Leyes y códigos en México permiten el castigo corporal contra los niños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Juan José Estrada Serafín / Cuartoscuro.com

Leyes y códigos en México permiten el castigo corporal contra los niños

En varias entidades del país se excusan las lesiones cuando el agresor es un familiar y lo hace bajo una “emoción violenta”, sin dolo o no es una agresión frecuente. En dos estados todavía son permitidos los golpes como parte del “derecho a corregir”.
Juan José Estrada Serafín / Cuartoscuro.com
Comparte

Los niños en México y Latinoamérica están desprotegidos de la violencia, pero no solo de la delincuencia sino principalmente de la que ocurre dentro de sus casas. En México, únicamente Ciudad de México, Zacatecas y Chiapas prohíben específicamente el castigo corporal en sus leyes, mientras que Guanajuato y Chiapas lo prohíben en sus códigos penales. En tanto, los códigos penales de 14 entidades contemplan excusas para lesionar a los descendientes: ya sea porque el agresor estaba invadido de una “emoción violenta”, porque no lo hizo con dolo, o porque ejerció su “derecho a corregirlo”.

México firmó en 1990 la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, comprometiéndose a alinear sus leyes y reglamentos con dicho documento, sin embargo, lo incumple tanto a nivel federal como en casi todos los estados. Hasta la fecha solo hay tres leyes estatales que prohíben el castigo corporal a los menores de edad. Por un lado, la Ley general de los Derechos de los Niños obliga a “abstenerse de cualquier atentado contra su integridad física”, mientras los códigos son aún más laxos: 11 de ellos excusan las lesiones cometidas por un familiar a otro en línea directa, siempre que no tengan el propósito de lastimar (dolo); que el agresor no esté bajo el efecto del alcohol o drogas, y que no huya después de la agresión.

Otros ocho códigos penales consideran el “estado de emoción violenta” como una atenuante de las penas por lesionar a un familiar en primer grado, donde se considera que el agresor perdió su capacidad reflexiva y de contención cuando lesionó a la víctima, lo que reduce su castigo a la mitad o en dos terceras partes; mientras que otros dos códigos contemplan el “derecho a corregir” de los padres, justificando literalmente los golpes para conseguir este fin.

Una base de datos elaborada por el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), y verificada por Animal Político, da cuenta de estas legislaciones que incluso coinciden en algunas entidades.

Sin intención y sobrio

El artículo 321 bis del Código Penal Federal dicta que no se procederá contra quien culposamente (por imprudencia) ocasione lesiones u homicidio en agravio de un ascendiente (padres) o descendiente consanguíneo en línea directa (hijos); además de hermano, cónyuge, concubino, adoptante o adoptado, “salvo que el autor se encuentre bajo el efecto de bebidas embriagantes, de estupefacientes o psicotrópicos, sin que medie prescripción médica, o bien que no auxiliare a la víctima”.

Párrafos casi idénticos figuran en los códigos de Baja California Sur, Chiapas, Morelos, Chihuahua, Nuevo León, Tlaxcala, Zacatecas, Michoacán, Guerrero y Ciudad de México. 

Sin razonamiento, voluntad ni control

El artículo 142 del Código Penal de Baja California Sur indica que se reducirá hasta la mitad el castigo a quien “en estado de emoción violenta cometa el delito de homicidio o de lesiones”, y explica que existe emoción violenta cuando “en virtud de las circunstancias que desencadenaron el delito, se atenúa en forma considerable y transitoria” la capacidad del agresor para comprender lo que hizo y actuar en consecuencia. Es el mismo caso de Guerrero, Tabasco, el Estado de México y Coahuila.

Por su parte Michoacán, Campeche y Ciudad de México reducen dos terceras partes de la pena a quienes cometan lesiones u homicidio “en estado de emoción violenta”, definida por el Código penal de Campeche como “una reacción motora, circulatoria y secretoria hacia un sentimiento de gran intensidad, el cual produce una perturbación psicológica transitoria que se manifiesta a través de formas violentas de expresión, falta de razonamiento, de discernimiento y de voluntad”.

El Código penal de la capital, finalmente, define esta emoción como “cuando el sujeto activo del delito vive una intensa conmoción del ánimo que provoca un desorden del comportamiento, la pérdida del dominio de su capacidad reflexiva y la disminución de sus frenos inhibitorios”.

“Derecho de corregir”

Si bien dichas reglas aplican a cualquier familiar de los mencionados, los niños son más vulnerables a las lesiones y tienen menor capacidad de defenderse de sus parientes adultos, particularmente cuando existe la creencia de que lastimar a un niño es “necesario” para educarlo, señalaron los expertos asistentes a la Reunión Interamericana sobre Castigo Corporal contra niñas, niños y adolescentes, celebrada en Ciudad de México la semana pasada.

Esta creencia está institucionalizada en los Códigos Penales de los estados de Hidalgo y Sonora, donde las lesiones forman parte del “derecho de corrección” y por lo tanto, no causan penalidad.

“No son punibles los golpes inferidos en ejercicio del derecho de corregir, siempre y cuando no sean una forma habitual o reiterada de ejercer este derecho y no causen cualquiera de las lesiones previstas en el Artículo 140 de este Código”, es decir, que causen daños a la salud, refiere el artículo 142 del Código de Hidalgo.

El de Sonora, por su parte, indica en su artículo 248 que las lesiones inferidas por quienes ejerzan la patria potestad o la tutela a los menores bajo su guarda “en ejercicio del derecho de corregir, no serán punibles si se tratare de las comprendidas en la fracción I del artículo 243”, es decir que no pongan en peligro la vida “y, además, el autor no abusare de ese derecho, corrigiendo con crueldad o con innecesaria frecuencia”.

Prohibición, solo en tres leyes y dos códigos penales

Respecto a los Códigos Civiles de los estados, Guanajuato y Chiapas prohíben expresamente el castigo corporal, como exige la Convención de la ONU. A nivel de leyes locales, Chiapas, Ciudad de México y Zacatecas prohíben el castigo corporal, aunque Ciudad de México y Zacatecas no han armonizado sus códigos penales con sus leyes. El resto solo dicta que los padres y tutores deben evitar las conductas violentas, igual que la ley federal que obliga a “abstenerse de cualquier atentado contra su integridad física, psicológica o actos que menoscaben su desarrollo integral”.

“Es una cuestión realmente normalizada”, lamentó el secretario ejecutivo del Sipinna, Ricardo Bucio. En el marco de la Reunión Interamericana, el funcionario explicó a Animal Político que la ley general dejó un espacio de posibilidad al no prohibir explícitamente el castigo corporal en los términos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), reflejando con ello la cultura social tanto de los legisladores que lo aprobaron como de la sociedad que no lo asumió como un problema.

“La ley dice que los padres deben abstenerse de ejercer violencia, pero esto es como decir que se prohíbe el homicidio y que las personas deben abstenerse en lo posible de asesinar a alguien más. Es lo mismo, da la posibilidad y queda sujeto a la interpretación legal o judicial en caso de que un juez diga que abstenerse no es una prohibición completa”, puntualizó Bucio Mújica.

Destaca el caso de Puebla, donde existe la prohibición incluso a nivel constitucional, que dicta en su artículo 26: “Queda prohibido el castigo corporal y cualquier acto u omisión que atente contra su integridad física o psicológica”, en referencia a los niños.

La protección a la infancia también está prevista en la Carta Magna, cuyo artículo cuarto reza: “En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos (…). Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez”.

Por lo cual, las leyes, códigos civiles y penales que no han sido armonizados con este principio contravienen no sólo la Convención de los Derechos del Niño sino la propia Constitución Mexicana. “Lo que es evidente es que la violencia hacia los niños no va de acuerdo a su interés superior”, advirtió Bucio Mújica.

En 2015 la ONU entregó a México una recomendación en la que le expresó su preocupación por la implementación de la Convención a nivel federal, estatal y municipal. “Diversas leyes federales relacionadas con los derechos de niñas, niños y adolescentes aún no han sido armonizadas con ésta y muchas entidades federativas todavía no han adoptado la legislación sobre niñas, niños y adolescentes en los términos requeridos”, advierte la recomendación.

De acuerdo con el titular de Sipinna, recién en diciembre pasado los mandatarios de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) se comprometieron a enviar a los congresos estatales iniciativas para prohibir totalmente el castigo corporal en todas las entidades, compromiso que deberá cumplirse antes de que termine este año. Esta semana el Senado aprobó un proyecto de decreto para prohibir los castigos corporales y, de ser aprobada por la Cámara de Diputados, facilitaría esta tarea de los gobernadores, según Bucio Mújica.

“Es verdad que para los países de estructura federal el trabajo de cambio exige una inversión más amplia que en los que no tienen esa estructura descentralizada, pero eso no exenta al estado de su responsabilidad de garantizar esa conformidad plena”, señaló a este respecto la Representante Especial del secretario general de la ONU sobre violencia contra los niños, Marta Santos Pais.

La Convención, por encima de todo

Pese a estas inconsistencias legales, los niños y niñas mexicanos y de todo el mundo (excepto Estados Unidos) están protegidos por la Convención de los Derechos del Niño desde el momento en que sus países la firmaron (1990), y pueden recurrir a ella para exigir sus derechos aunque la ley de su estado indique otra cosa, resalta Nora Schulman, representante del Comité Argentino de Seguimiento a la Convención.

“Los países tienden a firmar todo tratado para no quedar mal, pero cuando se firma un tratado internacional tiene validez en el territorio donde se firmó, hay que aferrarse y exigir su cumplimiento”, dijo la activista a este medio. No obstante, advirtió que no se puede recurrir a un mecanismo que se desconoce, por lo que es necesario dar a conocer este recurso en todos los ámbitos que rodean al niño para que médicos, abogados, trabajadores sociales, ministerios públicos sepan que existe una ley supranacional que debe cumplirse por encima de las leyes nacionales.

Coincide en este punto Santos Pais, quien argumentó que una ley específica puede ayudar a orientar la capacitación de trabajadores sociales, maestros, procuradores, jueces y profesionales de la salud, cuyo rol en este tema es fundamental.

“Cuando viene un niño para la vacuna, cuando la madre va a sus exámenes periódicos, que pueda recibir orientaciones de buen trato, que se invite al padre para beneficiarlo del aprendizaje; cuando eso pasa desde días antes del nacimiento hay un cambio decisivo en las conductas y en la persistencia de la violencia”, dijo la funcionaria a Animal Político.

En este sentido, el titular de SIPINNA aseguró que el Sistema está por implementar una serie de medidas para promover un cambio cultural desde los medios masivos y los sectores educativo y de salud, a fin de que durante los primeros tres años del niño la familia reciba instrucción y herramientas orientadas a una crianza positiva.

“Tenemos que invertir en prevención, en nuestras mentalidades”, apuntó Santos Pais y subrayó que la respuesta a la violencia contra los niños no debe ser la criminalización de los miembros de la familia, ya que esto puede provocar que el niño se sienta culpable por haberse quejado de su padre o su madre, lo que lo revictimiza. “Lo que queremos es promover acciones de parentalidad positiva, de apoyo social a las familias para que tengan el tiempo, las habilidades, los conocimientos para crear el mejor entorno para sus niños”.

Latinoamérica, la región más violenta para los niños

En el marco del Día del Niño y del recientemente celebrado Día de la lucha contra el maltrato infantil (25 de abril), representantes de varios países de la región se reunieron para discutir sobre la eliminación total del castigo corporal en todos los niveles, pues este método sigue siendo considerado dentro de la cultura latina como necesario para la educación.

En la reunión concluyeron que América Latina es la región más violenta para niñas, niños y adolescentes, donde ocurre hasta 40% de los homicidios de menores de 18 años a nivel mundial, principalmente en Brasil, México, Venezuela y Colombia.

“El castigo corporal es un fenómeno generalizado en la región con impacto directo en dimensiones como el físico, médico, psicológico y emocional, que afecta a 176 millones de niñas, niños y adolescentes, quienes a su vez lo replican en su cotidianidad”, reza el documento final de la Reunión Internacional.

Hasta el momento, sólo 10 países latinos cuentan con leyes específicas contra los castigos físicos: Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
BBC

5 consejos simples para volver a ponerte en forma después del confinamiento

La inactividad durante los confinamientos y la pandemia puede haber debilitado la musculatura de muchos, pero existen soluciones simples para recuperar la forma.
BBC
17 de mayo, 2021
Comparte

Cuando empezaron los confinamientos para luchar contra la pandemia de COVID-19, millones de personas dejaron de hacer ejercicio de forma regular.

Los expertos creen que es probable que hayan perdido masa muscular durante este tiempo.

Un efecto que puede provocar problemas de movilidad y equilibrio a largo plazo y desencadenar o agravar una amplia gama de afecciones graves de salud.

Las personas con problemas persistentes deben buscar la ayuda de un médico o fisioterapeuta, pero existe una lista de cosas que se pueden hacer para recupera la forma física.

Aquí va una lista de 5 cosas que puedes hacer, según varios expertos.

Ilustración sobre una mujer que hace ejercicio.

BBC
No empieces con sesiones de una hora. Establece un tiempo más corto y ve aumentando cuando avances.

1. Pequeñas metas

Comenzar con algún ejercicio básico es lo más difícil para muchas personas, dicen los expertos. Su consejo: no intentes hacer demasiado.

“Pero empezar poco a poco es clave para mejorar la motivación“, dice Uzo Ehiogu del Royal Orthopaedic Hospital en Birmingham, Reino Unido.

“Se necesita una pequeña victoria todos los días“.

El ejercicio de fortalecimiento se trata fundamentalmente de mover cosas pesadas.

Pero eso no significa necesariamente levantar grandes pesos. Tu propio peso corporal puede ser suficiente.

Para alguien que ha estado haciendo muy poco o ningún ejercicio durante el confinamiento, 15 minutos de tareas domésticas o jardinería, o mil pasos adicionales al día, podrían ser un buen punto desde el que comenzar, dice.

“El factor más importante en la formación de hábitos saludables es la constancia”.

Así que la mejor manera de lograrlo es estableciendo pequeñas metas que puedas lograr.

“Es más probable que las personas que se impongan metas grandes no puedan cumplirlas”.

Comenzar con algunas flexiones (también conocidas como lagartijas) o medias flexiones, ejercicios de sentarse o pararse o hacer sentadillas y zancadas puede ser muy útil.

Ilustración de un hombre con su carretilla en el jardín

BBC
Hacer pequeños trabajos en el jardín es otra forma de ejercitar los músculos.

2. Empujar y jalar

Los músculos de la parte superior del cuerpo, los bíceps, tríceps, los músculos pectorales o del pecho y el músculo trapecio de la espalda y los hombros pueden haberse debilitado durante el bloqueo.

Lisa Osborn-Jenkins, que trata a pacientes en Southampton, Reino Unido, dice que algunas cosas simples como cambiar la forma en que compramos pueden haber agravado los problemas.

“Llevar bolsas de la compra cargadas es una actividad que requiere mucha fuerza. El cambio a las compras a través de internet significa que muchas personas ya no hacen ese ejercicio”.

Una buena forma de recuperarlo es comenzar a hacer ejercicios de empujar y jalar (push and pull).

“Los músculos de la parte delantera del cuerpo suelen ser buenos para empujar y los músculos de la espalda son buenos para tirar”, dice el Ehiogu.

“Hay que intentar equilibrar ambos“.

Para ello son buenas las flexiones o las flexiones de tres cuartos si las completas son demasiado, empezando con solo unas pocas repeticiones.

Un ejercicio de tracción puede ser el remo, usando una banda elástica, o unas dominadas (pull-up) usando una barra en el marco de una puerta.

Pero no tiene por qué ser un ejercicio formal.

Mover cosas en el jardín o limpiar un armario puede aportar la misma cantidad de ejercicio.

Ilustración sobre distintos tipos de ejercicio

BBC
Aunque tengamos las mejores intenciones, puede resultarnos difícil incluir el ejercicio en nuestra vida diaria.

3. Trabajo de piernas

Los ejercicios simples para la parte inferior del cuerpo y el núcleo (core) pueden producir grandes beneficios, dice la especialista en neurología, la doctora Caroline Appel.

Eso significa ejercitar los músculos de las piernas, las nalgas, los abdominales y la zona lumbar.

“Los ejercicios de sentarse o pararse son una buena forma de comenzar”, dice, junto con las elevaciones de pantorrillas así como subir y bajar las escaleras.

Simplemente comience con 10 repeticiones y aumente.

“Debes incrementar el ritmo más lentamente de lo que crees que puedes”, dice el Dr. Appel.

Cuando estés listo, y si es apropiado, puede pasar a sentadillas y zancadas en el mismo lugar.

“Si no tienes mucho dinero para el equipo, eso no debería detenerte. Puedes comenzar con casi nada”.

Ilustración sobre ejercicio agendado

BBC
Tener claro que momento del día vas a dedicar al ejercicio te pone las cosas más fáciles.

4. Ponle fecha

Tener un horario escrito nos ayuda a superar la “fatiga por decisión” y mantener nuestro objetivo, dice el fisioterapeuta Ben Lombard.

En estos meses, dice, millones de personas se han perdido el ejercicio incidental, como caminar hasta la estación o a la parada del bus.

Por lo tanto, elaborar un horario para compensar el ejercicio perdido se ha vuelto doblemente importante.

“Las personas deben organizarse con objetivos simples, inteligentes y específicos“, dice Patricia Smith de la Universidad de Londres. Y eso es difícil de lograr sin un horario.

Smith dice que hacer ejercicio a la misma hora todos los días también puede ayudarnos a desarrollar rutinas saludables.

Y Lisa Osborn-Jenkins dice que es doblemente motivador si puedes hacerlo socialmente.

Hacer ejercicio con los demás te da dos tipos de motivación: “Existe el placer de estar con los demás, y existe la sensación muy importante de que no querrás decepcionarlos al no presentarte”.

Ilustración de varios elementos para hacer ejercicio.

BBC
Deja todo preparado, te recordará que tienes un compromiso con tu salud.

5. Deja todo listo

Dejar preparado el equipo para hacer ejercicio la noche anterior es una buena forma de asegurarte que no olvidarás hacerlo por la mañana, dice Lombard.

“Se trata de minimizar las barreras mentales para hacer ejercicio”.

Cuando te levantes por la mañana y veas tu equipo listo, será una poderosa señal de determinación.

Una señal de que ya estás en ello.

Tener que buscar en el armario la ropa deportiva hace que sea mucho más probable que te eches atrás y la próxima vez te des la vuelta y te vuelvas a dormir.

Asimismo, Ehiogu dice: “Pon tus zapatillas junto a la puerta“.

Si dejaste de hacer ejercicio durante el confinamiento, date una razón menos para no volver a hacerlo ahora.

Ilustraciones de Gerry Fletcher.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.