Los secretos del ajolote, el único animal que regenera extremidades y órganos dañados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Research Institute of Molecular Pathology (IMP)

Los secretos del ajolote, el único animal que regenera extremidades y órganos dañados

El ajolote es investigado por su capacidad de regeneración. El mapa genético del ajolote permite saber cómo funcionan sus procesos biológicos.
Research Institute of Molecular Pathology (IMP)
Por BBC Mundo
2 de febrero, 2018
Comparte

Si hay una criatura que, por sus características biológicas, ha atraído el interés de los científicos es la salamandra, ya que es el único animal vertebrado capaz de regenerarse.

En el grupo de estos anfibios se destaca el ajolote -o Axolótl- mexicano (Ambystoma mexicanum) por sus extraordinarios procesos para regenerar extremidades amputadas y otros órganos y tejidos del organismo.

Se ha observado, por ejemplo, que si estos animales pierden una extremidad, son capaces de regenerarla en cuestión de semanas, con todos sus huesos, músculos y nervios en los lugares apropiados.

Aún más fascinante, dicen los investigadores, es la habilidad del ajolote para reparar su médula espinal cuando ésta sufre una lesión y lograr que funcione como si no hubiera sufrido daños.

Además puede reparar otros tejidos -como el retinal- y curar heridas sin dejar cicatrices.

No sólo eso. Este anfibio, que está en peligro de extinción en su hábitat natural, también ha atraído el interés de los investigadores por la relativa facilidad con que puede reproducirse.

Por eso, desde hace unos 150 años los científicos han estado cultivando estos animales en el laboratorio e intentado descubrir los secretos de sus extraordinarios procesos biológicos y sus potenciales aplicaciones en la medicina humana.

Por ejemplo, en la reparación de lesiones cerebrales o de medula espinal y la prevención de cicatrices cardíacas.

Ahora un equipo de científicos internacional descubrió uno de sus secretos: el ajolote tiene el genoma más grande que se ha secuenciado hasta ahora, mucho más grande que el humano.

Este anfibio tiene 32.000 millones de pares de bases de ADN, 10 veces mayor que el genoma humano, el cual posee 3.200 millones de pares de bases de ADN.

“Este hallazgo será una poderosa herramienta para estudiar la base molecular de la regeneración de extremidades y otras formas de regeneración”, afirma el estudio publicado en la revista Nature.

Secuenciación

La doctora Elly Tanaka, del Instituto de Investigación de Patología Molecular de Viena, ha logrado cultivar en el laboratorio una de las poblaciones más grandes de ajolotes.

Junto con su equipo logró desarrollar avanzadas herramientas moleculares para el ajolote, que revelaron las secuencias de codificación de proteínas en el genoma del animal.

Así, los científicos lograron identificar las células encargadas de reiniciar el proceso de regeneración y describir las vías moleculares que controlan esos procesos.

Pero para entender detalladamente cómo funciona la regeneración y por qué éste es un proceso tan limitado en la mayoría de las especies, los investigadores necesitaban tener acceso a los datos genómicos del anfibio para poder estudiar su evolución y regulación de genes.

Esto no había logrado completarse debido al enorme tamaño de este genoma: 32.000 millones de pares de bases de ADN, hasta ahora.

“Ahora tenemos el mapa (genético) en nuestras manos para investigar cómo unas estructuras tan complicadas como las de las extremidades pueden regenerarse”, afirma Sergei Nowoshilow, coautor del estudio.

“Este es un momento decisivo para la comunidad de científicos que trabajamos con el ajolote, un verdadero hito en una aventura de investigación que comenzó hace más de 150 años”, agrega.

El genoma completo del ajolote, el mayor que ha sido decodificado hasta ahora, fue secuenciado con la colaboración de investigadores utilizando nuevos sistemas de software desarrollados específicamente para el estudio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Casi 14 mil contagios y 300 muertos, el saldo del COVID-19 entre militares y fuerzas federales

Los policías federales y militares se contagian menos que los médicos, pero mueren más enfermos en promedio. El nivel de muertes triplica al registrado en corporaciones policiales en Estados Unidos.
Cuartoscuro
9 de diciembre, 2020
Comparte

Esta nota la leyeron antes nuestros suscriptores. Suscríbete a Animal Político y lee contenido antes que nadie.

En México, 13 mil 997 mil policías federales y militares se han contagiado de COVID-19 y 298 han muerto por esta enfermedad, de acuerdo con la información oficial que reportan siete dependencias y corporaciones responsables de la seguridad nacional e interior en el país.

El promedio de agentes caídos en México triplica al de las corporaciones de los Estados Unidos. Y aunque los trabajadores de salud mexicanos se contagian más que los soldados y policías federales, en estos últimos es mayor el promedio de los que mueren respecto a los que enferman.

Animal Político obtuvo a través de solicitudes de transparencia el balance que ha dejado la pandemia sanitaria en las dependencias federales que participan en tareas de seguridad nacional y de prevención, combate e investigación de delitos federales y locales en apoyo a los estados.

Leer más: México, el país en que más trabajadores de salud han muerto por COVID

En concreto se requirieron dichos datos a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México (Semar); a la Fiscalía General de la República (FGR); a la Guardia Nacional; a la Secretaría de Seguridad y Protección Civil (SSPC); al Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (penales federales); y al Instituto Nacional de Migración (INM).

La información proporcionada con corte al mes de noviembre arroja 13 mil 997 elementos contagiados del nuevo virus SARS-COV-2 en estas dependencias en conjunto. Se trata de casos plenamente confirmados con la prueba respectiva. Dichos casos positivos han dejado como saldo 298 fallecimientos.

En el desglose por corporación se advierte que la mayor cantidad de contagios y decesos en cifras absolutas se reporta en la Secretaría de la Defensa Nacional con 5 mil 200 militares afectados y 143 decesos. No obstante, se trata también de la corporación de mayor tamaño con casi 215 mil servidores públicos en sus filas, lo que significa que sus casos positivos equivalen a solo el 2.4% de toda su fuerza.

En cambio, la Semar sí presenta una de las proporciones más altas de contagios entre las corporaciones federales consultadas. Sus 4 mil 914 marinos confirmados representan el 8% de sus 61 mil elementos. Dicho de otra forma: por cada 12 marinos en el país hay uno que ya contrajo COVID-19. De ellos 47 han fallecido.

Una proporción similar de contagios se registra en la FGR, dependencia que reportó 1 mil 159 casos confirmados entre sus policías, fiscales, peritos y funcionarios administrativos. Es el 8% de su plantilla completa. De ellos, 20 han fallecido.

Les sigue en nivel de contagios el INM, donde los 186 casos confirmados como positivos representan en 4% de sus más de 4 mil 500 funcionarios. Pero además en Migración se registra el mayor nivel de letalidad: casi el 6% de los que han enfermado fallecieron. En total, 11 casos.

La Guardia Nacional registra la segunda mayor letalidad de las corporaciones de seguridad federales: el 3.5% de los 1 mil 994 guardias contagiados en sus filas han fallecido. Se trata de 70 elementos caídos por la enfermedad.

En cuanto al personal de seguridad de los penales federales, el OADPRS reportó 493 casos positivos de la enfermedad. Seis de ellos han perdido la vida. En el caso de la SSPC, el balance es de 51 funcionarios contagiados y uno fallecido.

Agentes expuestos

En comparación con otras corporaciones o sectores, el COVID-19 ha cobrado una mayor proporción de vidas en las fuerzas de seguridad federales en México.

En el campo de los trabajadores de la salud, por ejemplo, la estadística oficial indicaba que, hasta el pasado 30 de noviembre, había 158 mil 191 contagios acumulados entre médicos, enfermeros, camilleros y otros, mientras que la cifra de muertos ascendía a 2 mil 109. Los decesos equivalen al 1.3% de los enfermos.

En las fuerzas de seguridad, en contraste, hay menos casos, pero el promedio de letalidad es mayor. Los 298 muertos respecto a los 13 mil 997 contagiados ya referidos, equivalen al 2.12% de los enfermos.

Mientras que por cada 75 trabajadores de la salud contagiados hay un muerto, en las dependencias federales de seguridad el promedio es un muerto por cada 47 contagios.

Por otro lado, en México la proporción de policías muertos a nivel federal triplica al de las corporaciones en Estados Unidos.

En aquel país al cierre de noviembre habían fallecido 155 policías de todos los niveles y agencias, de acuerdo con datos recopilados y publicados por dos organizaciones no gubernamentales de los Estados Unidos (Down Memorial Page y la National Law Enforcement Officer Memorial Fund). 

Aunque no se reporta el número de policías estadounidenses contagiados, si se toma en cuenta el estado total de fuerza desplegado (750 mil policías aproximadamente), el promedio es de un policía muerto por cada 4 mil 800 desplegados.

En las fuerzas civiles de seguridad mexicanas los decesos son más frecuentes. Los 107 fallecidos en las filas de Guardia Nacional, FGR, INM y sistema penitenciario combinados (se excluye en este caso a los militares) equivalen a un deceso por 1 mil 233 elementos desplegados.

Lo anterior obedece a que, aunque el total de casos fatales es menor, también es mucho más bajo el número de elementos federales en México. Tomando en cuenta eso, el promedio de morir en las fuerzas de seguridad es más alto que en las policías estadounidenses.

Otro aspecto que muestran los datos es que los agentes federales y los militares en México se contagian con mayor frecuencia de coronavirus que la población en general. Lo anterior se debe a la naturaleza esencial de su trabajo que los expone con mayor frecuencia al virus que a los demás.

A nivel país, hasta el corte del pasado 2 de diciembre la cifra oficial de contagios confirmados de COVID -19 era de 1 millón 133 mil 613. Frente a la población total del país, ello representa un caso confirmado por cada 112 habitantes.

En cambio, en la Marina o en la FGR se ha presentado un caso nuevo por cada 12 elementos; en el Ejército es un soldado contagiado por cada 41 efectivos; y en la Guardia Nacional es un contagio confirmado por cada 50 agentes. En el INM y en los penales federales, el promedio es de un caso positivo por cada 25 funcionarios.

Pese a lo anterior, el promedio de fallecidos es menor en las corporaciones de seguridad respecto a la población en general. Mientras que a nivel nacional la cifra de decesos equivale al 9% de los casos confirmados, en las corporaciones federales ese promedio está por debajo del 6%.

Un enemigo letal

Comparado con las muertes por accidentes o por enfrentamientos armados con delincuentes, la pandemia de COVID-19 ha cobrado más vidas entre los policías y militares.

Un ejemplo de ello es la Guardia Nacional. En lo que va de este año una decena de sus elementos han perdido la vida en accidentes de distinto tipo, mientras que otros siete han caído en enfrentamientos contra los delincuentes. En total 17 víctimas combinando ambas circunstancias. No obstante, esos casos representan apenas la cuarta parte de las 70 vidas de guardias nacionales que ha cobrado este año el COVID-19.

Otro caso es el de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), institución que reporta ocho elementos caídos este año en accidentes o agresiones al participar en operaciones contra el crimen organizado, lo que está muy lejos del saldo de 143 soldados fallecidos por COVID-19.

Esta situación no es exclusiva de México. Los datos de las organizaciones no gubernamentales referidas previamente arrojan que el COVID-19 ha sido la principal causa de muerte en las corporaciones de policía de los Estados Unidos.

De acuerdo con sus datos, los 155 oficiales caídos por la enfermedad en ese país cuadriplican a los fallecidos por heridas de arma de fuego, y multiplican los 20 fallecidos por accidentes vehiculares, o de los seis caídos por infartos, entre otros.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.