Los ingresos públicos del gobierno cayeron 3.7 % en 2017, ¿por qué?

El retroceso en el ingreso público se debió, principalmente, a la caída en ingresos petroleros y a una disminución en la recaudación de impuestos.

dinero
El retroceso en el ingreso público se debió, principalmente, a la caída en ingresos petroleros y a una disminución en la recaudación de impuestos. Cuartoscuro

Los ingresos públicos del gobierno tuvieron una caída en 2017. Al cierre del año pasado los ingresos totales del sector público sumaron 4 billones 947 mil millones de pesos, de acuerdo con el Informe Sobre la Situación Económica publicado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Esta cifra refleja una caída real de 3.7 %, en comparación con lo que se obtuvo en 2016, cuando se produjo un récord de ingresos equivalentes al 24.1 % del Producto Interno Bruto (PIB).

La organización civil México, ¿Cómo vamos? explicó que este retroceso se debe principalmente a una caída en los ingresos tanto petroleros como no petroleros.

“Dentro de los no petroleros, los ingresos tributarios cayeron 0.9 % real, principalmente por la disminución en la recaudación del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) de combustibles”, expuso la organización en un comunicado que puedes leer aquí.

La recaudación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) cayó 4.3 % en comparación a lo obtenido en 2016, en términos reales. Mientras que lo recaudado por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) tuvo una caída real de 2.8 %, al sumar 816 mil millones de pesos.

Hay superávit, pero cae la inversión en obra pública

A pesar de la caída de los ingresos, en 2017 se obtuvo un superávit primario –ingresos menos gastos antes del pago de intereses de la deuda- después de ocho años consecutivos registrando un balance negativo. El superávit primario registrado fue equivalente al 1.4 % del PIB.

El superávit, no obstante, se logró debido a una reducción del gasto corriente del gobierno y a una caída de la inversión en obra pública: un 26.3 % menos que en 2016.

México, ¿Cómo vamos? resaltó que es importante mantener unas finanzas públicas “sanas, con transparencia y rendición de e cuentas”, pero también recordó que es necesario mejorar el gasto de los recursos públicos para generar crecimiento en el país.

“La inversión en infraestructura, dado el nivel de desarrollo, debería ser prioritaria ya que es fundamental para mejorar el crecimiento y la productividad de México”, subrayó la organización.

Las cifras oportunas del informe de Hacienda refieren que el gasto destinado a cubrir el costo financiero de la deuda aumentó en 2017.

Pasó de representar 2.4 % del PIB en 2016 a 2.5 % en 2017; un aumento en términos reales de 6.3 %.

La Secretaría de Hacienda atribuyó este aumento a la evolución del tipo de cambio y a las tasas de interés.

Close
Comentarios