A 4 años de la reforma educativa: hay gasto opaco, maestros mal preparados y currículas excluyentes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

A 4 años de la reforma educativa: hay gasto opaco, maestros mal preparados y currículas excluyentes

La opacidad sigue caracterizando al sistema educativo ante la falta de transparencia sobre el uso de los recursos, cuatro años después de iniciada la reforma educativa, indica estudio de Mexicanos Primero.
Cuartoscuro
1 de marzo, 2018
Comparte

Cuatro años después de puesta en marcha la reforma educativa, un primer corte de caja reporta opacidad en el gasto, planes de estudio excluyentes y mala formación de profesores, de acuerdo con un estudio de la organización Mexicanos Primero.

“La opacidad sigue caracterizando al sistema educativo, ante la falta de transparencia sobre el uso de recursos para mejorar la infraestructura escolar, la compra de equipamiento tecnológico o, más recientemente, la reconstrucción de las más de 16,000 escuelas dañadas en los temblores de septiembre 2017”, indica la investigación.

El documento señala que los dos programas estrellas para atender las deficiencias en infraestructura escolar detectadas por el Censo de Escuelas, Maestros, y Alumnos de Educación Básica y Especial (CEMABE) a finales de 2013, el Programa de la Reforma Educativa (PRE) y el Programa Escuelas al CIEN (ECIEN), han invertido hasta la fecha poco más de 35 mil millones de pesos, pero este dinero no fue a dar a las escuelas con los mayores rezagos de infraestructura educativa del país ni se atendieron las necesidades físicas más urgentes.

Con base en los informes de la Auditoría Superior de la Federación, los investigadores de Mexicanos Primero encontraron que “El PRE no identificó con precisión a las escuelas más necesitadas como población objetivo debido a que no especificó el grado de carencias físicas de las escuelas por atender. Tampoco se cercioró de que las obras de infraestructura y equipamiento llevadas a cabo por las escuelas atendieran las necesidades físicas más importantes que fueron identificadas a través del Censo de Escuelas.

“La información disponible del Programa Escuelas al Cien tampoco permite afirmar que los recursos de este programa hayan atendido a las escuelas con mayores rezagos de infraestructura, ni que una vez seleccionada una escuela, en ésta se hayan resuelto los problemas de infraestructura y equipamiento más urgentes. Esto se debe a que no se han transparentado las metodologías que se utilizan para realizar el diagnóstico y la ponderación de infraestructura educativa que sirven de insumo para la selección de escuelas beneficiarias y a que no se especifican mecanismos que aseguren que las necesidades materiales más urgentes sean atendidas primero, además de que no se detalla qué mejoras hace 34 % de las escuelas beneficiarias”, indica al investigación.

También reporta duplicidad de atención por parte de estos programas, toda vez que más de 1,500 escuelas públicas de educación básica han recibido apoyo del Programa Reforma Educativa y de Escuelas al Cien, aunque sólo 21 % de éstas ha sido beneficiaria de ambos programas al mismo tiempo.

“La falta de una focalización adecuada y transparente que asegure que los apoyos lleguen a las escuelas donde más se requiere, de orientación para que los recursos sean invertidos en lo que más se necesita, así como la duplicidad de programas, han limitado la contribución de los programas de infraestructura a la creación de una infraestructura incluyente, adecuada, de calidad y segura para todas las niñas y niños en México”, señala.

Que la atención a las necesidades de infraestructura identificadas haya sido hasta ahora marginal atenta directamente contra el objetivo de que “cada escuela sea accesible y que cuente con las condiciones mínimas de construcción, agua y saneamiento” para que, como han demostrados distintos estudios, impacte positivamente en el logro educativo de los estudiantes, indica la investigación.

A esto hay que agregar los daños registrados a más de 16 mil escuelas tras los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado, de las cuáles no se sabe qué ha sucedido con más de la mitad.

De acuerdo con información oficial de la SEP, al 15 de diciembre de 2017 el 64.7 % de las escuelas dañadas ya estaba en operación, 14.6 % no había vuelto a operar dentro de sus instalaciones y del 20.7 % no se reportaba el estado de operación. De las 1,197 escuelas que reportaban no estar en operación, se informó que los alumnos de 128 de ellas habían sido reubicados en otras escuelas, mientras que 70 escuelas estaban impartiendo clases en 367 aulas provisionales y 336 escuelas reportaban no estar en operación por no contar con aulas provisionales y no poder reubicar a sus más de 123,000 alumnos en otras escuelas.

“Aún cuando la información publicada por la SEP en octubre y diciembre de 2017 muestra que todavía se desconoce la situación educativa de más de dos millones de niñas, niños y jóvenes de las 9,649 escuelas sin información completa, la SEP emitió un comunicado el 15 de diciembre de 2017 en el cual “informa que prácticamente el 100 por ciento de los estudiantes de las escuelas dañadas han regresado a clases” (SEP, 2017a), lo que evidencia su falta de transparencia para revelar qué es lo que ha sucedido con las niñas, niños y jóvenes cuyas escuelas fueron dañadas por los sismos y si a [email protected] se les ha restituido su derecho a la educación reincorporándolos a clases”, resalta el estudio.

A esta falta de transparencia por parte de la SEP se suma también la falta de transparencia sobre el financiamiento usado para reparar y reconstruir las escuelas dañadas.

La investigación señala que la dependencia anunció en octubre de 2017 “que la reparación de los daños a la infraestructura educativa costaría alrededor de 20 mil millones de pesos, los cuales se obtendrían del pago de las aseguradoras y de los recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), del PRE y de ECIEN. Sin embargo, ni la SEP ni el INIFED han explicado si la transferencia de recursos del PRE y de ECIEN a la reconstrucción implicará que las escuelas previamente beneficiadas o programadas como beneficiarias de estos programas pierdan los recursos, ni han hecho del conocimiento público qué reparaciones se han hecho a las escuelas dañadas ni cuánto han costado dichas reparaciones”.

“La falta de compromiso para asegurar que las niñas, niños y jóvenes regresen a la escuela lo más rápido posible para que se reincorporen a su vida normal y no pierdan el año escolar, así como la falta de transparencia en cuanto a qué ha pasado con todos los millones de NNJ cuyo proceso educativo fue interrumpido por los sismos y sobre el uso de los recursos para la reconstrucción por parte de la SEP y el INIFED, revelan que el Estado mexicano aún tiene una importante tarea por delante para garantizar que todas las NNJ tengan educación de calidad a pesar de los distintos desastres naturales que acontezcan”.

Planes de estudio excluyentes

El informe también advierte que el diseño de los modelos educativos sigue sin considerar la participación continua de las y los alumnos en la definición de lo que se va a aprender en las escuelas, como exige la Convención sobre los Derechos del Niño y la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, ni considera planteamientos para aprendizajes diversos que atiendan desigualdades ni pongan el foco en la inclusión, como por ejemplo elaborar estrategias que aseguren que los estudiantes en escuelas indígenas o para migrantes puedan aprender de manera más pertinente, o planes definidos para ser incluyentes con estudiantes que experimentan barreras para el aprendizaje y la participación.

“Para que un currículum sea incluyente debe considerar obligatoriamente la voz de los niños y niñas, y así asegurar que aprendan lo que quieren y necesitan. Las innovaciones del nuevo plan de estudios no lograrán un aprendizaje pertinente y relevante a menos de que se corrija esta exclusión”, puntualiza el documento.

Maestros mal preparados

De acuerdo con la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD), uno de los propósitos fundamentales del Servicio Profesional Docente, integrado al Sistema Educativo Nacional (SEN) en la Ley General de Educación (LGE), es “asegurar, con base en la evaluación, la idoneidad de los conocimientos y capacidades del Personal Docente y del Personal con Funciones de Dirección y de Supervisión” (Art. 13, Frac. III; énfasis del informe). Para cumplir con este fin en el caso de los docentes que ya están en servicio se utiliza la Evaluación del Desempeño Docente (EDD, también conocida como evaluación para la permanencia).

El problema es que si los diagnósticos derivados de la EDD no son procesados de forma expedita y no se convierten en la base para diseñar los programas de formación continua dirigidos a los docentes, “la EDD no podrá cumplir con su propósito de mejorar las prácticas docentes de forma pertinente y oportuna y, con ello, se continuará postergando el derecho a aprender de todas las maestras y maestros y, con ello, el derecho a una educación de calidad para todas las niñas y niños en México”, advierte el estudio.

El informe señala entonces entre los pendientes la publicación de la Estrategia para el Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales; selección, promoción y evaluación docente de acuerdo al nuevo modelo educativo; además de oportunidades de aprendizaje profesional continuo y adecuado y garantía de tutoría efectiva y pertinente para los maestros.

Los 5 imprescindibles a atender en educación

Tras este diagnóstico, Mexicanos Primero propone cinco puntos imprescindibles para acentuar el compromiso y capacidades de los agentes de cambio del modelo educativo:

  1. Consolidar las capacidades de los docentes y directivos de todo el país, para que la evaluación docente de verdad sirva a la mejora, para que incluya observación en el aula y la voz de los alumnos, para que la evaluación se entienda como una de las etapas en el continuo de la formación.
  2. Resolver con urgencia los espacios de participación y aprendizaje entre pares, el mejor maestro de un maestro es otro maestro, que actúa como educador, y que es un colega experimentado y pagado ex profeso para dicha función. Esto ya está en la ley, pero no hay tutores suficientes ni asesores suficientes.
  3. Pasar de leyes generales y estatales a normas y reglamentos autorizados. Ya se legisló, pero todavía no se norma ni se regula muchos procesos prioritarios como: las reglas efectivas para la depuración de la nómina docente, ya se depuró la nomina federal pero falta la estatal; falta también la verificación continua de los nombramientos y la plantilla de cada escuela. Hay que resolver el atraso de dos años en el reglamento de las normales. Y falta un sistema valido de quejas, en el que los docentes puedan hacer denuncias sin tener represalias.
  4. Rediseñar las evaluaciones de los alumnos y utilizarlas para vigilar y exigir la garantía constitucional del máximo logro del aprendizaje, nadie usa las evaluaciones de la prueba Planea para rediseñar la acción en el aula. Hay que rediseñar también las evaluaciones que hace la Autoría Superior de la Federación para que no se queden sin consecuencias los desvíos de recursos. También es necesario considerar el involucramiento de las familias en las evaluaciones de los programas, desde el gasto en tecnología hasta el ejercicio de los recursos para la reconstrucción de las escuelas.
  5. Reajustar las prioridades en el uso de recursos, desde cuestionar gastos en comunicación sin efecto, y tal vez sin fundamento legal, pasando por corregir la distribución de estos en los estados, algo que luego tiene efectos contrarios a la equidad. Y revertir cuestiones como la inversión insuficiente para procesos como la tutoría y en el Sistema de Información y Gestión Educativa (Siged), así como la falta de dinero para la formación docente en la apropiación del modelo educativo y la autonomía curricular.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo saber si tu resaca es por haber bebido en exceso o por intolerancia al alcohol

¿Cómo saber si nuestra resaca no es una alergia o intolerancia a las bebidas alcohólicas?
30 de agosto, 2022
Comparte

Dolor de cabeza intenso, sed, náuseas, cansancio y niebla mental. Estos son los síntomas más comunes de la resaca (también llamada cruda, ratón, o guayabo, según en qué país de Latinoamérica te encuentres).

Estos síntomas aparecen como consecuencia de beber alcohol o, más específicamente, por los procesos corporales que pone en acción.

El alcohol es tóxico y debe ser convertido por el cuerpo en sustancias no tóxicas. Esto lleva tiempo, por lo que los síntomas pueden durar un día entero o más. La duración y la gravedad de las resacas pueden variar, dependiendo no solo de la graduación y ​​la cantidad de alcohol consumido, sino también de la velocidad a la que nuestro cuerpo puede procesarlo, que varía de persona a persona.

La deshidratación es un componente clave de la cruda, ya que puede dar lugar a muchos de los otros síntomas típicos, desde dolores de cabeza y fatiga hasta ansiedad y sensibilidad a la luz y el sonido, le explica a la BBC Timothy Watts, médico consultor en alergias de adultos de The London Clinic.

Intolerancia genética

Cualquiera que beba en exceso probablemente experimente estos efectos adversos hasta cierto punto. Sin embargo, las personas que tienen intolerancia al alcohol sufren a menudo síntomas similares a la resaca particularmente graves debido a un trastorno metabólico genético, que “hace que el cuerpo procese o metabolice el alcohol de manera incorrecta”, señala Watts.

Hombre con resaca

Getty Images

Cuando bebemos alcohol, una enzima en nuestro cuerpo llamada alcohol-deshidrogenasa (ADH) lo descompone en un compuesto llamado acetaldehído. Otra enzima, la aldehído-deshidrogenasa (ALDH), convierte al acetaldehído en ácido acético no tóxico (vinagre).

Los adultos mayores tienen una ALDH inferior a la media, lo que explica por qué nuestra respuesta al alcohol parece empeorar a medida que envejecemos. Pero aquellos con intolerancia genética tienen una versión mutada de ALDH, dice Watts.

“La mutación en esta enzima crucial conduce a la acumulación de acetaldehído en el cuerpo y luego a varios síntomas desagradables. Por lo general, estos incluyen enrojecimiento extenso de la piel y otras características como náuseas, vómitos, palpitaciones, dolor de cabeza y fatiga”.

Estudios señalan que este es uno de los trastornos hereditarios más comunes en el mundo, que afecta a 560 millones de personas (el 8% de la población mundial). La prevalencia más alta (entre 35% y 40%) se encuentra entre las personas de ascendencia asiática oriental.

Otros tipos de intolerancia

En otros casos, las personas pueden ser intolerantes a los químicos que dan sabor y color a las bebidas alcohólicas, no al alcohol en sí. La histamina (que se encuentra en el vino tinto) y los salicilatos (que se encuentran en el vino, la cerveza, el ron y el jerez) son ejemplos comunes.

Algunas personas son intolerantes a los conservantes del alcohol llamados sulfitos, y descubren que consumirlos puede desencadenar síntomas que incluyen congestión o secreción nasal, dolor de cabeza intenso, urticaria, picazón, respiración entrecortada y malestar estomacal.

Mujer comprando vino

Getty Images
Es importante leer las etiquetas para ver qué ingredientes contiene el vino.

Investigaciones sugieren que hasta el 10% de los asmáticos son sensibles a los sulfitos, y la gravedad de las reacciones varía de leve a potencialmente mortal. “La dificultad para respirar y los síntomas nasales/sinusales en particular se deben a la liberación de gas de dióxido de azufre que causa irritación de las vías respiratorias”, explica Watts.

Las bebidas alcohólicas con alto contenido de sulfitos y/o histamina incluyen el vino (tinto, blanco, rosado y espumoso), la sidra y la cerveza. Algunas variedades de ginebra y vodka, así como los “vinos naturales”, son bajos en sulfitos.

Sin embargo, los expertos en asma dicen que las personas con esta condición deben elegir sus bebidas con cuidado, porque incluso los vinos bajos en sulfitos contienen algunos sulfitos.

Alergias al alcohol

“Una verdadera alergia al alcohol es rara“, dice Fiona Sim, asesora médica principal de la organización sin fines de lucro Drinkaware. “En lugar del alcohol en sí, es mucho más probable que una persona sea alérgica a uno de los ingredientes de su bebida alcohólica, como el trigo, la cebada u otro grano“.

Otro tipo de alérgeno, la proteína transportadora de lípidos (LTP, por sus siglas en inglés), se encuentra en frutas, verduras, nueces, semillas y cereales, y también puede estar presente en algunas bebidas alcohólicas.

Comida con vino

Getty Images

Los síntomas de una reacción alérgica a la LTP suelen aparecer entre 15 y 30 minutos después e incluyen hinchazón, picazón, problemas digestivos, dificultad para respirar y, en casos extremos, anafilaxia.

A veces es muy difícil para los consumidores saber si una bebida alcohólica contiene alérgenos o ingredientes a los que son intolerantes, ya que, en muchos casos, los fabricantes de bebidas alcohólicas no tienen que poner una lista de ingredientes o información nutricional en la etiqueta.

Por lo tanto, Sim insta a cualquiera que sepa que es alérgico a ciertos alimentos, en particular a los granos, a tomar en cuenta que también pueden estar presentes en las bebidas.

Las bebidas alcohólicas también pueden desencadenar una reacción alérgica a los alimentos si se consumen los dos juntos, ya que el alcohol puede interferir con el revestimiento intestinal. Por ejemplo, alguien con alergia al trigo solo puede reaccionar después de comer trigo seguido de beber alcohol o hacer ejercicio. “Esto se conoce como anafilaxia inducida por cofactores dependientes de los alimentos”, dice Watts.

El alcohol en la cocina

Muchas recetas saladas y dulces contienen alcohol, incluidos los guisos, otros platos a base de vino tinto y los postres cargados de licor.

Cocina con vino

Getty Images

¿Está bien comerlos si tienes intolerancia o alergia al alcohol?

“El alcohol y los sulfitos tienden a evaporarse durante la cocción, por lo que el potencial de intolerancias ciertamente se reduce“, comenta Watts. Sin embargo, si eres alérgico a un ingrediente que se encuentra en ciertas bebidas alcohólicas, los platos que contienen esa bebida no son seguros para comer.

Recomendaciones

Es relativamente simple reconocer la diferencia entre una resaca y una intolerancia al alcohol, dice Watts.

“Las resacas generalmente se sienten intensamente la mañana después de una noche de consumo excesivo de alcohol. Sin embargo, las intolerancias genéticas metabólicas ocurren más rápidamente, generalmente dentro de la siguiente hora de haber bebido”.

Pero distinguir entre una intolerancia y una alergia es más difícil, porque los síntomas pueden superponerse.

Mujer rechazando una bebida alcohólica

Getty Images

Algunas reacciones alérgicas son casi instantáneas, pero no todas. “Si tienes alguna duda, siempre consulta a un profesional de la salud”, enfatiza Watts:

“Las investigaciones de reacciones al alcohol normalmente consisten en análisis de sangre especializados para alergias, pruebas cutáneas y, potencialmente, incluso pruebas con comida”.

Sim aconseja a las personas con algún tipo de intolerancia al alcohol que eviten beberlo por completo, “aunque muchas personas están dispuestas a soportar la incomodidad del enrojecimiento de la piel y quizás síntomas abdominales leves para continuar tomando una bebida alcohólica ocasional”, dice.

Es especialmente importante no beber alcohol si tienes una intolerancia genética, ya que “aumentará tu riesgo de daños relacionados con el alcohol en tus órganos, incluidos algunos tipos de cáncer y enfermedades hepáticas”.

Cuando se trata de alergias a algún componente de una bebida alcohólica, nunca se debe consumir. “Puedes poner en peligro tu vida”, concluye Sim.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JRNmJo1v0SM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.