Activista es acusada de delitos contra el honor por denunciar acoso de un profesor en Michoacán

Lucero Circe López fue vinculada a proceso luego de señalar dos acosos sexuales a distintas víctimas dentro de una universidad y una dependencia.

acoso sexual
La defensa de Lucero tendrá dos meses para reunir pruebas a su favor. Change.org

Lucero Circe López Riofrío activista feminista y fundadora de la organización Humanas sin Violencia, fue vinculada a proceso en Michoacán el pasado jueves al ser acusada por delitos contra el honor, luego de que señalara a un profesor de universidad como responsable de cometer dos acosos sexuales.

En enero de 2015 la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la  Violencia contra las Mujeres (Conavim) en coordinación con Inmujeres, crearon un grupo de trabajo a petición de Humanas sin Violencia para solicitar la Alerta de Género en Michoacán (la cual fue otorgada en 2016). Como parte del equipo, además de la organización feminista, se sumarían dos personas académicas.

Conavim anunció que una de ellas sería Boris G. quien en ese entonces era profesor en la facultad de Psicología de la Universidad Michoacana.

Al revisar su historial, Circe López se percató que el docente contaba con una denuncia administrativa en la universidad por acoso sexual. Aunado a esto, una denunciante anónima se acercó a la organización para acusar que ella también había sido víctima de esta persona por el mismo delito, pero en la Secretaría de Salud, donde también se desempeñó el docente.

Como resultado de esto, Lucero alzó la voz y exigió tanto a la Conavim e Inmujeres que Boris fuera expulsado del grupo de trabajo debido a sus antecedentes. Al final él salió por su propia voluntad pero interpuso a inicios de 2016 una denuncia en contra de la activista por delitos contra el honor.

Finalmente este jueves un juez de Michoacán decidió vincular a proceso a Lucero Cirse López al encontrarla culpable del delito faltas al honor. Ahora su defensa tendrá dos meses para presentar las pruebas necesarias que demuestren su inocencia y comprueben que el ahora denunciante es responsable de los dos acosos sexuales.

En entrevista para Animal Político la Coordinación de Feministas de Michoacán calificó el hecho como preocupante e indignante.

“Esta decisión es indignante; el que haya una impartición de justicia con perspectiva de género en donde las mujeres están implicadas nos preocupa, y más este caso cuándo sí hay denuncias en contra de él que sustentan la acusación de Circe, esto no es más que una prueba de sistema jurídico patriarcal que predomina en el país”, comentaron.

La organización feminista argumenta que no se puede cometer esta arbitrariedad cuando hay pruebas concretas por lo menos de uno de los casos.

“La denuncia de la universidad sí es formal, más no penal pues el caso no trascendió más allá de la universidad. Ésta ocurrió en 2013 pero la Universidad Michoacana no investigó a fondo los hechos pues no tenían un protocolo para esos casos, sin embargo el responsable fue destituido de su cargo como profesor. Sin embargo el caso quedó asentado”, aseguran las defensoras de derechos.

Respecto a la segunda acusación de acoso ocurrió, según la Coordinación de Feministas de Michoacán, en 2014 pero al suscitarse en una dependencia de gobierno, la afectada tuvo miedo de señalarlo ante las autoridades correspondientes, por lo que hasta el momento se mantiene como anónima y solo acuso el acto ante la organización Humanas sin Violencia, de Lucero Circe López.

En un estado que registró más de 60 feminicidios en 2017, decisiones como esta “son muy graves porque el mensaje de las autoridades hacia las mujeres es: no hables, no denuncies porque esto te puede pasar. Ya que sí esto hacen contra las defensoras de las mujeres que no podrán hacer contra las víctimas que no tienen la facilidad de defenderse o levantar la voz”, lamentan.

Los abogados de Lucero buscarán recolectar las pruebas que sustenten las acusaciones hechas contra el exprofesor. Mientras tanto, la Coordinación de Feministas de Michoacán, buscará derogar esa ley del delito de honor, “porque solo defiende la honorabilidad de la familia donde el patriarca tiene el honor, en este caso el hombre”, lo cual desde su perspectiva permitiría a los hombres realizar cualquier acción contra las mujeres y después justificarse.

Actualmente Boris G. dirige la Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario y se dice defensor de los derechos de las mujeres posición, que a decir de las organizaciones feministas, no representa.

Las organizaciones subieron un una petición a la plataforma Change.org con el nombre #CirceNoEstásSola contra el #SexismoJudicial.

Close
Comentarios