Segob censura a Cáñamo por informar sobre la mariguana; la revista trabaja con un amparo temporal
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Segob censura a Cáñamo por informar sobre la mariguana; la revista trabaja con un amparo temporal

A finales de 2017, aún con Osorio Chong a la cabeza, la Secretaría de Gobernación determinó que la revista debía ser sometida a censura total, y prohibir definitivamente su venta. Sin embargo se mantiene activa gracias a un amparo temporal.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
26 de enero, 2018
Comparte

 

Hace dos años, la Secretaría de Gobernación (encabezada entonces por Miguel Ángel Osorio Chong), anunció a los editores de la revista Cáñamo que su publicación, que apenas comenzaba a circular, atentaba contra las “buenas costumbres” de la sociedad mexicana, al tener siempre a la mariguana como temática principal, así como su vínculo con la cultura, la historia, la tecnología y la política. Por esa razón, advirtió entonces Segob, se pondría a consulta de diversas instancias si su contenido era “moral”.

A finales de 2017, aún con Osorio Chong a la cabeza, la Secretaría de Gobernación determinó que esta revista debía ser sometida a censura total, y prohibir definitivamente su venta.

“En primera instancias –explicó Leopoldo Rivera, editor de Cáñamo–, en la Secretaría de Gobernación nos dijeron que nuestra revista podría ser ilícita, entonces, consultaron a la Procuraduría General de la República, a la Comisión Federal para Prevenir Riesgos Sanitarios, (Cofepris) y a la Comisión Nacional Contra las Adicciones, y ninguno de estos organismos tuvo una objeción real contra la revista, porque nosotros no promovemos el consumo, sino que difundimos información relacionada con la planta y la cultura que la rodea. No obstante, luego de este proceso de consultas, el gobierno federal decidió declarar ilícita la publicación y prohibir su circulación”.

Para prohibir la revista Cáñamo, la Secretaría de Gobernación se basó en una norma promulgada hace más de 66 años, el Reglamento sobre Publicaciones y Revistas Ilustradas (que data de 1951), según el cual, el gobierno puede censurar cualquier impreso que contenga “todo aquello que directa o indirectamente induzca o fomente vicios”.

Como explicó su editor, Cáñamo surgió en 2015, luego de que el mismo presidente de la República, Enrique Peña Nieto, convocara a la sociedad mexicana a emprender un profundo debate sobre los pros y los contras de la legalización de la mariguana.

Aún cuando Cáñamo surgió en el contexto de dicha convocatoria, tres meses después de que se editó su primer número se iniciaron los procedimientos administrativos en su contra.

Pero las contradicciones del gobierno federal no terminaron ahí.

En abril de 2016, el mismo presidente Peña Nieto presentó al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma legal, que buscaba autorizar el uso médico y científico de la mariguana, por un lado, y despenalizar el consumo personal.

Esta nueva postura, que buscaba no continuar criminalizando a los consumidores de mariguana fue calificada por el mismo Peña Nieto como “un paso histórico”.

Pese a ello, un año después la Secretaría de Gobernación determinó prohibir la circulación de Cáñamo, con el argumento de que promueve vicios.

Desde que se recibió dicha notificación, explicó el editor de Cáñamo, “trabajamos con un amparo, que nos otorgó la juez Décimo Tercera de Distrito”, que sólo tiene vigencia temporal, en tanto la juez determina si la prohibición de la revista decretada por Segob es legal, o si se están violando los derechos de libre opinión, libre expresión y el derecho a la libertad de prensa, tal como consideran los editores de Cáñamo que es el caso.

“Nosotros consideramos que éste es un atentado a nuestra libertad de expresión, y por eso interpusimos un amparo –explicó Leopoldo Rivera–, el amparo se nos concedió, en tanto se da este periodo de revisión, en el que la juez consulta a las instancias involucradas, y una vez que ellos devuelvan sus observaciones, se turnará a un tribunal que tomará la decisión definitiva.”

Y mientras esto ocurre, Cáñamo lanzó a la venta dos nuevos ejemplares de la publicación, que fueron presentados al público este 25 de enero, aún cuando no cuentan con el certificado de licitud del contenido.

“Nosotros queremos estar dentro de la ley, por eso hicimos el trámite para obtener el certificado de licitud –explicó el editor de Cáñamo–, y no vemos que estemos atentando contra la seguridad de nadie, ni contra la estabilidad del país, lo que nosotros difundimos es información, nada más.”

Los dos últimos ejemplares de Cáñamo sirven de ejemplo: el número correspondiente a octubre-noviembre de 2017 incluye como tema principal los usos posibles que pueden darse a la planta de la mariguana como base para materiales de construcción baratos, y cómo estos pueden aprovecharse para atender comunidades afectadas en sus viviendas e infraestructura por desastres naturales, como los recientes temblores.

Asimismo, el número correspondiente al bimestre diciembre-enero, el cual incluye “una entrevista con Juan Brujo, que es vocalista del grupo Brujería, que fue censurado en Estados Unidos, y en el cual él expone cómo la música puede llegar a ser molesta, y me parece que esa idea es análoga a lo que nosotros estamos diciendo: cómo en México la información puede llegar a ser molesta, y cómo la información sirve para llevar adelante las ideas”.

El ejemplar octubre-noviembre incluye también una carta de solidaridad con la revista Cáñamo, firmada por decenas de intelectuales y activistas mexicanos, en la cual se pronuncian “por un México sin censura”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cuándo una persona enferma de COVID-19 deja de ser contagiosa (tenga o no síntomas)?

Existe la creencia de que algunos virus sólo se propagan cuando se están incubando, o de que solo con tos o fiebre puedes contagiar a otros. ¿Qué ocurre con el coronavirus?
17 de noviembre, 2020
Comparte

Quizás todos hemos escuchado alguna vez a una persona enferma, con una gripe o un resfriado, por ejemplo, que dice: “no te preocupes, ya no estoy contagiosa”.

Porque existe la creencia de que algunos virus sólo se propagan cuando se están incubando, es decir, durante el período que pasa desde que te infectas con el virus hasta que aparecen los primeros síntomas.

La creencia, sin embargo, está equivocada.

Muchos virus continúan propagándose tiempo después de que los síntomas de la persona contagiada desaparecen.

Es decir, una tos o una fiebre no son los únicos indicadores de que una persona puede infectar a otros con un virus.

Y ¿qué ocurre con el nuevo coronavirus SARS-Cov-2 que ha demostrado tener características singulares que no se conocían en ningún otro patógeno?

¿Cuánto tiempo dura su contagiosidad?

Y ¿cómo se pueden evitar las infecciones cuando una persona contagiada con el coronavirus no presenta síntomas?

prueba PCR

Getty Images
Las pruebas PCR pueden seguir dando positivas varios días o semanas después del contagio del virus.

Incubación

Desde que el SARS-Cov-2 fue detectado en China en diciembre pasado, varios equipos científicos han estado investigando el período de incubación del nuevo coronavirus.

Uno de estos estudios, llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hokpins y publicado en Annals of Internal Medicine en mayo, encontró que el período de incubación promedio del nuevo coronavirus es de 5,1 días.

Y la mayoría (97,5%) de los contagiados que desarrollan síntomas lo hacen dentro de un período de 11,5 días.

“Desde que una persona se expone al virus a través de la nariz o de la boca pasan de promedio tres días hasta que empieza a desarrollar síntomas, como tos y fiebre”, le explica a BBC Mundo el doctor Vicente Soriano, médico especialista en enfermedades infecciosas y genética clínica y exasesor de la Organización Mundial de la Salud.

“Pero la capacidad de contagiar a otros, de transmitir ese virus a otros se prolonga de 7 a 10 días más“, explica el experto, que también es profesor de la Universidad Internacional de La Rioja, España.

Agrega que a partir de ese momento, cuando los síntomas ya han remitido o desaparecido, también disminuye la posibilidad de contagiar a otros.

coronavirus

Getty Images
Las mascarillas pueden ayudar a reducir el riesgo de que una persona contagiada y asintomática contagie a otras personas.

El experto subraya, sin embargo, que las pruebas PCR, que se usan para detectar el virus, pueden seguir dando positivas varios días o semanas después del contagio del virus.

Pero esto no quiere decir que la persona siga siendo contagiosa.

“La PCR que detecta fragmentos del genoma del virus puede continuar positiva después de una, dos o hasta tres semanas después de que la persona se curó de covid”, señala Vicente Soriano.

“Pero esa PCR positiva no refleja contagiosidad. Lo que detecta la PCR son fragmentos de virus, o ‘secuencias basura”, que son fragmentos del genoma del virus que están en el tracto respiratorio y que expulsamos durante varias semanas después de haberse curado la enfermedad”, explica el experto.

En efecto, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde que comenzaron a aplicarse e ilustra por qué las estadísticas de la covid-19 están lejos de ser perfectas.

Pero tal como subraya el doctor Vicente Soriano, “la contiagiosidad del coronavirus básicamente son de 7 a 10 días, uno o dos días antes de empezar los síntomas y mientras los síntomas ocurren”, agrega.


¿Cuándo puedo estar con otras personas si tuve covid-19 y tuve síntomas?

  • 10 días después de la aparición de los síntomas y
  • 24 horas sin fiebre y sin usar medicamentos para bajar la fiebre y
  • Cuando ya están mejorando otros síntomas de covid-19

Fuente: CDC


Coronavirus

Getty Images
Se cree que hasta 30% de las personas contagiadas con coronavirus no presentan síntomas.

Pero ¿qué ocurre cuando una persona se contagia con el coronavirus y no presenta síntomas? ¿Cómo saber que no contagiará a otros?

Un estudio publicado en agosto en Journal of the American Medical Association (JAMA) encontró que cerca de 30% de los pacientes que dan positivo con el coronavirus son asintomáticos.

Y los investigadores encontraron que a pesar de no presentar síntomas, los pacientes son portadores de la misma cantidad de virus que los pacientes con síntomas y ambos permanecen con esa carga viral durante el mismo tiempo.

Por eso, señalan los expertos, la importancia de usar mascarillas y observar el distanciamiento social.

Estas dos medidas pueden ayudar a reducir el riesgo de que una persona con covid-19 y asintomática contagie a otras personas.

“Con los asintomáticos no se sabe por cuánto tiempo pueden ser contagiosos”, explica Vicente Soriano.

“Básicamente, las personas asintomáticas pueden transmitir virus a otros durante una semana, igual que los que tienen síntomas, pero a menos que la persona se haga un test de antígeno (para detectar que tuvo la enfermedad) o una PCR, esa persona pasa desapercibida“, le dice el experto a BBC Mundo.

“De allí el interés del rastreo para identificar a las personas que han podido estar en una zona de contagio con gente que aun no ha dado positivo y hacerles el test de antígeno o la PCR, a partir de las 48 horas del evento”.

De esta forma, dice el experto, se puede identificar a los asintomáticos y mantenerlos aislados durante 10 días para evitar otros contagios.

Cuando una persona tuvo síntomas no es necesario realizarse nuevamente la prueba de detección, basta con que se mantenga 10 días aislada para dejar de ser contagiosa.

Pacientes graves

Estas recomendaciones, sin embargo, no se aplican a las personas que tuvieron síntomas más graves de covid-19 y no fueron hospitalizadas.

Tal como señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, en muchos casos, cuando una persona estuvo grave y no fue hospitalizada deberá permanecer en su casa hasta20 días después de la aparición inicial de los síntomas.

Asimismo, las personas con trastornos del sistema inmune o sistemas inmunes debilitados que tuvieron covid-19, deberán permanecer más tiempo en su casa y consultar a su médico para saber cuándo pueden dejar de aislarse.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aRHd8bOSTvc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.