Por qué las redes sociales están cambiando sus políticas de privacidad (y qué buscar en la letra pequeña)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por qué las redes sociales están cambiando sus políticas de privacidad (y qué buscar en la letra pequeña)

El grupo de campaña de derechos digitales Privacy International, de Reino Unido, dice que una forma de lidiar con el aluvión de documentos de las nuevas políticas es buscar términos clave como los que nos detalla BBC Mundo.
Por Leo Kelion / BBC Mundo
28 de abril, 2018
Comparte

Un caudal de notificaciones que inundan tu celular pidiéndote que apruebes nuevas políticas de privacidad en tus redes sociales y otras apps.

No es coincidencia que tantas compañías hayan renovado su letra pequeña al mismo tiempo.

El 25 de mayo la Unión Europea activará el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, que otorga a los europeos nuevos derechos de protección de datos y amenaza con multas enormes a las organizaciones que no los cumplan.

Facebook, por ejemplo, empezó a pedir a sus miembros de Europa y Canadá que otorguen consentimiento explícito a funciones como el reconocimiento facial en fotos y videos.

En marzo, la empresa se vio envuelta en un escándalo relacionado con el uso de información personal de sus usuarios por parte de la consultora política Cambridge Analytica.

A los usuarios de fuera de la UE y Canadá también se les pedirá que revisen sus controles de privacidad en los próximos meses.

Lupa sobre un teclado

Getty Images
Una búsqueda de palabras clave puede ayudar a los usuarios a centrarse en los detalles más importantes.

A inicios de abril, Mark Zuckerberg dijo que “los controles y configuraciones serán iguales en todas partes, no solo en Europa”.

Otras compañías, como Twitter, también aplicarán sus políticas actualizadas en todo el mundo.

Palabras clave

El público con poco tiempo suele pensar que lo más fácil es marcar automáticamente las casillas necesarias para registrarse en un servicio.

Darles sentido a las nuevas condiciones de datos y privacidad puede ser un desafío. Después de todo, ¿quién lee estas cosas?

Pero aceptar los términos sin revisarlos sería dejar pasar la oportunidad de comprender y poner límites a cómo se explotan tus datos personales con fines de lucro.

Además, tiene sentido saber a qué te has suscrito antes de que reviente el próximo escándalo de fuga de datos.


El grupo de campaña de derechos digitales Privacy International, de Reino Unido, dice que una forma de lidiar con el aluvión de documentos de las nuevas políticas es buscar términos clave como los que enumeramos a continuación:

1. “Proveedores de datos

Esta frase puede aparecer en secciones que explican qué datos se recopilan y cómo se hace esto.

Los usuarios deben tener cuidado con los detalles sobre la información personal que terceras personas podrían adquirir sobre ellos, ya que podrían permitir que las empresas los perfilen de maneras inesperadas.

2. “Datos de localización”

Por primera vez, la nueva ley de la Unión Europea define explícitamente como información personal los lugares que una persona visita.

Por lo tanto, las organizaciones deben detallar cómo usarán dicha información para identificar a las personas.

3. “Acto afirmativo”

Se acabaron los días en que las personas quedaban registradas automáticamente en una campaña de marketing por no desactivar alguna casilla.

Ahora, el consentimiento para compartir datos debe manifestarse a través de una acción clara.

4. “Regulador”

Los usuarios que se encuentran fuera de la Unión Europea deben verificar dónde queda la sede de la compañía.

Hace poco, Facebook dejó a millones de usuarios fuera de la administración de su oficina en Irlanda, lo que significa que ya no estarán protegidos por los organismos europeos de vigilancia que aplique la nueva legislación.

5. “Propósitos” y “Destinatarios”

Estos términos se usan a menudo para informar a los usuarios qué hará una empresa con sus datos y con quién los compartirá.


Un hombre y una mujer mirando una tablet

Getty Images
Uno puede sentirse abrumado por las actualizaciones de las políticas de privacidad de las aplicaciones.

La Asociación de Consumidores de Reino Unido le dijo a la BBC que las personas deberían saber que si no están contentas con la forma en que se usa su información personal para dirigir anuncios hacia ellos, ahora pueden exigir que se borre una parte o la totalidad.

Agregó que las personas también deberían tener cuidado con los incentivos ilegítimos.

“Vi en Twitter el otro día que alguien compartió un correo electrónico … diciendo que obtendría una pizza gratis si aceptaba (los términos de la empresa)”, comentó Kate Bevan, editora de Informática de la Asociación.

La respuesta es no, el consentimiento no puede combinarse con otra cosa”, dijo.

Aquellos que se toman el tiempo para revisar toda la documentación aún pueden tener preguntas.

Mark Zuckerberg

Getty Images
El cofundador de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que la compañía aplicará las actualizaciones a sus políticas de privacidad en todo el mundo.

Por ejemplo, aunque una aplicación tenga que revelar que comparte datos con terceros, no necesariamente tiene que nombrarlos a menos que un usuario solicite personalmente la información.

“Siempre deberían dar un medio de contacto”, dijo Nicola Fulford, jefa de protección de datos y privacidad en el estudio de abogados Kemp Little.

“Si le enviaron un correo electrónico y usted tiene preguntas, entonces deberían responder, aunque obviamente en este momento pueden estar muy ocupados”, señaló.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

‘Después de Ayotzinapa’: la serie de podcast que presenta el caso de los 43 como nunca lo habías escuchado

Periodistas de México y Estados Unidos revisan la desaparición de los 43 normalistas, ocurrida hace más de siete años, y arrojan luz sobre elementos que hasta ahora han pasado inadvertidos.
Cuartoscuro
22 de marzo, 2022
Comparte

Este martes 22 de marzo, la productora Adonde Media, en coproducción con Reveal y el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, presentan Después de Ayotzinapa, una serie de podcast con decenas de testimonios y nuevos ángulos sobre el caso de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, en 2014. 

Este proyecto, que consta de seis capítulos y es presentado por Animal Político, va recolectando y ensamblando las piezas de un enorme rompecabezas para llevar de la mano al oyente en una narración cercana y frenética, con testimonios en primera persona, mismos que van fluyendo constantemente entre el pasado y el presente de una historia que sigue viva y de actualidad, y que muestra, paso a paso, cómo se fue tejiendo la impunidad que prevalece en el caso a más de siete años de los sucesos. 

La idea original de la serie surgió en Estados Unidos, donde ya se publicó la versión en inglés, After Ayotzinapa, para la que la periodista Anayansi Díaz-Cortés, de Reveal, y Kate Doyle, del Archivo de Seguridad Nacional, reportearon la historia a lo largo de casi tres años, en los que siguieron, por ejemplo, a Omar Gómez Trejo, actual fiscal del caso, e investigaron el hilo que une esta trágica historia con la ruta del tráfico de drogas que va de Iguala a Chicago. 

En México, la investigación fue reporteada y ampliada por la periodista Olivia Zerón, conductora de radio y de televisión, y por Inger Díaz Barriga, editora de la serie, periodista y productora de podcasts premiada con galardones internacionales como el Premio Ortega y Gasset.  

Con ellas habló en entrevista Animal Político acerca de Después de Ayotzinapa, cuyo primer episodio ya puedes escuchar aquí. 

Pregunta: A más de siete años de la desaparición de los 43 normalistas el 26 y 27 de septiembre de 2014, ¿cuáles son las novedades que aporta esta serie de seis podcasts? 

Olivia Zerón: Del caso Ayotzinapa es cierto que se ha hablado mucho, pero nunca se ha contado como la vamos a contar en estos seis episodios. 

Hay muchos aspectos novedosos. Por ejemplo, los oyentes van a escuchar por primera vez la voz de los protagonistas, la voz de quienes participaron de una u otra forma en la historia. Nunca se había escuchado como se hará en esta serie la voz de los integrantes del GIEI, por ejemplo, el equipo de expertos independientes que vinieron a México a investigar el caso. 

Ellos cuentan en primera persona cómo fue llegar a nuestro país, lo sorprendidos que estaban ante una desaparición masiva de 43 estudiantes, y cuál fue el doble discurso que se encontraron en las autoridades del gobierno de Peña Nieto, que por un lado les daba la bienvenida y, por otro, les ponía obstáculos hasta el punto de que los echaron del país cuando empezaron a cuestionar desde el día uno cómo se estaba haciendo la investigación. 

Otra novedad es que la serie aporta testimonios de los estudiantes que sí sobrevivieron, y que fueron tomados a las horas de los ataques por el periodista John Gibler, que fue de los primeros en llegar a la Normal Rural de Ayotzinapa, y que son súper valiosos para entender el caso. Además, van a escuchar a las familias, cuyas voces tampoco se habían escuchado como en esta serie. 

Por eso, creo que un gran valor añadido que ofrece Después de Ayotzinapa es la cercanía con el oyente, al que ponemos delante una gran historia llena de microhistorias, donde encontrará muchas escenas muy interesantes y el corazón de todo lo que sucedió con los 43 normalistas.

Otra de las voces protagonistas es la de Omar Trejo, quien arranca el podcast siendo un integrante de la oficina de Naciones Unidas en México, y por muchos azares del destino termina por convertirse en el fiscal actual que investiga el caso. 

Olivia Zerón: Exacto, esa es otra gran novedad que aporta la serie: la cercanía que hay con el fiscal nuevo, que si bien es cierto que no es la primera vez que habla, sí es la primera vez que los oyentes lo van a escuchar así, guiando él mismo parte de la historia, y entendiendo el perfil del personaje y de cómo se fue creando a lo largo de los años. Omar tiene una historia que aporta mucho para entender el caso Ayotzinapa. 

¿Cómo se aborda en el podcast la línea de investigación que apunta a que los estudiantes habrían tomado, sin saberlo, un autobús que utilizaba presuntamente el grupo delictivo Guerreros Unidos en una ruta del narcotráfico? 

Olivia Zerón: Ese es otro punto novedoso al que le dedicamos un capítulo entero de los seis que tiene la serie, y que es el hilo que une esta historia con Estados Unidos y la ruta del narco que hay de Iguala a Chicago, a un pueblo de Illinois que se llama Aurora. Este contexto, que se aborda y se cuenta muy bien en el podcast, ahora sabemos que es una línea de investigación de la Fiscalía Especial de Ayotzinapa. 

Además, en este capítulo de los autobuses y la ruta del narco hacia Chicago, aparece un personaje clave, pero bastante desconocido en México. ¿Qué nos puedes contar sobre esto? 

Olivia Zerón: Así es, aparece un personaje interesantísimo que es un agente de la DEA, que dieron con él nuestras colegas del podcast en inglés, Anayansi Díaz-Cortés, de Reveal, y Kate Doyle, del Archivo de Seguridad Nacional. Hicieron una entrevista fantástica con este agente que, antes de Ayotzinapa, estaba investigando al grupo delictivo Guerreros Unidos, pero en Chicago. 

Este agente va contando cómo se enteró del caso, lo primero que le vino a la cabeza cuando se enteró de la desaparición de los normalistas, y cómo cruzó la investigación que estaba haciendo sobre Guerreros Unidos en Chicago con lo que sucedió en Ayotzinapa. Y a partir de todo esto, sacó su propia hipótesis, y es que los jóvenes habrían tomado el camión equivocado.

Después de Ayotzinapa

Inger, por la gran cantidad de personajes implicados, el caso Ayotzinapa es muy complicado de contar. ¿Cuáles fueron los principales retos que tuviste para hacerlo en seis podcast? 

Inger Díaz Barriga: Fue un esfuerzo titánico, sin duda. Teníamos un mar impresionante de material. Era oro molido, sí, ¡pero era mucho oro molido! Así que tuvimos que revisar muchas veces todo el material para ir seleccionando y abreviar. Sin duda, esa fue de las partes más difíciles. 

En cuanto a otros retos que nos planteó Después de Ayotzinapa, creo que la parte más difícil fue la de saltar entre los tiempos, es decir, ir al pasado, a 2014, cuando sucedieron los hechos, y regresar al presente, y conseguir que la gente no se confunda, ni se pierda en la historia. 

Otro reto enorme fue tener tantas voces. Eso, por lo general, es bueno, pero también implica un gran reto. En la teoría de los podcast se dice que solo se debe incluir las voces indispensables. En este caso están solo las indispensables, pero aun así son muchísimas.

¿Cómo hiciste para que la gente no se pierda…?

Inger Díaz Barriga: Haciendo un bordado muy fino para que las historias no se vean como un pegote, para que no cansen a los oyentes. Por eso hay muchos recordatorios, para que la gente vaya siguiendo el caminito y no se pierda. Nos propusimos que la serie tenga un lenguaje muy sencillo, muy claro y muy cercano. 

Olivia Zerón: Además, es una historia que está muy bien contada, con suspense. Es una historia dura, real, pero muy interesante, que tiene intriga, personajes fascinantes y una gran trama política. Y tiene muchas escenas potentes que las escuchas y casi puedes verlas, imaginarlas y situarte dentro de ellas. 

También nos propusimos que sea interesante para todos los públicos. Es decir, que si tú ya sabes del caso, aun así vas a acabar descubriendo cosas nuevas en los podcast de la serie. Y si no sabes nada, también te va a interesar porque vas a descubrir una gran historia contada como nunca se había hecho.

Por último, qué pueden decir a quienes piensen que este suceso ocurrió hace casi una década, en 2014, y que, tal vez por ello, ya no es de tanta relevancia o actualidad. 

Olivia Zerón: Que el caso importa, precisamente, porque en nuestro país siguen sucediendo tragedias como Ayotzinapa y que son igual de inaceptables. Revisar Ayotzinapa te hace entender qué es lo que sigue pasando en el país, y qué circunstancias confluyen para que un caso así de terrible pueda suceder. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.