Tips para que tus finanzas no vivan un viacrucis por las vacaciones de Semana Santa

No pases la tarjeta aquí y allá si no tienes la certeza de que después podrás cubrir los pagos.

vacaciones
Archivo Cuartoscuro

El primer periodo de vacaciones del año está por comenzar y si piensas ir a la playa o algún lugar más cercano, recuerda que la anticipación es clave para cuidar tu bolsillo y encontrar buenos precios.

Para las vacaciones de Semana Santa se espera que más de 5 millones de turistas visiten alguno de los muchos destinos vacacionales que tiene México, lo cual dejará, según estimaciones, una derrama económica de más de 7 mil millones de pesos.

Antes de hacer tus maletas revisa tu presupuesto (registra tus ingresos y gastos, y saca la diferencia). Si después de contemplar todos tus gastos no te queda un excedente ni cuentas con un ahorro que te permita salir de casa ¡no te desanimes! Donde vives, seguro hay muchos lugares que no conoces: planea unos días para “turistear” y disfrutar tu ciudad.

Te dejamos algunos tips para que tu cartera no viva un viacrucis si viajas a algún destino:

Olvídate de comer en el aeropuerto o en los restaurantes exclusivos. Conoce los mercados y puestos de comida locales. Bastará con alejarte algunas cuadras de los centros turísticos para hallar los platillos típicos de la región, tal y como los comen allí, al mejor precio.

Busca opciones de hospedaje. Para elegir mejor determina cuánto tiempo pasarás en el hotel, por ejemplo si es sólo para dormir y bañarte, puedes optar por algo cómodo pero económico. Si quieres pasar más tiempo en el hotel, la recomendación es invertir más en este concepto. Busca promociones “todo incluido”, algunos rubros son más baratos por paquete.

Recuerda empacar todo lo necesario para evitar comprar accesorios de última hora, que puedes llevar contigo desde tu hogar como el cepillo de dientes y el desodorante. Tampoco se trata de cargar de más. Investiga cuál es el tipo de ropa adecuada al clima del lugar que visitas, ya que este puede ser un gasto importante no presupuestado. Si viajas en avión contempla el costo por exceso de equipaje.

Fija un tope para el gasto en “recuerditos” y pon nombre a cada obsequio. Es un rubro que casi nadie toma en cuenta y donde hay más fugas de dinero.

Contabiliza un 15% de tu presupuesto para imprevistos (pérdidas, una medicina, etcétera). ¡Más vale prevenir que lamentar y en el peor de los casos quedarse varado!

No olvides portar tu credencial de estudiante o persona de la tercera edad, ya que con ésta puedes obtener descuentos adicionales que suelen significar ahorros considerables.

Haz buen uso del plástico. Evalúa la tentación del “viaja ahora, paga después”: no pases la tarjeta aquí y allá si no tienes la certeza de que después podrás cubrir los pagos. No gastes más allá de tus posibilidades.

Al llegar a tu destino, localiza los cajeros automáticos de tu banco para evitar usar los de Red que te cobran comisiones extra. Planea los retiros de efectivo de tu tarjeta de débito y de preferencia utiliza la de crédito sólo para pagar en establecimientos.

Haz una lista de los teléfonos de emergencia de tu banco, en caso de robo o extravío de tus tarjetas. Usa aquéllas cuya fecha de corte haya pasado recientemente, así el plazo de financiamiento sin intereses será mayor. Revisa también la fecha de vencimiento antes de partir, para estar seguro de que no expirarán durante las vacaciones.

Si efectúas un pago con tarjeta, no la pierdas de vista; al firmar el voucher cerciórate de que la cantidad que aparece es la correcta. Guárdalos para poder reclamar en caso de detectar alguna anomalía.

Con información de Profeco y Condusef.

Close
Comentarios