Los videojuegos, entretenimiento y ayuda para combatir la diabetes o males de la vejez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
StockSnap.Io

Los videojuegos, entretenimiento y ayuda para combatir la diabetes o males de la vejez

Los videojuegos pueden ayudar como elemento preventivo de enfermedades y en el desarrollo del aprendizaje, según especialistas.
StockSnap.Io
Por Notimex
6 de enero, 2018
Comparte

La mala fama de los videojuegos como medio de entretenimiento vicioso ha cambiado a ser un elemento terapéutico de prevención y rehabilitación de enfermedades crónico-degenerativas, señalaron los especialistas Leticia Neira Tovar y Jorge Martín Gutiérrez, quienes resaltaron que también son útiles en procesos de enseñanza-aprendizaje y como difusor de la cultura.

En la jornada “Videojuegos, investigación y producción”, realizada en la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Neira Tovar afirmó que los videojuegos serios pueden contribuir a prevenir síntomas de la diabetes mellitus tipo 2 en las articulaciones, así como padecimientos provocados por un accidente o la vejez.

Además son una herramienta en algunos tratamientos médicos, ya que pueden ser usados en cualquier espacio físico para hacer ejercicio y ayudan a reaccionar ante una situación de temor y ansiedad, lo que demuestra que son provechosos en los trabajos de rehabilitación.

La académica de la Universidad Autónoma de Nuevo León, cuyas investigaciones se centran en métodos de realidad virtual aplicada a problemas de salud y desarrollo de videojuegos, señaló que éstos incrementan la eficiencia del tratamiento y la disciplina del paciente, aunado a beneficios físicos y emocionales en la salud.

Además de que brindan al enfermo diversión y un estímulo al ver que sus movimientos se reflejan usando guantes de realidad aumentada o sensores que ayudan a simular una inmersión, lo que hace de la terapia una rutina entretenida que se realiza con agrado.

De esta manera, el efecto lúdico es incorporado a la salud como una opción para alcanzar una rehabilitación adecuada o como mecanismo de prevención con el fin de acceder a una mejor calidad de vida, destacó.

Neira Tovar mencionó que la incorporación de los videojuegos al sector salud data de poco más de una década en las naciones desarrolladas y en México fueron agregados con la llegada de empresas estadounidenses y japonesas, con las investigaciones multidisciplinarias de ingenieros en sistemas, información y computación, médicos, terapeutas, diseñadores y psicólogos.

El académico de la Universidad de La Laguna, Islas Canarias, España, Martín Gutiérrez, subrayó que si bien hay estudios que señalan los efectos negativos de jugar con estos dispositivos, porque pueden desensibilizar o crear enajenación y adicción, sus consecuencias positivas son mayores porque se transforman para apoyar la educación, los campos de la salud, el arte y la cultura.

En la jornada, convocada por la Maestría en Diseño, Información y Comunicación (MADIC), puntualizó que el proceso de asimilación del conocimiento resulta mayor a través del juego, porque un cerebro relajado, sin escenarios de tensión, aprende más.

Agregó que existe evidencia científica de que interactuar con videojuegos mejora la atención y aumenta el tamaño y el desempeño de partes del cerebro responsables de las habilidades videoespaciales, en específico el hipocampo derecho, además de que evitan el envejecimiento cerebral.

El académico expuso que estudios de científicos de la Universidad de California, en San Francisco, publicados en la revista Nature, mostraron que el uso de sistemas 3D diseñados para el estudio, mejoraron el rendimiento cognitivo en adultos mayores e invirtió algunos efectos adversos asociados con el envejecimiento.

Sin embargo, dijo, el efecto de esos aparatos en el cerebro es un campo reciente de investigación que necesita continuar explorándose, por ser un potencial elemento para mejorar la capacidad cognitiva y prevenir trastornos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: qué tan común es la infección asintomática y otras 4 preguntas clave

Entender la infección asintomática por coronavirus es clave para controlar la pandemia. Un científico responde cinco preguntas sobre este fenómeno.
9 de mayo, 2020
Comparte

El resultado de los análisis de sangre que muestran si un individuo ha estado expuesto al coronavirus está comenzando a ver la luz.

Los hallazgos preliminares sugieren que muchos se han infectado sin saberlo. Incluso aquellos que terminan experimentando los síntomas comunes de la covid-19 no empiezan a toser o desarrollar fiebre en el momento en que están infectados.

Este artículo repasa lo que se conoce y se desconoce de los casos asintomáticos de covid-19.

1. ¿Qué tan común es que las personas se contagien y combatan el coronavirus sin saberlo?

En general, sufrir una infección sin tener síntomas es común. Quizás el ejemplo más famoso es el de Mary Mallon (“María Tifoidea”) quien propagó la fiebre tifoidea a otras personas sin sufrir ningún síntoma a comienzos del siglo XX.

Mis colegas y yo hemos descubierto que el cuerpo combate muchas infecciones sin que la persona lo sepa. Por ejemplo, cuando vigilamos cuidadosamente a niños en busca del parásito criptosporidio, uno de los mayores causantes de la diarrea, casi la mitad de los infectados no tenía ningún síntoma.

Las autoridades sanitarias han recomendado el uso de mascarillas en espacios públicos.

Getty Images
Las autoridades sanitarias han recomendado el uso de mascarillas en espacios públicos.

En el caso de la gripe, se estima que entre el 5% y el 25% de infecciones ocurren sin síntoma alguno.

Por lo general, los síntomas no son más que un efecto colateral en la defensa contra una infección. Al sistema inmune le toma poco tiempo desarrollar esa defensa, por ello a algunos casos se los considera más presintomáticos que asintomáticos.

2. ¿Puede alguien propagar el coronavirus sin toser o estornudar?

Todo el mundo está en alerta ante las gotas que se esparcen con la tos o estornudo de un paciente de coronavirus. Existe una gran razón por la que las autoridades sanitarias han recomendado que todos deben usar mascarillas.

Pero el virus también se propaga a través de las exhalaciones normales que pueden contener gotas con el virus. Una respiración normal puede lanzar el virus unos cuantos metros de distancia.

Los resultados de los tests de anticuerpos están comenzando a revelarse en varios países.

Getty Images
Los resultados de los tests de anticuerpos están comenzando a revelarse en varios países.

La transmisión también puede venir de superficies como el asidero del carrito de la compra o el picaporte de una puerta que haya sido contaminado por una persona infectada por coronavirus.

3. ¿Qué se sabe sobre cuán contagioso puede ser un paciente asintomático?

Sin importar el contexto, si has estado expuesto a alguien con covid-19, debes autoaislarte durante 14 días. Incluso si te sientes bien, estás en riesgo de transmitir la infección a otros.

Recientemente se han descubierto grandes niveles de concentración del patógeno en las secreciones respiratorias durante el período “presintomático”. Este período puede durar más de una semana antes de comenzar con la fiebre y la tos distintiva de la covid-19.

Esta habilidad que tiene el virus de transmitirse sin desarrollar síntomas en sus portadores es fundamental para que se haya convertido en pandemia.

4. ¿Puede una persona que ha pasado la infección sin síntomas tener anticuerpos contra el coronavirus?

La mayoría de personas desarrollan anticuerpos tras recuperarse de la covid-19, incluso aquellos que no presentan síntomas.

Tests en un laboratorio

Getty Images
Los tests serológicos detectan anticuerpos en el organismo.

Esos anticuerpos ofrecen protección ante una nueva infección, de acuerdo a lo que los científicos conocen sobre otros coronavirus. Pero en el caso de la covid-19, esto sigue siendo una incógnita y todavía no es completamente seguro.

Análisis serológicos recientes en la ciudad de Nueva York indican que aproximadamente uno de cada cinco residentes se han infectado con coronavirus.

Sus sistemas inmunes combatieron el coronavirus, supieran o no que estaban contagiados. Aparentemente, muchos de ellos no lo supieron.

5. ¿Qué tan propagada está la infección asintomática del nuevo coronavirus?

Nadie lo sabe con seguridad y, por el momento, cualquier evidencia es anecdótica.

Puede explicarse con un pequeño ejemplo.

Muchos residentes de un hogar de mayores en Washington se infectaron. 23 dieron positivo. 10 de ellos ya estaban enfermos. 10 más desarrollaron síntomas. Pero tres personas infectadas no desarrollaron enfermedad alguna.

Times Square vacío

Getty Images
Uno de cada cinco residentes de Nueva York pudieron haberse infectado por coronavirus.

Cuando unos doctores hicieron pruebas a 397 personas alojadas en un refugio para los sin techo en Boston, 36% dieron positivo por covid-19. Ninguno de ellos se quejó de sufrir síntomas.

En el caso de los ciudadanos japoneses que fueron evacuados desde Wuhan, en China, a los que luego se les hizo la prueba, un 30% de los infectados eran asintomáticos.

Un estudio previo italiano, que aún no ha sido avalado, encontró que un 43% de positivos por coronavirus no mostraron ningún síntoma.

Pero hay algo preocupante: los investigadores no hallaron diferencias entre cuán potencialmente contagiosos son aquellos que sufren síntomas y los que no.

Las pruebas de anticuerpos que se están realizando en distintas partes del país añadieron otras evidencias. Por ejemplo, que un gran número -entre un 10% y un 40% de contagiados- no experimentaron síntomas.

Los casos asintomáticos de coronavirus parecen ser comunes y continuarán complicando los esfuerzos para controlar la pandemia.

* William Petri es profesor de Medicina y Microbiología de la Universidad de Virginia en Estados Unidos. Su especialidad son las enfermedades infecciosas. La versión original de este artículo fue publicada en The Conversation. Puedes leer el artículo original en inglés aquí.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3FlrsNfKguk

https://www.youtube.com/watch?v=2f3bWviThuQ

https://www.youtube.com/watch?v=WhjChg-SfiE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.