close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En peligro de extinción el 60 por ciento de las lenguas indígenas en México

En el país se han perdido de manera definitiva más de 100 lenguas de las 500 que existían antes de la llegada de los españoles. En algunas comunidades están a punto de desaparecer pues solo la utilizan las personas de la tercera edad.
Cuartoscuro
Por Notimex
21 de febrero, 2018
Comparte

A pesar de que México es el segundo país de América Latina con mayor diversidad lingüística, actualmente el 60 por ciento de las lenguas que aún se hablan a lo largo del país, están en riesgo de extinción, indicó Fidencio Briceño Chel, director General Adjunto Académico y de Políticas Lingüísticas del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), en el marco del Día Internacional de la Lengua Materna.

“Prácticamente el 60 por ciento de las lenguas mexicanas están en riesgo de desaparecer, cada una en distintos momentos, porque no se les valora, no se les usa y han sido arrinconadas a espacios muchas veces comunitarios y fuera de ellos dejan de usarse”, afirmó.

Briceño Chel señaló que en México existen 11 familias lingüísticas, 68 agrupaciones y 364 variantes, de las cuales 64 están en franco riesgo de desaparecer.

Según el lingüista entre las lenguas indígenas perdidas, algunas ni siquiera se lograron documentar y solo se sabe que existieron en algunas comunidades gracias a cuestiones históricas.

Hoy en día en el país se autodenominan indígenas más de 24 millones de personas y de ellas solo siete millones 400 mil son hablantes de algunas de las distintas lenguas originarias. Briceño Chel asegura que fue tras la llegada de los españoles había más de 500 lenguas vivas, pero la enorme diversidad poco a poco fue decayendo.

Como consecuencia de esto y con base en datos históricos, desde el siglo XVI a la fecha se han perdido más de 100 lenguas.

“En el censo del siglo XVI prácticamente el 98 por ciento de la población mexicana hablaba una lengua indígena. Para el siglo XVII bajó al 80 por ciento, y a partir del siglo XVIII decayó constantemente” comentó.

Sin embargo aseguro que la pérdida de las lenguas se debe no solo a la conquista sino a que muchos de los grupos, para su propia defensa se fueron adhiriendo a grupos mayoritarios que los pudieran proteger.

Actualmente, existen variantes registradas dado que se están perdiendo y hay muy pocos hablantes los cuales ya son muy ancianos.

México está entre los primeros 10 países en cuanto a diversidad lingüística; pues se reconoce la existencia de 364 variantes lingüisticas que están agrupadas en 68 lenguas indígenas más el español.

Por otra parte, Briceño apuntó que las personas que migran a las ciudades ha provocado el surgimiento de nuevas variantes que se adecuan al contexto urbano, sin embargo, ya no tienen la misma biodiversidad biológica y se van perdiendo elementos.

Por tal motivo el Inali, busca institucionalizar a la lengua, estableciendo sus sistemas de escritura para que posteriormente sean reconocidos. Para ello el Inali ha publicado 15 normas de escritura para distintas lenguas nacionales.

Finalmente, Briceño comentó que los únicos capaces de revertir la situación serían los jóvenes pues mediante la practica de las lenguas en peligro, ellos podrían fortalecerlas y mostrar otras vías para su uso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Blob', la preocupante masa de agua caliente que apareció frente a costas de California

El océano Pacífico registra un fenómeno que no trae buenos augurios. Entre 2014 y 2015 ya había ocurrido algo similar y los resultados fueron catastróficos. ¿Qué está ocurriendo en la costa oeste de Estados Unidos y por qué preocupa a los científicos?
14 de septiembre, 2019
Comparte

Un fenómeno preocupante que ya había ocurrido en el océano Pacífico en 2014 parece que está de regreso.

Se trata de una gigantesca corriente de agua caliente frente a la costa oeste de Estados Unidos, que amenaza con causar devastación en la vida marina y en la pesca en esa zona.

Hace cinco años, cuando apareció por primera vez, los científicos la llamaron “The Blob” (La Mancha).

El nombre lo tomaron de una película de terror, pero sus efectos en ese entonces fueron bastante reales.

La Mancha creó la mayor floración de algas tóxicas que jamás se haya registrado en la costa oeste de EE.UU. Estas algas dañinas, de la que se alimentan pequeños organismos, a su vez afectan a toda la cadena alimenticia.

Tierra

Getty
En 2015 los satélites registraron un inusual calentamiento de océano Pacífico en la costa oeste de EE.UU.

El aumento de la temperatura también hizo que los jóvenes salmones que entrababan al océano encontraran menos alimento de calidad.

Ese agua más caliente provocó que miles de leones marinos que iban en busca de alimento aparecieran varados en las costas y que varias especies de ballenas, que también se desplazaron más cerca de las costas, quedaran atrapadas en redes de pesca o aparecieran muertas en la orilla.

Para la industria pesquera la situación también fue un desastre. En los estados de Oregón y Washington la floración de algas tóxicas paralizó la industria marisquera.

Ahora, entre Alaska y California, otro inusual calentamiento del agua amenaza con desatar efectos similares.

ballena

Getty
El calentamiento de las aguas pone en peligro la vida marina.

“The Blob” fue la mayor ola de calor que se haya registrado en las aguas del Pacífico Norte, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

Este nuevo calentamiento va rumbo a ser tan fuerte como el de 2014, según la NOAA.

¿Por qué ocurre?

Esta nueva mancha de calor comenzó a formarse a mediados de junio, exactamente en la misma región que la de 2014.

En esa ocasión, la masa de agua caliente abarcó unos 1.600 km de largo y 90 metros de profundidad. En algunos puntos la temperatura llegó a ser casi 3º C superior a la media.

Según los expertos, el calentamiento se debe a un sistema de alta presión que debilita los vientos que ayudan a mezclar y refrescar la superficie del océano.

mapa

Noaa
En este gráfico, la NOAA muestra cómo las temperaturas del océano durante 2014 son similares a las de septiembre de 2019.

Sin esos vientos el agua aumenta su temperatura y esa corriente caliente se mueve hacia las costas.

El calentamiento de las aguas hace que haya menos nutrientes en el océano, lo que al mismo tiempo altera la cadena alimenticia.

Así, por ejemplo, los leones marinos deben nadar más lejos para conseguir los peces y otros animales de los que se alimentan.

¿Un nuevo Blob?

Los científicos dicen que lo que han observado es un fenómeno similar a cómo nació “The Blob” en 2014, aunque aún es temprano para saber si causará los mismos estragos.

“Pinta mal, pero también podría desaparecer bastante rápido”, dijo en un comunicado Nate Mantua, investigador en el Centro de Ciencias Pesqueras del Suroeste de EE.UU.

Mantua advierte que todo depende de qué tanto cambien los “inusuales” patrones climáticos que causan esta mancha caliente.

Y esa es la gran pregunta.

barco

Getty
Las aguas calientes también perjudican la pesca.

Los pronósticos muestran que la mancha podría tener una intensidad moderada, aunque podría durar meses.

Es año la NOAA ha registrado temperaturas de hasta 5º C por encima del promedio.

La cuestión es saber si durará tanto como para afectar a los ecosistemas marinos, aunque algunos biólogos dicen que ya lo está haciendo.

Por ahora, la NOAA junto a otros laboratorios marinos del Pacífico siguen monitoreando la mancha, y se preparan para poner en práctica las lecciones que les dejó “The Blob” en 2014 para mitigar su impacto.

“Con el Blob y otros eventos similares en otras partes del mundo aprendimos que lo que solía ser inesperado se está volviendo más común“, dijo Cisco Werner, Director de Programas Científicos de la NOAA.

Así, los científicos se preparan para esta visita indeseada que podría ser cada vez más frecuente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.