Todavía no nos recuperamos del susto de septiembre: así se vivió en la CDMX sismo de magnitud 7.2
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Reuters

Todavía no nos recuperamos del susto de septiembre: así se vivió en la CDMX sismo de magnitud 7.2

El movimiento con epicentro en Pinotepa se sintió de manera intensa en la Ciudad de México, los capitalinos salieron a las calles aún con el temor y el recuerdo de lo sucedido el pasado 19 de septiembre.
Reuters
Por BBC Mundo
17 de febrero, 2018
Comparte

“Estamos bien, estamos bien”, repetía una mujer una y otra vez tras el sismo de magnitud 7.2 que se sintió con fuerza en la Ciudad de México este viernes.

El tono en que hablaba a veces parecía afirmación, en otras una pregunta. Tenía los ojos brillosos, conteniendo las lágrimas.

Estaba en medio de decenas de personas que se concentraron en la esquina de Cholula y Campeche de la céntrica colonia Condesa, uno de los barrios más afectados de la Ciudad de México en el terremoto que dejó más de 350 muertos en septiembre pasado.

“¿Estamos bien? ¡Estamos muy asustados! No habíamos tenido tanto miedo desde septiembre. No nos hemos recuperado de ese susto”, contestó un hombre que detuvo su coche por seguridad cuando sintió el temblor.

El movimiento se sintió con fuerza en la capital mexicana, ubicada a unos 360 kilómetros al norte del epicentro, que se registró en las cercanías de la localidad de Pinotepa Nacional, en el sureño estado de Oaxaca.

Mapa terremoto en México el 16 de febrero de 2108.

BBC

Pese a los daños en edificios o cortes de luz, a última hora del viernes no se había reportado ninguna víctima mortal.

Pero eso no evitó que los mexicanos recordaran una vez más lo vulnerable que es la Ciudad de México a temblores.

Una mujer se hincó y cerró los ojos. Parecía que estaba rezando. Dos chicas lloraban y gritaban indistintamente, se abrazaban. El tráfico se detuvo por unos minutos.

Ciudad de México.

Reuters
El sistema de alerta sísmica fue activado segundos antes de que ocurriera el sismo, permitiendo a las personas buscar un lugar seguro con anticipación.

En el ambiente había polvo que generó el choque de edificios entre sí. En algunos lugares olía a gas. Una mujer había salido en bata de baño. Otra, salía sin zapatos de un salón de belleza donde le estaban arreglando las uñas de los pies.

Estaba trabajando en el balcón cuando oí un ruido. Un señor que pasaba por la calle le dijo a otro “es la alarma sísmica”.

Unos segundos después, todo comenzó a moverse. Las lámparas de mi departamento se movían de un lado al otro, el suelo bajo mis pies parecía no poder soportarme por mucho tiempo.

Bajé corriendo a la calle, donde la gente se reunía, buscando espacios que estuvieran libres de construcción.

México terremoto.

Reuters
La gente lloraba, gritaba o se abrazaba en la calle, tras sentir el temblor.

Pero la densidad en el centro de la ciudad es tal que es muy difícil encontrar un lugar en el que, si cayeran edificios, se estaría a salvo.

También hay muchos postes que podrían venirse abajo.

“Fue fuerte, pero no tanto como el de septiembre”, aseguró Aldo Ruiz, un albañil que trabaja sobre un andamio y que minutos después de la sacudida se volvió a subir a reparar un edificio.

Duró “solo un minuto, no tres como en septiembre”, como me dijo, casi en forma de regaño, cuando le comenté que me había parecido eterno.

Pasó casi media hora y la gente seguía en la calle: “Mejor esperen un poco para volver a entrar, ya ven que luego se caen después del terremoto”, decía un hombre a la gente que estaba fuera de sus casas.

Los mensajes de WhatsApp no paraban de llegar. Todos eran de familiares y amigos para preguntar cómo estaba e informar que estaban bien.

Ciudadanos en Ciudad de México tras un fuerte terremoto.

Reuters
Los mexicanos revivieron algunas de las escenas del pasado mes de septiembre.

De las cosas que más me sorprendieron fue que, minutos después del terremoto, un grupo de mariachis tocaba en la terraza del restaurante La Morena, donde el ambiente era totalmente festivo.

“Si vamos a morir, que sea cantando”, me dijo uno de los músicos, medio en broma, medio en serio, en su descanso entre canciones.

El gerente, Ángel Martínez, me informó que habían parado la música con el movimiento, que todas los comensales habían salido a la calle, según los protocolos de seguridad, pero que habían vuelto poco después.

Inmueble dañado en Ciudad de México.

Getty Images
Foto de los daños causados por el fuerte terremoto ocurrido el pasado 19 de septiembre en México, que dejó 369 muertos, según datos oficiales.

Dice que el ánimo de la Condesa “está por los suelos”. Que bajó la clientela, no sólo por el terremoto de septiembre, sino también por la inseguridad.

En la mañana, también desde mi balcón, había escuchado a un hombre vendiendo periódico: “Lea usted la historia del hombre que mataron por resistirse a un asalto, ayer por la mañana. Aquí, en su barrio”.

La gente iba desapareciendo de las calles, cuando, casi justo una hora después, otro sismo volvió a sentirse. Ahora de menor intensidad, como lo confirmaron los reportes: 5,9.

Después, el Instituto Sismológico Nacional siguió registrando réplicas, más de 100, pero casi todas imperceptibles en la capital.

El jefe de gobierno de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, dijo que los helicópteros que sobrevolaron Ciudad de México no habían encontrado mayores problemas, sólo algunos cortes de electricidad temporales y una barda caída.

La situación en otros puntos del país fue diferente.

En el estado de Oaxaca, donde se ubicó el epicentro, hubo decenas de edificios dañados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Colegio Electoral de EU confirmará este lunes el triunfo de Biden sobre Trump

Este es el último paso para declarar, sin dudas, a Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos.
AFP
Por AFP
14 de diciembre, 2020
Comparte

El reconocimiento formal que hará el Colegio Electoral, este lunes, de la victoria de Joe Biden ha adquirido un significado inusual este año por la negativa del actual presidente Donald Trump de admitir su derrota.

Los resultados de la elección del 3 de noviembre han sido certificados por cada uno de los 50 estados y el Distrito de Columbia.

El demócrata ganó con un total de 81.3 millones de votos, 51.3% de los sufragios emitidos, frente a 74.2 millones (46.8%) del magnate republicano.

Lee: Trump aprueba el inicio de la transición a Biden, pero se aferra a la impugnación de resultados

Pero en Estados Unidos el ocupante de la Casa Blanca es elegido por sufragio universal indirecto, y cada estado dispone de un número determinado de grandes electores en base a su población.

Biden se alzó con 306 de los 538 grandes electores, y Trump con 232. Para ganar la elección eran necesarios al menos 270.

Los miembros del Colegio Electoral formalizarán el proceso el lunes, aunque los delegados lo hacen por separado en cada estado.

En la noche Biden pronunciará un discurso para celebrar la última confirmación de su victoria y “la fuerza y la resistencia” de la democracia estadounidense.

Sin concesión de Trump

Aunque en los últimos años ha habido algunos “electores infieles”, que votaron por un candidato que no ganó en su estado, su número nunca ha sido suficiente para cambiar el resultado de una elección.

Pero Trump ha seguido haciendo afirmaciones infundadas de que la elección de noviembre fue la “más corrupta en la historia de Estados Unidos”, como tuiteó una vez más el domingo.

Entérate: Biden, AMLO y el sueño de los migrantes

No obstante, su campaña no ha podido probar ningún fraude, y sus impugnaciones legales a la votación, examinadas por decenas de jueces, han sido desestimadas, con una sola excepción.

La propia Corte Suprema, a pesar de contar con una mayoría conservadora gracias a las designaciones de tres de sus integrantes por Trump, se negó el viernes siquiera a considerar dos demandas de los republicanos.

Gran número de legisladores republicanos respaldan las afirmaciones de fraude de Trump, pero algunos estarían dispuestos a reconocer la victoria de Biden una vez que el Colegio Electoral la ratifique.

Sin embargo, como según encuestas tan solo uno de cada cuatro votantes republicanos acepta los resultados de las elecciones como válidos, no se espera que Trump ceda en el corto plazo.

Este fin de semana, cuando Fox News le preguntó si asistiría a la toma de posesión de Biden el 20 de enero, como lo exige el protocolo y siglos de tradición, Trump se limitó a contestar: “No quiero hablar de eso”.

Algunos aliados de Trump han especulado con la posibilidad de impugnar el resultado el 6 de enero, cuando el Congreso valide formalmente el recuento del Colegio Electoral.

Aunque sus posibilidades de éxito son prácticamente nulas, sería una muestra más del estado de profunda división con que Biden comenzará su Presidencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.