#SemáforoEconómico: La generación de empleo formal en 2017 resalta la disparidad regional

Aunque hubo un aumento en trabajadores registrados ante el IMSS; las cifras de generación de empleo formal se encuentran muy por debajo de lo estimado.

#SemáforoEconómico: La generación de empleo formal en 2017 resalta la disparidad regional
Archivo/Cuartoscuro.

Cuando Enrique Peña Nieto asumió la presidencia, había 16 millones 294 mil 936 trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Al cierre de 2017, esta cifra ascendió a 19 millones 418 mil 455, registrándose un total de 3 millones 123 mil 519 nuevos empleos durante los 61 meses de gestión.

Esta cifra representa un avance ya que se trata de trabajadores que ahora tienen acceso a las prestaciones de seguridad social exigidas por la ley. Desde acceso a servicios médicos en el IMSS hasta créditos para vivienda, prestaciones que incrementan la calidad de vida.

No obstante, el número de empleos formales generados continúa muy por debajo de la meta establecida por México, ¿cómo vamos? en su Semáforo Económico, 100 mil empleos al mes. Durante 2017, se generaron 801 mil 831 empleos formales, que representan 67% de los 1.2 millones que debieron haberse registrado. Dado que los resultados obtenidos están muy lejos de alcanzar la meta, el #SemáforoEconómico de empleo formal nacional está en rojo.

Por otra parte, la generación de empleo formal es uno de los indicadores económicos que año con año reflejan la continua disparidad regional en México. Los más de 3 millones de empleos registrados en los últimos cinco años en el país son el resultado de altas cifras de generación de empleo formal en estados del norte y el Bajío, mientras en otras regiones del país, empezando por Veracruz, Tabasco y Campeche, la creación de plazas formales ha sido negativa durante este mismo periodo.

México, ¿cómo vamos? en su #SemáforoEconómico estima una meta específica de empleos formales que deben generarse por año en cada estado, dependiendo de su propia dinámica laboral, para darle cabida en el mercado formal a las personas que se incorporan al mercado del trabajo. En 2017, únicamente 9 estados alcanzaron – y rebasaron – la meta de generación de empleo formal. Entre ellos están los localizados en el Bajío, Querétaro, Aguascalientes, y Guanajuato, quienes alcanzaron 237%, 126% y 110% de sus respectivas metas.

Asimismo, vale la pena resaltar el caso de Quintana Roo, estado con la mayor generación de empleo formal respecto a la meta estatal. En 2017 registró 40 mil 724 empleos en el IMSS, mientras la meta del estado en el #SemáforoEconómico es 17 mil, por lo que alcanzó 240% de ésta. Sin embargo, únicamente 7 de cada 10 de esos empleos generados fueron de carácter permanente. De hecho, fue el noveno estado con la menor proporción de empleos formales permanentes generados.

El registro de una cifra baja en la generación de empleos formales de carácter permanente también se observó en Nayarit y Veracruz, donde únicamente 13% y 46% de los empleos formales respectivamente registrados en 2017 fueron permanentes. En Chiapas, por su parte, desaparecieron 898 empleos permanentes y se generaron 1,076 empleos eventuales, por lo que el efecto neto resultó en un aumento de 178 empleos formales en 2017, todos ellos de carácter eventual.

En cuanto a los estados que se rezagan en la generación de empleo formal y que son muestra de la ampliación en la brecha de desarrollo regional, Tabasco, Campeche, Chiapas y Guerrero fueron aquellos con el menor registro de empleos formales como proporción de sus respectivas metas. Todos ellos localizados en el sur de México. Mientras en Tabasco y Campeche la generación de empleo formal fue negativa, en Chiapas el minúsculo avance representó apenas 0.4% de la meta anual estatal.

El empleo formal debe continuar siendo una prioridad en la política económica de México, sin descuidar la importancia de obtener resultados positivos generalizados en todo el territorio.

Close
Comentarios