La familia en China que encontró a su hija desaparecida tras 24 años de búsqueda
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La familia en China que encontró a su hija desaparecida tras 24 años de búsqueda

Desde 1994, un padre chino se convirtió en taxista con la esperanza de encontrar a su hija.
Por BBC Mundo
3 de abril, 2018
Comparte

 

Kang Ying y su madre Liu Dengying

Thecover.cn
El abrazo entre madre e hija 24 años después.

A Qifeng la buscaron desde que desapareció a los 3 años en 1994.

Para sus padres, Wang Mingqing y Liu Dengying, la búsqueda implicó que él se convirtiera en taxista con la esperanza de que un día pudiera recogerla como pasajera.

Su método llamó la atención de los medios en China.

“¡Un día mi hija puede ser la persona sentada en mi automóvil!”, decía Wang.

Kang Ying, Wang Mingqing y el resto de la familia

Thecover.cn
La reunión de ambas familias.

Unos minutos

La pareja, residente en la ciudad de Chengdu, en el centro del país, se dedicaban a la venta de fruta en la calle cuando un día, tras atender a los clientes en su puesto, perdieron de vista a Qifeng.

“Fueron solo cinco minutos y luego mi hija estaba desaparecida”, recordó Wang.

La búsqueda comenzó. En la ciudad y en localidades cercanas. Con anuncios en los periódicos y más tarde a través de avisos en internet. Decidieron quedarse a vivir en Chengdu y dejar su negocio para dedicarse a encontrarla.

Aunque decidieron tener otra hija, nunca dejaron de buscar a la otra.

En 2015, Wang se registró como conductor, puso un cartel con la imagen de la hermana de Qifeng —ya que ambas se parecían y no tenían una foto de Qifeng de mayor— en la ventana trasera, y daba tarjetas con información a cada pasajero que transportaba.

Wang Mingqing

CFP
Durante años, Wang entregó información a los pasajeros que se subían a su taxi.

Un dibujante

Finalmente hubo avances el año pasado. Un dibujante de la policía se enteró de la historia y decidió ayudar. Realizó un dibujo de cómo se vería Qifeng de adulta y la imagen circuló por internet.

A 3.000 kilómetros de distancia, Kang Ying la vio recientemente y se sorprendió por lo mucho que se parecían.

Contactó a Wang hace dos semanas y descubrió que compartía algunos rasgos inusuales con su hija desaparecida, incluida una pequeña cicatriz en la frente y una tendencia a tener náuseas cada vez que lloraba.

Organizaron una prueba de ADN y el resultado fue positivo. El lunes, Wang y Kang Ying hablaron por primera vez y este martes se vieron en persona tras 24 años.

“Papi te ama”, le dijo Wang entre las lágrimas de ambos. A partir de ahora, papá está aquí, no necesitas preocuparte por nada, papá te ayudará”.

Kang Ying y su hija

Thecover.cn
Kang voló a Chengdu con su esposo e hijos para conocer a sus padres.

Kang Ying, quien vive en el norte de la provincia de Jilin, voló a Chengdu con su esposo, hijo e hija.

“El mundo entero me dijo que no tenía madre, ¡pero la tengo!”, dijo tras abrazarse con Liu.

“No puedo decirles cuánta esperanza, decepción y desesperación hemos sufrido en los últimos 24 años. Ahora finalmente podemos volver a encontrarnos”, dijo Wang citado por el periódico Beijing Youth Daily.

Kang fue criada en un pueblo a 20 kilómetros de sus padres y aunque no dio detalles de cómo terminó separándose de ellos, en China celebran el reencuentro.

Se estima que cada año decenas de miles de niños son secuestrados y vendidos para su adopción en la nación asiática.

A Wang quienes la criaron le dijeron que era adoptada.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
'Controla Tu Gobierno'

Sin agua, ni sanciones: Ejidatarios de Huitzilzingo acusan inacción del gobierno en planta de saneamiento

Pobladores y organizaciones detectaron irregularidades en la planta de tratamiento de agua. Pese a las denuncias, la obra no funciona y tampoco hay sanciones.
'Controla Tu Gobierno'
7 de abril, 2022
Comparte

La planta de saneamiento de San Mateo Huitzilzingo, Estado de México, todavía no funciona. Aunque ejidatarios de la zona donaron terreno con la esperanza de obtener agua para sus cultivos y se han destinado 108 millones de pesos, la obra está rodeada de irregularidades, y no hay garantía de que el recurso llegue a la población.

Los ejidatarios de Huitzilzingo, acompañados por organizaciones, presentaron denuncias ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por las irregularidades, pero hasta la fecha han tenido que trabajar con el agua contaminada, sin ver que avance el proyecto o se emitan sanciones.

No tenemos agua para nuestros cultivos. Ahí nos afectó mucho, porque si a nosotros nos hubieran puesto la planta tendríamos agua suficiente”, comenta en entrevista Benjamín López uno de los ejidatarios de la localidad de Huitzilzingo.

Al inicio del proyecto, los ejidatarios acordaron con autoridades que donarían una parte de sus parcelas a cambio de obtener agua saneada que les serviría en sus cultivos, explica López. Pero tiempo después los funcionarios cambiaron el lugar de la obra a un terreno particular, sin realizar estudios de suelo, ni garantizarles agua. 

Y aún así, la planta está abandonada, no hay agua saneada para el apio, lechugas, coliflor, brócoli, chiles y otras hortalizas que cultivan.

“Tenemos que utilizar el agua del río Amecameca, pero es agua sucia, agua de drenaje que tenemos que ocupar para nuestras hortalizas, no nos han dado otra solución”, comenta el ejidatario.

En conjunto con las organizaciones Fundar y Controla Tu Gobierno, los ejidatarios presentaron denuncias ciudadanas por irregularidades como el cambio original de la obra, las asignaciones adicionales y los retrasos en la construcción y fecha de entrega.

Sin embargo, a dos años de que se presentaron los recursos, los ejidatarios y las organizaciones se dijeron inconformes con las acciones tomadas por parte de las autoridades, dado que la planta sigue inmóvil.

Las respuestas de las entidades fiscalizadoras “generan preocupación respecto a la atención del Estado de los mecanismos ciudadanos en el combate a la corrupción”, dice un comunicado conjunto de las organizaciones.

En este sentido, acusan que la SFP envió el caso al Órgano Interno de Control de la Comisión Nacional de Agua (OIC CONAGUA) y la Contraloría del Estado de México, pero el expediente terminó archivado bajo el argumento de que no existían “suficientes elementos para determinar la responsabilidad de servidores públicos”.

Y aunque la ASF sí realizó una auditoría en la que confirma la “inversión ociosa con recursos públicos” de 108.5 millones de pesos, solo identificó que había 7 millones de pesos pendientes por aclarar.

Para Benjamín López, las sanciones sobre el caso, más que buscar encarcelar a las personas responsables, deberían ser al respecto de la reparación del daño y construir la planta donde se había proyectado originalmente.

“Que se haga una nueva planta, porque no cuesta 108 millones, el proyecto original era de 46 millones”, comenta.

Los hallazgos de la ASF

De acuerdo con la Auditoría De Cumplimiento a Inversiones Físicas, en este proyecto se llevó a cabo una inversión ociosa que “no cumple con el objetivo” ya que no está produciendo el beneficio esperado, toda vez que la planta no ha entrado en operación, aun cuando su conclusión estaba programada para enero de 2018.

Además, acusa que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) “no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia” por la “deficiente planeación, programación y presupuestación del proyecto”.

Y que el Gobierno del Estado de México, a través de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia, “porque no hay evidencia que justifique el cambio de sitio ni se contó con nuevos estudios para la ejecución del proyecto”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.