close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
SFP
Función Pública impuso en 5 años 45 mil sanciones, pero ni el 1% resultó en la destitución de un funcionario
Un estudio de la organización civil Impunidad Cero advierte que la Secretaría de la Función Pública (SFP) sanciona en promedio solo el 13% de las denuncias que recibe por malos manejos de funcionarios.
SFP
11 de abril, 2018
Comparte

En cinco años, entre 2012 y 2016, la Secretaría de la Función Pública (SFP) emitió un total de 45 mil 108 sanciones contra funcionarios públicos por malas prácticas o irregularidades administrativas. Sin embargo, tan solo el 28% acabaron en sanciones firmes (13 mil 010). Y peor aún: menos del 1 % resultaron en la destitución de funcionarios (404); apenas un 1.7 % terminó en una sanción económica (779).

Estas son algunas de las principales cifras que documenta el informe ‘Responsabilidades administrativas en el Sistema Nacional Anticorrupción’, en el que la organización civil Impunidad Cero analiza los retos que enfrenta México en materia de combate a la corrupción, en un contexto marcado por las próximas elecciones presidenciales.

El informe elaborado por el investigador Luis Darío Ángeles subraya que a pesar de que la SFP, que es la dependencia encargada de investigar a funcionarios, emite todos los años miles de sanciones, la impunidad registra niveles muy elevados.

Por ejemplo, apunta el documento, la SFP sanciona en promedio solo el 13.4 % de las quejas o denuncias que recibe. “Esto implica, en principio, que en las denuncias existe una impunidad en la Administración Pública Federal del 86.6 %”. Y de las sanciones a funcionarios emitidas por la SFP, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa anula el 41.8 %, “lo que quiere decir que la cantidad de casos que no se sancionan aumenta del 86.6 % a un 92.2 %”.

Y a esto hay que añadir otros dos datos: uno, que casi la mitad de las sanciones impuestas por la secretería a servidores y funcionarios públicos (40%) se quedan únicamente en sanciones menores que se resuelven con una amonestación pública o privada.

Y dos, de acuerdo con una información del diario El Siglo de Torreón que recoge el informe de Impunidad Cero, desde la creación de la SFP en 2002 hasta septiembre de 2017, se han impuesto 16 mil multas económicas por 34 mil 855 millones de pesos en sanciones a funcionarios, de las cuales solo fueron recuperadas 158 millones de pesos; ni siquiera el 0.5% del monto total de las sanciones.

¿Los funcionarios son unos santos?

“Una de dos: o nuestros funcionarios públicos son unos santos, porque apenas hay sanciones graves firmes, o no sabemos qué está pasando con los criterios de la autoridad para sancionar, ni qué tipos de conductas están investigando, ni si se está investigando bien o mal”, planteó en entrevista con Animal Político el investigador Luis Darío Ángeles.

Sobre este punto, el académico expuso que para que el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) funcione a pleno rendimiento es necesario “generar una política de información pública en tema de sanciones”, que permita enfrentar la corrupción y también la impunidad. Una propuesta que lanzó a los candidatos presidenciales.

“Los candidatos se están centrando en el combate a la corrupción. Y la forma de combatirla, de entrada, sería aumentar el número de denuncias. Pero si aumentas las denuncias y no hay sanciones, vas a tener un nivel altísimo de impunidad. Entonces, no arreglas el problema solo queriendo acabar con la corrupción. Tienes que solucionar también el problema de la impunidad”, señaló Ángeles, quien insistió en que “el enojo y la desconfianza de los mexicanos” pone de manifiesto la necesidad de discutir los mecanismos de sanción a los funcionarios que incumplan las leyes.

El investigador de Impunidad Cero planteó también que no se necesitan más leyes para lograr un mejor funcionamiento del nuevo Sistema Anticorrupción, ni para elevar los índices de efectividad de las sanciones. Lo que se requiere, precisó, es de “voluntad política” y de una mayor “comunicación y coordinación” entre las instancias encargadas de combatir a la corrupción y la impunidad.


Por ejemplo, en febrero la SFP firmó un convenio con el Poder Judicial de la Federación para compartir estrategias contra la corrupción. Un convenio que, en opinión del investigador, se produjo muy tarde.

“Me parece inverosímil que en 2018 se esté firmando ese convenio, y no se haya hecho muchos años atrás. Eso nos lleva a preguntarnos cómo se está combatiendo la corrupción si el encargado de perseguir irregularidades y el encargado de juzgar las sanciones, no están compartiendo información”, aseguró Ángeles.

Lee aquí el informe completo de Impunidad Cero.

Tras la publicación del informe de Impunidad Cero, la SFP emitió un comunicado en el que precisó que los porcentajes de denuncias no sancionadas “no significa necesariamente impunidad, ya que no todas las denuncias cuentan con los elementos para sancionar”.

“Sin embargo, se lleva a cabo una tarea institucional permanente para mejorar la integración de expedientes y contar con elementos más sólidos para la resolución de los mismos”, añadió la dependencia.

La SFP también indicó que se han fortalecido los mecanismos de atención y denuncia ciudadana, como el Sistema Integral de Quejas y Denuncias Ciudadanas (SIDEC) y la app móvil ‘Denuncia la Corrupción’, “lo cual permite a la ciudadanía contar con un mecanismo ágil y seguro, durante las 24 horas del día, los 365 días del año, para presentar su queja o denuncia y dar seguimiento hasta su conclusión”.

Asimismo, la dependencia subrayó que puso en operación el Sistema Integral de Responsabilidades Administrativas (SIRA), “como una herramienta para sistematizar la información puesta a disposición de las autoridades encargadas de prevenir, detectar y sancionar hechos de corrupción”.

Lee aquí la respuesta íntegra de la SFP.

El Paso Exprés, aún sin sanciones

El pasado 7 de febrero, Impunidad Cero publicó el informe ‘Impunidad, Sanciones Administrativas y el Socavón del Paso Exprés’, también elaborado por Luis Darío Ángeles.

En esa investigación, la organización civil expuso que a ocho meses de que dos personas murieran tras caer su vehículo en un socavón que se generó en la carretera federal conocida como el Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos, ni un solo funcionario público ha sido sancionado, inhabilitado, ni destituido de su cargo. Situación que no ha variado a dos meses de la publicación del informe.

Ningún funcionario ha sido sancionado tampoco por las 22 irregularidades por mil 34 millones de pesos que detectó la SFP en los contratos de construcción de esta carretera, la cual estuvo a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) y dos empresas privadas.

Entre esas 22 observaciones que la SFP hizo como resultado de cuatro auditorías a la Dirección General del Centro SCT Morelos, a la Dirección General de Desarrollo Carretero, y a la Dirección General de Carreteras –todas dependientes de la SCT-, destacan irregularidades en los procedimientos de licitación y/o adjudicación, trabajos ejecutados sin comprobación documental, incumplimiento al programa de obra, e inadecuada planeación y programación de la obra, entre otros.

“En el Paso Exprés no se cometieron irregularidades leves, sino graves. Y el hecho de que meses después no se haya anunciado aún sanciones a funcionarios públicos involucrados en la muerte de dos personas, es una clara muestra de impunidad”, subrayó Luis Darío Ángeles.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Falla de WhatsApp: 4 cosas que puedes hacer para protegerte del software espía
El servicio de mensajería reveló que piratas informáticos consiguieron instalar un software espía en algunos celulares. Te contamos cómo puedes mejorar la seguridad de tu teléfono.
15 de mayo, 2019
Comparte
Logo de Whatsapp

Getty Images
Whatsapp reveló el lunes que piratas informáticos consiguieron instalar un software con un sistema de vigilancia remota en algunos teléfonos celulares.

La frase “un ataque dirigido contra WhatsApp” es una que ningún usuario de esta aplicación quiere leer en un titular.

Agrega: “Los piratas informáticos pudieron instalar un software espía de forma remota” y el departamento de relaciones públicas de la aplicación de mensajería tiene un día complicado por delante.

WhatsApp reveló el lunes que una pequeña cantidad de cuentas fueron atacadas por “un actor cibernético avanzado”.

Si esa frase te generó inquietud, aquí tienes algunos consejos para ayudarte a mantener tu información a salvo.

1. Actualizar, dormir, repetir

Imagen de un hacker

Getty Images
El ataque contra la aplicación de mensajería fue orquestado por “un actor cibernético avanzado”, según la empresa.

El ataque fue descubierto por primera vez a principios de este mes.

En ese momento, Facebook, dueño de WhatsApp, le dijo a los especialistas de seguridad que el problema era “una vulnerabilidad de desbordamiento del búfer en WhatsApp VOIP (protocolo de voz por internet) que permitió la ejecución remota de código a través de series especialmente diseñadas de paquetes SRTCP (protocolo de transporte en tiempo real seguro) enviados a un número de teléfono específico”.

Genial.

Permítenos hacer una traducción aproximada: los hackers utilizaron la función de llamada de voz de WhatsApp para llamar al dispositivo que querían atacar.

Incluso si la llamada no fue contestada, el software de vigilancia aún pudo ser instalado debido a que el “VOIP vulnerable” no es lo suficientemente seguro.

Es posible que la llamada incluso haya desaparecido del registro de llamadas del dispositivo porque los hackers tenían el control de la aplicación.

Imagen de apps en un teléfono celular

Getty Images
Las actualizaciones para la mayoría de las aplicaciones de redes sociales incluyen mejoras de seguridad.

Y no, en este caso la solución no es simplemente apagar y volver a encender el teléfono.

El lunes, WhatsApp sugirió que sus 1.500 millones de usuarios actualicen la aplicación después de implementar una solución para ayudar a proteger los dispositivos de los ataques cibernéticos.

Tendrás que hacer esto manualmente -en esta ocasión, el pequeño punto rojo que aparece sobre el ícono del App Store (o lo que sea que haga tu teléfono para notificarte que tienes una tarea pendiente) no se resolverá por sí solo-.

A pesar de que los mensajes en WhatsApp están cifrados de extremo a extremo, lo que significa que solo deben aparecer en el dispositivo del remitente o del destinatario, el software espía utilizado en este último ataque habría permitido a los piratas informáticos leer los mensajes del objetivo.

Es una buena idea mantenerse al día con todas las actualizaciones de la aplicación, ya que a menudo incluyen ajustes de seguridad.

2. Sal de la nube

Imagen de un hacker

Getty Images
En esta ocasión los “hackers” pudieron leer mensajes ajenos en Whatsapp, a pesar de que están cifrados.

Probablemente ya conocías el cifrado de extremo a extremo de tus mensajes en WhatsApp, uno de los mayores atractivos de este servicio de mensajería.

Pero si tu o tus amigos hacen una copia de seguridad de sus chats de WhatsApp en un servicio como Google Drive o iCloud, se crea una vulnerabilidad.

Esa copia de seguridad no está protegida por el cifrado de extremo a extremo, por lo que cualquier persona que tenga acceso a tu nube podría obtener tu historial de conversaciones en la aplicación.

Por lo que, si realmente te importa tu privacidad, eso es algo que deberías deshabilitar.

Es posible que de vez en cuando recibas un mensaje preguntándote con qué frecuencia deseas realizar copias de seguridad. Pero si quieres cambiarlo ahora, entra en la app y busca en Configuración>Chats> Respaldo de chat.

3. 2FA

Si tu aplicación lo admite (y WhatsApp lo hace), la verificación de dos pasos -conocido como 2FA- es una buena manera de ayudar a mantener tus datos seguros.

Se trata de una capa adicional de seguridad para garantizar que las personas que intentan obtener acceso a una cuenta en internet son realmente quienes dicen ser.

Se empieza con el acceso normal: nombre de usuario y contraseña. Pero, en lugar de obtener acceso de inmediato, se pide una segunda forma de verificación, que puede ser por ejemplo una huella digital, un comando de voz o un código que es enviado por texto.

También puede ser información extra. Ya conoces las típicas preguntas: primera mascota, apellido de soltera de la madre; ese tipo de preguntas.

De nuevo, puedes elegir la verificación de dos pasos (2FA) desde la propia app: Configuración>Cuenta>Verificación de dos pasos.

4. Añade capas protectoras

Una pantalla con un candado.

Getty Images
Hay muchas opciones de seguridad que puedes elegir dentro de la app.

WhatsApp (y un montón de otras aplicaciones) ofrecen una gama de opciones de control de seguridad y privacidad.

Debes entrar a la app e ir a Configuración> Cuenta> Privacidad, para ver todos los servicios a tu disposición.

Desde allí puedes controlar quién puede ver el horario de tu “última vista”, tu foto de perfil o tu ubicación en tiempo real, por ejemplo.

También puedes desactivar las marcas que te informan de que tus mensajes han sido leídos, por lo que se desactivarán los ticks azules de verificación.

Puedes elegir todas o ninguna de las opciones, dependiendo de a quién quieres darle permiso para ver tu información.

Y un consejo: no pierdas el sueño por el último ataque

El ataque más reciente contra WhatsApp no debería preocuparte demasiado a menos que seas un abogado, una activista, un experto en derechos humanos o periodista.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas, estos fueron los blancos más probables del último ataque.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qBLdD0RsGHI

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.