Los Salazar, la familia criminal ligada al asesinato de periodistas y la violencia en Chihuahua y Sonora
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Los Salazar, la familia criminal ligada al asesinato de periodistas y la violencia en Chihuahua y Sonora

Además del caso de Miroslava Breach, la banda criminal de Los Salazar es señalada por el caso de la desaparición del periodista Alfredo Jiménez Mota.
Cuartoscuro Archivo
Por Francisco Sandoval Alarcón
8 de enero, 2018
Comparte

En 2005, el periodista Alfredo Jiménez Mota desapareció en Sonora. Más de una década después Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada fue asesinada en Chihuahua. Una familia liga ambos casos: los Salazar.

Ambos comunicadores revelaron los nexos entre el cártel de Sinaloa y el grupo delictivo de los Salazar y autoridades policiacas.

Alfredo Jiménez lo hizo en diferentes reportajes publicados en El Imparcial de Sonora.

Antes de su desaparición Jiménez investigaba presuntos nexos de la familia Salazar y los hermanos Beltrán Leyva (en ese entonces socios de Joaquín Guzmán Loera), con políticos del PRI en el norteño estado de Sonora.

Desde 2005, la Procuraduría de Justicia de Sonora mantiene abierta una línea de investigación contra los “Salazar” la desaparición del reportero.

El 23 de marzo de 2017, Miroslava fue asesinada en Chihuahua. La colaboradora de La Jornada y columnista del Norte de Juárez denunció en un reportaje que los Salazar eran responsables de la violencia que se vive en la zona serrana de Chihuahua, y de colocar a candidatos priistas en las elecciones locales de 2016.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua investiga a un lugarteniente de los Salazar como principal responsable del asesinato de Miroslava Breach.

¿Quiénes son los Salazar?

Los Salazar son un grupo que opera desde la década de los 90 en Sonora, pero sus integrantes son originarios del municipio de Chínipas, Chihuahua. El líder fundador es Adán Salazar Zamorano, narcotraficante que por poco más de dos décadas, y hasta su detención en 2011, fungió como el principal productor y distribuidor de mariguana en la región del Valle del Mayo, con centro de operación en la ciudad de Navojoa.

Entre sus más cercanos colabores se encontraban sus hijos Jesús Alfredo Salazar Ramírez, detenido en 2012, y Adán Salazar, asesinado en 2016.

Actualmente el grupo es liderado por Crispín Salazar Zamorano, hermano de Adán (actualmente preso), principal operador del cártel de Sinaloa en la franja de Sonora y Chihuahua, frontera con Arizona, Estados Unidos. Uno de los corredores de la droga identificado por las autoridades mexicanas y norteamericanas.

Desde 2007, el cártel de Sinaloa (con el apoyo de los Salazar) le ha disputado al cártel de Juárez las rutas de trasiego y las zonas productoras de droga en Chihuahua. En la actualidad, existen células armadas vinculadas a la organización de Juárez que mantienen sus propios territorios, en tanto los sinaloenses operan otros.

Las pugnas se han recrudecido en los municipios de la sierra de Chihuahua, colindantes con Sonora, zona de influencia de los Salazar.

Las revelaciones sobre los Salazar

José Alfredo Jiménez Mota investigaba los nexos del cártel de Sinaloa y autoridades locales de Sonora cuando desapareció el 2 de abril de 2005.

En sus reportajes, atribuidos a informes oficiales de la Secretaría de Gobernación, el reportero habló de los capos que operaban en la región, entre ellos Enrique Parra,  asesinado en noviembre de 2005; David Garzón Anguiano, alías “El Estudiante”, y la banda de los Salazar.

En el caso de los Salazar, el periodista, de 25 años de edad, publicó que “la presencia de (Adán) Salazar Zamorano en Navojoa, data de los primeros años de la década de los 90, procedente del estado de Chihuahua. La intención de sentar aquí su centro de operación encontró oposición de la familia Enríquez Rosas, hasta ese momento considerado el principal grupo criminal en la localidad. El enfrentamiento entre ambas familias tuvo como clímax los años de 1997, 98 y 99 cuando se registraron siete homicidios con características de ajusticiamiento… en ningún caso fue comprobada su responsabilidad o la de alguno de sus colaboradores”.

La Procuraduría de Justicia de Sonora abrió una línea de investigación contra los Salazar, además de los demás narcotraficantes y autoridades señalados en las investigaciones del reportero sonorense.

De acuerdo con excompañeros de Alfredo y los informes que éste investigaba, retomado por medios como el Semanario  Zeta y periódico El Mañana, el reportero se encontraba tras la pista de políticos priistas sonorenses involucrados con la banda de los Salazar y sus socios.

Más de una década después, el 4 de marzo de 2016, Miroslava Breach publicó un reportaje que reveló como dos grupos del narcotráfico antagónicos -uno de ellos los Salazar – habían impuesto candidatos a ediles en la zona serrana de Chihuahua.

La periodista reveló que en el municipio de Bachíniva, el PRI postularía a la suegra del capo Arturo Quintana Quintana, líder de “La Línea” o “Nuevo cártel de Juárez”, en tanto en Chínipas competiría por el PRI Juan Salazar Ochoa, sobrino del líder de la banda de los Salazar. Grupos del narco antagónicos en la región.

En los meses siguientes a la publicación del reportaje, Miroslava siguió informando de las actividades delictivas y los métodos de violencia ejercidos por esos grupos del narcotráfico en la sierra de Chihuahua.

El 6 de agosto de 2016, la periodista informó que el asesinato y desplazamiento forzado de decenas de familias ocurrido en el municipio de Chínipas, era responsabilidad de los Salazar, quienes desde finales de 2012 emprendieron “una limpia de presuntos enemigos en la región que tiene bajo su control, desde los pueblos de San Rafael, Bachichivo, Guazaparez, Temoris, la cabecera municipal de Chínipas y los poblados de Milpillas, La Lobera, Las Chinacas y El Huicochi, en la zona límitrofe con Álamos, Sonora”.

El “Larry” a juicio

El pasado 28 de diciembre de 2017, durante la audiencia contra Juan Carlos Moreno Ochoa, alias “El Larry”, integrante de los Salazar y presunto autor intelectual del asesinato de la periodista Miroslava Breach, se dieron a conocer dos llamadas telefónicas donde se escucha que la periodista recibió supuestas amenazas de autoridades locales por el reportaje de los candidatos impuestos por el narco, durante las elecciones locales de 2016.

“El Larry” es uno de los principales lugartenientes de los Salazar. Fue capturado el pasado 26 de diciembre en Sonora y puesto a disposición de la FGE de Chihuahua. Su detención se dio una semana después de que en paraje de Álamos, Sonora, se encontrara el cuerpo sin vida de Ramón Andrés Zavala Corral, señalado por la FGE de Chihuahua como autor material del homicidio de Miroslava.

La FGE tiene identificado a un tercer implicado en el crimen. Se trata de Wilbert Jasiel Vega Villa, quien aparentemente conducía el vehículo donde huyó el asesino de la periodista de 54 años.

Además, la Fiscalía cuenta con videos que señalan que un sobrino de Crispín Salazar condujo el vehículo en el que viajó el tirador que asesinó a la periodista. De esta persona no han dado a conocer su identidad.

Muerto Ramón Andrés, prófugos Wilbert Jasiel y un sobrino de los Salazar, la Fiscalía de Chihuahua centró el caso en “El Larry”, el único detenido hasta el momento por la muerte de la periodista.

El 80 ¿un distractor?

De acuerdo con las grabaciones presentadas por la FGE al Juez de Control que ordenó iniciar un juicio al Larry, Miroslava recibió una llamada del exalcalde de Chínipas, el panista Hugo Shultz, quien le pedía revelar las fuentes de su reportaje sobre candidatos vinculados al narco y le advertía que “ya no podía pisar la sierra” por indicación de ‘El 80’, líder de un grupo criminal antagónico a los Salazar.

Para la propia FGE de Chihuahua, la hipótesis de que el autor del crimen es Arturo Quintana Quintana, “El 80”, podría tratarse de un distractor de los Salazar.

El 12 de octubre de 2017, el Heraldo de Chihuahua publicó información atribuida a la FGE en la que revelaba que originalmente los integrantes de Los Salazar intentaron desviar la atención y adjudicar el crimen a Arturo Quintana Quintana, El 80, jefe del grupo criminal Nuevo cártel de Juárez. Lo hicieron con una cartulina el día del homicidio (de Miroslava), luego con una manta y otra cartulina colocada junto al cuerpo de Gabriel Ochoa Cárdenas, asesinado hace cuatro meses”.

Ya para ese entonces la FGE contaba con las grabaciones del alcalde panista, encontradas en una computadora decomisada en un operativo donde se localizó uno de los vehículos utilizado para cometer el crimen. Esto ocurrió a los pocos días del asesinato de la periodista.

Las hipótesis

Una de las hipótesis que ha manejado la FGE sobre los posibles responsables del crimen de la periodista, es que su ejecución la ordenaron directamente los hermanos Adán y Crispín Salazar Zamorano, por los constantes señalamientos hechos en sus reportajes.

Otra de las hipótesis es que “El Larry” ideó el ataque para complacer a sus jefes. En especial a Adán Salazar, pues coincidentemente el asesinato de la periodista ocurrió el mismo día que cumplía años el narcotraficante.

Una tercer hipótesis es que el asesinato lo ordenó Arturo Quintana, “El 80”, grupo antagónico de los Salazar. Aunque la propia FGE ha dejado ver que esta línea es un distractor de los Salazar para tratar de incriminar a uno de sus enemigos. Aun así, el pasado 27 de diciembre la Fiscalía anunció la detención del director de Seguridad Pública Municipal de Namiquipa, y dos policías municipales, como “miembros de una red de protección” para “El 80”.

La tercera hipótesis, sin embargo, perdió fuerza luego que el pasado 29 de diciembre, en el marco de la audiencia inicial contra Larry, la propia FGE informara que no existían datos que acreditaran que el exalcalde panista de Chínipas, Hugo Shultlz y Alfredo Piñera Guevara, vocero estatal del PAN participaran en la planeación o ejecución del homicidio de la periodista Miroslava Breach.

Leer: Fiscalía de Chihuahua deslinda a panistas de participar en el asesinato de Miroslava Breach

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuánto se ha construido realmente del famoso muro de Trump con México y quién lo está pagando

Qué hay de cierto en las cifras que aporta el presidente estadounidense cuando dice que está prácticamente listo.
17 de octubre, 2020
Comparte

“¡Construye el muro! ¡Construye el muro! ¡Construye el muro!”.

Este fue uno de los cánticos más repetidos por los fervientes seguidores de Donald Trump en sus mítines de campaña por la presidencia en 2016.

Rápidamente, el “infranqueable, grande y hermoso muro” que iba a construir Trump en la frontera entre Estados Unidos y México se convirtió en una de las promesas bandera de su candidatura.

La propuesta venía acompañada, además, de otro compromiso: México iba a pagar los costos de la ambiciosa obra.

Cuatro años después, en plena campaña para su reelección, el presidente afirma que el muro pronto estará listo y que México está pagando por él.

Ya hemos construido 300 millas (480 kilómetros) del muro fronterizo“, exclamó Trump el 28 de agosto en un mitin en New Hampshire, recién terminada la Convención Nacional Republicana.

“El muro pronto estará listo y nuestros números en la frontera son los mejores de la historia. Por cierto, México está pagando por el muro, por si no lo sabían“, añadió el mandatario.

Desde entonces, en todos sus actos de campaña, incluidos los de esta semana en Florida y Pensilvania en su reaparición tras el contagio de covid-19, Trump ha insistido en estas dos ideas: que el muro avanza rápidamente y que la factura está del lado mexicano.

¿Son verídicas estas cifras? ¿Cuál es la situación actual del muro?

Cómo es la frontera

La frontera entre Estados Unidos y México tiene una longitud de 3.142 kilómetros.

Antes de que Trump llegara a la Casa Blanca, había barreras o vallas de separación en un tercio de la frontera, unos 1.050km.

Mapa de la frontera entre EE.UU. y México

BBC

En las zonas más urbanas, las barreras están hechas para impedir el paso de peatones y vehículos.

Las vallas son de diversos tipos: en algunos segmentos son paneles de chapa o acero corrugado, en otras partes hay una malla de alambre o varias superpuestas, y en ciertos sectores, hay barras verticales que miden entre 5,5 y 9,1 metros de altura colocadas sobre cemento y separadas por pequeños espacios.

Instalación de postes verticales en la frontera

Getty Images
Instalación de una valla secundaria de postes verticales en California.

En las áreas más remotas, el gobierno usa “cercas vehiculares”, que son postes de madera cruzados (generalmente obtenidos de las vías ferroviarias) que impiden el paso de vehículos pero que pueden ser superados por peatones.

En el puesto fronterizo entre San Diego y Tijuana, las vallas se adentran hasta 100 metros en el mar y están hechas por materiales resistentes al óxido y la corrosión salina.

Valla se adentra en el océano Pacífico

Getty Images
El muro o valla separa a San Diego y Tijuana y se adentra unos 100 metros en el mar.

En el resto de la frontera, donde hay zonas montañosas, desiertos, humedales y canales en torno al río Bravo (o río Grande), no existe una estructura hecha por el ser humano: la naturaleza forma su propia barrera.

En algunos puntos, la frontera tiene dos o hasta tres capas de barreras, una detrás de otra. Las autoridades se refieren a ellas como barreras primarias, secundarias y terciarias.

Gráfico de detenciones en la frontera EE.UU.-México

BBC

La promesa y las cifras de Trump

Durante la campaña de 2016, Trump prometió construir el muro a lo largo de toda la frontera.

Posteriormente aclaró que solo cubriría la mitad, dado que la naturaleza se encarga del resto.

El rio Bravo (río Grande en EE.UU.)

Getty Images
El rio Bravo (río Grande en EE.UU.) y otros accidentes geográficos crean una frontera natural de por sí difícil de cruzar.

Las dificultades para encontrar financiación para el muro retrasaron los planes del presidente.

Ahora, a unas semanas de las elecciones y con más de tres años y medio de gobierno en la espalda, Trump se jacta de que el muro está prácticamente listo.

Muro en el desierto de Sonora

Getty Images
Partes del muro atraviesan el desierto como esta que separa San Luis, Colorado, de Sonora.

El presidente dice que ya se han construido 480km y espera que para principios de 2021 se haya completado un total de 800km.

Pero las cifras oficiales muestran una cara diferente.

Los datos

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) envió a BBC Mundo su último informe sobre el estado del muro, con datos actualizados al 4 de septiembre de 2020.

Desde enero de 2017 -cuando Trump asumió la presidencia- hasta primeros de septiembre se han construido aproximadamente 507 kilómetros del llamado nuevo sistema de muro fronterizo”, que además de barreras con balizas de acero incluye patrullas, carreteras adaptadas a todas las condiciones climáticas, iluminación, cámaras y otras tecnologías de vigilancia como sensores o drones.

Una excavadora en la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez

Reuters
En distintos puntos fronterizos de Texas se pueden ver trabajos de construcción o sustitución del muro.

Si se comparan los números con las cifras que maneja Trump, no hay apenas diferencia.

Lo que sucede es que la mayor parte de los 507km construidos -unos 451km- son sustituciones o reparaciones de estructuras ya existentes que estaban deterioradas (421km de barreras primarias y 30km de barreras secundarias).

En conclusión, únicamente se han construido 56 kilómetros de muro nuevo, de los cuales 43km corresponden a vallas secundarias, lo que nos deja un total de 13km de barreras primarias totalmente nuevas.

Las dificultades para construir de cero

El hecho de que el gobierno no haya podido avanzar en la construcción de un muro totalmente nuevo se explica por varias razones.

Una de ellas es la ya mencionada dificultad para construir en zonas donde la naturaleza se impone, especialmente en las inmediaciones del río Grande.

Valla en Texas

Getty Images
La valla también cruza zonas rurales y agrícolas, como esta cerca en Brownsville, Texas. Los rancheros del norte que tienen propiedades en el sur cruzan la frontera por una gran puerta metálica con cerrojo de seguridad.

También hay que tener en cuenta que muchas de las zonas libres de barreras se encuentran en tierras de propiedad privada y sus dueños no están dispuestos a permitir que se erija un muro en su terreno.

A diferencia de los estados del oeste, donde gran parte de la tierra está bajo control del gobierno, hay cientos de granjas en la ribera del río, ranchos y otras propiedades en manos privadas en Texas.

Algunas carecen de registros de propiedad, otras están en manos de múltiples herederos.

El gobierno planea hacer uso de su derecho de expropiación para adquirir los terrenos, pero el proceso es lento e implica acciones legales que se pueden prolongar en el tiempo.

A estos obstáculos se les suma la falta del presupuesto total necesario para completar la construcción prometida.

Donald Trump en un mitin en New Hampshire el 28 de agosto de 2020

Reuters
La visión de Trump sobre cómo será el muro ha cambiado desde que llegó a la Casa Blanca.

Lo que nos lleva al siguiente punto: ¿quién está pagando por el muro?

México en la mira

El 25 de enero de 2017, Trump firmó un decreto que autorizaba la construcción del muro en la frontera sur.

Pocos meses después, en abril, Trump tuvo que renunciar a hacer la obra en su primer año fiscal como presidente, como era su promesa.

El mandatario insistió en que la gran obra de infraestructura sería financiada por México.

Trabajador en el muro entre Estados Unidos y México a la altura de Mission, Texas

Reuters
El presidente Trump insiste en que México está pagando la construcción del muro fronterizo.

El entonces presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, rechazó esa afirmación y aseguró en varias ocasiones que su país no pagaría ningún muro.

Y en su reciente encuentro en la Casa Blanca, tanto el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, como Trump evitaron hablar del delicado asunto.

Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump en la Casa Blanca el 8 de julio de 2020

Reuters
Los presidentes de México y Estados Unidos no hablaron sobre la financiación del muro durante su encuentro en la Casa Blanca a primeros de julio.

Aun así, el mandatario estadounidense insiste en que México “está pagando” el muro, algo que los datos oficiales también contradicen.

Según la CBP, la financiación para la construcción procede de los Departamentos de Seguridad Nacional, Defensa yTesoro.

Esto ha sido posible gracias a la declaración de estado de emergencia nacional en la frontera firmada por Trump el 15 de febrero de 2019 y que todavía está en vigor.

El presidente justificó que la declaración era necesaria para proteger al país de una “invasión de drogas y criminales” procedente de México y que supone “un grave riesgo para la seguridad nacional”.

Gráfico de detenciones en la frontera EE.UU.-México

BBC

La medida le permitió desviar para el muro US$6.300 millones de partidas presupuestarias del Departamento de Defensa para la lucha contra las drogas.

A esa cantidad se le sumaron US$3.600 millones del presupuesto del Departamento de Defensa para construcciones militares más unos US$3.400 millones de los presupuestos anuales de la CBP (que depende del Departamento de Seguridad Nacional).

Muro de paneles metálicos

Getty Images
Muro de paneles metálicos vistos desde México.

Todas esas partidas más los US$1.375 millones que sí fueron aprobados por el Congreso en 2018 suman un total de unos US$15.000 millones, una cantidad inferior a los US$25.000 millones inicialmente presupuestados para la construcción del muro.

En cualquier caso, ninguna de estas partidas parece proceder de México.

BBC Mundo se puso en contacto con el equipo de campaña de Trump para aclarar las discrepancias en los datos de construcción y financiación y nos remitieron a la Casa Blanca.

Hasta ahora no hemos obtenido respuesta.

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.