Todavía no nos recuperamos del susto de septiembre: así se vivió en la CDMX sismo de magnitud 7.2
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Reuters

Todavía no nos recuperamos del susto de septiembre: así se vivió en la CDMX sismo de magnitud 7.2

El movimiento con epicentro en Pinotepa se sintió de manera intensa en la Ciudad de México, los capitalinos salieron a las calles aún con el temor y el recuerdo de lo sucedido el pasado 19 de septiembre.
Reuters
Por BBC Mundo
17 de febrero, 2018
Comparte

“Estamos bien, estamos bien”, repetía una mujer una y otra vez tras el sismo de magnitud 7.2 que se sintió con fuerza en la Ciudad de México este viernes.

El tono en que hablaba a veces parecía afirmación, en otras una pregunta. Tenía los ojos brillosos, conteniendo las lágrimas.

Estaba en medio de decenas de personas que se concentraron en la esquina de Cholula y Campeche de la céntrica colonia Condesa, uno de los barrios más afectados de la Ciudad de México en el terremoto que dejó más de 350 muertos en septiembre pasado.

“¿Estamos bien? ¡Estamos muy asustados! No habíamos tenido tanto miedo desde septiembre. No nos hemos recuperado de ese susto”, contestó un hombre que detuvo su coche por seguridad cuando sintió el temblor.

El movimiento se sintió con fuerza en la capital mexicana, ubicada a unos 360 kilómetros al norte del epicentro, que se registró en las cercanías de la localidad de Pinotepa Nacional, en el sureño estado de Oaxaca.

Mapa terremoto en México el 16 de febrero de 2108.

BBC

Pese a los daños en edificios o cortes de luz, a última hora del viernes no se había reportado ninguna víctima mortal.

Pero eso no evitó que los mexicanos recordaran una vez más lo vulnerable que es la Ciudad de México a temblores.

Una mujer se hincó y cerró los ojos. Parecía que estaba rezando. Dos chicas lloraban y gritaban indistintamente, se abrazaban. El tráfico se detuvo por unos minutos.

Ciudad de México.

Reuters
El sistema de alerta sísmica fue activado segundos antes de que ocurriera el sismo, permitiendo a las personas buscar un lugar seguro con anticipación.

En el ambiente había polvo que generó el choque de edificios entre sí. En algunos lugares olía a gas. Una mujer había salido en bata de baño. Otra, salía sin zapatos de un salón de belleza donde le estaban arreglando las uñas de los pies.

Estaba trabajando en el balcón cuando oí un ruido. Un señor que pasaba por la calle le dijo a otro “es la alarma sísmica”.

Unos segundos después, todo comenzó a moverse. Las lámparas de mi departamento se movían de un lado al otro, el suelo bajo mis pies parecía no poder soportarme por mucho tiempo.

Bajé corriendo a la calle, donde la gente se reunía, buscando espacios que estuvieran libres de construcción.

México terremoto.

Reuters
La gente lloraba, gritaba o se abrazaba en la calle, tras sentir el temblor.

Pero la densidad en el centro de la ciudad es tal que es muy difícil encontrar un lugar en el que, si cayeran edificios, se estaría a salvo.

También hay muchos postes que podrían venirse abajo.

“Fue fuerte, pero no tanto como el de septiembre”, aseguró Aldo Ruiz, un albañil que trabaja sobre un andamio y que minutos después de la sacudida se volvió a subir a reparar un edificio.

Duró “solo un minuto, no tres como en septiembre”, como me dijo, casi en forma de regaño, cuando le comenté que me había parecido eterno.

Pasó casi media hora y la gente seguía en la calle: “Mejor esperen un poco para volver a entrar, ya ven que luego se caen después del terremoto”, decía un hombre a la gente que estaba fuera de sus casas.

Los mensajes de WhatsApp no paraban de llegar. Todos eran de familiares y amigos para preguntar cómo estaba e informar que estaban bien.

Ciudadanos en Ciudad de México tras un fuerte terremoto.

Reuters
Los mexicanos revivieron algunas de las escenas del pasado mes de septiembre.

De las cosas que más me sorprendieron fue que, minutos después del terremoto, un grupo de mariachis tocaba en la terraza del restaurante La Morena, donde el ambiente era totalmente festivo.

“Si vamos a morir, que sea cantando”, me dijo uno de los músicos, medio en broma, medio en serio, en su descanso entre canciones.

El gerente, Ángel Martínez, me informó que habían parado la música con el movimiento, que todas los comensales habían salido a la calle, según los protocolos de seguridad, pero que habían vuelto poco después.

Inmueble dañado en Ciudad de México.

Getty Images
Foto de los daños causados por el fuerte terremoto ocurrido el pasado 19 de septiembre en México, que dejó 369 muertos, según datos oficiales.

Dice que el ánimo de la Condesa “está por los suelos”. Que bajó la clientela, no sólo por el terremoto de septiembre, sino también por la inseguridad.

En la mañana, también desde mi balcón, había escuchado a un hombre vendiendo periódico: “Lea usted la historia del hombre que mataron por resistirse a un asalto, ayer por la mañana. Aquí, en su barrio”.

La gente iba desapareciendo de las calles, cuando, casi justo una hora después, otro sismo volvió a sentirse. Ahora de menor intensidad, como lo confirmaron los reportes: 5,9.

Después, el Instituto Sismológico Nacional siguió registrando réplicas, más de 100, pero casi todas imperceptibles en la capital.

El jefe de gobierno de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, dijo que los helicópteros que sobrevolaron Ciudad de México no habían encontrado mayores problemas, sólo algunos cortes de electricidad temporales y una barda caída.

La situación en otros puntos del país fue diferente.

En el estado de Oaxaca, donde se ubicó el epicentro, hubo decenas de edificios dañados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Especial

Suman 25 personas fallecidas y 40 siguen hospitalizadas por accidente en la Línea 12

Las autoridades de la CDMX informaron que hasta este jueves 51 personas han sido dadas de alta y 5 siguen como no localizadas.
Especial
5 de mayo, 2021
Comparte

El gobierno de la Ciudad de México informó que suman 25 personas fallecidas y aún hay 40 hospitalizadas tras el derrumbe de un puente de la Línea 12 del Metro, ocurrido el pasado lunes.

De acuerdo con la actualización de las autoridades de la CDMX, hasta este jueves 51 personas han sido dadas de alta y 5 siguen como no localizadas.

La jefa de gobierno, Claudia, Sheinbaum, invitó a la ciudadanía a consultar el micrositio en el que se encuentran los datos de las víctimas, así como el lugar en el que reciben atención.

Dicho sitio es actualizado cada 5 horas.

Sheinbaum aseguró que las familias de las víctimas están recibiendo todo el apoyo que necesitan por parte del gobierno, a través del DIF y de la Comisión de Víctimas.

El gobierno también informó que desde este martes, personal de la empresa noruega DNV GL (especialista en la investigación de accidentes) inició con los trabajos de peritaje y que en los próximos días se formalizará su contratación.

Al mismo tiempo el personal de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México realiza su peritaje.

Además se conformaron brigadas de ingenieros especialistas que realizan una revisión del resto de la estructura elevada de la Línea 12, cuyos resultados se darán a conocer próximamente.

La noche del pasado lunes, un puente del Sistema de Transporte Colectivo Metro colapsó sobre la Avenida Tláhuac, entre las estaciones Olivos y Tezonco, de la Línea 12.

De acuerdo con las autoridades, del total de los fallecidos, al menos 21 murieron en el lugar del derrumbe.

Las 25 víctimas mortales ya han sido identificadas.

El accidente también dejó decenas lesionados. Algunos fueron atendidos en el lugar, mientras que muchos otros fueron trasladados a hospitales de la CDMX y federales.

En su momento, la jefa de gobierno explicó que una trabe se venció, lo que provocó la caída de dos vagones.

Te puede interesar: Fallas en el frenado y la conducción han ocasionado los mayores accidentes en el Metro

“La Fiscalía se encuentra aquí para identificar a quienes fallecieron, dar los nombres y que puedan ser identificados por familiares. También un centro de mando para poder dar informes a familiares, estaremos dando toda la información y haciendo investigaciones”, dijo la jefa de gobierno el pasado lunes tras llegar al lugar del siniestro.

El gobierno capitalino dijo que el descarrilamiento del Metro fue a consecuencia del vencimiento de una ballena. Al lugar llegaron cerca de 40 ambulancias del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) y de la Cruz Roja.

Las cámaras del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5) captaron el momento del desplome.

Fotos y videos de usuarios muestran al tren colapsado entre las estructuras, con policías ayudando a los pasajeros a salir.

Leer más | Entre flamazos y retrasos: Metro suma incidentes que interrumpen el servicio y requieren urgencias

Minutos después del accidente se habilitaron los Hospitales General de Tláhuac y General de Iztapalapa para la recepción de pacientes.

Marcelo Ebrard, exjefe de gobierno capitalino y quien inauguró la Línea 12 del Metro en septiembre de 2012, se pronunció públicamente asegurando que deben investigarse las causas del accidente y deslindar responsabilidades.

“Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario”, publicó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.