8 consejos para no compartir tu información personal en internet sin darte cuenta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

8 consejos para no compartir tu información personal en internet sin darte cuenta

No toda la información que se roba u obtiene en internet tiene que ver con tu cuenta en el banco. Los datos y la información se mercantiliza y puede influir en tu comportamiento. Aquí te damos una serie de ideas para que puedas decidir aquello que compartes.
Getty Images
2 de abril, 2018
Comparte

Hubo un tiempo en que internet se asociaba con el anonimato. Ahora está comprobado que es en la red donde más información se puede recabar sobre nosotros.

Cambridge Analytica ha sido el último incidente que ha puesto de manifiesto cuán importante puede ser la información que depositamos en la red.

Los datos ya no solo pueden utilizarse para robarnos dinero del banco, sino para condicionar lo que compramos, dónde viajamos, dónde comemos o, quizás, por quién votamos.

Aquí te ofrecemos 8 consejos para evitar que compartas en internet información personal que solo a ti te concierne.

1. Comprueba tu correo

Una forma muy sencilla que tienen los hackers, las agencias de espionaje y las aplicaciones de obtener a tu información personal es a través de tu correo.

Imágenes de manos con computadores y celulares.

Getty Images
Deberías cambiar tu contraseña frecuentemente y crear una que sea difícil de descifrar.

Desde allí acceden a tus contactos, tus movimientos y la información que compartes.

Para saber si tu correo ha sido comprometido, basta un sencillo paso. Simplemente introduce tu dirección de correo en Haveibeenpwned.com.*

Este servicio web tiene una base de datos con todas las cuentasque se han visto comprometidas en empresas como Adobe, Stratfor, Gawker, Pixel Federation, Yahoo!, Sony y Vodafone.

En caso afirmativo, Haveibeenpwned te da tres sencillos pasos a seguir: cambiar tu contraseña, agregar más de un modo de autentificación y hacer que te avisen si hay una nueva filtración de cuentas de correo electrónico, para que estés alerta.

2. Bloquea a los extraños

Hay servicios como Bluetooth o AirDrop que te permiten enviar y recibir archivos a y de personas que se encuentran a tu alrededor, aunque no las conozcas.

Grupo de gente con celulares.

Getty Images
Muchos dispositivos tienen el modo Bluetooth o AirDrop activado por defecto.

Si lo tienes activado, asegúrate de que solo puedes recibir archivos tras tu consentimiento o desactívalo por completo. Puedes correr el riesgo de recibir un virus que comprometa tus datos.

3. Evita los”precios inteligentes”

Quizás sepas que cuanto más consultas en una aerolínea o buscador de vuelos el precio de unos pasajes, más se encarecen. Esto se llama el “precio personalizado” o “precio inteligente”. Las compañías detectan tu interés y se aprovechan. La ley de la oferta y la demanda de toda la vida.

Escalera de billetes de dólares.

Getty Images
Muchas compañías detectan el interés que despierta un producto o un servicio y aumentan su precio en función de la demanda.

Para evitarlo, puedes navegar de incógnito o consultar esas mismas fechas desde diferentes dispositivos y comprobar si los precios siguen aumentando.

4. Pon a salvo tu vieja cuenta de Yahoo

Si tuviste una cuenta de Yahoo en 2013 has sido, con toda certeza hackeada, tal como reconoció la compañía el pasado mes de octubre.

Por eso, aunque creas que no es importante porque ya no la usas, debes asegurar tu cuenta cambiando la contraseña y estableciendo diferentes mecanismos de autentificación.

5. Haz limpieza

Pantalla de celular.

Getty Images
Algunas aplicaciones que ya no usas solo ocupan espacio en tu celular, consumen energía y monitorizan tu actividad.

Los expertos recomiendan que, al menos una vez al año, te detengas y limpies tu teléfono y tu Facebook.

De esta manera eliminarás las aplicaciones que no usas y que lo único que hacen es recolectar data sin saber para qué.

Lo mismo ocurre con aquellos amigos o contactos que tienes en Facebook y con los que no hablas. ¿De verdad necesitas que conozcan toda la información que compartes en la red social?

6. Protege a tus amigos

Si eliges que una aplicación tenga acceso a tus fotos o a tu ubicación es decisión tuya, pero protege a tus amigos.

Dejar que una app pueda ver tu libreta de direcciones deja vulnerables a los amigos que tienes en tu listado. Recuerda que así es como Cambridge Analytica consiguió millones de datos sin el beneplácito de los usuarios de la red social.

7. La infancia, fuera de la red

Si proteges la información de tus amigos, cuida también la de tus hijos. Cuando compartas una foto de estos hazlo en modo privado. Si lo haces público, Google lo encontrará y lo que está en Google está al alcance de todo el mundo.

Fotografía de un niño

Getty Images
Las fotografías de menores en la red están expuestas a muchos riesgos, además de crear una huella digital que ellos no han decidido.

8. Valora tu privacidad

Resulta obvio, pero muchas veces desestimamos lo que la red sabe de nosotros y no nos protegemos lo suficiente.

Quizás no tengas nada que esconder pero nadie que tú no quieras tiene que saber qué te gusta y marcar las películas que has de ver o el suéter que quieres comprar.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Andrea Vega

Tercera ola de COVID, entre espacios públicos llenos, jóvenes en riesgo y autoridades que no se ponen de acuerdo

Este fin de semana los centros comerciales, mercados, parques, restaurantes y hasta los antros en la Ciudad de México estuvieron llenos, pese al récord de casos positivos que se registran en el país en esta tercera ola y a la subida en hospitalizaciones, en la mayoría de los casos, de personas jóvenes sin vacuna.
Andrea Vega
9 de agosto, 2021
Comparte

En la calle de Génova, en la Zona Rosa, de la Ciudad de México, este sábado por la noche apenas se podía caminar entre los grupos de personas que buscaban un lugar para entrar a beber y divertirse con sus amigos. La mayoría eran menores de 40 años, justo el grupo donde la variante delta de la COVID-19 ha encontrado su mejor blanco y vehículo para expandirse. 

En los bares de la Zona Rosa los locales colocaron mesas en los exteriores, pero también había personas sentadas dentro, sin respetar la distancia de 1.5 metros de seguridad y sin cubrebocas, por estar bebiendo y comiendo. 

“Venimos hoy a celebrar, es el cumpleaños de una amiga, pensamos posponerlo pero seguro después se pondrá peor, a la mejor sí ya cierran y hoy queríamos festejarla”, dice una joven que se anima a contar los motivos para estar aquí en Génova buscando un lugar donde entrar, antes de que sus amigos la jalen para evitar que siga hablando. 

Crédito: Andrea Vega

Te puede interesar: Sheinbaum insiste en que CDMX se mantiene en semáforo naranja por estabilidad en hospitalizaciones y vacunación

La población capitalina no parece tener intención de quedarse en casa, pese al nuevo récord de contagios diarios que se viven en el país (más de 21 mil), impulsados por la variante delta del virus SARS-CoV2, que es ya la predominante en la capital y que es mucho más contagiosa.

“Alguien infectado con la variante original podía contagiar a dos personas en promedio, alguien infectado con la variante delta puede contagiar hasta a nueve personas”, explica en entrevista con Animal Político, Roxana Trejo, gerente de Epidemiología del Centro Médico ABC.

Las autoridades federales y locales han entrado en debate respecto a los indicadores de riesgo en la capital. El gobierno federal puso a la  Ciudad en rojo, en el Semáforo de Riesgo COVID, a partir de este lunes. 

Pero el gobierno de la Ciudad de México discrepó con la Secretaría de Salud federal y aseguró, en boca de la propia jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, que la capital se queda en naranja. Los argumentos para esto son: estabilidad en la positividad, estabilidad y descenso en los casos, estabilidad en los ingresos hospitalarios, y una ligera estabilidad en la ocupación hospitalaria. 

Sheinbaum explicó que la semana antepasada hubo 500 hospitalizados más en la Ciudad y esta semana que pasó fueron 200, lo que implica una reducción en el crecimiento de los ingresados. 

La discrepancia entre las autoridades parece importar poco y la gente ha tomado su propia decisión. Al medio día de este sábado, los centros comerciales y los súper mercados estuvieron llenos. En Chedraui de Polanco había una larga fila para poder ingresar y el Costco de al lado estaba también con alta afluencia. 

Crédito: Andrea Vega

Lee más al respecto: Delta predomina en CDMX: 90 de cada 100 positivos son de esta variante

No había restricción para que ingresaran más de una persona por familia y entre los asistentes había niños pequeños y adultos mayores. “Venimos porque hay que hacer el súper de todas formas, no nos prográmanos bien y ya hacían falta cosas, así que tocó venir hoy y sí hay mucha gente, pero vamos a tratar de comprar rápido y ya nos vamos”, dice una mujer de unos 40 años que va acompañada de su esposo. 

Especialistas como Carlos Magis, médico y doctor en Ciencias de la Salud Pública, y Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión COVID de la UNAM, aseguran que hacer un nuevo cierre de la Ciudad o del país ya no es posible, porque la economía no lo aguantaría y las personas ya no están dispuestas a acatarlo, hay cansancio y hartazgo frente a una epidemia que no cede después de año y medio. 

“Regresar a un cierre como el de mayo (de 2020) ya no es posible, la gente ya no hará caso de las restricciones”, dice Magis. 

No te pierdas: Salud reporta 7 mil 573 nuevos casos de COVID en México; van 50.8 millones vacunados

Lo que advierten los especialistas es que ante la imposibilidad de dictar un confinamiento lo que se debe hacer es apostar por las medidas reales de seguridad. Los tapetes sanitizantes y tomar la temperatura no sirven de nada, asegura Mauricio Rodríguez, lo que se debe hacer es usar cubrebocas, lavado de manos, mantener la sana distancia y ventilar los espacios. 

Eso es justo lo que no pasa, por ejemplo, en los antros de la Zona Rosa, que llenan estos días la población menor de 40 años, donde en interiores la ventilación está restringida, nadie trae cubrebocas y la sana distancia es relativa. 

Además de las medidas correctas, lo principal es avanzar en la vacunación, que ya ha permitido bajar el impacto en hospitalizaciones y muertes, pese a la subida de casos. 

Este viernes 6 de agosto se registraron 21 mil 563 casos positivos en un día, el número de muertes ascendió a 568. El récord de número de casos positivos en toda la epidemia en México lo tiene el 21 de enero de 2021, cuando se contabilizaron 22 mil 339, pero los fallecimientos fueron entonces más: mil 803 solo ese día. 

Más sobre el tema: Jóvenes no son invencibles; se contagian de COVID con cuadros graves

En cuanto a las hospitalizaciones, el 6 de agosto hubo 232 hospitales con más de 70% de ocupación en camas de hospitalización general, con un total de 11 mil 991 hospitalizados; mientras que el 21 de enero fueron 373 hospitales con alta ocupación y 24 mil 219 personas ingresadas.

Personal de salud de hospitales confirma que las personas que están entrando son en su mayoría menores de 50 años, que no tienen vacuna o tienen solo una dosis. 

“En el hospital ya estamos llenos. Los que llegan son personas de 40, 35 hasta 20 años, muchas con enfermedades previas o comorbilidades y en el caso de mis pacientes, todos sin vacuna o con esquema incompleto”, dice una enfermera del Hospital General de Zona 1-A “Venados”, del IMSS. 

Jóvenes y su riesgo ante delta 

En la Ciudad de México, al menos, las autoridades ya han reconocido que la variante delta del virus SARS-CoV2 que causa la COVID-19 es la responsable de la mayoría de los contagios en estos días. 

“La variante Delta es ya la dominante, está ya sobre el 90% de predominio de las pruebas secuenciadas, que no son todas, es una estimación sobre la distribución en la ciudad. De cada 100 casos positivos, estimamos 90 de variante Delta, esa sería la equivalencia”, explicó Oliva López Arellano, secretaria de Salud de la Ciudad de México, en conferencia de prensa. 

Y los que más se están infectado con esta variante es la población más joven, no porque el virus sea más peligroso para ellos o tenga una predilección, es por el nivel de exposición y la falta de vacuna. 

Roxana Trejo, gerente de Epidemiología del Centro Médico ABC, explica que una persona contagiada con la variante delta tiene una mayor carga viral. 

Además: Jóvenes, fiesta y delta, la triada que impulsa la nueva ola COVID en México

“Una persona contagiada con la variante original podía contagiar a dos personas; con la  alfa contagian de cuatro a seis; beta y gama entre tres y con delta son hasta nueve, por la carga viral tan alta que produce esta variante. Una persona infectada antes sacaba menos virus por su boca, por su nariz al hablar, estornudar o toser, ahora la cantidad de virus que saca es mucho más alta y por eso la capacidad de infectar es mayor”, explica Trejo. 

Como los jóvenes son los que están sin vacuna y las medidas se han relajado por eso son los más afectados. En el caso de los niños, Trejo dice que el impacto es menor que entre los jóvenes pero como los padres han relajado las medidas también tienen una mayor exposición. 

Y si, este fin de semana en los centros comerciales, mercados y parques se podían observar a familias enteras con niños llenando el espacio público. 

Crédito: Andrea Vega

Lee más: La salud mental de las personas jóvenes y covid-19

Respecto a si la población modificará sus actividades durante esta semana, con el rojo/naranja del semáforo. Bertha Sánchez, una diseñadora gráfica de 50 años dice que ella está trabajando desde casa pero que ya tenía planeado empezar a reunirse con sus amigas en cafés con terraza, un plan que, pese a ella tener ya las dos dosis de la vacuna Pfizer, piensa posponer. 

Mario Ortíz, un agente de seguros de 39 años, dice que en su trabajo les han dicho que solo vayan a la oficina en caso muy necesario. Hasta el viernes estaban yendo sólo quiénes tenían automóvil para desplazarse, a partir del lunes les han pedido quedarse en casa, salvo que ir a la empresa sea imprescindible. 

En cambio Laura Villagran, una mujer de 55 años que trabaja en una refaccionaría tendrá que seguir yendo todos los días, en transporte público, lo bueno, dice, es que ya tiene su esquema de vacuna completo. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.