La ola de ataques contra Emma González, la estudiante que exige regular la venta de armas en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La ola de ataques contra Emma González, la estudiante que exige regular la venta de armas en EU

La acusan de ser comunista por la bandera cubana en su chaqueta de estilo militar y hasta ha sufrido amenazas de muerte. Otros la ven como una joven capaz de liderar cambios para el país.
29 de marzo, 2018
Comparte

A Emma González la han llamado “lesbiana cabeza rapada” y le han dicho que representa “el terrible rostro de la traición”.

También la han tildado de “comunista” porque cuando se subió a una tarima frente a cientos de miles de personas en Washington DC el pasado sábado, llevaba una chaqueta verde militar con un parche de la bandera de Cuba.

Los medios en Estados Unidos le han preguntado en varias ocasiones qué siente tras recibir constantes amenazas de muerte desde hace casi dos meses.

Ella responde que no tiene miedo y que si la atacan personalmente es “porque no encuentran cómo criticar nuestro mensaje”, según dijo a mediados de marzo en el programa This Morning de la cadena televisiva CBS.

Emma González el 25 de febrero de 2018 en la escuela Stoneman Douglas.
Getty Images

“Mi nombre es Emma González, tengo 18 años, soy cubana y bisexual”, escribió la joven en la revista Harper’s Bazaar.

González, estudiante de 18 años, de madre estadounidense y padre cubano, sobrevivió al tiroteo del 14 de febrero en la secundaria estadounidense Marjory Stoneman Douglas (Parkland, Florida), donde el joven Nikolas Cruz mató a 17 personas con un rifle semiautomático.

La adolescente atrajo la atención del país con un desafiante discurso días después de la matanza, en el que entre lágrimas y a gritos exigió que se regule la venta de armas de fuego en Estados Unidos y criticó a los políticos que reciben donaciones de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés).

A partir de allí, González se convirtió en la cara más visible de un movimiento de protesta, pero también en el blanco de insultos y elogios a partes iguales.

Chaqueta verde olivo

La joven ha sido atacada por políticos y comentaristas conservadores, por seguidores del movimiento ultraderechista Alt+right y por miembros de la comunidad anticastrista.

Por estos últimos cuando apareció usando una chaqueta verde olivo con un parche de la bandera cubana en el discurso que dio el pasado sábado en la “Marcha por Nuestras Vidas”, que congregó a cientos de miles de personas en Washington DC para exigir el control de las armas de fuego en EE.UU.

El congresista republicano Steve King dijo en Facebook que González “ignoraba el hecho” de que “sus ancestros huyeron de la isla cuando la dictadura convirtió a Cuba en un campo de prisioneros, luego de quitarles todas las armas a sus ciudadanos”.

A raíz de su comentario, otros apuntaron en Twitter que la bandera de Cuba es anterior al comunismo de Fidel Castro.

Emma González, David Hogg (centro) y Cameron Kasky son algunos de los principales voceros del movimiento "Never Again" tras el tiroteo en Parkland.

EPA
Emma González, David Hogg (centro) y Cameron Kasky son algunos de los principales voceros del movimiento “Never Again” tras el tiroteo en Parkland.

La congresista cubano-estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, por su parte, defendió a González en una serie de tuits: “Hablé con José González, quien explicó que Emma González está orgullosa de la herencia de su padre y de su abuela, y que de ninguna manera esto era una muestra de apoyo a la dictadura de Castro“, decía en un mensaje.

https://twitter.com/RosLehtinen/status/978654589376454657

“Actriz”

La ascendencia cubana de González no ha sido el único elemento por el que la han atacado.

Por su apariencia física e identidad sexual -González es abiertamente bisexual-, un candidato republicano a la legislatura del estado de Maine la llamó “lesbiana cabeza rapada”, por lo que fue duramente criticado y abandonó la contienda.

Emma González durante un discurso que dio el 17 de febrero de 2018.

AFP
El emotivo discurso que dio Emma González tres días después de la matanza atrajo la atención del país.

Hubo otro ataque contra González que consistió en alterar unas imágenes en las que aparecía la joven.

Las imágenes originales de la revista Teen Vogue mostraban a González rompiendo una diana de tiro de papel.

Alguien alteró las imágenes para que el papel que sostenía la estudiante pareciera una copia de la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense, que contempla el derecho de los ciudadanos a la tenencia de armas.

El video falso fue ampliamente compartido en redes sociales, especialmente por usuarios conservadores.

Hasta el momento, el movimiento #NuncaMás, del que forma parte González, solo ha llamado a reformas “de sentido común” sobre la venta de armas, como aumentar la edad mínima para comprarlas, prohibir los rifles de asalto y mejorar los chequeos de antecedentes para quienes deseen obtener una.

Una de las arremetidas más intensas contra Emma González vino del vocalista de la banda de rock Eagles of Death Metal, Jesse Hughes, quien sobrevivió al ataque terrorista en el club Bataclan de París en 2015.

Hughes describió a González como “el terrible rostro de la traición” y le dijo que “disfrutara su pequeño momento que llegaría a su fin” en una serie de mensajes en redes sociales que luego borró.

Otros medios conservadores acusaron a González y a otros estudiantes de Parkland que protagonizaron la portada de abril de la revista Time, de estar “aprovechándose de una tragedia para ganar más seguidores” en redes sociales.

Dolor real

A los que la acusan de querer hacerse publicidad, la joven les contestó en una columna de opinión en la revista Harper’s Bazaar: “Si estos funerales fuesen para sus amigos, sabrían que este dolor es real, no es pagado“.

Muchos estudiantes en EE.UU. la ven como una fuente de inspiración, la han llamado “heroína” e incluso han puesto afiches con su cara en las carteleras de las escuelas.

Pero otros se han desmarcado de su forma de pensar.

Kyle Kashuv, estudiante de 16 años de su escuela de Parkland, dijo a la cadena FOX que “primero hay que hacer seguras las escuelas y luego tener un debate sobre el control de armas”.

Pero González, junto a otros estudiantes, han prometido no descansar hasta ver cambios en las leyes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

“En cualquier momento puede ocurrir una balacera”: violencia en Colima eleva los asesinatos en 66% en un año

De enero a octubre de este año, en Colima se registraron 743 homicidios dolosos, cuando en el mismo periodo de 2021 fueron 447. A esta cifra se suman el hallazgo de 63 fosas clandestinas y la desaparición de cientos de personas.
Cuartoscuro
Por Guillermo Torres y Kevin Rosas
2 de diciembre, 2022
Comparte

Don Manuel recuerda lo sucedido con enojo. Relata cómo un grupo de jóvenes armados perseguía en una camioneta a otro vehículo, presuntamente de una banda delictiva rival, y desde ahí disparaba sus armas sin importar que en la zona hubiera decenas de personas, incluyendo niñas y niños.

“Me preocupaban los niños que iban en el trenecito en el jardín (…) Luego miré a la señora que vende pan y estaba tirada en el suelo, boca abajo, resguardándose; también vi que estaba bien doña Cande, la que vende el esquite. Todos estaban bien. Yo, como le digo, yo no podía correr: estoy en mi silla de ruedas, y sin piernas, ni cómo ni para dónde hacerme, solo veía que la gente corría a esconderse”, narra.

Estos hechos ocurrieron en el municipio de Villa de Álvarez y son un ejemplo del aumento de la violencia que Colima ha registrado este año.

Las cifras oficiales dan cuenta del agravamiento del problema. Entre enero y octubre de 2022, en Colima se contabilizaron 743 homicidios dolosos, lo que representa un aumento de 66% en comparación con los 447 registrados en el mismo periodo de 2021, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En lo que va de este año, los meses con más asesinatos han sido marzo y mayo, con 95 y 94, respectivamente. El 2 de mayo, fue asesinado el diputado local Roberto Chapula de la Mora, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), agredido afuera de su domicilio en la colonia La Popular.

Habitantes de la entidad advierten sobre la situación y expresan temor incluso de salir de casa a realizar sus actividades cotidianas.

“Siento que en cualquier momento puede suceder cualquier hecho de violencia, ya sea balacera (…) incendio o cuestiones donde me mantenga yo en riesgo o que atenten contra mi vida”, señala un ciudadano, mientras personas como don Manuel subrayan que la pelea entre grupos delictivos por controlar territorios afecta cada vez más a la ciudadanía.

“Que se maten entre ellos, ¿pa’ qué dañan a cristianos que nada tienen que ver con ellos?”, dice don Manuel, al recordar nuevamente el tiroteo del que fue testigo en Villa de Álvarez.

Lee: Noviembre cierra con 2 mil 071 homicidios dolosos; la cifra baja 7.6% respecto del mismo mes de 2021

Hallazgos de cuerpos, fosas, desapariciones…

El agravamiento de la violencia en Colima no comenzó con el gobierno de Indira Vizcaíno, de Morena, quien asumió el gobierno del estado el 1 de noviembre de 2021. El problema se gestó y desarrolló desde los sexenios de Mario Anguiano e Ignacio Peralta, del PRI, en cuyas administraciones fueron asesinados funcionarios estatales y municipales y creció la pugna entre los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Autoridades reconocen que ambas organizaciones delictivas se disputan el control de territorios en Colima, en particular en el puerto de Manzanillo, un punto relevante para el tráfico de drogas en el país.

Los enfrentamientos y asesinatos derivados de esta pelea son solo un indicador de la violencia en el estado. Otros son los homicidios de policías, los cuerpos abandonados en la vía pública, los hallazgos de fosas clandestinas y la desaparición de cientos de personas.

En lo que va de 2022, 13 policías estatales y municipales han sido asesinados, en tanto que autoridades han encontrado 105 bolsas con restos humanos; las mayores cantidades de ellas han sido encontradas en los municipios de Villa de Álvarez (51), Manzanillo (18) y Coquimatlán (5).

Gustavo Adrián Joya Cervera, hasta hace poco vocero de la Mesa de Seguridad y funcionario de la Fiscalía General de Colima, recientemente informó que, del 1 de enero al 30 de septiembre de 2022, se encontraron 63 fosas clandestinas en la entidad con un total de 70 cuerpos y 10 restos óseos. 

Acerca de las personas desaparecidas, el entonces portavoz dijo que se han recibido 589 denuncias. De ese número, 209 personas ya fueron localizadas y 380 siguen sin ser localizadas (269 hombres y 111 mujeres).

A mediados de noviembre, Joya Cervera fue sustituido en la vocería por Francisco Javier Almazán Torres.

Violencia alta, pese a despliegue federal

Los niveles de violencia en Colima y el deterioro de la percepción de inseguridad —en septiembre llegó a 86.6 en Colima capital y a 75.0 en Manzanillo, de acuerdo con la  Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), del Inegi— se dan a pesar de la presencia de fuerzas de seguridad federales en el estado.

Para apoyar al gobierno estatal en el combate al crimen, el gobierno federal en principio envió 600 elementos de la Guardia Nacional, 300 de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y 350 de la Secretaría de Marina (Semar), que a su vez se coordinan con policías estatales y municipales.

En una segunda fase, el 17 de junio pasado la Federación mandó otros 300 elementos de la Guardia Nacional para reforzar la estrategia de seguridad.

A pesar de ello, los asesinatos y otros hechos de violencia siguen y han hecho que algunos puntos sean identificados como zonas de mayor peligro.

En Colima capital, por ejemplo, algunas de ellas son las colonias Fátima, El Zalatón, La Albarrada, La España, La Oriental, Gustavo Vázquez, Nuevo Milenio, Infonavit, La Estancia, Luis Donaldo Colosio y La Antorchista, entre otras. En Villa de Álvarez, algunas son El Valle, Morelos, Arboledas del Carmen, Solidaridad, Palo Alto, La Reserva, La Joya, Buenavista, Villa Izcalli, Rancho Blanco y Tabachines.

Dentro de estas colonias, una de las acciones que han cobrado mayor notoriedad para enfrentar la inseguridad pública es la formación de comunidades vecinales de WhatsApp, en las que la población se advierte de hechos violentos en la zona conurbada Colima-Villa Álvarez y en los municipios colindantes de Comala y Coquimatlán.

Estas comunidades están integradas por entre 110 y 550 personas y sus administradores generalmente solicitan que no se envíe pornografía, publicidad comercial o propaganda política, sino solo información relacionada con la seguridad.

Académicos señalan que la formación de estos espacios muestra, por un lado, la necesidad de las personas de encontrar mecanismos para combatir la inseguridad; por otro, su deseo de llenar lo que consideran vacíos informativos cuando las autoridades tardan en dar reportes sobre hechos delictivos.

“Sí, actualmente no tendría muchas ganas (de salir), no tengo mucha seguridad de ir al centro, por lo más reciente que ha pasado (…) Sé que hay colonias muy cercanas al centro que son peligrosas”, alerta un poblador.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.