Cofece investiga a gasolineras por posibles prácticas ilícitas en la comercialización y venta de combustibles

Los directivos que hayan participado directa o indirectamente en concentraciones ilícitas podrían ser inhabilitados hasta por 5 años, informa la Cofece

Cofece investiga a gasolineras por posibles prácticas ilícitas en la comercialización y venta de combustibles
Cuartoscuro

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) inició una investigación por posibles conductas ilícitas en la comercialización, distribución y expendio al público de diésel y gasolinas en el país.

A partir de la reforma energética, los expendedores de gasolina y diésel han buscado esquemas para lograr economías de escala por lo que, en fechas recientes, podrían haberse llevado a cabo procesos de consolidación de expendedores mediante adquisiciones, fusiones, consorcios o “alianzas comerciales”.

Se observó, por ejemplo, que en el último año el 10% de las estaciones de servicio del país ha cambiado de razón social.

En un comunicado, precisó que estas operaciones, que generalmente buscan conseguir objetivos como reducir costos, mejorar la proveeduría de insumos, de logística y/o ampliar la oferta de estos combustibles, no necesariamente son concentraciones ilícitas.

Aunque, aclaró, pueden llegar a ser una conducta anticompetitiva cuando las operaciones logran aumentar el poder sustancial de uno o varios agentes económicos, o desplazar a otros agentes económicos o establecer barreras a la entrada que impidan a terceros el acceso al mercado o a insumos, o bien, facilitar la ejecución de prácticas monopólicas que dañen a los consumidores.

Por ello, desde 2016 la Cofece recomendó a los agentes económicos de este sector que notifiquen de forma preventiva cualquier proyecto de asociación o concentración.

“Esta investigación, que inició el 6 de septiembre de 2017, no debe entenderse como un prejuzgamiento, sino como una actuación de la autoridad para verificar el cumplimiento de la Ley Federal de Competencia Económica”, señala.

De comprobarse una concentración ilícita, el Pleno de la Cofece puede imponer las siguientes sanciones: demandar la corrección o supresión de la práctica ilegal; ordenar la desconcentración parcial o total; decretar la terminación del control o la supresión de los actos y multar hasta con 8% de los ingresos del agente económico.

Los directivos que hayan participado directa o indirectamente en concentraciones ilícitas podrían ser inhabilitados hasta por 5 años y multados hasta con 200 mil Unidades de Medida y Actualización (UMAs), entre otras sanciones.

Close
Comentarios