close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cuáles son los teléfonos móviles que emiten más radiación y qué puedes hacer al respecto?

Para saber qué modelos emiten más o menos radiación, se creó una medida que se conoce como tasa de absorción específica (SAR, por su sigla en inglés) y que permite saber qué parte de esa radiación retiene el tejido humano.
24 de febrero, 2018
Comparte

Las dudas en cuanto a los posibles efectos cancerígenos derivados de las ondas de radiofrecuencia que emiten los teléfonos móviles es un tema que genera debate… y que muchas veces plantea más preguntas que respuestas.

¿Hasta qué punto son peligrosas este tipo de ondas? ¿Corremos el riesgo de desarrollar tumores por usar el celular de manera constante? ¿Qué debemos hacer para evitarlo?

Los científicos llevan años estudiando este fenómeno y publicando estudios que no parecen tener una conclusión determinante.

Pero lo que sí sabemos es que las ondas de radiofrecuencia son una forma de radiación no ionizante, menos potente que la ionizante, que se desprende de los rayos X o ultravioleta y que es capaz de romper enlaces químicos en nuestro ADN.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (ACS, por su sigla en inglés) explica en su sitio web que “la inquietud se concentra en si los teléfonos celulares podrían incrementar el riesgo de desarrollar tumores en el cerebro o en la región de la cabeza y cuello“.

Y aunque afirma que las ondas emitidas por los celulares “no son lo suficientemente intensas como para ocasionar daños en el ADN de forma directa o calentar los tejidos corporales”, también dice que “no está claro cómo los teléfonos celulares podrían causar cáncer” y que hay estudios que respaldan esa idea, aunque por ahora no tienen suficiente evidencia.

radiación teléfono

Getty Images
Todavía no está claro si los teléfonos móviles causan tumores.

¿Cuáles son los teléfonos que emiten más (y menos) radiación?

Para saber qué modelos emiten más o menos radiación, se creó una medida que se conoce como tasa de absorción específica (SAR, por su sigla en inglés) y que permite saber qué parte de esa radiación retiene el tejido humano.

Cada celular tiene un nivel de SAR —que se corresponde con el que usa el teléfono en su potencia más elevada— y los fabricantes deben informar a los organismos reguladores de cada país sobre cuál es el SAR de sus productos.

Sin embargo, muchos compradores no suelen comprobar esa información.

La Oficina Federal Alemana para la Protección contra la Radiación ha elaborado una base de datos con los smartphones (nuevos y viejos) que generan más ondas de radiofrecuencia, creando una lista a disposición del público.

Los primeros puestos están dominados por marcas chinas (OnePlus y Huawei), aunque también hay un Nokia, el Lumia 630.

Figuran también en la lista el iPhone 7 (en décimo puesto), el iPhone 8 (puesto 12) y el iPhone 7 Plus (15), además del Sony Experia XZ1 Compact (11), el ZTE Axon 7 mini (13) y el Blackberry DTEK60 (14).

No hay unas directrices universales para un nivel “seguro” de radiación telefónica, pero el organismo que certifica en Alemania el respeto al medio ambiente, Der Blaue Engel, solo aprueba teléfonos con un nivel de absorción de hasta 0,60 vatios por kilogramo.

Todos los teléfonos de la lista emitida por la institución alemana duplican ese límite (el OnePlus 5T, a la cabeza del ranking, tiene 1,68).

En cuanto a los dispositivos que ofrecen un nivel menor de radiación, abundan los de la marca surcoreana Samsung.

El primero en la lista es el Sony Experia M5 (0,14), seguido por los Samsung Galaxy Note 8 (0,17) y S6 edge+ (0,22), Google Pixel XL (0,25) y Samsung Galaxy S8 (0,26) y S7 edge (0,26).

Los teléfonos de Google también se encuentran entre los de menor radiación del mercado (concretamente, Pixel XL y Pixel), así como Motorola (Moto G5 plus y Moto Z), de acuerdo con la lista alemana.

Si quieres comprobar cuánta radiación emite tu celular, puedes consultar el manual de tu modelo, el sitio web del fabricante o la página web de la Comisión Federal de Comunicaciones​​ de Estados Unidos (FFC, por su sigla en inglés).


¿Cómo nos exponemos a ondas de radiofrecuencia con el celular?

radiación teléfono

Getty Images
Alejar el celular cerca de la cabeza podría prevenir efectos dañinos.

Las ondas son más fuertes en el punto donde se encuentra la antena, en el interior del teléfono. Cuando más cerca coloquemos la cabeza a ella, mayor es el riesgo. Pero estos son otros factores a tener en cuenta:

  • La cantidad de tiempo que usamos el teléfono.
  • La distancia y la ruta de la torre de telefonía celular más cercana (cuanto más lejos, más energía requiere).
  • El tráfico de señales de telefonía celular (a mayor tráfico, más ondas).
  • El modelo del teléfono que usemos.

La ACS sugiere lo siguiente para limitar la exposición a las ondas de radiofrecuencia del celular:

  • Usar el altavoz , el “manos libres” o los audífonos, especialmente los que funcionan por Bluetooth, para alejar la antena de la cabeza.
  • Enviar más textos y hacer menos llamadas (excepto si conducimos).
  • Limitar el uso del celular.
  • Usar un teléfono móvil con un nivel bajo de SAR.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Guillermo García Alcocer renuncia a la presidencia de la Comisión Reguladora de Energía

En una carta el funcionario dijo que su decisión es personal y no se debe a factores externos, pues considera que su contribución está completa y es hora de abrir paso a un nuevo capítulo en su historia.
Cuartoscuro
3 de junio, 2019
Comparte

Guillermo García Alcocer anunció que dejará su cargo como presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) el próximo 15 de junio, después de tres años.

En una carta, García Alcocer señaló que con la salida quiere permitir que el sector se siga desarrollando, con los ajustes que se requieran a partir de esta nueva visión, para que se alcance el objetivo común que es un sector energético dinámico, con participantes públicos y privados, que siente la base para el desarrollo nacional.

“La máxima instancia de toma de decisiones de la Comisión, el Órgano de Gobierno, tiene hoy una nueva composición con una visión mayoritaria diferente a la mía. Si bien tenemos puntos de vista y enfoques técnicos incompatibles, hemos coincidido en el objetivo de garantizar un suministro de energéticos de calidad y a precios asequibles en México”.

Leer: Sin dar motivos, renuncia otro integrante de la Comisión Reguladora de Energía

En febrero pasado, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, informó que se investigaría la existencia de un posible conflicto de interés de García Alcocer como presidente de la CRE ya que el cuñado de éste, Mario Barreiro Castellanos, labora en una empresa extranjera, Vestas, dedicada a la fabricación, venta y mantenimiento de tecnología eólica para generar electricidad.

Además de que “Santiago García Castellanos, pariente por afinidad en cuarto grado, primo hermano de su cónyuge, tiene el cargo de director general de la empresa Santa Fe Natural Gas, la cual es filial de una empresa mexicana permisionaria de la Comisión Reguladora de Energía denominada Fermaca”, informó la SFP en aquel momento.

García Alcocer reconoció tener a dos familiares trabajando en el sector energético, pero negó haber incurrido en conflictos de interés. Días después y tras la polémica suscitada, el funcionario presentó su renuncia en privado al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero éste la rechazó en ese momento argumentando que su gobierno no persigue a nadie y que esperarían los resultados de la investigación de la SFP.

Ahora, el aún comisionado presidente del organismo regulador subrayó que su decisión es personal y no se debe a factores externos, pues considera que su contribución está completa y es hora de abrir paso a un nuevo capítulo en su historia.

Leer: SFP investiga a titular de la Comisión de Energía por presunto conflicto de interés; éste lo niega y solicita audiencia con AMLO

Argumentó que mientras estuvo al frente de la institución la CRE desarrolló su vocación para regular y monitorear mercados, supervisar y verificar a sus permisionarios, y sancionar a quienes incumplieran con la regulación.

De igual manera, se aprovecharon las tecnologías de la información para digitalizar el 100 por ciento de los trámites de la Comisión, al tiempo que se lanzaron aplicaciones móviles como la GasoApp y la AmiGas LP, lo que ha facilitado la interacción con los regulados y con la ciudadanía.

“La implementación de este conjunto de iniciativas contribuyó a que la CRE se posicionara como la segunda institución más automatizada de la Administración Pública Federal, sólo por debajo del Servicio de Administración Tributaria”.

García Alcocer destacó que en su gestión, en todo momento se aplicaron estrictas reglas de contacto con permisionarios, así como mejores prácticas de transparencia, austeridad y coordinación sectorial, mismas que han situado al organismo como un ejemplo entre sus pares y le han valido el reconocimiento de la comunidad internacional.

Leer: Senado rechaza candidatos de AMLO a la Comisión Reguladora de Energía por no cumplir con el perfil

Además, ante la llegada de nuevos actores e inversiones importantes al sector, la Comisión siempre ha actuado con imparcialidad y en apego al interés nacional, no en línea con intereses particulares. Prueba de ello son las más de tres mil 600 demandas de amparo recibidas, interpuestas por empresas permisionarias, tanto públicas como privadas

“Dejo el cargo de comisionado presidente, pero no mi compromiso con México, al que he servido con honestidad y transparencia a lo largo de 25 años de trabajo ininterrumpido. Hacia adelante, seguiré aportando al desarrollo del sector energético, ahora desde una plataforma de investigación y docencia”, añadió.

 

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.