El drama de los hombres en India que son forzados a casarse
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC

El drama de los hombres en India que son forzados a casarse

Debido al sistema de castas que aún se mantiene en algunas regiones, hay familias que no pueden pagar la dote para el matrimonio de su hija por lo que optan por secuestrar a jóvenes que se perfilan como posibles buenos maridos.
BBC
Por BBC Mundo
12 de abril, 2018
Comparte

“Ellos me secuestraron, me golpearon y me obligaron a casarme”.

La revelación es de Roshnan Kunar, quien en 2017, cuando tenía 17 años, fue secuestrado por un grupo de hombres en la región de Bihar, en el norte de India, y fue obligado a contraer matrimonio con una joven.

“Diez hombres me apuntaron con un arma amenazándome, ¿qué otra opción tenía?”.

Y el caso de Kunar se repite en esa región.

“En muchos de esos casos, los jóvenes y sus padres deben aceptar el matrimonio con una pistola apuntándoles a la cabeza”, indicó el reporte policial.

Pero ¿por qué se mantiene esta práctica de secuestro seguido de casamiento por la fuerza?

Para algunos académicos la causa real tiene que ver con el sistema de castas que impera en muchas regiones de India.

El linaje sigue siendo fundamental para algunas familias en India. Ellos dicen: ‘Nosotros somos de una buena familia y queremos un chico de una buena familia también'”, le explicó a la BBC la profesora Bharati Kumar.

Kunar India

BBC
Roshnan Kunar tenía 17 años cuando fue secuestrado por varias personas y obligado a contraer matrimonio.

Sin opciones

Kunar le dijo a la BBC que no tiene la menor intención de vivir con su esposa. Tras el matrimonio denunció a la familia de su esposa ante la policía.

Mi vida se va a arruinar si acepto este matrimonio. Quiero estudiar y tener la vida que yo deseo”, le contó a la BBC.

Y ese hecho también marcó a su familia.

“Ese matrimonio nunca debió ocurrir. Mi familia está muy preocupada”, contó a la BBC Priyanka, hermana de Kunar, “la vida de su esposa también está arruinada. Eso es culpa de sus padres”.

Bihar

BBC
Se calcula que al menos 1.000 hombres fueron secuestrados para ser obligados a casarse en el región india de Bihar.

Los analistas también coinciden en que otra razón por la que ocurren estos secuestros tiene que ver con la incapacidad de las familias de mujeres jóvenes de pagar la dote.

Una práctica que está prohibida en India desde los 60, pero que se mantiene en algunas zonas.

“Este es un viejo problema social por la demanda de la dote. Hay familias que no pueden pagarla y recurren a familiares y conocidos para obligar a un joven de buena familia a que se case con su hija”, le dijo al diario Times of India el activista Mahender Yadav.

Resignación

Pero aunque Kunar se niegue a vivir con su nueva esposa, lo cierto es que la presión social hace que muchos hombres no puedan zafarse fácilmente.

Tal fue el caso de Parveen Kummar, secuestrado y obligado a casarse en 2012. Primero se rebeló y rechazó la unión, pero tres años más tarde aceptó convivir con su esposa.

Ahora tienen dos hijos.

Mujeres en India

Getty Images
Analistas señalan que el sistema de castas que aún se mantiene en algunas zonas de India es la causa de estos secuestros.

Kummar dijo que los novios que son secuestrados tienen pocas opciones de salir de esa situación: “Si yo no hubiera aceptado este matrimonio, igual ninguna familia le hubiera permitido a su hija casarse conmigo después”.

Pero lo cierto es que, además del secuestro por el que pasa el novio, las mujeres también sufren las consecuencias de un matrimonio arreglado.

Al joven van y lo secuestran y eso es un matrimonio forzado. Un matrimonio forzado en el que no hay consentimiento ni del novio ni de la novia”, dijo la académica Bharati Kumar.

En el caso de Kummar, su esposa, Marahani, ha optado por la resignación, como un paso más en su vida.

“Mis amigos me dicen que olvide lo que pasó y haga mi vida. Que esas cosas ocurren en la vida de cualquiera”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Óscar Guerrero

Habitantes de Chilpancingo, Guerrero, afectados por las lluvias y los sismos

Hasta el momento no hay respuesta de las autoridades y los pobladores piden la intervención de la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y del Ejército, a través del Plan DN-III para apoyar a 18 familias en la misma situación de riesgo.
Óscar Guerrero
Por José Miguel Sánchez / Amapola periodismo
21 de septiembre, 2022
Comparte

Domingo Cortés Albino es habitante de la comunidad Emperador Cuauhtémoc, en Chilpancingo, su vivienda fue una de las 18 afectadas en la comunidad por la tormenta tropical Lester, el pasado fin de semana, y por el sismo de magnitud 7.7 registrado este lunes.

La tarde noche del día viernes 16 de septiembre mientras Domingo y su esposa descansaban, un estruendo los alarmó.

El muro de contención de su vecina cayó sobre su pared de madera y techo de lámina.

Ese viernes, mientras Domingo Cortés batalló con su familia por el deslave de tierra y piedras en su casa, la tormenta tropical Lester inundó un barrio en la ciudad de Tixtla y la Secretaría de Protección Civil (SPC) emitió alerta roja para todo el estado por las fuertes lluvias.

Domingo es ayudante de albañil, su esposa hace tortillas en casa para la venta y el molino que usa para la masa fue aplastado por el derrumbe. Las tortillas son la única fuente segura de ingresos, actividad que suspendió por los daños causados en su vivienda.

Además del molino de nixtamal también fue aplastada la silla de ruedas de su hijo, quien sufrió un accidente que lo dejó con discapacidad.

La vivienda de Domingo se ubica en la comunidad Emperador Cuauhtémoc, un asentamiento donde convergen migrantes de las cuatro poblaciones originarias del estado.

La comunidad fue gestionada por la organización 500 Años de Resistencia Indígena, organización dedicada a la defensa de derechos de los pueblos originarios, para apoyar a migrantes que no tenían una vivienda en Chilpancingo.

La mayoría de los pobladores son de escasos recursos y se emplean en Chilpancingo en trabajos de albañilería y en el comercio informal.

La comunidad Emperador Cuauhtémoc fue establecida en las faldas de los cerros al sur de Chilpancingo, entre los límites con Petaquillas, por lo que la zona es de difícil acceso; las calles están sin pavimento.

Por lo difícil de la zona, las viviendas de los pobladores fueron construidas en los cerros, con retajes y muros de contención de piedra, una casa arriba de otra sobre los cerros.

El muro de contención que cayó sobre la vivienda de Domingo era el que sostenía el hogar de Verónica Mendoza Gatica.

“Eran como las cuatro cuando empezó la lluvia”, recuerda Verónica.

Por las fuertes lluvias, la tierra se aflojó y la humedad venció el muro de contención que sostenía la vivienda de Verónica Mendoza.

“Era como las 8:30 cuando escuchamos un estruendo, pensé que era un rayo, pero cuando salimos ya no estaba nuestro comedor”, mencionó Verónica.

El comedor de Verónica estaba sobre el plan generado por el muro de contención.

Unos centímetros más y la casa de Verónica hubiera caído completamente sobre la de Domingo.

La puerta del comedor de Verónica ahora da al vacío, a un voladero de tres metros.

Por el derrumbe llamaron a Protección Civil, institución que lo único que hizo fue recomendar a Domingo y Verónica evacuar la zona y trasladarse a un refugio temporal o con un familiar.

“Para ellos es fácil pero uno aquí tiene todo, yo tengo mi tienda y de eso vivo, si me voy puedo perder todo”, dijo Verónica.

Por las lluvias, Protección Civil les dijo que regresarían pero después de tres días eso no sucedió.

Hasta el momento no hay respuesta de las autoridades y los pobladores piden la intervención de la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, de la gobenadora Evelyn Salgado Pineda y del Ejército, a través del Plan DN-III para apoyar a 18 familias en la misma situación de riesgo.

Con el sismo del 19 de septiembre , los pobladores temen aún más por sus viviendas.

“Con el temblor de ayer vimos como se abrió más la tierra, y solo pensé en el riesgo que existe de que la casa se caiga”, dijo Verónica.

La mañana de este martes 20 de septiembre el sol salió después de un fin de semana de lluvias intensas, por lo que Domingo se dedicó a sacar la tierra y las piedras del muro de contención que cayó en su vivienda.

En la calle hay una rampa que conecta con la vivienda de Domingo.

Domingo trabaja con otros dos vecinos; acarrean cubetas llenas de tierra y piedras.

Por precaución, Domingo y Verónica taparon el derrumbe con una lona para que no le caiga el agua y evitar más desprendimientos.

“Protección Civil nos dijo que si sacábamos la tierra se iba a venir más y que teníamos que esperar a que dejara de llover para hacerlo de manera segura, pero no ha dejado, trabajamos con ese riesgo”, mencionó Domingo.

Hugo Juárez Ocampo, representante de la comunidad, pidió la intervención de los tres órdenes de gobierno para atender a los 90 afectados que hay en la zona.

Amador Cortés, otro habitante de la Comunidad, pidió que se cree un fondo de emergencia para los afectados por las lluvias y el sismo de ayer.

Además pidieron la construcción de los muros de contención para evitar más derrumbes y la construcción de viviendas dignas.

“Somos de escasos recursos, somos indígenas, el presidente López Obrador dice que primero los pobres y queremos que cumpla su promesa”, mencionó Amador Cortés.

“Protección Civil nos dijo que la zona era inhabitable pero ya invertimos aquí, tenemos nuestra familia y nuestro patrimonio”, dice Verónica quién tiene una tienda y reconoce que de ahí no sale para reparar el muro de contención.

“Desde 2013 vivimos aquí, nuestro hogar aguantó Ingrid y Manuel y los temblores del 2017 y 2021, pero a la tormenta Lester no, fue mucha lluvia y humedad”, dijo Verónica.

Los pobladores de la Emperador Cuauhtémoc esperan ser atendidos por las autoridades pero hasta el momento no hay un acercamiento.

Esta nota fue publicada en Amapola, periodismo transgresor, y puedes consultarla aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.