Los secretos del ajolote, el único animal que regenera extremidades y órganos dañados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Research Institute of Molecular Pathology (IMP)

Los secretos del ajolote, el único animal que regenera extremidades y órganos dañados

El ajolote es investigado por su capacidad de regeneración. El mapa genético del ajolote permite saber cómo funcionan sus procesos biológicos.
Research Institute of Molecular Pathology (IMP)
Por BBC Mundo
2 de febrero, 2018
Comparte

Si hay una criatura que, por sus características biológicas, ha atraído el interés de los científicos es la salamandra, ya que es el único animal vertebrado capaz de regenerarse.

En el grupo de estos anfibios se destaca el ajolote -o Axolótl- mexicano (Ambystoma mexicanum) por sus extraordinarios procesos para regenerar extremidades amputadas y otros órganos y tejidos del organismo.

Se ha observado, por ejemplo, que si estos animales pierden una extremidad, son capaces de regenerarla en cuestión de semanas, con todos sus huesos, músculos y nervios en los lugares apropiados.

Aún más fascinante, dicen los investigadores, es la habilidad del ajolote para reparar su médula espinal cuando ésta sufre una lesión y lograr que funcione como si no hubiera sufrido daños.

Además puede reparar otros tejidos -como el retinal- y curar heridas sin dejar cicatrices.

No sólo eso. Este anfibio, que está en peligro de extinción en su hábitat natural, también ha atraído el interés de los investigadores por la relativa facilidad con que puede reproducirse.

Por eso, desde hace unos 150 años los científicos han estado cultivando estos animales en el laboratorio e intentado descubrir los secretos de sus extraordinarios procesos biológicos y sus potenciales aplicaciones en la medicina humana.

Por ejemplo, en la reparación de lesiones cerebrales o de medula espinal y la prevención de cicatrices cardíacas.

Ahora un equipo de científicos internacional descubrió uno de sus secretos: el ajolote tiene el genoma más grande que se ha secuenciado hasta ahora, mucho más grande que el humano.

Este anfibio tiene 32.000 millones de pares de bases de ADN, 10 veces mayor que el genoma humano, el cual posee 3.200 millones de pares de bases de ADN.

“Este hallazgo será una poderosa herramienta para estudiar la base molecular de la regeneración de extremidades y otras formas de regeneración”, afirma el estudio publicado en la revista Nature.

Secuenciación

La doctora Elly Tanaka, del Instituto de Investigación de Patología Molecular de Viena, ha logrado cultivar en el laboratorio una de las poblaciones más grandes de ajolotes.

Junto con su equipo logró desarrollar avanzadas herramientas moleculares para el ajolote, que revelaron las secuencias de codificación de proteínas en el genoma del animal.

Así, los científicos lograron identificar las células encargadas de reiniciar el proceso de regeneración y describir las vías moleculares que controlan esos procesos.

Pero para entender detalladamente cómo funciona la regeneración y por qué éste es un proceso tan limitado en la mayoría de las especies, los investigadores necesitaban tener acceso a los datos genómicos del anfibio para poder estudiar su evolución y regulación de genes.

Esto no había logrado completarse debido al enorme tamaño de este genoma: 32.000 millones de pares de bases de ADN, hasta ahora.

“Ahora tenemos el mapa (genético) en nuestras manos para investigar cómo unas estructuras tan complicadas como las de las extremidades pueden regenerarse”, afirma Sergei Nowoshilow, coautor del estudio.

“Este es un momento decisivo para la comunidad de científicos que trabajamos con el ajolote, un verdadero hito en una aventura de investigación que comenzó hace más de 150 años”, agrega.

El genoma completo del ajolote, el mayor que ha sido decodificado hasta ahora, fue secuenciado con la colaboración de investigadores utilizando nuevos sistemas de software desarrollados específicamente para el estudio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado
Adobe Stock

Foro Biodiversidad: rumbo a las metas de los objetivos 14 y 15 de la Agenda 2030

Miembros del Grupo de Trabajo de la Agenda 2030, enfocados en ecosistemas y biodiversidad, se reunieron para presentar los primeros avances en las mesas de trabajo sobre la Agenda 2030.
Adobe Stock
30 de junio, 2022
Comparte

Como parte del trabajo colaborativo y multisectorial del Grupo de Trabajo de la Agenda 2030, enfocado en ecosistemas y biodiversidad para alcanzar las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 14 y 15 sobre bosques y océanos, sus integrantes se reunieron para presentar los primeros avances. Esta instancia la preside Laura Bonilla, directora de Asuntos Corporativos de Unilever para México, el Caribe y Centroamérica.

El encuentro estuvo conformado por la presentación de un documental en el que miembros de este Grupo de Trabajo de la Agenda 2030 —donde participan academia, industria, organizaciones de la sociedad civil y comunidades enfocadas en conservación, protección y aprovechamiento sostenible de bosques y océanos— presentaron los primeros avances de las metas propuestas para proteger y garantizar los recursos naturales a las siguientes generaciones.

El Grupo de Trabajo sobre ecosistemas y biodiversidad se formó como parte del convenio de colaboración cuya firma se dio entre el Consejo Coordinador Empresarial Pacto Mundial México y el gobierno de México, con el fin de impulsar en el país los 17 ODS desde una perspectiva empresarial.

El bloque encargado de los Objetivos 14 y 15 está conformado por Grupo AlEn, Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable, APEAM, Causa Natura, Comepesca, Cemex, Centro Cemex-Tec de Monterrey, EDF México, Forest Stewardship Council, Grupo Hérdez, Multiceras, Nestlé, Pesca Azteca, Reforestamos México, UNAM y Unilever.

Ante los retos en materia ambiental, Laura Bonilla señaló: “Somos varios los organismos que estamos trabajando incansablemente para hacer frente a la crisis climática, proponiendo soluciones que impliquen un cambio contundente para el cuidado de los ecosistemas y la biodiversidad”.

Incluso, promover prácticas sostenibles que contribuyan a acelerar el cumplimiento de los ODS 14 y 15 es parte de las metas que este Grupo de Trabajo busca alcanzar.

La reunión con las y los miembros comprometidos en mejorar las prácticas sostenibles en el sector pecuario y de pesca sostenibles muestra la urgencia y necesidad de generar acciones multisectoriales que aceleren la agenda de sostenibilidad, al tiempo que promuevan cambios de hábitos por prácticas que no solo hagan menos daño, sino que contribuyan a mejorar la salud del planeta.

Bosques, una deuda pendiente

Daniel Sánchez, director de incidencia en sector privado de Reforestamos México, señaló que en México se pierden hasta 200 mil hectáreas de bosque cada año, ya que en estos espacios tienen una falta de competitividad entre diferentes actividades económicas, como la agricultura, la ganadería —principalmente—, incluso la minería y la infraestructura.

“Esta falta de modelos de negocio rentables y sustentables con el bosque han propiciado este tipo de pérdida de bosques en nuestro país, y lo siguen propiciando cada año”, añade.

Entre las labores de Reforestamos México, AC, dentro de los Grupos de Trabajo de la Agenda 2030 enfatizaron trabajar con cuatro ejes enfocados en mejores prácticas sostenibles para la conservación y regeneración de los bosques mexicanos.

Además, destaca un espectro social donde 11 millones de habitantes en México reconozcan y se identifiquen con el vivir en estos ecosistemas, y de que dependen de estos espacios para realizar su vida, sus sueños y alcanzar sus metas y, con ello, aprender a protegerlos y conservarlos.

Esto implica más de 200 cadenas de custodia ligadas a productos que se están elaborando de manera sostenible, como la madera, y políticas de compras que buscan desincentivar el uso de materias primas que provengan de estados donde se obtenga madera de manera ilegal.

De acuerdo con Daniel Sánchez, estos mecanismos han ayudado en el avance de mejores prácticas sostenibles ante la tala ilegal, los incendios forestales y Áreas Naturales Protegidas.

Agricultura sostenible, una alternativa

Juan Elvira, maestro en ingeniería agrícola con experiencia en Áreas Naturales Protegidas y hoy asesor ambiental de APEAM, explicó que desde esta asociación civil tienen ya a más de 31 mil productores de aguacate que se dedican a la exportación de este fruto como resultado de hacer una agricultura que sea a largo plazo y que no se acabe los recursos naturales.

“Como se los digo yo a los rancheros: que tus hijos y tus nietos sigan teniendo la huerta y la sigan cultivando con el mismo esmero. No se trata de agrandar más la superficie sino de ser más productivos, mayor tonelaje por hectárea, y enfrentar el riesgo del cambio climático que nos está afectando a todos”, señaló.

De acuerdo con Elvira, el no retorno a generar mejores prácticas sostenibles no solo significará la pérdida de biodiversidad en México, que actualmente ocupa el quinto lugar como uno de los países catalogados “megadiversos”, sino también el impacto en el ciclo de vida de las especies que conviven en un ecosistema y una tragedia histórica en la biodiversidad del país.

“Si nos orientamos hacia el campo de la agricultura, hay que recordar que entre el 37% y el 40% de todos los alimentos que consumimos diariamente, en el planeta, provienen del trabajo silencioso, gratuito y generoso de los agentes polinizadores”.

“Y no solamente las abejas. En el caso de México, que es un país megadiverso, hablamos que en una sola zona de Michoacán se pueden ver mil especies entre abejas, moscas silvestres, insectos, mariposas, colibríes, etcétera, que se dedican a esta labor de polinización”, señala.

En cuanto a los desafíos medioambientales que se enfrentan en México y el mundo, Dafne Carmona, académica de la UNAM con especialidad en temas de producción pecuaria sostenible, cambio climático y biodiversidad, habló de cómo afrontar los cambios al medio ambiente en el contexto mexicano actual.

“Es importante hacer este balance entre lo que producimos, cómo lo producimos, y en ese sentido también contribuir a regresar a la tierra todos estos nutrientes, toda esta biomasa que de alguna manera hemos estado extrayendo”, explica.

Esto, ante la necesidad de generar nuevas formas de producción sostenibles y resilientes para afrontar el cambio climático que permitan a las personas o habitantes de estos ecosistemas enfrentar retos como las sequías y eventos climáticos extremos.

“Necesitamos estar preparados para esos retos y creo que todos estos temas de deforestación, de pérdida de diversidad, de cambio climático, si bien son retos y desafíos importantes, representan también un área de oportunidad para el sector agropecuario, para la industria y para el sector privado”, añade.

Pesca sostenible en México

Como parte de las metas a alcanzar para el Objetivo 14 sobre la Vida Submarina para conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, mares y recursos marinos para el desarrollo sostenible, Sara Chávez, coordinadora de la Unidad de Datos de Causa Natura, resaltó el trabajo de la pesca sostenible y pesquerías durante el Foro Biodiversidad.

La especialista en datos e información del sector pesquero resaltó el trabajo de los refugios pesqueros como instrumentos que son parecidos a las Áreas Naturales Protegidas y que han funcionado en beneficio de la producción sostenible de abulón.

También ahondó en el trabajo de las pesquerías que están cuidando y que han funcionado bastante bien en el sector pesquero en la implementación de prácticas sostenibles en la pesca con capacitaciones a pescadores y pescadoras.

“Es remarcable que la producción es sustentable en México pues hay diversas certificaciones. Al igual que, hay otras pesquerías que están buscando proyectos de mejora pesquera y creo que han funcionado bastante bien y hay que promoverlas y sobre todo valorarlas en el mercado que, a veces, es la segunda parte que falta para vincularlas y saber qué estamos consumiendo”, añade.

Finalmente, Laura Bonilla, quien lidera el Grupo de Trabajo de la Agenda 2030 específico para ecosistemas y biodiversidad, expresó al final del Foro Biodiversidad que el impacto a los ODS no solo se da al 14 y 15, sino también impactan en los otros,como hambre cero, salud, bienestar y reducción de las desigualdades, entre otros.

“Todo esto lo que se está haciendo es para una implementación fácil, ágil y accesible para las PyMES y todos los organismos que quieran sumarse a las buenas prácticas que estaremos desarrollando, próximamente, para hacer entrega de ellas”, añadió.

Lo anterior, como los primeros pasos en la construcción en conjunto de un futuro mejor para las generaciones actuales y futuras, “esperando que, a partir de hoy, pongamos manos a la tierra, manos a los bosques y manos a los océanos para un futuro mejor”, dijo la también directora de Asuntos Corporativos de Unilever México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.