#YoMeMuevo, la iniciativa que pide a los candidatos mejorar la movilidad del país y evitar más muertes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro.

#YoMeMuevo, la iniciativa que pide a los candidatos mejorar la movilidad del país y evitar más muertes

Alrededor de 16 mil personas mueren al año por accidentes viales y otras 20 mil perecen por asociadas a la mala calidad del aire; por ello organizaciones expertas en el tema plantean una Agenda de Movilidad Sustentable para el periodo 2018-2024.
Cuartoscuro.
26 de abril, 2018
Comparte

La falta de programas y leyes efectivas en temas de movilidad en México, en la última década, ha propiciado un servicio de transporte público deplorable y miles de muertes derivadas de accidentes de tránsito y la mala calidad del aire.

Este jueves, un grupo de organizaciones civiles presentaron la Agenda de Movilidad a través de la iniciativa #YoMeMuevo, que plantean una serie de compromisos en busca de una Movilidad Sustentable para el periodo 2018-2024.

Dicha iniciativa surge de la necesidad de “lograr mejoras reales y tangibles en la calidad de vida y movilidad de las personas”. El análisis previo a la iniciativa, realizado por el conglomerado de organizaciones, demostró que han pasado al menos 15 años en los que las condiciones de movilidad en país han venido a la baja. La sustentabilidad, eficiencia y equidad que deberían imperar, son inexistentes.

Miles de muertes como consecuencia

De acuerdo con el diagnóstico de la iniciativa #YoMeMuevo, al año 16 mil personas mueren por hechos de tránsito y otras 20 mil fallecen por causas asociadas a la mala calidad del aire.

Estas dos razones, argumentan los integrantes de la iniciativa, devienen de la falta de compromiso en la agenda del Estado mexicano en lo que respecta a temas de Movilidad.

Reconocen que en las últimas tres administraciones, tanto gobiernos locales y estatales han tratado de mejorar las condiciones de la movilidad en sus ciudades. Por su parte, el gobierno federal, ha creado algunos programas para mejorar los sistemas de transporte como el Programa de Apoyo Federal al Transporte Masivo (PROTRAM) y algunos incentivos para la SEDATU y SEMARNAT; sin embargo, señalan, todos estos esfuerzos son aislados y desarticulados.

“Urge ofrecer condiciones dignas para los 50 millones de mexicanos que utilizan el transporte público para movilizarse”, argumentan.

El Perfil Nacional y perfiles estatales de seguridad vial 2016, presentado por la Secretaría de Salud y el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA), sustentan el diagnóstico de las organizaciones. Dicho estudio revela que, en México, los accidentes de tránsito se encuentran entre las diez principales causas de muerte. Tan solo en 2016 fallecieron 16 mil 185 personas por esta causa (el 43.2 % del total de lesiones accidentales durante este año).

La Secretaría de Salud estima que alrededor de 13.2 muertes de cada 100 mil habitantes, están relacionadas con accidentes de tránsito. El sector con un mayor porcentaje de fallecimientos son los peatones, pues en  2016 se registraron 7,137 atropellamientos fatales (44 %), seguido de los ocupantes de vehículo con 5,513 casos (34 %), 3,162 motociclistas (19.5 %) y 315 ciclistas (1.9 %).

La misma investigación encontró que siete de cada 10 muertes en México corresponden a accidentes de tránsito, siendo los peatones, ciclistas y motociclistas los usuarios más vulnerables de la vía. El 65.4% de las muertes corresponden a estos grupos.

Incluso, al presentar estos datos, la Secretaría de Salud recomendó a las autoridades nacionales, estatales y municipales; así como a las organizaciones de la sociedad civil, la industria y a la población en general a “tomar conciencia de la necesidad de actuar en el corto plazo en pro de la seguridad vial, colocando a las personas en primer lugar, dejando de hacer del automóvil el centro del desarrollo de las ciudades”.

Transporte público contaminante e ineficaz

Además de las pérdidas humanas relacionadas, las fallas en el transporte público son evidentes. El movimiento #YoMeMuevo señala que el sector transporte en general, emite el 26.2% de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el país.

Las unidades de modelos anteriores y en mal estado que no cumplen con los estándares permitidos en emisión de contaminantes, son las principales causantes de esta situación.

Aunado al problema ecológico, el servicio que ofrecen no es digno de los habitantes del país. La inequidad y desigualdad se manifiesta también en el transporte. Según datos oficiales de las organizaciones integrantes del proyecto, “el actual modelo urbano y de movilidad genera inequidad en el acceso a la ciudad, las poblaciones que viven más lejos y tienen menores ingresos invierten más y pierden más tiempo para ir a trabajar, estudiar o recrearse”.

Un ejemplo de esto puede verse en las tarifas del transporte público de Ciudad de México en comparación  con las del Estado de México; mientras que el pasaje en la capital del país ronda entre los 5 y 7 pesos, en la entidad mexiquense llegan a cobrar el doble. Esto significa un problema, si tomamos en cuenta que un alto porcentaje de habitantes mexiquenses trabajan en CDMX, por lo que tienen que invertir una buena parte de su sueldo y de su tiempo en el transporte público. “Algunos ciudadanos llegan a gastar hasta el 40% de sus ingresos familiares en movilizarse”.

Por ello, “nuestros modelos de desarrollo urbano han favorecido el uso del auto particular provocando un explosivo aumento de congestión vehicular con una tasa de motorización del 6 por ciento anual”, plantean.

Desarrollo urbano

Otra de las problemáticas detectadas es la falta de accesibilidad de algunas zonas a las líneas de transporte público. Conforme avanza el tiempo las ciudades se amplían, ocupando espacios o construyendo hogares en zonas cada vez más alejadas que dificultan la movilidad de las personas, pues además de las dificultades que atraviesan al hacer uso del transporte público.

Debido a esto, son las zonas urbanas más centralizadas las que cuentan con mejores infraestructuras respecto al transporte público.

En tanto que, en las áreas más alejadas e incluso con mayor índice de marginación es donde tienen menor cantidad de unidades y las condiciones más precarias en ellas.

Por ello es importante trabajar no solo en el tema de movilidad sino también de crecimiento intraurbano.

La propuesta de movilidad #YoMeMuevo

Principalmente por las tres razones anteriores es que surge la plataforma yomemuevo.org, creada por organizaciones de la sociedad civil, líderes, expertos y activistas. Todos ellos especializados en el tema de movilidad que plantean 7 puntos eje, en busca de los siguientes objetivos:

– Mejorar la calidad del aire

– Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) causantes del cambio climático

– Salvar vidas perdidas por hechos de tránsito, sedentarismo y mala calidad del aire

– Generar equidad en el acceso a los servicios de la ciudad, brindando mayores oportunidades para todos.

– Aumentar la competitividad urbana.

Para ello, crearon un documento dirigido a todos los candidatos que en las próximas elecciones buscarán un cargo de elección popular. Es decir, su iniciativa está centrada únicamente en los candidatos presidenciales, sino también contempla a aquellos aspirantes que buscan otros puestos y contarán con poder de decisión durante la próxima administración.

Por ende se trata de un documento que tiene la finalidad de ser consultado por cada uno de estos personajes, con la finalidad de que sea firmado y se asuma como un compromiso una vez que logren el triunfo en las elecciones.

A continuación los siete puntos que lo conforman y las responsabilidades y alcances que tendrían los personajes que lo acepten una vez que asuman su cargo.

  1. Desarrollo urbano sostenible: Creación de ciudades compactas densas, mixtas y participativas, con carácter metropolitano.    

Plantean potenciar el crecimiento intraurbano en zonas centrales y cercanas al transporte público, con una alta conectividad urbana con la que se garantice la equidad y la calidad de vida de la población y que mejoren la resiliencia de las ciudades. “No se debe construir más vivienda distante, dispersa y desconectada”.

– Alcances para presidencia

Mantener y fortalecer el programa de desarrollo urbano de SEDATU, e implementar una Ley de Asentamientos Humanos y la Nueva Agenda Urbana.

Articular las políticas territoriales con desarrollo urbano y movilidad.

Crear proyectos interurbanos y una política nacional de vivienda orientada al transporte.

– Alcances para gubernaturas y alcaldías

Fortalecer instrumentos de planeación y desarrollo e impulsar la nuva agenda urbana.

Promover mayores densidades para usos de vivienda, comerciales y de oficinas en zonas cercanas al transporte público.

  1. Promover la movilidad no motorizada: Los desplazamientos a pie y la movilidad de los grupos vulnerables, debe ser el eje de las políticas.

La movilidad de los grupos vulnerables debe ser el eje de las políticas de movilidad en la ciudad. Sugieren garantizar la accesibilidad universal y una alta calidad de la infraestructura peatonal.

– Alcances para presidencia

Impulsar la estrategia nacional de movilidad peatonal y ciclista.

Trabajar con gobiernos locales y estatales en el desarrollo de proyectos de movilidad peatonal y ciclista.

Complementar los fondos de financiamiento at transporte con fondos para programas de movilidad no motorizada.

– Alcances para gubernaturas y alcaldías.

Implantar infraestructura peatonal y ciclista con criterios de seguridad y  accesibilidad universal.

Desarrollar red de ciclovías de las principales ciudades y/o áreas conurbadas.

Crear proyectos de calles completas en los corredores de transporte masivo para garantizar la accesibilidad segura de peatones y ciclistas, así como la convivencia entre los diversos modos de movilidad.

  1. Medidas para seguridad vial: Las medidas para la seguridad vial deben ser un compromiso prioritario.

Se establece que la vida y la integridad física y moral de los ciudadanos, principalmente de los grupos más vulnerables, debe ser el eje rector de las políticas de movilidad de los gobiernos.

– Alcances para presidencia.

Establecer una Agencia Nacional de Seguridad Vial que permita crear políticas y acciones concretas, articuladas, integrales, medibles y controlables, que salvaguarden la vida de las personas usuarias más vulnerables.

Diseñar y construir vialidades urbanas e interurbanas con criterios de seguridad vial.

Generar y actualizar las normas técnicas para incrementar los elementos de seguridad.

– Alcances para gubernaturas.

Fortalecer la gestión de la seguridad vial y ejecutar acciones coordinadas para la reducción de muertes y lesiones por accidentes.

Implementar estándares de seguridad vial para la infraestructura y operación de la movilidad en la ciudad.

Fortalecer los reglamentos de tránsito para reducir los accidentes viales y la mortalidad.

Promover protocolos de atención a víctimas y mejoraré la atención pre hospitalaria.

  1. Transporte público: Aumentar la calidad, seguridad y accesibilidad del transporte público con enfoque sostenible.

Se deben mantener altos niveles de servicio, una cobertura amplia y que permita que un mayor porcentaje de la población pueda transportarse con calidad y equidad.

– Alcances para Presidencia

Crear un marco institucional federal que acelere la transformación del transporte público.

Financiar sistemas de movilidad sustentables que reduzcan los incidentes viales.

Financiar proyectos de movilidad sustentable con perspectiva de género y reducción de inequidad social.

Impulsaré proyectos electro movilidad y tecnologías limpias.

– Alcances para gubernaturas

Establecer Sistemas Integrados de Transporte bajo una perspectiva metropolitana que permita a los usuarios acceder a sistemas seguros.

Desarrollar y/o incrementar la red de transporte público ordenado de la ciudad.

Complementar la red de transporte con proyectos peatonales y ciclistas.

  1. Acciones para gestionar la demanda del uso de automóvil.

Para reducir la congestión y aumente el uso eficiente del vehículo privado, proponen ajustar el uso del automóvil privado a la capacidad de las vías, adecuando límites de velocidad, controles de acceso, control a la oferta de estacionamiento y tarifas ajustadas a la demanda.

– Alcances para presidencia.

Financiar y promoveré planes y proyectos de gestión del uso de automóvil en ciudades.

– Alcances para gubernaturas.

Implantar estrategias para desincentivar y limitar el uso del automóvil.

Crear medidas para la racionalización en el uso del automóvil e impulsar los viajes compartidos.

Desarrollo de planes de movilidad sustentable.

Ofrecer soluciones de movilidad que permitan tener otras alternativas atractivas al uso del automóvil.

  1. Transparencia y rendición de cuentas: Mecanismos para asegurar transparencia de los contratos

Para poner en marcha esta iniciativa se requiere establecer mecanismos que garanticen la transparencia en el sector público y fortalezcan los procesos de rendición de cuentas para promover el combate a la corrupción.

– Alcances para presidencia

Establecer un Sistema Nacional de Movilidad que estandarice procedimientos, la homologación de requisitos y la horizontalidad de políticas.

Publicar los contratos públicos y sus anexos para que puedan ser analizados para su seguimiento y fiscalización.

Fomentar el uso de mecanismos contractuales de asociaciones público-privadas para que los montos sean transparentados.

– Alcances para gubernaturas

Establecer marco normativo para la movilidad sustentable y adecuaciones al esquema institucional para avanzar en los ejes propuestos.

Transparentar el uso de los recursos públicos para proyectos de movilidad.

Firmar acuerdos (interinstitucionales) entre los tres niveles de gobierno para facilitar el acceso a la información.

  1. Financiamiento para la Movilidad Sustentable

Se deben establecer esquemas de financiamiento y un paquete de instrumentos fiscales que apoyen la consolidación de un Sistema Integrado de Transporte.

– Alcances para presidencia

Fortalecer los mecanismos de financiamiento del transporte público ampliando los rubros de financiamiento.

Mantener y fortalecer el Programa de Apoyo al transporte Masivo (PROTRAM).

Crear el Fondo Nacional para la inversión en proyectos de seguridad vial.

– Alcances para gubernaturas

Revisar los mecanismos de fondeo y financiamiento para lograr implantar proyectos de movilidad urbana sustentable.

Asignar recursos para desarrollar proyectos de infraestructura.

Promover mecanismos de financiamiento para la renovación de flota de transporte público.

Las organizaciones que integran #YoMeMuevo esperan que todos los candidatos que buscan un puesto de elección popular el próximo 1 de julio firmen la agenda de movilidad para que una vez que asuman sus cargos la lleve a cabo bajo los principios de “sostenibilidad, equidad e inclusión, mejora en la calidad de vida, participación y cero tolerancia a la corrupción.

El grupo de organizaciones que creó el documento, contempla los alcances no solo para el presidente y los gobernadores, sino también para alcaldes, diputados y el legislativo federal.

Las organizaciones que participaron en su creación son:

WRI México, el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), IMCO, México Previene, El Poder del Consumidor, Coparmex, Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, Bicitekas, Ethos, Céntrico, Greenpeace, Ruta Cívica y Ciudad Humana.mx.

Los candidatos interesados en firmar la propuesta pueden hacerlo en la plataforma. Los ciudadanos también pueden invitar a sus candidatos para que firmen la iniciativa.

En tanto que, si eres candidato u organización y quieres sumarte al proyecto lo puedes hacer también desde la misma página.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los niños que olvidaron leer y escribir durante la pandemia de COVID-19

Unicef reclama que solo en América Latina 86 millones de menores no han vuelto a clases. Se les ha comenzado a llamar "la generación perdida".
28 de septiembre, 2021
Comparte

Ya los llaman “la generación perdida”: Naciones Unidas señaló en un informe reciente que cerca de mil millones de menores alrededor del mundo están en riesgo de tener una “pérdida de aprendizaje” significativa a causa de las interrupciones en la asistencia a la escuela durante la pandemia del covid-19.

Y la advertencia va mucho más allá: en muchos países el sistema de educación está a punto de colapsar, si además de la pandemia se suman otros factores como el cambio climático y los conflictos internos.

Un ejemplo de esta crisis que reporta la ONU es lo que ocurre en India.

La periodista de la BBC Divya Arya pudo comprobar que niños en varias regiones de este país asiático “se han olvidado de leer y escribir” debido a que se han visto impedidos de asistir a la escuela en el último año.

Arya expone el caso de Radhika Kumari, de 10 años, a quien básicamente se le olvidó escribir debido a que “estuvo 17 meses” fuera de las aulas.

Radhika vive en el estado de Jharkhand, donde la brecha digital es enorme. Y cuando la pandemia del covid-19 obligó al cierre de las escuelas, muchos niños de las escuelas públicas no tuvieron acceso a dispositivos que les permitieran continuar con su educación de manera remota.

“Fue realmente impactante descubrir que, de 36 niños matriculados en un solo curso de nivel primario, 30 no podían leer una sola palabra“, le explicó a la BBC el economista Jean Dreze, quien analiza la situación en esta región de India desde que los estudiantes pudieron regresar a clases.

Vishnu reads aloud to Radhika.

BBC
En algunos sectores de India hay niños que estàn olvidando leer y escribir debido al cierre de escuelas.

“Si no te olvidas de leer y escribir, que te atrases un poco puede remediarse. Pero si te olvidas de los conceptos básicos, ahora que regresas a clases y te hacen avanzar al siguiente curso la brecha va a ser peor“, agrega.

Alumnos latinoamericanos

En Latinoamérica el panorama es similar: de acuerdo con un informe presentado por Unicef hace una semana, cerca de 86 millones de niños aún no han retomado las clases, lo que pone en riesgo el progreso de su aprendizaje y los niveles de conocimientos previamente adquiridos.

Durante los últimos 18 meses, la mayoría de los niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe no han visto a sus profesores o amigos fuera de una pantalla. Los que no tienen Internet, directamente no los han visto”, explicó Jean Gough, directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe.

Y añade que no solo existe el riesgo de que los niños dejen de aprender las competencias básicas para su vida, sino de que incluso no regresen nunca a la educación formal.

La educación virtual debe continuar y mejorar, pero está claro que durante la pandemia las familias más marginadas no han tenido acceso al aprendizaje”, añade la especialista.

La realidad es aún más acuciante entre los grupos más vulnerables, donde la deserción escolar era una problemática previa a la pandemia.

“Cada día fuera de las aulas acerca a los niños, niñas y adolescentes más vulnerables a la deserción escolar, la violencia de las pandillas, el abuso o la trata de personas”, añade.

“Fracasó mi colegio”

Para muchos de los alumnos y alumnas, durante estos últimos 18 meses “no se ha aprendido nada”.

En BBC Mundo hablamos con algunos escolares en partes de América Latina que se han visto afectados por la falta de conectividad y la baja asistencia escolar durante la pandemia.

Uno de ellos es Richard Guimaraes. Él tiene 15 años y vive en San Rafael, una comunidad indígena ubicada a dos horas y media de la ciudad Pucallpa, en el Amazonas peruano.

Richard quiere ser diseñador gráfico.

“Mis papás hacen artesanías y yo he aprendido a tejer y a hacer varias cosas que vendemos en el mercado”, le cuenta BBC Mundo.

Richard en su casa.

UNICEF
Richard Guimaraes vive en la regiòn amazónica de Perú.

“Y quiero aprender a hacerlas mejor”, confiesa.

Hace un año, Richard estaba cursando cuarto grado de bachillerato cuando la pandemia del covid-19 irrumpió con fuerza inusitada en el Perú y obligó a poner la vida en pausa.

En este último año y medio no aprendí nada. La pandemia hizo que fracasara el colegio“, se queja.

Antes de la pandemia, iba a clases desde las 7:30 de la mañana hasta el mediodía.

“En ese horario, durante la semana veíamos 12 materias”, recuerda.

Pero una vez comenzó la pandemia y las clases se suspendieron, las cosas se volvieron más difíciles.

“Pasamos de 12 materias a solo seis”, relata. El sistema establecido para remediar la crisis funcionaba así: cada mes los maestros venían a su localidad, les dejaban una especie de cartillas y ellos las tenían que resolver y enviar las respuestas a través de WhatsApp.

Arte, que es su clase favorita, se redujo a dibujos que hacía en casa y que le enviaba a su profesor por el móvil.

Mi papá vive de las artesanías y de vender plátanos, vivimos en una zona muy alejada, por lo que es difícil poder acceder a internet”, relata.

Como muchos de sus maestros no vivían cerca de su comunidad, solo los podía contactar por teléfono cuando se conectaba a internet. Además, algunas de las cartillas le parecían confusas y a veces hasta inentendibles.

Clases cerradas

Getty Images
Unicef señala que en América Latina y el Caribe 86 millones de niños aún no han regresado a las aulas.

El aumento de la desigualdad

Para muchos expertos en psicopedagogía y procesos educativos, es claro que los niños necesitan volver a las aulas lo más pronto posible.

La desaparición de este espacio de aprendizaje y socialización ha sido para muchos niños y niñas – especialmente entre familias de menor nivel sociocultural- “una catástrofe”.

“La verdad es que, en materia de conocimientos, un año y medio, casi dos de pérdida de clase porque la realidad es que los niños están volviendo a una escolarización muy precaria, es una catástrofe, que además va a costar mucho tiempo superar”, le dice a BBC Mundo Guillermina Tiramonti, especialista en educación e investigadora de Flacso Argentina.

Hay muchos niveles en este tema, pero pongo un ejemplo: un chico que estaba en primer año de primaria antes de la pandemia, y aún no había logrado aprender a leer, ahora que regresó al colegio debe finalizar el segundo grado sin haber aprendido a leer o escribir”, señala.

Para la académica, no solo se trata de los contenidos que no han sido aprendidos o incorporados sino de algo más importante: recuperar el hábito de aprender.

“La pérdida del conocimiento no es solamente no haber aprendido determinados contenidos, sino el hecho de perder el ritmo, el hábito, la rutina escolar”, apunta.

Lo explico en relación con un elemento muy simple como los códigos lingüísticos. Los niños de los sectores más bajos socio culturalmente no están acostumbrados a estos códigos complejos y solo tienen acceso a ellos en la escuela, donde son fundamentales para luego poder avanzar en el conocimiento. En la casa no tienen acceso a ellos”.

Para los niños que no están expuestos a ese tipo de códigos durante dos años, el retroceso cognitivo es muy grande, concluye Tiramonti.

salones cerrados en una escuela

Getty Images
Para varios analistas se deben crear proyectos especiales para recuperar el tiempo perdido durante la pandemia.

Revisar los objetivos

A medida que se van levantando las restricciones de la pandemia en distintas regiones, la reapertura de las escuelas se ha vuelto una prioridad de muchos gobiernos. A la fecha, el informe de la ONU señala que 47 millones de niños han regresado paulitinamente a las aulas.

Y la siguiente etapa también se pone en evidencia el gran desafío de poner al día a los niños con los objetivos que se debieron aprender durante este año y medio.

La educación de los niños y las niñas se perdió en un esfuerzo por proteger las vidas de toda la población ante el coronavirus“, explica Irma Martínez, experta en temas de educación de Human Rights Watch.

Pero si de toda crisis surge una oportunidad, este es el momento de replantear algunas de las premisas de la escolarización y el sistema educativo como un todo, señalan los expertos.

“El objetivo no debería ser simplemente volver a como eran las cosas antes de la pandemia, sino arreglar los defectos de los sistemas que durante mucho tiempo han impedido que las escuelas sean abiertas y acogedoras para todos los niños y niñas”, agrega Martínez.

En este tema, Tiramonti es categórica: “No podemos volver a la escuela y hacer como si nada hubiera pasado”, le dice a BBC Mundo.

“Es necesario hacer evaluación, ver qué pasó con los niños, cuáles son las pérdidas, cuáles son las problemáticas de aprendizaje que tienen y armar un programa para que recuperen aquellos conocimientos que son básicos para poder seguir una trayectoria escolar”.

Se necesita trabajo muy profesional para elaborar un proyecto de recuperación“, anota.

Hace menos de un mes, Richard Guimaraes es uno de decenas de miles de alumnos que volvieron a a las aulas después de casi un año y medio.

Y aunque está contento, siente en carne propia los desafíos: “Ahora estamos viendo las materias que dejamos de ver en la pandemia y es difícil seguir el ritmo. Es como empezar de nuevo”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.