Estados de cuenta, escrituras y cartas: las pruebas de PGR contra el contador de la red de Javier Duarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
PGR

Estados de cuenta, escrituras y cartas: las pruebas de PGR contra el contador de la red de Javier Duarte

Con información bancaria que demuestra el poder que tenía el contador para mover recursos en la red delictiva de Duarte, la PGR busca que el juez lo vincule a proceso.
PGR
Por Francisco Sandoval Alarcón
22 de febrero, 2018
Comparte

Estados de cuentas con transferencias millonarias, escrituras públicas de terrenos comprados a precio de ganga, peritajes financieros elaborados por expertos contables y cartas notariadas donde se muestra el poder que tenía como apoderado y comisario de diversas compañías, algunas legales y otras fantasma, con este cúmulo de pruebas la PGR pretende llevar a juicio al contador público Javier “N”, una de las piezas claves en el caso que se le sigue al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Por varios meses, Javier “N” estuvo prófugo de la justiciaEn su contra existía una orden de aprehensión por sus vínculos con la red de operaciones con recursos de procedencia ilícita del exgobernador. El 19 de abril de 2017, tras meses de búsqueda, el contador fue detenido eCabrils, Barcelona.

Este martes, tras un fallido intento de extraditarlo por parte de la justicia mexicana, Javier “N” fue expulsado de España, por lo que al llegar a México fue detenido y puesto a disposición del juez de control Marco Antonio Fuerte Tapia, quien el miércoles le decretó prisión preventiva.

Durante la audiencia inicial celebrada este miércoles en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, los fiscales de la PGR, los mismos del caso Duarte, presentaron un cúmulo de pruebas existentes contra Javier “N”, donde además de ubicarlo como miembro de la red delictiva, lo acusaron de ser un personaje clave en las operaciones de lavado de dinero encabezada por el exgobernador veracruzano y el empresario Moisés Mansur, cómplice de Duarte.

Fue por eso que la defensa del imputado y el propio Javier “N”, solicitaron al Juez una ampliación de 144 horas para hacerse llegar de una serie de evidencias que les permita impugnar las pruebas de la PGR, lo que les fue concedido. Tras el periodo de tiempo concedido, se realizará la audiencia en la que habrá de decidirse su futuro penal.

Javier “N”, el contador de Moisés Mansur

El caso por el que es investigado el contador público Javier “N”, se encuentra relacionado con una denuncia interpuesta por la Unidad de Inteligencia Financiera del Servicio de Administración Tributaria, instancia que registró movimientos de una red de 22 empresas fantasma y siete subordinados, quienes presuntamente simularon la compra con sobreprecio de más de 20 terrenos ejidales en Lerma, Campeche. 

De acuerdo con la PGR, a  través de Consorcio Brades se inyectaron recursos por más de 223 millones, por la compra de los terrenos, que en realidad pertenecían al empresario Moisés Mansur y el abogado Alfonso Ortega López.

Para los fiscales del caso, se trató de un esquema de simulación para ocultar el origen ilícito de los recursos, pero que además denotaba un sofisticado esquema de lavado de dinero.

En la investigación se estableció que las hermanas Nadia y Elia Alzate Peralta, condenadas a 3 años de prisión por sus nexos con la red Duarte, eran dueñas de Consorcio Bradesempresa que a su vez tenía como comisario al contador Javier “N”.

Según la PGR, Consorcio Brades recibió los millonarios recursos a través de una red de empresas fantasma, que presuntamente recibieron dinero desviado de las arcas públicas del gobierno de Veracruz, por órdenes de Javier Duarte y en supuesto contubernio con Mansur.

Entre las empresas que inyectaron recursos Consorcio Brades se encontraban Diseños Tevet y Trajan Construcciones, que forman parte de la red original de empresas fantasma de Duarte, mismas que recibieron recursos públicos.

No sólo eso. Señalaron que el caso específico de Javier “N” además de ser comisario de Consorcio Brades, empresa que calificaron como de “papel” o fantasma, mantenía nexos directos con al menos otras 10 compañías pertenecientes al empresario Moisés Mansur y al abogado Alfonso Ortega. En 7 casos como apoderado legal y en más como comisario de los negocios.

Tras mostrar el cumulo de pruebas, una de las fiscales del caso sostuvo que para la PGR no había duda que Javier “N” era el contador de Moisés Mansur, actualmente prófugo de la justicia, y quien junto a Duarte eran las cabezas de esta red de desvíos.

El rol de Javier N era facilitar el ocultamiento de los recursos en su cargo como comisario (de Consorcio Brades)… su conducta fue dolosa, porque sabiendo la procedencia ilícita del dinero decidió unirse con otras personas, tan es así que formó parte de empresas de papel”, sostuvo la fiscal.

Las reprimendas del juez 

Durante la audiencia inicial, los abogados del contador Javier “N”, quienes llegaron retrasados a la cita, fueron reprimidos y cuestionados en varias ocasiones por el juez Fuerte Tapia, quien tuvo que explicarles cómo se desarrolla una audiencia de este tipo.

Lo anterior porque el abogado defensor Sergio Baltazar Hernández dijo, en tres ocasiones, que no entendía las imputaciones lanzadas contra su cliente.

En una de sus intervenciones, el abogado defensor sostuvo que no entendía los argumentos de los fiscales, pues legalmente no era suficiente acusar aalguien por fungir como comisario de una compañía.

El Juez tuvo que corregir al abogado y explicarle que cuestionar las imputaciones de la PGR en este momento, no eran parte del desarrollo de la audiencia inicial.

“Si no está de acuerdo puede reclamar en otro momento. Ahora sólo es la formulación de la imputación”, dijo el Juez en tono molesto, ante la insistencia del abogado que le explicaran detalladamente las acusaciones.

Después de escuchar las acusaciones y pruebas de la PGR, así como las dudas de la defensa, el juez le pregunto a Javier “N” si tenía algo que declarar, por lo que éste se abstuvo de hacerlo e inmediatamente solicitó la ampliación de las 144 horas, por lo que el juez tuvo que intervenir y explicarle que no era el momento para pedir dicha ampliación, misma que se daría poco antes de finalizar la audiencia.

Delincuencia organizada y lavado

Tras varias horas de audiencia, los fiscales de la PGR, en voz de Estela Ramos Castillo, solicitaron al Juez Fuerte Tapia que se le vinculara a proceso a Javier “N” por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

La defensa sin embargo pidió la ampliación de 144 horas, por lo cual el Juez fijó como fecha el lunes 26 de febrero para continuar la audiencia.

Tras escuchar la fecha, los fiscales de la PGR solicitaron la prisión preventiva para el imputado, y como contexto le recordaron al juez que Javier “N” estuvo prófugo de la justicia por varios meses.

“Javier N no comparece de manera voluntaria… la prisión preventiva es importante ante el peligro de sustracción por su comportamiento de que huyó a España”, dijo uno de los fiscales.

El abogado defensor del imputado aseguró que las acusaciones de la PGR eran “excesivas” y violentaban los principios de inocencia de su cliente, por lo que pidió la fianza para continuar el proceso en libertad. La petición finalmente fue negada por el Juez, quien puso a disposición de las autoridades del Reclusorio Norte al contador Javier “N”, esto para prevenir su posible fuga.

Con información de Arturo Angel. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Texas: 4 contradicciones de la policía sobre el tiroteo que cuestiona la actuación de los agentes

Las autoridades de Texas han revelado detalles que contradicen declaraciones anteriores.
28 de mayo, 2022
Comparte

La policía de Texas ha corregido detalles clave sobre el tiroteo en una escuela de Uvalde a medida que aumentan las críticas por parte de algunos padres sobre el recuento inicial de los hechos.

El pasado martes, la pequeña y normalmente tranquila localidad, en el estado de Texas, se convirtió en el escenario de la peor masacre ocurrida en una escuela de Estados Unidos en casi una década.

Al menos 21 personas murieron (19 de ellas niños y dos maestras) cuando Salvador Ramos, un adolescente de 18 años, irrumpió en la primaria Robb con una pistola de mano y un rifle AR-15, se atrincheró en un salón de clases y comenzó a disparar.

Desde entonces se han ido revelando detalles de cómo transcurrió la jornada que cambió para siempre la vida de este pueblo fronterizo.

Pero en sus últimas declaraciones, la policía se ha retractado de otras hechas anteriormente.

1. Entró sin mayor esfuerzo

Las autoridades informaron inicialmente que Ramos intercambió disparos con un agente policial de la escuela antes de ingresar al edificio.

Poco después, durante una sesión informativa el miércoles, Steven C. McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública (DPS), aseguró que un agente policial de la escuela “atacó” al tirador pero que no hubo intercambio de disparos.

Gente llorando tras la masacre.

Getty Images
Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

Pero este jueves la policía reveló que el atacante deambuló afuera de la escuela durante 12 minutos antes de entrar sin ser cuestionado.

“Se informó (inicialmente) que un agente policial del distrito escolar confrontó al sospechoso cuando ingresaba. No es correcto. Entró sin obstáculos”, reveló Victor Escalon director regional del DPS.

2. La “rapidez” de la respuesta

Inicialmente, varios funcionarios estadounidenses celebraron la respuesta “rápida” de las autoridades.

Steven C. McCraw, el director del DPS, aseguró el miércoles que un agente actuó rápidamente cuando Ramos se acercaba a la escuela tras estrellar su vehículo.

El gobernador estatal Greg Abbott, por su parte, elogió la “respuesta rápida” de los “valientes funcionarios locales” que, según dijo, se habían enfrentado al pistolero antes de que ingresara a la escuela.

“Mostraron un coraje increíble”, agregó

Aula de la escuela.

Getty Images
Ramos entró libremente a la escuela por una puerta que estaba abierta a las 11:40am

Pero este jueves, Escalon reveló que la policía llegó después de que el hombre armado entrara y que fue muerto 90 minutos luego de su llegada.

La respuesta ahora es considerada como tardía y una serie de videos que muestran a padres frustrados siendo abordados y esposados ​​por la policía mientras el atacante aún estaba dentro de la escuela, ha provocado una creciente ira en Estados Unidos.

3. No ingresaron de inmediato

Este jueves, Escalón detalló que Ramos estrelló su vehículo cerca a las 11:28am, y la primera llamada de emergencia llegó dos minutos después cuando algunos testigos reportaron que habían visto a un hombre con un arma de fuego.

Ramos disparó a transeúntes, recorrió las instalaciones de la escuela y entró libremente por una puerta que estaba abierta a las 11:40am.

La policía llegó al lugar cuatro minutos después, según Escalon.

Inicialmente, la policía dijo que los oficiales estaban “adentro” tratando de actuar y se cubrieron después de ser atacados.

Pero Escalon contradijo el jueves esta versión.

Dolientes visitan el monumento a las víctimas del tiroteo en la escuela de Texas.

Getty Images

“Ellos (no) entraron de inmediato debido a los disparos que estaban recibiendo”, precisó.

A las 12:45, el pistolero fue muerto a tiros no por agentes locales. sino por una unidad táctica dirigida por agentes fronterizos estadounidenses.

Escalon restó importancia a las declaraciones anteriores de la policía de que hubo intercambios de disparos en curso durante la hora en la que Ramos estuvo en el lugar.

“La mayoría de los disparos fueron al principio”.

4. Chaleco antibalas

Inicialmente, las autoridades locales afirmaron que el hombre armado tenía un chaleco antibalas, pero luego cambiaron el discurso.

El sargento Erick Estrada, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, aseguró el miércoles que Ramon tenía “un rifle y un chaleco antibalas“.

“Después del choque (de su vehículo) salió un hombre armado, con un chaleco antibalas. Entró por una puerta en el sur (del plantel), donde se encontró con un policía y empezaron a dispararse entre ellos”, detalló.

Pero más tarde, el teniente Christopher Olivarez, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo que el atacante no llevaba chaleco antibalas, sino un chaleco para guardar cargadores adicionales.

Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

La investigación no ha encontrado indicios de que tuviera antecedentes de enfermedad mental o penales.

Pese a la línea de tiempo ofrecida por el director regional del DPS, Victor Escalon, este jueves, aún quedan muchas dudas sobre los hechos.

Escalon se negó a responder varias preguntas sobre por qué el pistolero no había sido abatido antes. Pero afirmó que había “tomado en consideración todas las preguntas” y que pronto ofrecería una actualización.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.