close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Eréndira Aquino

De los escombros del 19S, rescatan la historia de San Gregorio para exponerla en centro cultural

Voluntarios trabajan para rescatar objetos que cuentan 400 años de historia del pueblo de San Gregorio, Xochimilco, y que habían quedado bajo los escombros por el sismo del 19S. 
Eréndira Aquino
Por Eréndira Aquino
15 de febrero, 2018
Comparte

Más de 400 años de historia del pueblo de San Gregorio, Xochimilco, que habían quedado bajo los escombros de una biblioteca derrumbada por el sismo del 19 de septiembre, fueron rescatados por antropólogos y arqueólogos voluntarios.

Un equipo conformado por especialistas en conservación de vestigios arqueológicos y objetos antiguos, así como arquitectos y estructuristas, trabaja para construir, en el sitio del derrumbe, una casa de cultura que albergue un museo con las piezas que cuentan la historia del pueblo.

La colección, compuesta por más de 700 piezas arqueológicas y objetos de uso cotidiano, 3000 libros y cientos de fotografías del pueblo, fue conformada a partir de donaciones de personas del pueblo al señor Jaime Pérez y otras “que hemos ido encontrando en cerros cercanos”, explicó a Animal Político el maestro de primaria originario de San Gregorio, quien ha dedicado décadas de su vida al estudio de la historia de su comunidad.

“Los del INAH me han dicho que tengo un museo chiquito, pero completo, porque tiene de todo: desde el tiempo de los nómadas, unas piezas del neolítico, obsidianas de los xochimilcas, cuchillos de la época de la colonia, libros, fotografías, objetos como metates, planchas de carbón y hasta un proyector de cine; hay objetos de ocho periodos de la historia diferentes”, contó.

Anteriormente, todos estos objetos se encontraban resguardados en una biblioteca personal, construida por el señor Jaime frente a su casa, en la calle Insurgentes, del centro de San Gregorio; ambas edificaciones sufrieron daños por el sismo del pasado 19 de septiembre: la biblioteca se derrumbó y su casa tuvo que ser parcialmente demolida.

Sin embargo, explica el profesor de primaria, la historia e importancia del lugar se remonta siglos atrás, pues en el terreno en el que se erigía la anterior biblioteca, herencia de la familia de su esposa, había un retén en la época colonial, y posteriormente, durante la época de la Revolución Mexicana, fue utilizado como refugio.

“Por eso es que ahora sigue siendo un lugar que debe preservarse: aquí siguen los cimientos del retén y queremos restaurarlo, como recuerdo, para convertirlo en un monumento histórico”, señaló.

“Dentro de la desgracia, tenemos una nueva oportunidad”

Ingrid Castañeda, antropóloga originaria de San Gregorio, contó que el proyecto de rescate “comenzó a través de la desgracia que vivimos como pueblo”.

“Cuando vi que la biblioteca estaba totalmente destruida, convoqué a un grupo de compañeros para que trabajáramos voluntariamente”, dijo.

Ingrid, quien ha sido la encargada de la restauración de libros, señaló que, de los 3000 que conforman el acervo, un 80% se pudo rescatar en condiciones óptimas, 10 % está en malas condiciones, y otro 10 % se perdió totalmente, ya que, después del sismo pasaron más de tres semanas para que pudieran comenzar con la remoción de escombros y el rescate de los materiales atrapados.

Entre los escombros quedó también un acervo de piezas arqueológicas, que tras el derrumbe se encontraban en malas condiciones, por lo que fueron intervenidas para su conservación por el arqueólogo Édgar Mendoza.

De acuerdo con Mendoza, las piezas han recibido un tratamiento como el que se da en museos del INAH, “con los recursos que hemos recabado a partir de donaciones voluntarias”.

Las más de 700 piezas “son materiales completos, que es difícil que lleguen completos a nuestros tiempos y es más difícil que, después de un terremoto, se conserven así, por lo que vale mucho la pena su conservación”, expresó.

El arquitecto Alejandro Martínez, encargado del diseño de lo que será el centro cultural, explicó que la nueva construcción respetará la fachada original de la biblioteca y rescatará algunos aspectos arquitectónicos tradicionales xochimilcas, como las techumbres con carrizo y puntero.

Además, tendrá un muro completo en el que se realizarán pintas con los topónimos nahuatlecas de las festividades de San Gregorio, un estacionamiento de bicicletas, y además las instalaciones serán adaptadas para ser accesibles a personas con discapacidad.

De acuerdo con Martínez, la remoción de los escombros de la antigua biblioteca, así como la restauración del acervo, se han realizado con recursos propios de los voluntarios, así como con donativos en especie de algunos de los materiales necesarios para la conservación de piezas arqueológicas y libros, así como un escáner para digitalizar fotografías y textos.

Para Ingrid, en San Gregorio “dentro de la desgracia, ahora tenemos una nueva oportunidad”, pues la construcción de un nuevo sitio en el que los objetos del pueblo puedan albergarse “pretende ser un proyecto con más visión, que pueda incluir a más personas y que pueda abrir más espacios, porque el pueblo, después de una desgracia como la que pasamos, lo necesita”.

Como originaria de San Gregorio, expresó, “estoy orgullosa de conocer más sobre mi pueblo a través de estos objetos, de conocer lo que Xochimilco le ha dado a la humanidad”.

Para la siguiente etapa, que será la construcción del centro cultural, dijo, esperan continuar recibiendo apoyo de la comunidad de San Gregorio, así como de algunas personas que quieran colaborar para erigirlo.

Por su parte, Jaime Pérez, centinela de la colección, dijo estar “muy contento, porque se va a conservar la historia y las raíces de mi pueblo”.

“Agradezco el apoyo de la gente voluntaria, porque mi cultura no va a quedar aquí, sino que va a seguir adelante”, concluyó.

Si quieres conocer detalles del trabajo de conservación que se realiza con el acervo, o ponerte en contacto con el equipo voluntario de rescate, visita la página de Facebook “Rescate-Museo y Biblioteca San Gregorio Atlapulco”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cambio climático: la razón por la que se prevé migrarán millones de Centroamérica y México

Para 2050 podría haber entre 1.4 y 4 millones de "migrantes climáticos" mexicanos y centroamericanos, según el Banco Mundial. Las cosechas, cada vez más escasas, y los eventos climáticos extremos harán que más gente deje sus lugares de origen.
24 de septiembre, 2019
Comparte

“Tuve que dejar Honduras porque la tierra que mis padres y mis abuelos sembraban ya no da para vivir. Las cosechas disminuyeron a menos de la mitad. Casi no ha llovido”, le dice a BBC Mundo Pedro, un migrante de Honduras en su paso por México rumbo a EE.UU.

La sequía ha sido especialmente dura en Honduras este año.

Hay regiones en las que no ha llovido desde hace 10 meses y en las que se ha perdido más de la mitad de la cosecha de maíz y frijol. Ha muerto mucho ganado.

El presidente Juan Orlando Hernández declaró a principios de este mes “emergencia por sequía” en el país.

Y como Pedro, cada vez más centroamericanos tendrán el cambio climático entre las razones que los hacen dejar su país e intentar buscar una mejor vida en otro lugar, principalmente en Estados Unidos.

Así lo prevén los expertos, quienes también advierten que impulsará la migración interna en la región.

Es la conclusión a la que llegaba el Banco Mundial en su reporte “Groundswell: prepararse para las migraciones internas provocadas por impactos climáticos”, publicado en marzo del año pasado.

2 millones de “migrantes climáticos”

Según las proyecciones del Banco Mundial, si los impactos del cambio climático no son tan fuertes, para 2050 podría haber entre 1,4 y 2,1 millones de “migrantes climáticos internos” en México y Centroamérica.

En un escenario más pesimista, podrían alcanzar los 3,9 millones, lo que representaría el 1,9% de la población de la región.

Aunque el reporte se centra en la migración interna, el organismo reconoce que “los migrantes climáticos internos no necesariamente se detienen en las fronteras“.

El cambio climático puede inhibir o impulsar la migración a través de las fronteras dependiendo una gama de factores, dice.

“El cambio climático está emergiendo como un potente motor para la migración interna. Y cada vez más puede influenciar la migración por el calentamiento y la falta de agua, que afectará la agricultura”, le dice a BBC Mundo Kanta Kumari Rigaud, la principal autora del informe.

“Además, el aumento del nivel del mar podría hacer las áreas costeras inhabitables”, añade.

Emisión de gases de una planta

Getty Images
Las emisiones de CO2 deben caer en 45% para 2030 para evitar los efectos más catastróficos del cambio climático, según el IPCC.

El clima de la región está de por sí caracterizado por los extremos, con sequias y tormentas tropicales, con mucha lluvia y viento.

Pero estos fenómenos están siendo cada vez más intensos.

Las lluvias de verano están empezando tarde y se volvieron más irregulares, dice el estudio del Banco Mundial.

El organismo prevé, además, que la precipitación fluvial disminuirá en México y América Central el próximo siglo, y asegura que habrá cada vez más eventos climatológicos extremos relacionados con el fenómeno conocido como El Niño.

“El cambio y la variabilidad de clima van a afectar significativamente la producción de maíz y frijoles en Honduras, El Salvador, Nicaragua, y en menor grado en Guatemala”, dice.

Como consecuencia, el cambio climático se traducirá en pérdidas económicas para los pequeños campesinos y en aumento de migración.

Campesinos en América Latina.

Getty Images
“La migración interna inducida por el clima afecta desproporcionadamente a los más pobres, quienes se dedican a los sectores más sensibles al clima, como la agricultura y actividades costeras”, dice Kanta Kumari Rigaud, la autora principal del reporte del Banco Mundial.

“La migración en el área fluctúa en respuesta a la variabilidad del clima”, señala.

Los agricultores que dependen de la lluvia son especialmente vulnerables a las sequías y a los impactos de los ciclones, y sus familias son forzadas a buscar formas de vida alternativas en las ciudades y fuera del país”, asegura.

Los pobres, los más afectados

Los migrantes del clima se irán de los lugares con menos disponibilidad de agua y donde han disminuido las cosechas, así como de los sitios afectados por el aumento del nivel del mar y donde empeoraron las tormentas.

“La migración interna inducida por el clima afecta desproporcionadamente a los más pobres, quienes se dedican a los sectores más sensibles al clima, como la agricultura y las actividades costeras“.

“Además, los desastres naturales y los eventos extremos afectan más a los pobres porque sus recursos para confrontar los riesgos son escasos”, le dice a BBC Mundo Kumari, la autora del informe.

“Sus formas de sustento dependen, además,de ecosistemas cada vez más amenazados“, dice a BBC Mundo Kumari, la autora del reporte.

Atardecer en un terreno afectado por sequía

Getty Images
Si el calentamiento supera ciertos niveles, podría no ser posible detenerlo, dicen los expertos, aunque haya recortes drásticos de emisiones.

La migración tendrá también lugar hacia zonas más protegidas dentro de los propios países, por ejemplo a zonas más altas, como las capitales de México y Guatemala.

Acciones a tomar

Recortar la emisión de gases de efecto invernadero es clave para combatir el cambio climático y, como consecuencia, frenar la migración forzada por este fenómeno.

Pero en paralelo, el Banco Mundial recomienda que se diversifique la economía, para que esta dependa de sectores menos sensibles al cambio climático.

Y también propone llevar a cabo una planeación de este tipo de migración.

Esto implica ayudar a que la población que se pueda adaptar a los cambios de clima se quede en sus lugares de origen, asistir en la movilidad a aquellos que estén en riesgo y preparar los lugares que recibirán a los migrantes.

“La buena noticia es que podemos tomar acciones para influenciar la escala, trayectoria y emergencia de los puntos más vulnerables por el cambio climático”, dice la experta del Banco Mundial. “Pero tenemos que actuar ahora”.

Miranda Hallet

Miranda Hallett
La violencia, las dificultades económicas y el cambio climático son las tres principales causas de la migración, según la antropóloga Miranda Hallet.

Un factor difícil de identificar

Pero el cambio de clima ha sido un factor más difícil de identificar entre los motivos de la migración.

“A menudo esta razón está empaquetada junto con otras fuerzas que empujan a la gente de ir de un lugar a otro y cuesta mucho distinguir qué migraciones son el resultado de los cambios medioambientales“, le explica a BBC Mundo Miranda Hallett, profesora de antropología en la Universidad de Dayton, en Ohio, Estados Unidos.

Hallett, quien estudia la migración en El Salvador desde hace más de 20 años, explica que notó hace unos cinco que cada vez más los campesinos le decían que migraban no solo por falta de trabajo, sino que el medio ambiente cambiaba muy rápidamente y que ya no podían vivir de sus cosechas.

Con su trabajo ha documentado a muchosagricultores que han migrado a EE.UU.

Dice que hablan de sequías cada vez más fuertes y de la degradación de los suelos.

Migrante intentando cruzar a EE.UU.

AFP
La violencia, las dificultades económicas y el cambio climático son las tres causas, interrelacionadas, que la antropóloga Hallett ha distinguido entre los migrantes de El Salvador.

“Son fenómenos que recientemente se ha probado científicamente que se deben al cambio climático”.

Los campesinos saben que sus cosechas son cada vez más escasas y que es cada vez más difícil conseguir agua para regarlas.

3 causas de la migración

Hallett enumera tres causas principales que hacen migrar a la gente de Centroamérica: la violencia, las dificultades económicas y el cambio climático.

Y explica que están interrelacionadas.

De acuerdo a la investigadora, el cambio climático aumenta la desesperación de los jóvenes, que se ven si trabajo y obliga a algunos a unirse a las organizaciones criminales.

Esto a su vez desemboca en más violencia, lo que impulsa también la migración.

“Es una situación compleja y es difícil separar un motivo de otro, pero esos tres son los fundamentales”.

Granos de café en Estados Unidos.

Getty Images
Más del 60% de los que cultivan café en Guatemala, Nicaragua, El Salvador y México han denunciado inseguridad alimentaria durante el ciclo de cosecha.

La crisis del café

La producción de café, crucial para miles de agricultores de El Salvador, Guatemala y Honduras, es especialmente vulnerable a las variaciones del clima.

Y es esa una de las razones, además de que cayó su precio a nivel mundial, por la que muchos están dejando de sembrarlo.

En la última década, más del 60% de los agricultores de café en Guatemala, Nicaragua, El Salvador y México han denunciado inseguridad alimentaria durante el ciclo de cosecha, según la Asociación de Especializados en Cafés de América (SCAA, por sus siglas en inglés).

“Trabajaba en una finca de café, pero cada vez había menos cosecha y por la bajada de los precios me despidieron“, le dijo a BBC Mundo un agricultor de El Salvador que viajaba en la primera gran caravana hacia EE.UU.

Rubén, a quien entrevistó la antropóloga Hallett, está ahora en Estados Unidos intentando conseguir el estatus de asilo.

Migrantes en frontera sur

AFP
El Banco Mundial recomienda planificar la migración por cambio climático.

La economía de su familia dependía de sembrar café en El Salvador. Eran parte de una cooperativa a la que cada vez le cuesta más sostenerse.

Según la antropóloga, este caso representa un fenómeno mucho más extenso y global de personas que abandonan sus lugares, directa o indirectamente por el cambio climático y la degradación del ecosistema.

“El gran desafío es crear un ambiente ordenado para la migración internacional, porque con el cambio climático será cada vez más numerosa. Y no vendrá sólo de Centroamérica”, dice la antropóloga.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Vj_t9HtAFOY

https://www.youtube.com/watch?v=SZ4KLIapfTw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.