close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images
Por qué los Patriots llegan de nuevo al Super Bowl a pesar de las estrictas normas de equidad
¿Por qué qué siempre ganan los Patriotas de Nueva Inglaterra o, al menos, siempre están en la final? Este domingo juegan el Super Bowl.
Getty Images
Por BBC Mundo
4 de febrero, 2018
Comparte

 

Gary Lineker, el delantero inglés que fue goleador del Mundial México 86, tiene una frase para definir el fútbol: “Es un juego en que 11 tipos se enfrentan contra 11 tipos y donde siempre ganan los alemanes”.

En el caso del fútbol americano, “los alemanes” son los Patriotas de Nueva Inglaterra. Y la frase sigue siendo igual de válida.

Este domingo se disputa una nueva edición de esa fiesta enorme estadounidense que es el Super Bowl —la final del fútbol americano— y, por cuarta vez en los últimos seis años, uno de los rivales será el equipo que lidera el mariscal de campo Tom Brady y dirige el ya mítico Bill Belichick.

De esos partidos, los Patriots ganaron dos.

Lo único que parece cambiar en la gran final de cada año es el rival de los Patriotas, que para la versión LIII —que se disputará en el estadio de los Vikingos de Minnesotta— serán las Águilas de Filadelfia.

Sin embargo, lo que es normal en otras ligas y otros deportes, el dominio casi absoluto de un par de equipos, en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) es bastante curioso.

Y por una simple razón: se trata de la liga más equitativa, justa y que más comparte sus ganancias entre todos sus equipos.

De hecho, la revista The Atlantic la llamó “la liga deportiva socialista de Estados Unidos”.

Entonces, ¿por qué siempre ganan los Patriots o, al menos, siempre están en la final?

“Creo que el principal factor es que tienen al mejor mariscal de campo de la historia (Brady) y al mejor técnico de la historia, Bill Belichick”, le dijo a BBC Mundo el periodista colombiano Santiago Hernández, experto en la NFL.

Y agregó: “Han sabido jugar con las reglas de la NFL. Saben de las restricciones del tope salarial, por eso no hacen supercontratos. No tienen jugadores excesivamente costosos, sí talentos que no triunfaron en otros clubes y que los llevan por poco dinero”.

Pero las razones detrás del fenómeno no son solo esas.

La liga más justa

Para entender la dimensión del dominio de los Patriotas hay que comprender el sistema que tiene la NFL para lograr que haya algo parecido a la igualdad entre los 16 equipos que conforman la liga.

Y para eso tiene los siguientes parámetros:

  • Los derechos de televisión se reparten de forma equitativa entre todos los equipos. Además, cada año se distribuyen las ganancias que producen esas trasmisiones televisivas de igual manera.
  • En la mayoría de las ligas de EE.UU., el equipo que más gana es el que recibe más regalías por derechos de mercadeo. En la NFL ese porcentaje es casi invisible.
  • Es tal vez la liga que más ejerce control sobre contratos de jugadores y topes salariales (todos los equipos tienen casi el mismo presupuesto).
  • La NFL intenta evitar que haya franquicias que estén muy cerca geográficamente de otras, para evitar la invasión sobre los fanáticos, que son al final las que ven los partidos y compran los productos de mercadeo.
  • En lo deportivo, el peor equipo de la temporada anterior es quien tiene la primera opción para escoger al mejor novato en una ronda de selección que se conoce como el DRAFT.

A pesar de estas medidas, hubo equipos que dominaron varias épocas, a los que se conoce como dinastías: los Empacadores de Green Bay en la década de los 60, los Acereros de Pittsburgh a finales de la década del 70 y los 49ers de San Francisco en los 80, entre otros.

Sin embargo, lo de los Patriotas de Nueva Inglaterra ya raya en lo histórico: en los últimos 15 años se han clasificado siete veces a la gran final y la han ganado en cinco ocasiones.

Y ahora van, a pesar de las políticas de la NFL en pos de la igualdad y el equilibrio, hacia un nuevo Super Bowl.

El tándem Brady-Belichick

Antes de 2000 —que es cuando inicia esta saga de victorias y poderío pocas veces visto en el deporte (los All Blacks en el rugby, tal vez)— el equipo de los Patriotas ni siquiera llenaba las tribunas de su propio estadio, en la localidad de Foxborough, estado de Massachusetts.

En menos de cinco años, los Patriotas lograron ganar tres Super Bowl: 2002, 2004 y 2005.

Y era normal dentro del fútbol americano. “Una nueva dinastía”, señalaron los medios locales, que creyeron concluida la era de gloria y terminado con honores el reinado de Brady y su técnico.

Pero lejos estaban de retirarse: en 2015 volvieron a ganar el trofeo Vincent Lombardi, que se otorga al campeón de la NFL, repitieron la dosis en 2017 y ahora, frente a las Águilas de Filadelfia, parece que volverán a hacerlo, con Brady elegido por tercera el mejor jugador de la temporada.

“Creo que es el técnico (Bill Belichick), que tiene una enorme capacidad de trabajar con los jugadores que tiene en el momento“, le dijo al diario USA Today el extécnico de los Gigantes de Nueva York, Bill Parcells.

“Bill es capaz de leer lo que está pasando en cada segundo de un partido y saber qué jugada va a solucionar el juego a su favor”, agregó.

Hernández, por su parte, señaló que muchos jugadores han tomado decisiones buscando el éxito del equipo y no su ambición personal.

Jugadores como Brady, que debería ser el mejor pagado, rechazan dinero de contratos y prefieren un equipo competitivo. Ninguno de sus jugadores es el mejor pagado en su posición en la NFL”, anotó.

“Y es un equipo hecho a la medida de su dueño Robert Kraft, de Bellichick y de Brady. Tanto que ningún asistente o ningún dirigente que haya salido de la organización a replicarlo en otro club ha podido hacerlo con éxito”, concluyó.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cuartoscuro
La Guardia Nacional reforzará 12 puntos de la frontera sur para impedir el paso de migrantes
Agentes migratorios y elementos de la Guardia Nacional pedirán a los migrantes que regresen a su nación, además de sus datos para intercambiar la información con sus países de origen.
Cuartoscuro
Por Notimex
18 de junio, 2019
Comparte

Ante el ingreso de casi 400 mil migrantes a territorio nacional en los últimos tres meses, el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez, anunció que se pondrá en marcha un programa especial que prevé operativos en 12 puntos de la frontera sur para evitar la migración irregular, la cual “no se puede seguir permitiendo”.

“Vamos a establecer una migración regular, ordenada y segura con derechos humanos y con una protección humana”, destacó el funcionario federal, quien además precisó que el canciller Marcelo Ebrard es quien coordina los operativos, aunque el INM depende de la Secretaría de Gobernación (Segob).

En entrevista con Notimex, detalló que los operativos se realizarán en coordinación con la Guardia Nacional, las Fuerzas Armadas y los gobiernos de los estados y municipios donde se presenta ese problema, además la Secretaría de Marina vigilará los límites territoriales.

Lee:  De la detención de migrantes al espionaje: Esto es lo que podrá hacer la Guardia Nacional

El programa considera la participación de seis mil 500 elementos de la Guardia Nacional, quienes apostados en distintos puntos vigilarán también la movilidad en carreteras las que, de acuerdo con un diagnóstico, se da la migración irregular.

Asimismo, estarán atentos al tráfico de migrantes en hoteles o casas, donde se les lleva de manera clandestina, previo pago de tres mil a cinco mil dólares, y se les mantiene bajo amenazas para que no digan nada.

Los agentes migratorios y los elementos de la Guardia Nacional pedirán a los migrantes ilegales que regresen a su nación, además sus datos generales para intercambiar la información con sus países de origen y comprobar la nacionalidad, pues también están llegando africanos, asiáticos y ciudadanos de Arabia Saudita.

Garduño Yáñez estableció que mediante un operativo a pie tierra de todos los elementos del instituto y de la Guardia Nacional se impedirá el acceso no documentado de personas a territorio nacional, y también se evitará que sigan utilizando balsas o barcos para moverse desde los ríos Suchiate y Usumacinta.

Te puede interesar: Por tema migratorio, autobuses pedirán identificación al comprar boletos

No habrá más ingresos masivos y anárquicos de migrantes, y se tiene la meta de regresar diariamente a dos mil 500 personas sin documentos, dijo el comisionado del INM.

Aquellas personas que están en campamentos y que de manera voluntaria deseen retornar a sus lugares de origen “vamos a apoyarlas y trasladarlas a su país; no las vamos a dejar en la frontera, sino a acomodar con los gobiernos limítrofes”.

A quienes deseen quedarse en México, se les dará otro trato, “veremos en qué condiciones están y ver si la misma ley permite que permanezcan, de no ser así serán deportados”.

Lee también: Guardia Nacional y migrantes; ¿Pueden detenerlos? ¿Revisar sus papeles? Esto dice la ley

Garduño Yáñez dijo que México podrá albergar, con calidad de vida, entre siete y 10 mil migrantes, pero insistió en que cada caso se analizará se manera particular y no se prevé apoyarlos con vivienda y trabajo.

“Hay que ver cuál es su condición, porque hay muchos mexicanos que ya quisieran ese tipo de asistencia”, se ha mencionado una asistencia de desarrollo con becas y trabajos temporales, pero con control, aseguró.

Asimismo, el comisionado comentó que los casos de agentes migratorios a quienes se ha denunciado por corrupción o se ha detenido en flagrancia están siendo puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

Garduño Yáñez, quien hasta hace unos días era el director de Reclusorios del país, rechazó de manera categórica que en las acciones para evitar el ingreso de personas sin documentos se vayan a violentar los derechos humanos y hacer uso excesivo de la fuerza pública.

Más sobre el tema: Guardia Nacional, registro migratorio y una reunión con Centroamérica: claves del nuevo plan fronterizo de México

“Por mis venas corre la educación y la cultura de los derechos humanos”, aseveró al recordar su trayectoria en esta materia: “Soy presidente de una Organización No Gubernamental (ONG)”, cuando se fundó el Partido de la Revolución Democrática (PRD) “fui el primer secretario de derechos humanos”.

“Conozco los procesos de las ONG, pero que nos digan qué hacer, que nos digan si ellos permitirían que llegaran a su casa 50 personas.

“Estoy hablando de la casa grande, de la casa de todos los mexicanos, que es México”, puntualizó.

Además comentó que en la frontera con Estados Unidos, donde hay campamentos, habrá alrededor de dos mil elementos de la Guardia Nacional que también invitarán a los migrantes a que regresen a sus países y se les proporcionará ayuda de movilidad.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.