close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Damor

El amor hecho postre: una panadería en Guadalajara emplea a personas con discapacidad

Los talleres de la Fundación de Apoyo para la Educación Especial (FAEE) son financiados con dinero de la venta de productos que elaboran los alumnos del taller de repostería, y a partir de donaciones. Los únicos requisitos para poder inscribirse en alguno de ellos es contar con un diagnóstico de discapacidad intelectual y hacer una cita con algún coordinador de la asociación.
Damor
24 de febrero, 2018
Comparte


Con la elaboración y comercialización de productos de repostería, la empresa social Damor emplea a personas con discapacidad intelectual.

Desde hace seis años, Damor comercializa galletas, pays, empanadas, pasteles, donas, semitas y productos de temporada como pan de muerto, rosca de reyes y buñuelos que son elaborados por jóvenes y adultos con discapacidad intelectual que acuden al taller de repostería de la Fundación de Apoyo para la Educación Especial (FAEE), asociación civil responsable de este proyecto, ubicada en Guadalajara, Jalisco.

Marcela García de Alba, encargada de Desarrollo Institucional de FAEE, explicó que en la asociación se dan diferentes talleres, enfocados a mejorar la salud de las personas con discapacidad intelectual, como karate e integración sensorial, y cuentan con programas diseñados para mejorar su proceso de aprendizaje en cuestiones de vida práctica, matemáticas, comunicación y habilidades básicas.

Además, FAEE les ofrece talleres de danza regional y música prehispánica.

Todos estos talleres son financiados con el dinero que la asociación recaba con la venta de los productos que elaboran los alumnos del taller de repostería, y a partir de donaciones. Los únicos requisitos para poder inscribirse en alguno de ellos es contar con un diagnóstico de discapacidad intelectual y hacer una cita con algún coordinador de FAEE.

“El amor hecho postre”

García de Alba explicó que FAEE escogió la elaboración de productos de repostería para generar recursos debido a que es una actividad que resulta sencilla para personas con discapacidad, debido a que trabajan con las manos.

“Nos dimos cuenta que a los chicos les es mucho más fácil este tipo de trabajo que pueden realizar con las manos. Hace ocho años en FAEE teníamos un taller de elaboración de figuras de barro, y fue ahí donde nos dimos cuenta que ellos trabajan bien así”, contó.

Después de seis años de comenzar con la venta de productos por pedidos, dijo, ya cuentan con clientes, etiquetas, un logotipo y un eslogan que describe la mercancía elaborada con la frase “el amor hecho postre”.

Las 16 personas con discapacidad que laboran en Damor cumplen con jornadas de dos horas de trabajo de lunes a viernes.

Sin embargo, señaló Marcela García, “la empresa está pensada y creada para ellos; somos muy conscientes de que muchas veces están cansados, el medicamento no los dejó dormir o algo les molesta… sabemos esas necesidades y por ello, dependiendo de cómo se sientan, vemos si es pertinente que entren o no al taller de repostería a diario, y si no pueden tomar cualquier otro de los talleres”.

Discapacidad intelectual

Desde hace seis años, Damor comercializa postres elaborados por jóvenes y adultos con discapacidad intelectual.

Apoyo sin límite de edad

La encargada de Desarrollo Institucional de FAEE destacó que en la asociación no hay límites de edad para que las personas con discapacidad intelectual puedan integrarse en las actividades que desarrollan.

“FAEE atiende a personas con discapacidad intelectual sin límite de edad, desde los 4 años y, por ejemplo, ahora, tenemos a una persona de 52. ¿Por qué hacemos esto? Porque a veces hay centros en los que ya no atienden a adultos, pero estas personas viven en una condición que tendrán de por vida”.

Para Marcela García, uno de los objetivos de FAEE es ser “un lugar seguro para las personas con discapacidad que a veces no tienen en dónde o con quién estar durante el día, ya que dejarlos solos en casa no es siempre la mejor opción”.

Por ahora, los productos de Damor se encuentran a la venta únicamente en Guadalajara, ciudad en la que se encuentra la asociación FAEE.

Si te interesa conocer a detalle los productos que elaboran en Dabor o realizar un pedido, puedes hacerlo a través de su página de Facebook o en el número telefónico (33) 36 13 29 10.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuál es la enfermedad detrás de la risa descontrolada de Joker, el villano interpretado por Joaquin Phoenix

Una de las características más siniestras de Joker —o el Guasón— es su risa histriónica que aparece en los momentos más inoportunos. El personaje en la película que se debe a una condición médica.
9 de octubre, 2019
Comparte

Advertencia: este artículo contiene detalles de algunas escenas de la película.

Nervioso, con la mirada asustada y la voz quebrada, Arthur Fleck, intenta componerse antes de empezar su rutina de comedia en vivo en un club de Ciudad Gótica.

Pero al Joker, como prefiere que lo llamen, no le salen las palabras: cuando intenta hablar, su boca explota en una risa aguda y forzada que no puede controlar.

Esas mismas carcajadas histriónicas, perturbadoras, son las que desbordan al personaje de la película “Joker” cuando, regresando del trabajo en el metro por la noche, vestido de payaso, es testigo involuntario del acoso a una mujer perpetrado por tres jóvenes de clase acomodada.

Asumiendo las risotadas como una afronta personal, los jóvenes le propinan una feroz golpiza. El comediante reacciona sacando un revolver de su bolsillo y matando a tiros a los tres.

A lo largo de la película, nos vamos enterando de que el “Guasón” (como se conoce también al emblemático villano de la serie Batman en algunos países de América Latina) padece algún tipo de enfermedad mental que no se especifica.

Para sobrellevar sus síntomas, toma siete tipos de medicación, escribe un diario, y visita regularmente a una asistente social.

Joker

Warner bros
En una de las escenas de la película en el que el Joker viaja en autobús, el Joker tiene uno de sus característicos ataques de risa que se prolonga por alguno segundos.

Y, en otra escena en la que se repite uno de esos ataques de risa descontrolada, esta vez en un autobús, presenta a sus interlocutores una tarjeta que explica que su risa inoportuna se debe una condición médica.

¿Pero existe realmente una enfermedad que pueda provocar esta reacción? ¿O se trata simplemente de un elemento más de esta historia de ficción que viene desde su estreno sembrando polémica?

Tumor benigno

La risa descontrolada e involuntaria sí es el síntoma de una serie de condiciones médicas y, en el caso del personaje interpretado por Joaquin Phoenix, puede tratarse de una “crisis de epilepsia gelástica”, le explica a BBC Mundo el doctor Francisco Javier López, coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología.

“Es un tipo de crisis epiléptica muy infrecuente. Se calcula que representa el 0,2% del total de todos los tipos de crisis epilépticas”.

Joaquin Phoenix

Getty Images
Phoenix se demoró meses hasta encontrar la risa adecuada para su personaje.

“La característica es que es una risa que aparece de forma inapropiada, y al paciente no le supone alegría sino que es inmotivada”, agrega.

La causa más frecuente de este tipo de epilepsia “es una pequeña tumoración en el hipotálamo que llamamos hamartoma hipotalámico, pero también puede deberse a otras causas como crecimientos tumorales en los lóbulos frontales o temporales”.

Por lo general, si tienen este clase de crisis, suelen tener otras más generalizadas que afectan a los pacientes con epilepsia.

“Las crisis gelásticas”, explica López, “suponen un estrés añadido, porque si uno tiene una crisis (de las otras) y pierde la conciencia, no pasa nada, pero si estás consciente y te ríes en situaciones inoportunas, eso provoca un sufrimiento importante”.

Este tipo de condición se suele controlar con fármacos antiepilépticos y, en algunos casos en los que resulta posible, con cirugía.

Si no se controla, un paciente puede tener crisis a diario, pero si se hace se pueden reducir a una o dos al mes o pueden desaparecer, dependiendo de cada caso.

Según le explicó López a BBC Mundo, es más común ver este problema en pacientes adultos, de más de 20 años, que en niños.

Violencia

Pese a que la incidencia es baja, el neurólogo recuerda por lo menos haber visto a tres pacientes con esta patología.

Uno, recuerda, trabajaba como abogado en un juzgado, y “antes de empezar un juicio le advertía al juez que padecía este trastorno y que probablemente tendría una crisis, ya que se tiende a tener más por el estrés“.

En cuanto a la violencia, que se va tornando cada vez más una parte intrínseca y profunda del personaje conforme avanza la película, López explica que no tiene vínculo alguno con esta enfermedad.

Por otra parte, aclara el neurólogo, la epilepsia gelástica no es la única condición que puede dar lugar a risas involuntarias y descontroladas.

Están también las patologías pseudobulbares, conocidas también como incontinencia afectiva, que pueden provocar episodios de risa o llanto, “pero son más típicas en pacientes ancianos con enfermedades neurodegenerativas”, señala.

“Son pacientes mayores en los estadios finales de sus enfermedades, que no sería el caso del Joker”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=pVg29BThB0s

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.