​​​5 futbolistas de los que quizá no has escuchado hablar y que deberías empezar a seguir​
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

​​​5 futbolistas de los que quizá no has escuchado hablar y que deberías empezar a seguir​

Cinco futbolistas jóvenes comienzan a brillar en canchas europeas, la mayoría es menor de 18 años y ya han llamado la atención de equipos como Manchester United, Barcelona, Real Madrid, Chelsea y Bayern Múnich.
Por BBC Mundo
20 de marzo, 2018
Comparte

¿Cansado de que se hable de Messi, Ronaldo y Neymar?

BBC Mundo te presenta cinco futbolistas bastante menos conocidos que tienen potencial de hacer historia.

1. Pietro Pellegri (17, años, Italia, Mónaco)

Le han llamado el “nuevo Messi” y con 15 años empezó a batir récords de precocidad con el Genoa en la Serie A: el más joven en debutar y el de menor edad en anotar un doblete.

Desde entonces muchos grandes de Europa lo quisieron fichar, pero terminó siendo el Mónaco que se lo llevó este enero por US$24 millones, la segunda transferencia más costosa de la historia de un futbolista tan joven.

Físico privilegiado, metro noventa y seis de altura, es un infierno para marcar por su potencia y habilidad.

Todavía no se consolida en un Mónaco plagado de estrellas, pero apenas cumplió 17 años y de aquí en adelante solo puede mejorar.

2. Justin Kluivert (18 años, Holanda, Ajax)

Apellido conocido en el fútbol. Es hijo de Patrick, esa máquina goleadora que a fines de los 90 y principios de 2000 se cansó de marca en Barcelona y la Oranje.

Justin se empezó a hacer un nombre por sí mismo al anotar con regularidad en Ajax y ya marcó un hat-trick, algo que su padre nunca hizo en la liga holandesa.

Clínico para el remate media distancia y exquisito para driblar, hace estragos en la punta izquierda del ataque.

Se dice que se lo disputan Manchester United y Barcelona y fue convocado por primera vez para la selección mayor holandesa que esta semana disputará amistosos contra Inglaterra y Portugal.

“Quiero mantener en alto el nombre Kluivert. Voy a lo grande como mi padre”, dijo este año, “tal vez seré un poco menos, tal vez mejor”.

3. Jadon Sancho (17 años, Inglaterra, Borussia Dortmund)

Apodado el “Neymar inglés”, se formó en Watford y Manchester City hasta que el año pasado fue transferido por US$14 millones al Borussia Dortmund donde a los 17 años juega con cierta regularidad.

Le dijo que no a Pep Guardiola que lo quería y se fue a Alemania en busca de más minutos.

Elegido el año pasado mejor futbolista del Europeo sub-17, sus compañeros de Dortmund le pidieron que deje de tirarles caños en los entrenamientos.

Fue parte del equipo inglés que ganó el Mundial sub-17, pero por un acuerdo con su equipo solo pudo disputar la fase de grupos del torneo.

La prensa inglesa lamentó esta semana que no fuera convocado para los amistosos de la selección y su presencia en Rusia 2018 se ve complicada.

“Me sentiría honrado si me eligen”, dijo el mes pasado.

4. Vinicius Júnior (17 años, Brasil, Flamengo – a préstamo de Real Madrid)

Menos de 20 minutos en primera división bastaron para que Real Madrid desembolsara US$54 millones por la joven estrella brasileña.

Pero hasta que no cumpla 18 años Vinicius Júnior no podía ser transferido así que se quedó en Flamengo, el equipo que lo formó.

El año pasado llevó a Brasil al título sudamericano sub-17, donde fue el goleador y fue elegido mejor jugador, y también fue el más destacado del torneo continental en 2015.

Es diestro, pero suele jugar por la zona izquierda del ataque. Ver clips de él en YouTube te deja sin palabras.

Incluido el año pasado en la lista de jóvenes promesas a seguir de France Football y The Guardian, cuando alcance los 18 en julio podrá irse a Madrid, donde tendrá más exposición pero probablemente menos minutos.

5. Jan-Fiete Arp (18 años, Hamburgo, Alemania)

El año pasado, a los 17, se convirtió en el primer jugador nacido en los 2000 en debutar en la Bundesliga y en marcar.

Para la UEFA es “una de las grandes promesas del fútbol alemán.

El delantero marcó siete veces en el Europeo sub-17 del año pasado y cinco en el Mundial de la categoría y se animó a decirle que no a Chelsea, que lo quería fichar, y ahora hay rumores de un traspaso a Bayern Múnich.

Un buen cierre de temporada le puede abrir la puerta a acompañar al Die Mannschaft a Rusia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Alejandro Ponce

La lucha para dejar los inhalables puede empezar con un Whatsapp

Dejar el consumo de solventes es complicado por la compulsión que generan las sustancias, pero el acompañamiento es esencial en la recuperación de los consumidores.
Alejandro Ponce
22 de agosto, 2020
Comparte

Ulises trabajaba como albañil junto a su padre en Malinalco, Estado de México. Un día con su pago en lugar de comprar comida compró tres cajas de latas amarillas de limpiador PVC, cuya sustancia principal es el tolueno, una de las sustancias inhalables y psicotrópicas. Su droga.

“Cuando vi mis cajas de latas pues me puse a llorar, arrepentido, porque no podía yo creer que, en vez de comprar comida, tuve que comprar eso. Y yo decía: ¿y a poco eso voy a comer? Así, y me arrepentí”. Desde entonces, dice, no ha vuelto a consumir inhalables y poco después también dejó la marihuana.

Leer más: Tolueno, la droga que quita el hambre, el frío y mata lentamente

Para Pedro —padre de dos pequeños menores de 2 años— probar las drogas se convirtió en un tiempo de oscuridad y dejarla ha sido una lucha.

“Es como un rico y delicioso bubulubu, que te quieres comer, pero no te lo debes comer porque te hace daño. (La droga) ha afectado mi vida, ¿no? Porque a veces no es uno, es la droga, ¿no? Ya no actúas de buena manera, porque como hay tiempos buenos, hay tiempos malos”, cuenta el hombre de 22 años y artesano.

Pedro dejó los inhalables de un solo golpe. Pero las ganas de volver a hacerlo siguen ahí y cuando llegan lo que lo ayuda a no caer es caminar por los cerros de Malinalco, dibujar o escuchar música.

Su esposa y sus dos hijos lo ayudan a no caer.

“Ellos me dan la motivación de estar y de ser, y es lo que a veces me aleja de las drogas, porque digo, ‘no, no quiero estar una vez más en la oscuridad’, porque nada más es eso, un tiempo de oscuridad”.

Acompañar a los consumidores que quieren dejar la droga y dar información sobre los efectos que puede tener en su salud son las principales estrategias de la Asociación Civil El Caracol que ayuda a personas en situación de calle.

El primer paso es hablar del tema con la población en la calle, de los daños que la sustancia provoca a su salud y que a la larga puede provocar una condición discapacitante, explica Enrique Hernández, director de El Caracol.

No se puede decirle a los consumidores que dejen la droga de un momento a otro porque daña su salud, “ellos no se ven dejándola, hay que llevarlos poco a poco a que mejoren su salud, a que encuentren nuevos satisfactores incluso afectivos”.

El Caracol ofrece atención médica a los consumidores para tener una evaluación de su condición. El segundo paso de su estrategia fue diseñar propuesta educativa para que ellos pudieran monitorear su salud y conocieran los indicadores de riesgo.

“Hicimos una postal donde ellos pueden saber que si tienen tres o más indicadores de los que dice la postal tiene que buscar atención médica. Esta propuesta es de reducción del daño. Cuando ellos atienden su salud van mejorando sus condiciones y ya podemos hablarles de qué es lo que les está provocando el daño según lo que consumen”, añade el director de Caracol.

Entonces entra el acompañamiento con los consumidores. “Lo central es el acompañamiento personal que sepan que hay alguien que está con ellos. El tema es que no se sientan solos”.

Enrique explica que es mucho más fácil que la compulsión por consumir inhalables llegue si se sienten solos, por ello monitorean por Whatsapp o por teléfono a los consumidores, para que ellos sepan que cuentan con alguien en el momento que se sientan solos.

El problema, dice Enrique, es que “eso es muy caro, no podemos atender a muchas personas, somos bien poquitos aquí en Caracol”.

También luchan contra la compulsión que genera esta droga entre los consumidores, lo que provoca que el nivel de éxito sea bajo.

Los que busca El Caracol es que los consumidores que desean dejar la droga aunque vuelvan a recaer, logren evitar consumir por periodos más largos de tiempo: si deja la droga por tres meses, y vuelve a consumir, en un siguiente intento puede dejar de consumir por un año. “La idea es que el consumo sea cada vez más prolongado”.

Difícil atender sin protocolos médicos

Además de que las sustancias inhalables como el tolueno deben tener una regulación para su venta, pues al ser una sustancia de uso industrial y no una droga, es legal cualquiera puede comprarla, también faltan protocolos de atención médica claros.

“Si tu llegas con un daño por consumo de mariguana va a haber un protocolo médico para atenderte, si llegas con una sobredosis de cocaína también, pero si llegas con daño orgánico causado por solventes difícilmente va a haber protocolos porque médicamente no se ha estudiado mucho”, dice Enrique Hernández.

En la capital, solo existen dos Unidades Médicas Toxicológicas que cuentan con protocolos de atención para consumidores de solventes e inhalantes: Venustiano Carranza y Xochimilco.

En 2017, en ambas unidades se atendieron a 3,166 personas. En el toxicológico de Venustiano Carranza se atendieron 2,979 y en Xochimilco 187.

“La vinculación que ha tenido El Caracol con el toxicológico Venustiano Carranza es muy buena porque ellos han logrado que las ambulancias lleven a los muchachos al toxicológico. Normalmente no se quieren quedar y tener un tratamiento pero esa vinculación es valiosa”, destaca Silvia Cruz.

En el tóxicológico los médicos saben que al llegar un consumidor de solventes lo primero que deben hacer es suministrarles potasio para estabilizarlos, pues los solventes provocan hipocalemia, que es la baja peligrosa de potasio.

Además, tienen una lista de síntomas que presentan las personas intoxicadas con solventes, lo cual deberían tener todos los hospitales.

Ya ingresados les dan una alimentación alta en proteínas “porque esa característica es que están mal alimentados porque se les quita el hambre y eso los afecta mucho”.

También se les realiza una prueba de VIH y a las mujeres de embarazo. Además de información sobre los riesgos de seguir consumiendo. “Esas medidas si son posibles de implantar en otros hospitales”, añade Cruz Martín del Campo.

“El toxicológico ha salvado muchas más vidas de consumidores de solventes que cualquier otro hospital de la ciudad. Hemos llevado a chicos en estados lamentables y ahí los salvan. Pero es una instancia muy pequeña frente a una ciudad tan grande”.

Es difícil recuperarse de la adicción a los inhalantes pero es posible. Después de estar en anexos y hacer varios intentos, con la ayuda de la organización Caracol, Gabriel pudo dejar los inhalables y la calle. Ahora tiene un trabajo en un puesto de tortas cerca del Metro Garibaldi, en la Ciudad de México y puede pagar un cuarto en un hotel.

Se quedó sin ‘amigos’ pues el resto de personas que inhalan en los alrededores ya no le hablan desde que dejó de drogarse.

“Ellos dicen que no soy amigo, pero yo digo que un amigo es el que les dice ‘ya no te drogues’, pero ellos dicen que no, que un amigo es el que les da mona, les da mariguana, les da el activo”, dice Gabriel.

Lo que él busca es ser un ejemplo para todos ellos.

“Me gustaría ser ejemplo de ellos, que digan: ‘pues si Gabriel sí pudo, ¿por qué nosotros no?’. Salir de lo bajo, a lo limpio, ya no andar en la porquería, es mi ilusión de corazón. Ser el ejemplo para los demás”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.