El amor hecho postre: una panadería en Guadalajara emplea a personas con discapacidad

Los talleres de la Fundación de Apoyo para la Educación Especial (FAEE) son financiados con dinero de la venta de productos que elaboran los alumnos del taller de repostería, y a partir de donaciones. Los únicos requisitos para poder inscribirse en alguno de ellos es contar con un diagnóstico de discapacidad intelectual y hacer una cita con algún coordinador de la asociación.

Damor
Las 16 personas con discapacidad que laboran en Damor cumplen con jornadas de dos horas de trabajo de lunes a viernes. Damor


Con la elaboración y comercialización de productos de repostería, la empresa social Damor emplea a personas con discapacidad intelectual.

Desde hace seis años, Damor comercializa galletas, pays, empanadas, pasteles, donas, semitas y productos de temporada como pan de muerto, rosca de reyes y buñuelos que son elaborados por jóvenes y adultos con discapacidad intelectual que acuden al taller de repostería de la Fundación de Apoyo para la Educación Especial (FAEE), asociación civil responsable de este proyecto, ubicada en Guadalajara, Jalisco.

Marcela García de Alba, encargada de Desarrollo Institucional de FAEE, explicó que en la asociación se dan diferentes talleres, enfocados a mejorar la salud de las personas con discapacidad intelectual, como karate e integración sensorial, y cuentan con programas diseñados para mejorar su proceso de aprendizaje en cuestiones de vida práctica, matemáticas, comunicación y habilidades básicas.

Además, FAEE les ofrece talleres de danza regional y música prehispánica.

Todos estos talleres son financiados con el dinero que la asociación recaba con la venta de los productos que elaboran los alumnos del taller de repostería, y a partir de donaciones. Los únicos requisitos para poder inscribirse en alguno de ellos es contar con un diagnóstico de discapacidad intelectual y hacer una cita con algún coordinador de FAEE.

“El amor hecho postre”

García de Alba explicó que FAEE escogió la elaboración de productos de repostería para generar recursos debido a que es una actividad que resulta sencilla para personas con discapacidad, debido a que trabajan con las manos.

“Nos dimos cuenta que a los chicos les es mucho más fácil este tipo de trabajo que pueden realizar con las manos. Hace ocho años en FAEE teníamos un taller de elaboración de figuras de barro, y fue ahí donde nos dimos cuenta que ellos trabajan bien así”, contó.

Después de seis años de comenzar con la venta de productos por pedidos, dijo, ya cuentan con clientes, etiquetas, un logotipo y un eslogan que describe la mercancía elaborada con la frase “el amor hecho postre”.

Las 16 personas con discapacidad que laboran en Damor cumplen con jornadas de dos horas de trabajo de lunes a viernes.

Sin embargo, señaló Marcela García, “la empresa está pensada y creada para ellos; somos muy conscientes de que muchas veces están cansados, el medicamento no los dejó dormir o algo les molesta… sabemos esas necesidades y por ello, dependiendo de cómo se sientan, vemos si es pertinente que entren o no al taller de repostería a diario, y si no pueden tomar cualquier otro de los talleres”.

Discapacidad intelectual
Desde hace seis años, Damor comercializa postres elaborados por jóvenes y adultos con discapacidad intelectual.

Apoyo sin límite de edad

La encargada de Desarrollo Institucional de FAEE destacó que en la asociación no hay límites de edad para que las personas con discapacidad intelectual puedan integrarse en las actividades que desarrollan.

“FAEE atiende a personas con discapacidad intelectual sin límite de edad, desde los 4 años y, por ejemplo, ahora, tenemos a una persona de 52. ¿Por qué hacemos esto? Porque a veces hay centros en los que ya no atienden a adultos, pero estas personas viven en una condición que tendrán de por vida”.

Para Marcela García, uno de los objetivos de FAEE es ser “un lugar seguro para las personas con discapacidad que a veces no tienen en dónde o con quién estar durante el día, ya que dejarlos solos en casa no es siempre la mejor opción”.

Por ahora, los productos de Damor se encuentran a la venta únicamente en Guadalajara, ciudad en la que se encuentra la asociación FAEE.

Si te interesa conocer a detalle los productos que elaboran en Dabor o realizar un pedido, puedes hacerlo a través de su página de Facebook o en el número telefónico (33) 36 13 29 10.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Close
Comentarios