close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
John's Crazy Socks

John's Crazy Socks: cómo un joven con síndrome de Down creó un negocio millonario con sus calcetines

¿Cuál fue la fórmula para que un joven de 21 años se hiciera millonario porque quería pasarlo bien?
John's Crazy Socks
Por Joshua Cheetham BBC News
16 de enero, 2018
Comparte

“Los calcetines son divertidos, creativos y coloridos, y me dejan ser como soy”, cuenta John Cronin, un joven de 21 años que tiene síndrome de Down.

En un año, su empresa “John’s Crazy Socks”, que en español sería “Los calcetines locos de John”, ha generado ingresos por US$1,4 millones.

Con el empredimiento John y su padre Mark Cronin han conseguido además US$30.000 para obras de beneficencia y le han vendido calcetines a personas como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau y el expresidente de Estados Unidos, George H.W. Bush.

¿De dónde salió la idea? Hace un par de años John le dijo a su padre que quería crear un negocio cuando saliera de la secundaria, pero que no sabía qué tipo de empresa podría ser.

A selection of socks sold by the online store

BBC
Los calcetines se venden en internet. (Foto de John’s Crazy Socks)

“Mi primera sugerencia fue hacer un negocio divertido, pero no sabíamos qué producto vender”, cuenta John, originario de Long Island en Nueva York.

Después pensó que podía ser un camión de comida, pero había un problema con esa idea: “No sabemos cocinar“, dice Mark riéndose.

Hasta que llegaron a la idea de los calcetines.

Los calcetines “locos”

“Toda su vida John había usado calcetines coloridos y locos, era algo que le encantaba y entonces sugirió que deberíamos vender calcetines”, cuenta Mark.

John y su padre Mark

BBC
La empresa ha crecido gracias al trabajo de John y su padre Mark. (Foto de John’s Crazy Socks)

Así fue como nació una empresa que actualmente vende por internet cerca de 1.400 tipos diferentes de calcetines con todo tipo de diseños, que van desde gatos y perros, hasta Donald Trump.

Cada orden es enviada el mismo día, junto a una bolsa de dulces y una tarjeta escrita a mano que dice “gracias“. Y si el pedido es cerca, John va personalmente a dejarlos.

Como es el rostro de la empresa, John asiste a eventos comerciales, habla con los clientes y los proveedores, y presenta iniciativas como “Lunes de locura de la bolsa misteriosa” y “El calcetín del mes”.

Su padre se dedica a manejar los aspectos técnicos de administrar el negocio.

“John es la inspiración”, dice Mark, agregando que el joven no recibe un trato especial.

“John trabaja muy duro en la empresa. Normalmente estamos en la oficina antes de las 9am y habitualmente no nos vamos antes de las 8pm”.

En poco más de un año han enviado más de 30.000 órdenes.

Y como política del negocio, donan el 5% de las ganancias a las Olimpiadas Especiales, que organiza eventos para personas con dificultades en el aprendizaje.

John compite en deportes como básquetbol, fútbol y hockey.

También diseña “calcetines conscientes” con el fin de juntar dinero para instituciones como la Sociedad del Síndrome de Down y la del Autismo en EE.UU.

“Repartiendo felicidad”

“Tenemos una misión social y de mercado que son indivisibles”, dice Mark.

“Yo creo que no es suficiente vender un servicio o un producto. Creo que debe haber valores asociados al producto y nosotros tenemos un modelo de negocios que muestra eso”.

“Lo que hacemos es repartir felicidad”, agrega John.

John con su amigo Sam.

BBC
John trabaja con amigos y dice que lo pasa muy bien. (Foto de John’s Crazy Socks)

Cerca de un tercio de los empleados tiene algún grado de discapacidad y la empresa quiere aumentar esa cantidad.

“Estamos trabajando para mostrar lo que las personas con capacidades especiales pueden hacer”, dice Mark.

“Pasándolo bien”

Dicen que uno de sus mayores desafíos es tener la capacidad de responder a la creciente demanda.

“Nos ha sorprendido lo rápido que ha crecido”, dice Mark.

El padre admite que la experiencia ha sido una curva de aprendizaje. Mark, quien se graduó de la Universidad de Harvard, ha desarrollado gran parte de su carrera administrando organizaciones en el área legal y de salud.

“Las ventas y el negocio de los calcetines son nuevos para mí, pero estamos aprendiendo y pasándolo bien“, dice Mark.

¿Qué los hace sentir más orgullosos?

“Me hace feliz porque me gusta ayudar a los clientes y me gusta trabajar con mi papá“, dice John.

Padre e hijo esperan continuar con el éxito de la empresa. Ahora están ofreciendo calcetines diseñados a gusto del cliente y abriendo una línea de productos para distribuir en tiendas.

Al mismo tiempo quieren hacer una red en torno a la empresa para producir más contenido multimedia.

El síndrome de Down nunca me ha detenido“, dice John.

John mostrando sus calcetines.

BBC
“Tener Síndrome de Down nunca me ha detenido,” dice John. (Foto de John’s Crazy Socks)
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Aideé llegó muerta al hospital; nota médica contradice el reporte de autoridades

El hospital estaba a menos de 10 minutos del CCH, pero pasó más de una hora desde que se reportó el ataque hasta que la joven fue ingresada sin signos vitales.
Cuartoscuro Archivo
21 de mayo, 2019
Comparte

Aideé Mendoza, la estudiante de 18 años de edad que recibió un impacto de bala en el interior de su salón de clases del CCH Oriente, llegó muerta al hospital a donde fue trasladada, más de una hora después de que se reportó la agresión.

El motivo por el cual demoró tanto su traslado al centro de salud, que estaba a menos de diez minutos del colegio, y la circunstancia y autoría del crimen, continúan sin esclarecerse.

Del homicidio de Aideé, perpetrado a plena luz del día en un lugar público, han transcurrido ya 21 días. 

Animal Político tuvo acceso a la nota médico legal que da cuenta de los datos oficiales del fallecimiento de Aideé. La información vertida no concuerda con lo reportado inicialmente por la Procuraduría y la policía capitalina, tanto en los horarios del evento así como en la condición de la joven.

Leer >> Caso Aideé: Las contradicciones y dudas sobre el asesinato de la estudiante del CCH Oriente

El documento detalla que la joven ingresó al área de choque del Hospital Regional del ISSSTE “General Ignacio Zaragoza” a las 16 horas del 29 de abril. Lo hizo ya bajo las condiciones de “maniobras de reanimación”, y sin signos vitales. Es decir, la joven venía ya sin vida.

Se transcribe dicho reporte:

“Femenino de 18 años de edad, la cual se encuentra con maniobras de reanimación básica y avanzada sin signos vitales con palidez generalizada, durante las maniobras de reanimación e detecta sangrado importante a nivel del 8vo espacio intercostal línea media auxiliar derecha detectándose orificio de aproximadamente .5cm de diámetro, con hematoma en hipocondrio izquierdo línea axilar anterior, sin respuesta a maniobras de reanimación, concluyendo que llegó cadáver”.

El documento agrega que, según lo referido por los paramédicos que recogieron a Aideé, cuando estos llegaron al CCH Oriente la joven fue reportada con un “antecedente de crisis convulsiva y en maniobras de reanimación Fc 0 Fr 0”. Es decir, con una supuesta pérdida de signos vitales desde que llegaron al colegio.

La nota médico legal, firmada por los médicos de apellidos Nolasco y Pérez, concluye que Aideé Mendoza, con número de expediente MEJA0001228-99, falleció a causa de una “herida por proyectil de arma de fuego, probable doble penetrante”.

¿Cuánto tiempo pasó desde que Aideé cayó herida hasta que llegó al hospital?

De una hora 15 a una hora 30 minutos – por lo menos -,  desde que se reportó la agresión. De acuerdo con declaraciones de los estudiantes del salón de Aideé y de testigos, ella resultó lesionada poco después 2:30 de la tarde. Y para las 2:45 la enfermería del Colegio ya había recibido la notificación de que había ocurrido un incidente en el salón.

Un reporte interno de la policía capitalina indica que la ambulancia del ERUM recibió la solicitud de apoyo a las 3 de la tarde, de parte de Rubén Guevara López, jefe de la unidad de planeación del CCH. El reporte añade – sin precisar la hora – que llegó la unidad ERUM MX 061. Concluye diciendo que la joven perdió la vida al ingresar al nosocomio.

Los anteriores datos contradicen la tarjeta informativa oficial que la Procuraduría General de Justicia emitió por estos hechos, la noche del 29 de abril. En ella señaló primero que los “hechos se registraron a las 16:45 horas”, que en realidad son 45 minutos después de que la joven ya había muerto, y dos horas después de que se reportó inicialmente el incidente.

Pero además dicha tarjeta informativa dice que la joven ingresó y falleció en el hospital. En realidad murió antes de llegar al mismo, como señala el certificado legal.

Ambulancia no llegaba, dice testigo; director guarda silencio

Un testigo presencial de los hechos, trabajador del CCH Oriente, confirmó que el reporte de la emergencia de Aideé lo recibió una de las enfermeras del servicio de enfermería, de nombre Verónica, a las 2:45 de la tarde.

Indica que no pensaron que se tratara de un homicidio, pues Verónica revisó a la joven y no se percató de que tuviera una herida por arma de fuego. Pensó más bien en un estallamiento de vísceras, aunque su estado era crítico. Verónica procedió a darle los primeros auxilios, y solicitó a la secretaria Administrativa del CCH que pidiera el traslado inmediato al hospital.

“Lo que pasa es que desafortunadamente la ambulancia nunca llegó. Le dieron oxígeno ahí y le metieron una sonda gástrica, pensando que había sangre pero no. Se pensó entonces en un estallamiento de un pulmón, pero no estaba claro. Llegaron luego las doctoras de la tarde y era urgente que esta niña fuera llevada al hospital, pero desafortunadamente si tardó mucho la ambulancia en llegar”, señaló el testigo.

La doctora Lourdes Cuautle, tía de Aideé Mendoza, dijo a Animal Político que la familia ya ha cuestionado al director del CCH Oriente, Víctor Efraín Peralta Terrazas, sobre cómo manejaron la emergencia y los tiempos exactos en que se pidió el apoyo médico, pero éste no ha querido darles respuesta.

Explicó que cuenta con versiones (no confirmadas al 100%) de que una primera ambulancia habría llegado al plantel, pero al parecer esta no contaba con el equipo médico adecuado, por lo que tuvieron que esperar a una segunda unidad para brindar asistencia.

La tía de Aideé subrayó que, con independencia de las circunstancias precisas en que ocurrieron los hechos, la familia está convencida de que existieron negligencias en la atención de la emergencia, y por lo tanto es un asunto que debe de investigarse.

Pocas respuestas, varias preguntas

El lunes pasado se cumplieron tres semanas del homicidio de Aideé Mendoza y el caso sigue sin esclarecerse. La Procuraduría General de Justicia no ha anunciado alguna conclusión – por lo menos preliminar – de la investigación que lleva a cabo con motivo del crimen. Autoridades capitalinas indicaron a este medio que se esperan los resultados finales de diversos peritajes.

Lourdes Cuautle confirmó que la PGJ tampoco le ha dado alguna conclusión definitiva a la familia. La semana pasada les informaron que siguen abiertas tres líneas de investigación, aunque la que ha cobrado mayor fuerza es la de que la bala calibre 9 milímetros que hirió a Aideé provino de una distancia de al menos 150 metros.

Indicó que las autoridades les prometieron que esta semana les darán acceso a la carpeta de investigación, para conocer los avances respecto a las distintas líneas abiertas.

“Lo que sí está confirmado es que  la bala fue de 9 milímetros, que entró de derecha a izquierda y afectó el pulmón, hígado e intestino de Aideé. Pero aún nos falta ver de dónde vino y quién fue el responsable. Y también que se esclarezca el tema de la atención que recibió”, dijo.

La tía de la joven anunció además que se está organizando una marcha para el próximo 30 de mayo, que partiría del Ángel de la Independencia, con motivo del primer mes del homicidio de Aideé. El destino aún no está confirmado, pero sería en conjunto con otras organizaciones de víctimas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.