Ser joven y transitar por carretera, los mayores riesgos para ser víctima de desaparición en Coahuila
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Ser joven y transitar por carretera, los mayores riesgos para ser víctima de desaparición en Coahuila

De acuerdo con el Observatorio sobre Desapariciones e Impunidad en México, el 79% de los casos en Coahuila, las víctimas continúan desaparecidas, el 3% aparece sin vida y solo el 2% aparece con vida
Archivo Cuartoscuro
15 de marzo, 2018
Comparte

Ser joven y transitar por carreteras o caminos, es un peligro, pues representa el mayor riesgo para ser víctima de desaparición, al menos en el estado de Coahuila, de acuerdo con un informe del Observatorio sobre Desapariciones e Impunidad en México.

El informe señala que los jóvenes son el sector poblacional con mayor probabilidad de ser desaparecidos, también las personas que se encuentran en tránsito por las carreteras del estado, ya sea por su ocupación o por su condición de migrante.

Hasta la fecha, el Observatorio cuenta con un registro de 729 casos de desapariciones en la entidad.

Las desapariciones ocurrieron entre los años 2001 y 2017 y muestran una distribución que aumenta notablemente a partir de 2008 y tiene su máximo en el año 2011 con 179 casos. Luego se produce un progresivo descenso hasta el año 2017 con 8 casos registrados.

Las desapariciones se dan principalmente en 17 de los 38 municipios de la entidad, los de mayor incidencia son Piedras Negras (38%), Saltillo (23%) y Torreón (14%), que coinciden con las ciudades más pobladas del estado.

Las desapariciones en Coahuila han afectado a diferentes regiones entre los años 2009 y 2014, pero la más afectada fue la región fronteriza conformada por los municipios de Acuña, Allende, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Morelos, Nava, Piedras Negras, Villa Unión y Zaragoza. Durante los años 2010, 2011 y 2012 fue la región que más desaparecidos.

Los casos de desapariciones se concentran en el rango entre los 17 y los 37 años. La media general es de 29 años y el valor que más se repite es 26 años.

De los registros sobre desaparición analizados en este informe, existen 44 casos de víctimas entre 1 y 17 años distribuidas en 33 hechos. De ellas, 30 son hombres y 14 son mujeres.

El promedio de edad es de 13 años, sin embargo las edades más frecuentes se acumulan entre los 15, 16 y 17 años. Salvo el caso de un niño estadounidense, el resto de las víctimas son mexicanas.

¿Viajar es un peligro?

La segunda condición que resalta entre las víctimas de desaparición es encontrarse en tránsito por el estado o entre entidades del país, especialmente en las carreteras hacia Nuevo León y Tamaulipas. Este grupo de personas se puede identificar por su ocupación o por su calidad de migrantes.

De ellas, el 27% se dedicaba a actividades relacionadas al comercio y ventas, por lo que debían viajar por su trabajo.

La segunda categoría ocupacional más vulnerable a la desaparición se refiere a los trabajadores relacionados con el transporte de personas y mercancía como choferes de taxis, camiones y conductores de transportes de carga.

Mujeres, en riesgo

Las mujeres también integran los dos grupos de personas identificadas en alto riesgo de ser desaparecidos, la mayoría se dedica a trabajos domésticos, de limpieza y de cuidados. Otras eran estudiantes o comerciantes, vendedoras o empleadas en ventas.

De acuerdo con el informe, las mujeres suelen desaparecer después de discutir con ex parejas, en bares, capturadas en fiestas y con noticias posteriores de su “venta”, entre otras situaciones que sugieren la objetivización del cuerpo de las mujeres y, en ciertos casos, feminicidios.

¿Y las víctimas?

Los datos muestran que en el 79% de los casos las víctimas en general continúan desaparecidas, que el 3% aparece sin vida y solo el 2% aparece con vida. Existen 114 casos donde no fue posible establecer cómo aparecieron las víctimas.

“Las narrativas identifican algunas pocas personas que han aparecido, esas personas no abundan sobre lo sucedido después de la captura, los lugares a donde fueron trasladados o cualquier información respecto de los perpetradores. Entre los relatos, sin embargo, hay algunos que refieren actos de tortura constantes, traslados a diversos sitios de detención (públicos y privados), el ser forzados a cometer actos ilícitos e incluso ser utilizados como “carne de cañón” en los enfrentamientos con fuerzas armadas”, apunta el informe.

De acuerdo con la información disponible en el 26% de los casos se identifican a agentes oficiales como perpetradores de las desapariciones.

Respecto del 74% restante, la información en poder del Observatorio no es concluyente ya que muchas de las narrativas de los familiares de las víctimas son consistentes en identificar a personas vestidas de negro, encapuchadas la mayoría de las veces y sin ninguna identificación oficial. Ello lleva a las personas a no poder identificarlas con claridad como autoridades y, por tanto, pueden ser considerados agentes no estatales.

Lee: Desapariciones, tendencia constante en sexenios de Calderón y EPN

En aquellos casos donde se identifica con claridad la presencia de agentes estatales, se observa una mayor participación de los cuerpos policiales a nivel municipal (54%), seguido por el nivel estatal (25%) y federal (13%).

La autoridades que más veces es contactada frente a una desaparición es el Ministerio Público. Del total de casos donde se identificó la autoridad de contacto (682), los MP’s acumulan el 52% de los contactos, seguidos por la Procuraduría General de la República (19%) y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (11%).

Para el análisis, el Observatorio se apoyó del Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios (CDHFJL), del Colegio de México (Colmex) para contar con información de los casos documentados por los colectivos Familias Unidas, Grupo Vida y Alas de Esperanza, así como de las organizaciones Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC) e I(dh)eas-Litigio Estratégico de Derechos Humanos (IDHEAS).

El Observatorio parte de una pregunta básica: ¿quién le hizo qué a quién? o ¿quién desapareció a quién? Esta pregunta permite identificar a las víctimas, a los perpetradores y el mecanismo por el que ocurre la desaparición, y a partir de esto, establecer conclusiones sobre la forma en que opera la desaparición en las distintas regiones del país.

El Observatorio se basa en la información sistematizada por organizaciones y grupos de la sociedad civil.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La caravana de migrantes en tiempos de COVID que se dirige a EU a un mes de las elecciones

Miles de personas salieron del norte de Honduras rumbo a EE.UU. Este jueves entraron a Guatemala, mientras que México advirtió que no permitirá el paso irregular de migrantes.
3 de octubre, 2020
Comparte

Tras meses de inactividad con motivo de la pandemia, el fenómeno de las caravanas de migrantes centroamericanos que tratan de llegar a Estados Unidos se reanudó este miércoles.

Tras una convocatoria publicada en redes sociales, cientos de personas salieron la pasada noche desde la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, en dirección a la frontera con Guatemala.

Caravana de migrantes

AFP
La primera caravana migrante tras el inicio de la pandemia salió en la noche del miércoles rumbo a EE.UU.

En la caravana, que fue aumentando de tamaño con el paso de las horas, se puede ver caminando a hombres, mujeres y niños que cargan con mochilas con sus pertenencias. Muchos de ellos usan cubrebocas.

Aseguran que huyen de la violencia, la pobreza y la falta de oportunidades en su país, acentuadas por la actual pandemia de covid-19.

Caravana de migrantes

AFP
En la caravana se puede ver a familias completas caminando, cargados con sus pertenencias.

El grupo comenzó su viaje a pocas semanas de que se celebren las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el 3 de noviembre.

La caravana migrante desde Centroamérica más numerosa se formó hace dos años, poco antes de las elecciones de mitad de período en el país norteamericano, y se convirtió en uno de los temas principales de discusión en la campaña de aquellos comicios.

Llegaron a Guatemala

Pese a las restricciones de movilidad entre países por el coronavirus, la caravana confía en poder transitar por Guatemala y México hasta llegar a su destino final.

De hecho, Guatemala abrió su frontera terrestre hace solo dos semanas y exige que cualquier extranjero presente una prueba PCR o de antígeno con resultado negativo.

Miles de ellos llegaron en la mañana de este jueves a la frontera de Corinnto, en el límite con Guatemala. “Queremos pasar”, gritaban.

https://twitter.com/alexr_pl/status/1311685329720684545

El Instituto de Migración guatemalteco confirmó que “realiza coordinaciones con más de 40 instituciones” para poder atender la caravana.

Sin embargo, cientos de personas acabaron rompiendo la barrera policial dispuesta en la frontera e ingresaron corriendo a territorio guatemalteco.

https://twitter.com/DiarioLaPrensa/status/1311718221549105157

El Instituto Guatemalteco de Migración dijo a periodistas que “aproximadamente” habían ingresado al país unas 3.000 personas.

Según aseguró el organismo, la mayoría de hondureños avanzaron de forma ilegal: “Los (migrantes) que se están acercando a realizar controles migratorios son pocos”.

En la tarde de este jueves, los migrantes se habían separado en grupos y continuaban su viaje por el norte de Guatemala rumbo a México. Las autoridades esperan la llegada de una nueva caravana este viernes.

Guatemala detendrá y deportará

El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, aseguró que se ha dado la orden de que sean detenidos y retornados a la frontera con Honduras todas aquellas personas que entraron ilegalmente.

“Se bloqueará el ingreso de estas personas que están violentando la ley, sobre todo porque están usando niños no acompañados, están haciendo escudos humanos con mujeres y ancianos, y nos están vulnerando a nosotros los guatemaltecos”, afirmó en un mensaje a la nación.

Caravana de migrantes

AFP
La policía de Guatemala no pudo evitar el ingreso este jueves de cientos de migrantes hondureños.

“No permitiremos que vengan personas a violentarnos y poner en riesgo la seguridad sanitaria que tanto nos ha costado controlar”, agregó en referencia a la pandemia de covid-19 que en el país se ha cobrado más de 3.200 vidas.

Giammattei anunció que se declaró estado de prevención por 15 días en los seis departamentos por donde se espera que transite la caravana. Además, pidió a Honduras que fortalezca sus acciones para evitar la llegada de más migrantes irregulares.

Caravana de migrantes

AFP
Algunos migrantes continuaron su viaje por Guatemala a bordo de camiones.

La vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, advirtió a sus compatriotas de que la entrada a EE.UU. de los migrantes va a ser “nula”, y pidió no exponerse a la pandemia y a la creciente “xenofobia” en Guatemala y México, dijo a la agencia Efe.

Advertencias de México

El Consulado de México en San Pedro Sula emitió un comunicado este miércoles aclarando que el país “no promueve ni permitirá el ingreso irregular de caravanas de personas migrantes”.

Caravana de migrantes

AFP
México advirtió que no permitirá el paso irregular de caravanas de migrantes.

El Instituto Nacional de Migración mexicano, por su parte, advirtió este jueves de sanciones a todos aquellos que ingresen sin cumplir con los protocolos de salud derivados de la actual pandemia.

“El Código Penal Federal establece que será sancionado de tres días a tres años de prisión y hasta 40 días de multa quien, a sabiendas que está enfermo de un mal grave en período infectante, ponga en peligro de contagio la salud de otro”, se lee en el texto.

Caravana de migrantes

AFP
Grupos de migrantes llegaron en la tarde del jueves al norte de Guatemala.

El covid-19 había detenido los habituales flujos migratorios desde Centroamérica hacia el norte.

Durante la pandemia, Estados Unidos cerró sus fronteras e incrementó el uso de deportaciones exprés (en días o incluso horas) para quienes trataban de ingresar a su territorio sin posibilidad de que pudieran pedir asilo.

La última caravana llegó al sur de México el pasado mes de enero, aunque sus miembros fueron detenidos en estaciones migratorias y posteriormente deportados tras tratar de cruzar la frontera.

Tras recibir presiones y críticas por parte de EE.UU. sobre su política migratoria, México desplegó el año pasado a miles de miembros de la Guardia Nacional en su frontera sur para frenar la migración hacia el norte.

También aceptó que solicitantes de asilo en EE.UU. esperen en suelo mexicano a sus citas ante la Corte. Desde entonces, miles de personas aguardan en ciudades de la frontera norte como Tijuana, Matamoros o Ciudad Juárez a que se resuelva su situación migratoria


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9W9ZxcmNdj0

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0

https://www.youtube.com/watch?v=JlfP6zJ2fwE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.