Que esté soltera no significa que estoy disponible: qué pasa cuando una mujer decide no casarse
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC

Que esté soltera no significa que estoy disponible: qué pasa cuando una mujer decide no casarse

Tiene 37 años y es soltera por opción en India. Sin embargo, esta decisión le generó conflictos con sus padres y la expuso a ser juzgada por familiares y amigos. "Lo único que quiero es ser libre y para mí el matrimonio es como una forma de esclavitud", dice.
BBC
Por BBC Mundo
9 de marzo, 2018
Comparte

La frase pertenece a una mujer que vive en el noroeste de India.

Sin embargo, ella no es la primera ni la última en ser juzgada y presionada para cambiar una decisión tan personal y consciente como no casarse.

El estigma va desde algo tan aparentemente inocente como el uso del título “señorita” para identificar a las solteras (y que carece de una versión en masculino) hasta dramas sociales como el de las “mujeres sobrantes” en China, aquellas que cumplieron 27 años y aún no se casaron.

Este es el testimonio de aquella mujer india soltera, narrado a la periodista de la BBC Archana Singh, con la producción de Divya Arya.

Su identidad fue mantenida en anonimato a pedido de ella.


Estaba mirando los anuncios en la página matrimonial de un periódico, buscando una novia para mi hermano menor, cuando de repente me di cuenta de que un familiar había marcado con un círculo rojo las palabras: Tiene una hermana mayor soltera”.

“La hermana mayor soltera va a crear un gran problema al momento de encontrar a una mujer adecuada para el muchacho”, acotó este pariente.

Sentí un pinchazo en el corazón, como si una flecha me lo hubiera atravesado. Hice una mueca de dolor y luché por contener las lágrimas.

Quería gritar, preguntarle a la gente por qué mi decisión de permanecer soltera evitaría que mi hermano encontrara una compañera de por vida.

Esperaba que mi hermano y mi padre me defendieran, pero ellos también eran indiferentes a mi dolor.

Mi madre, que siempre me ha entendido, intentó intervenir en la conversación, pero no funcionó.

Igual ella tampoco ocultaba la felicidad de que mi hermano se casara.

Por ser la mayor de los dos, siempre se asumió que yo sería la primera en contraer matrimonio.

Pero no lo hice.

Haberle quitado esa felicidad a mis padres generó mucha tensión entre nosotros. Y la fricción incluso se extendió a otros familiares y amigos.

Ilustración de un hombre hablándole a una mujer.

BBC

Un día, un viejo compañero de escuela me llamó diciendo: “Sé que no quieres casarte. Pero tienes ciertas necesidades y, si quieres, puedo ayudarte con ellas”.

La única condición era que su esposa e hijos nunca se enteraran del acuerdo.

Estaba anonadada. Si bien yo era muy consciente de mis “necesidades”, el hecho de que él asumiera que yo estaba “disponible” me resultaba inaceptable.

Es más: su propuesta no me provocó enojo, sino que me deprimió. Era ridículo que pensara que estaba planteando una suerte de ayuda o servicio.

Ahora tengo 37 años y no me arrepiento de haber decidido permanecer soltera.

Tenía 25 años cuando le dije a mi madre por primera vez que no quería casarme. Recién empezaba a ganar mi propio sueldo y quería seguir mis sueños.

Creo que ella lo entendió, pero se sentía impotente ante las preguntas de otras personas.

A medida que fui avanzando en mi carrera, la búsqueda familiar de un novio se intensificó, pero yo no quería casarme solo por la supuesta seguridad que eso me traería.

Era muy consciente de lo que mis padres estaban viviendo por tener una hija que pronto iba a cruzar la edad aceptable de casarse y que todavía vivía con ellos.

Mi padre insistió en que “sentara cabeza y arregló para que conociera no a uno, dos o tres hombres, sino a 15. No elegí a ninguno de ellos.

De alguna manera, ese episodio finalmente generó el espacio para que pudiera explicarles por qué no quería casarme.

Mis padres me entendieron, pero otras personas siguen juzgando mi decisión. Lo ven como una rabieta. Piensan que soy demasiado orgullosa, demasiado independiente y que no escucho a mis padres.

Y cuando todo esto no funciona para hacerme cambiar de opinión, hablan de mi “carácter”.

Pero tengo la conciencia tranquila y sé que una aventura o la convivencia no tienen nada de malo.

Ilustración de una mujer mirando por la ventana.

BBC

Lo único que quiero es ser libre y para mí el matrimonio es como una forma de esclavitud.

Puedo elegir quedarme en casa todo el día o estar fuera toda la noche. Puedo ir al club, la discoteca, al templo o el parque. Puedo hacer tareas domésticas… o no.

No quiero tener que hacerle el té a mi suegra en las mañanas o prepararle el desayuno a mi esposo o llevar a los niños a la escuela.

He visto a tantas mujeres casadas que tienen hijos y una familia numerosa y, aún así, se sienten solas. Yo no me siento sola: tengo familia y amigos.

En nuestra sociedad se considera que una mujer soltera es una carga, pero nunca lo he sido. Viajo por el mundo, gano mi propio dinero y tengo un control total sobre cómo lo gasto.

Los periódicos que antes se burlaban de mí por no estar casada, ahora alaban mi coraje por ser una mujer soltera.

Mis padres están orgullosos de mí y sus amigos me señalan como un ejemplo de éxito entre sus hijas.

Al final, realmente no importaba lo que otros pensaran de mi elección: lo hice por mí y valió la pena.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

FGR indaga fraude por casi 600 millones en ISSSTE con mecanismo de La Estafa Maestra

La indagatoria recae sobre la administración de Reyes Baeza al frente del ISSSTE en 2017. La ASF identificó la asignación de contratos a tiendas del Instituto para evadir controles de licitaciones, y luego enviar el dinero a empresas.
Cuartoscuro
19 de abril, 2021
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) inició una carpeta de investigación por el posible desvío y desaparición de casi 600 millones de pesos en el ISSSTE en 2017. El fraude se habría cometido utilizando las tiendas que dicho instituto poseía para ofrecer productos económicos a sus trabajadores, y eludiendo las reglas de contrataciones con el mecanismo de “La Estafa Maestra”.

La indagatoria, a cargo de la Fiscalía Especializada en combate a la Corrupción de la FGR, se abrió a partir de una denuncia que la Auditoria Superior de la Federación (ASF) presentó el pasado 19 de marzo en contra de los funcionarios que resulten responsables.

Te puede interesar: FGR confirma denuncia contra Yunes por presuntas irregularidades durante su gestión en el ISSSTE

La Dirección Jurídica de la ASF presentó la querella tras concluir que hubo un posible fraude al erario luego de que la administración del ISSSTE no consiguió acreditar el destino legal ni la devolución de 594 millones 749 mil 439 pesos. Esto durante la gestión de José Reyes Baeza al frente de dicho instituto.

Lo que los auditores encontraron es que el propio ISSSTE y otras dependencias como la COFEPRIS, contrataron directamente el servicio de las tiendas del ISSSTE (SuperISSSTE) para entregar diversos bienes. Esto aprovechando que la ley permite no hacer licitaciones cuando se firman convenios con entidades públicas, como es el organismo que maneja las tiendas de dicho instituto.

Sin embargo, el SuperISSSTE no tenía capacidad alguna para cumplir con los servicios que le fueron adjudicados ya que, de hecho, registraba graves pérdidas económicas desde varios años antes. Lo que hizo dicho organismo, en realidad, fue subcontratar ilegalmente el cien por ciento de lo que era su responsabilidad realizar.

“Para cumplir con los citados contratos, el SuperISSSTE subcontrató el 100.0% de los bienes con empresas privadas, por lo que se determinó que se utilizó al SuperISSSTE como intermediario para evadir las disposiciones normativas en materia de adquisiciones. Asimismo, dicho Órgano Desconcentrado resulta económicamente inviable, considerando que de 2013 a 2017, reportó pérdidas por 7 mil 480 millones de pesos”, indica el informe de resultados de la auditoría que dio pie a la denuncia penal.

El mecanismo de contratar organismos públicos para eludir los procesos de licitación fue ampliamente utilizado en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. El reportaje “La Estafa Maestra” documentó que esto ocurrió en al menos una decena de dependencias (entre ellas el propio ISSSTE) y que tan solo entre 2013 y 2015 derivo en el desvío de más de 3 mil millones de pesos.

Sin embargo, y pese a haymás de medio centenar de denuncias penales ya presentadas, solo los hechos registrados las dependencias que encabezó la exsecretaria de Estado, Rosario Robles, han llegado a los tribunales hasta el momento. El resto de los casos siguen bajo investigación de la FGR o de la propia Auditoría.

Sobreprecios y simulación

El informe de resultados de la auditoría financiera 260-DS correspondiente a la cuenta pública 2017, y que dio pie a la presente denuncia, concluyó que el ISSSTE y SuperISSSTE no cumplieron en todo el año con las disposiciones legales para temas de contratación y adjudicación de servicios.

Tanto el ISSSTE como otras dependencias, incluida la Secretaría de Seguridad Pública de Ciudad de México y la COFEPRIS, utilizaron como “intermediario” al SuperISSSTE para la adjudicación de contratos por bienes y servicios que eran totalmente ajenos a su función, y que no podría realizar pues no contaba con la capacidad técnica, material ni humana para ello.

En consecuencia, los recursos fueron canalizados en su totalidad a una serie de empresas privadas subcontratadas directamente por el referido organismo lo cual, de por sí, ya era ilegal.

Sin embargo, la situación es aun más grave. Al revisar diversos contratos y servicios adjudicados los auditores encontraron desde sobreprecios hasta posibles simulaciones de lo que se había contratado.

Por ejemplo, en uno de los contratos firmados con la empresa Summit – AM, S. de R.L. de C.V. por 53 millones de pesos, los auditores encontraron que no hay prueba alguna de la existencia de los más de 4 mil bienes que tendrían que haberse entregado al ISSSTE.

En general, los auditores concluyeron no hay constancia de que hayan ingresado a los almacenes o se hayan distribuido a sus diversas unidades y hospitales bienes por más de 460 millones de pesos.

“Hay además un saldo reportado en una de las cuentas por 129 millones de pesos que no es real ni confiable, ya que presenta deficiencias como registros erróneos, falta de documentación soporte para gestionar su cobro”, indica el informe de la ASF.

Los productos y servicios que dependencias como COFEPRIS contrataron directamente con SuperISSSTE fueron pagados, además, por precios superiores a los del mercado, lo que también representa un perjuicio para las finanzas de las instituciones contratantes.

Lee más: Detienen a hombre que presuntamente violó a una mujer en el área COVID de un hospital del ISSSTE

Las cuentas pendientes

De acuerdo con datos oficiales de la ASF, el ISSSTE y organismos como FOVISSSTE y SuperISSSTE acumulan hasta ahora malos manejos y posibles desvíos de recursos que ascienden a 1 mil 689 millones de pesos cuyo destino aun no se ha esclarecido, y que tampoco han sido devueltos.

Las anomalías que han dado paso a dichos quebrantos se concentran principalmente en los sexenios de los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, aunque hay 233 millones de pesos observados por los auditores que ya corresponden la cuenta pública 2019, en el actual sexenio.

Estos montos son resultado de poco más de un centenar de hechos irregulares que los auditores han identificado en el manejo de los recursos público del instituto y sus organismos desconcentrados. Hasta ahora la ASF ha presentado siete denuncias penales ante la FGR por estas anomalías.

Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad documentaron en el reportaje de “La Estafa Maestra”, que el Instituto a través de FOVISSSTE estaba implicado en esta trama fraudulenta a través de la firma de seis convenios en la gestión de José Reyes Baeza.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.