispín Salazar Zamorano, por los constantes señalamientos hechos en sus reportajes.

Otra de las hipótesis es que “El Larry” ideó el ataque para complacer a sus jefes. En especial a Adán Salazar, pues coincidentemente el asesinato de la periodista ocurrió el mismo día que cumplía años el narcotraficante.

Una tercer hipótesis es que el asesinato lo ordenó Arturo Quintana, “El 80”, grupo antagónico de los Salazar. Aunque la propia FGE ha dejado ver que esta línea es un distractor de los Salazar para tratar de incriminar a uno de sus enemigos. Aun así, el pasado 27 de diciembre la Fiscalía anunció la detención del director de Seguridad Pública Municipal de Namiquipa, y dos policías municipales, como “miembros de una red de protección” para “El 80”.

La tercera hipótesis, sin embargo, perdió fuerza luego que el pasado 29 de diciembre, en el marco de la audiencia inicial contra Larry, la propia FGE informara que no existían datos que acreditaran que el exalcalde panista de Chínipas, Hugo Shultlz y Alfredo Piñera Guevara, vocero estatal del PAN participaran en la planeación o ejecución del homicidio de la periodista Miroslava Breach.

Leer: Fiscalía de Chihuahua deslinda a panistas de participar en el asesinato de Miroslava Breach

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

El caso del afroestadounidense condenado a muerte que fue juzgado 6 veces por el mismo crimen en EU

Curtis Flowers es acusado de cuatro homicidios, pero se ha librado de la pena capital debido a motivos raciales que han causado polémica durante sus juicios.
Reuters
24 de junio, 2019
Comparte

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló este sábado la condena del afroestadounidense Curtis Flowers, sentenciado a muerte por sexta vez en Mississippi, debido a que la Fiscalía excluyó a los jurados negros del juicio.

Los jueces dictaminaron 7-2 que su derecho a un juicio justo había sido violado.

Flowers, de 49 años y que lleva 22 en prisión, ha sido juzgado seis veces por los asesinatos de cuatro trabajadores de una tienda de muebles en Winona, Mississippi, en 1996.

Y el estado podría llevarlo a juicio por séptima vez por el mismo caso.

¿Qué pasó en los juicios?

Flowers fue declarado culpable en los tres primeros procesos, el primero con un jurado compuesto exclusivamente por individuos blancos y los dos siguientes con un solo integrante negro. El cuarto y quinto fueron juicios nulos.

Corte Suprema de Estados Unidos.

Getty Images
Los fiscales en EE.UU. pueden descartar a un número limitado de posibles integrantes del jurado al inicio de un caso sin dar una razón, pero es ilegal hacerlo por motivos de raza.

La Corte Suprema de Mississippi anuló las tres primeras condenas por “numerosos casos de conducta indebida de la fiscalía”, incluida la discriminación contra los jurados negros.

Los fiscales en EE.UU. pueden descartar a un número limitado de posibles jurados al inicio de un caso sin dar una razón, pero una resolución de la Corte Suprema de 1986 hizo que fuera ilegal hacerlo por motivos de raza.

En el sexto juicio, los fiscales desestimaron a cinco de los seis miembros afroestadounidenses, lo que, según Flowers, era discriminatorio.

La Corte Suprema de Mississippi emitió la sexta condena, pero la Corte Suprema de EE.UU la anuló el viernes.

¿Qué dijo la Corte Suprema de EE.UU.?

El juez Brett Kavanaugh, quien emitió por escrito la opinión de la mayoría, dijo que el Estado había estado “involucrado en cuestionamientos dramáticamente dispares” de posibles jurados basados en la raza.

Curtis Flowers antes de ser enviado a prisión

In The Dark
Curtis Flowers lleva en prisión desde 1997.

En su veredicto señaló que, en particular, uno de los jueces negros excluidos, Carolyn Wright, estaba “en una situación similar” a los miembros blancos a quienes la Fiscalía no se oponía.

Por su parte, el juez Samuel Alito señaló que era “arriesgado” que el caso fuera procesado “una vez más por el mismo fiscal”.

El fiscal de distrito del condado de Montgomery, Doug Evans, quien es blanco, ha llevado el caso de Flowers las seis veces anteriores.

¿Qué dijeron los jueces disidentes?

Los jueces Clarence Thomas y Neil Gorsuch no estuvieron de acuerdo.

Habitación donde se ejecuta la pena de muerte

Getty Images
Curtis Flowers enfrenta la pena de muerte.

El juez Thomas dijo que la decisión de la mayoría era “manifiestamente incorrecta” y dijo que la nueva decisión prolongaría la “pesadilla” de las familias de las víctimas.

También señaló que la mayoría no cuestionó el veredicto de culpabilidad o la imparcialidad del jurado, solo la conducta del fiscal.

El juez Thomas, el único afroestadounidense de la corte, señaló que la defensa también había utilizado ataques para eliminar a posibles jurados blancos.

¿Cómo ocurrieron los asesinatos?

Los asesinatos ocurrieron el 16 de julio de 1996 en Winona, Mississippi, una pequeña ciudad con una población de alrededor de 5,000 habitantes, 53% de ellos negros y 46% blancos.

La dueña de la tienda, Bertha Tardy de 59 años, el repartidor, Robert Golden de 42 años, el empleado a tiempo parcial, Derrick Stewart de 16 años, y la contadora Carmen Rigby, de 45 años, fueron asesinados a tiros en la tienda de muebles Tardy.

Golden era negro; las otras víctimas eran blancas.

Flowers había trabajado en la tienda, pero había sido despedido recientemente. Tardy, la dueña de la tienda, habría retenido su paga después de despedirlo. Faltaban cerca de US$300 dólares en la tienda después de los asesinatos.

Flowers no tenía una coartada para la mañana en que ocurrieron los asesinatos, pero tampoco tenía antecedentes penales.

Los testigos y la evidencia en la escena fueron impugnados.

Archie y Lola Flowers

Ben Depp/APM Reports
Los padres de Curtis Flowers, Archie y Lola.

¿Cuál es la reacción?

Después de la decisión, Benny Rigby, cuya esposa Carmen murió en el tiroteo, dijo al periódico local Clarion Ledger de Mississippi: “No hay justicia”.

“Si fuera blanco, ya lo habrían ejecutado”, agregó Rigby.

Pero la familia de Flowers se alegró con la resolución.

Su hermano mayor, Archie Flowers Jr, dijo que los tribunales “deberían haberlo dejado ir”.

“No hay duda en nuestras mentes de que él es inocente y Dios lo demostró hoy”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=AWSMPHoLKGc

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.