Territorio priista operando para Meade: en Edomex actos masivos y Veracruz, encuentro exclusivo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Territorio priista operando para Meade: en Edomex actos masivos y Veracruz, encuentro exclusivo

Este fin de semana Meade encabezó dos eventos distintos, uno lleno de personas, camiones, matracas y aplaudidores y otro con selectos priistas recibieron al candidato.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán y Ana Alicia Osorio / Estado de México y Veracruz
9 de abril, 2018
Comparte

En su segundo fin de semana de campaña, el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, visitó el Estado de México y Veracruz, estados considerados bastiones priista y dos de las cuatro entidades en el país con la mayor lista nominal: casi siete millones de personas con credencial para votar en cada uno.

En ambos estados hubo actos masivos, a los que asistieron beneficiarios de despensas mensuales, becas o que buscan que los comités distritales del PRI les ayuden para conseguir material de construcción para sus casas. Cientos de personas que llegaron en autobuses o microbuses movían matracas, alzaban globos, aplaudían al ritmo de las batucadas y llevaban playeras blancas y rojas con el logo y nombre de José Antonio Meade.

Este domingo, en Veracruz, Meade encabezó un acto en el campo deportivo de Cardel, en el municipio de La Antigua, organizado por la Confederación Nacional Campesina, dirigida a nivel nacional por el senador Ismael Hernández Deras, con la asistencia de miles de personas que, a su llegada, colapsaron el tránsito en la zona. Pero el segundo evento, organizado por el presidente del PRI en la entidad, Américo Zúñiga, en el World Trade Center de Boca del Río, sólo tuvo un encuentro con “la clase política” de la entidad.

En el Estado de México, Ecatepec, el municipio con el mayor número de electores en el estado (un millón 200 mil) recibió al candidato priista con vítores y una explanada abarrotada, cuatro pantallas gigantes, cantantes y animadores el sábado por la tarde. El municipio fue gobernado en dos ocasiones por Eruviel Ávila, exgobernador mexiquense y ahora vice coordinador de la campaña de José Antonio Meade. 

Despensas, programas sociales, clases de zumba, los motivos para asistir

Un grupo de mujeres de la colonia Granjas Valle de Guadalupe avanzaba hacia la explanada principal del municipio de Ecatepec con una manta gigante sobre sus cabezas y fueron invitadas por las “coordinadoras” de la colonia. Cuando se les pregunta a quién iban a apoyar, una joven de cabello corto responde “quién sabe”. La señora de blusa a rayas ataja “venimos a apoyar al PRI”; otra más, explica “apenas nos van a decir”. Ninguna sabía que el acto se trataba de la campaña presidencial de José Antonio Meade.

Guadalupe “trabaja” con el coordinador de la colonia 1753, ubicando a la gente “que más lo necesita” para entregarles despensas enviadas por el PRI. Ella, como 150 vecinos más acudieron al evento porque a cambio reciben despensas mensuales “de apoyo”. Ella apenas tiene tres meses recibiéndola, pero le dijeron que de seguir participando podrán recibir “apoyos para madres solteras”, por ejemplo.

Unos 130 integrantes de Comprometidos en Grande es una “organización civil” que apoya al PRI que lleva talleres de autoempleo, clases de zumba y danza folklórica a mujeres en el municipio de Ecatepec. El partido, a cambio, “nos apoya en hacer gestiones para bacheo, lámparas, ante el municipio”, asegura Luis Ángel Chong.

Otros más, eran integrantes de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y de Jóvenes por México y Movimiento territorial, organizaciones del PRI.

El evento también estuvo amenizado por dos cantantes antes que llegara el candidato, animadores que hicieron ensayar las porras a los asistentes y el grupo Ensamble de metales, que trabaja para el municipio, integrado por 7 trompetas y 20 tambores, que tocaron durante todo el evento que duró poco más de una hora. La música acompañó las porras “Pepe presidente”, “Pepe, amigo, Ecatepec, contigo”, escritas en fotocopias que fueron repartidas antes de empezar.

Estos son los participantes que llenaron la explanada de Ecatepec el sábado 7 de abril, a quien Ernesto Nemer, presidente del PRI en el Estado de México se refirió en su discurso como el “ejército” del Edomex, una muestra del “priismo comprometido con la campaña presidencial”.

Meade estuvo acompañado de César Camacho, candidato al Senado, y Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México que, pese a haber ganado, su ventaja apenas le alcanzó para superar a Delfina Gómez, la candidata de Morena.

Mientras del Mazo consiguió 33.69% de la votación, Delfina Gómez obtuvo 30.91%, un escenario distinto a la elección de 2011, cuando Eruviel Ávila arrasó en la entidad con  64% de votos, o incluso, con Enrique Peña Nieto en 2005 que alcanzó 47.5% de los votos.

En el Edomex, Meade prometió mejorar la infraestructura del transporte público con la construcción de dos suburbanos más en la ruta Tecámac-Indios Verdes y en Los Reyes-Pantitlán y mantener los 1,378 hospitales “al 100”, equipados y con las medicinas necesarias.  

Veracruz, entre el acto masivo y el exclusivo

Entre dos eventos distintos, uno lleno de personas, camiones, matracas  y aplaudidores y otro con selectos priistas recibieron al candidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña.

Desde antes de las 8 de la mañana los camiones comenzaron a llegar al campo deportivo de Cardel, en el municipio de La Antigua, donde se llevaría a cabo el mitin. Allí la Conferencia Nacional Campesina organizó un evento para sus afiliados y personas cercanas, donde según la propia invitación estarían 10 mil personas.

Las cifras exactas no se conocen pero las filas de camiones que llevaban a las personas provocaron tráfico en un municipio normalmente vacío, por lo que hubo quejas entre los vecinos.

El evento estaba programado a las 11 de la mañana y una hora después llegó el candidato presidencial a ese municipio que durante años fue referente de la violencia pues las desapariciones y asesinatos, provocaban que muy pocas personas llegaran hasta el lugar.

A la vieja usanza priista, los aplaudidores rojos fueron entregados en la entrada; lo mismo pañoletas verdes que fueron usadas para cubrir del sol o para agitar sin descanso. Las banderas de la CNC fueron agitadas, las batucadas y matracas produjeron intensos sonidos  que se sumaba a los gritos y aplausos.

En contraste, a las 2:30 de la tarde la cita fue en el World Trade Center con personajes selectos y algunos jóvenes que no supieron la razón por la que les llegó la acreditación de “lideres políticos”.

En el templete estuvieron José FranciscoYunes, candidato a la gubernatura del estado; Héctor Yunes, excandidato a gobernador y coordinador de la campaña en Veracruz; Beatriz Paredes, coordinadora de la tercera circunscripción, además de candidatos al senado y al Congreso Federal.

El recinto que cada campaña es usado para demostrar “músculo” llevando a personas de toda la entidad no tuvo ese lleno total pues ahora la dinámica cambió. Esta vez las sillas no se acomodaron en fila, sino que se acondicionaron mesas redondas con 10 lugares que sólo pudieron ser ocupadas por invitación.

En las mesas repartieron pambazos veracruzanos, sándwiches y ceviches; también los certificados “Avanzar Contigo” y una hoja para pedir datos de los lideres y el compromiso de trabajar en alguna campaña pero que muchos abandonaron en sus mesas. Al terminar algunos salieron rápidamente mientras que los menos se quedaron para las fotografías, generando tumultos de los que tuvieron que separar al candidato.

Entre los asistentes estuvieron priistas veracruzanos de antaño, exfuncionarios como la exsecretaria de Protección civil durante el gobierno de Javier Duarte, Yolanda Gutiérrez y algunos integrantes de sindicatos y organizaciones afines al partido tricolor, el candidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade resaltó lo importante que resulta Veracruz para las elecciones.

En entrevista con medios de comunicación, el candidato presidencial dijo que las pensiones de los expresidentes de México continuarían en caso de llegar a la presidencia. “Respeto al estado de derecho, dignificar a quien con su gestión entregó al país vida y certeza, a mí me parece que en términos generales tenemos que cuidar a ese estado de derecho y tenemos que cuidar a estas instituciones”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la reforma exprés de la Ley de Seguridad de México desafía a Estados Unidos

El Congreso mexicano aprobó nuevas regulaciones para la presencia de agentes extranjeros en México. La ley fue criticada por EE.UU., el país que sería más afectado por las nuevas y más estrictas normas.
17 de diciembre, 2020
Comparte

Para el gobierno de México, significa la defensa de la “independencia y soberanía” nacional. Para el de Estados Unidos, “solo beneficia a las violentas organizaciones criminales transnacionales”.

Una reforma a la Ley de Seguridad Nacional que aprobó de forma exprés el Congreso mexicano este martes establece nuevos controles para la presencia de agentes extranjeros en el país.

Pese a que no está dirigida a ningún país en específico, diversos analistas coincidieron al señalar que está claramente enfocada hacia las agencias de inteligencia y combate al narcotráfico de Estados Unidos como consecuencia del reciente caso del general Salvador Cienfuegos.

El exsecretario de la Defensa Nacional fue detenido en octubre en Los Ángeles por agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), acusado de vínculos con el narcotráfico, cargos que el general negó. El arresto tuvo lugar luego de una investigación de más de un año de la que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que nunca había sido informado.

“Esta iniciativa de ley fue una especie de desagravio para el ejército mexicano, porque siempre han tenido una muy mala relación con la DEA desde el caso del agente Enrique Camarena (agente de la DEA asesinado en México en 1985). Hay una desconfianza mutua”, le dice a BBC Mundo el analista en seguridad Salvador García Soto.

Tras la detención de Cienfuegos “vino una reacción muy fuerte de las Fuerzas Armadas, que le dijeron al presidente López Obrador que tomara cartas en el asunto, que no permitiera que un extitular de la Defensa fuera tratado de esa manera, de la forma en que lo detuvieron, el trato y las acusaciones”, opina.

El general Salvador Cienfuegos durante un evento militar en Ciudad de México en septiembre de 2016.

Reuters
El exsecretario de la Defensa mexicano fue arrestado en Los Ángeles por agentes de la DEA.

Estados Unidos, por su parte, criticó que esta reforma a la ley implica un retroceso en la cooperación entre ambos países en el combate a los grupos criminales y el narcotráfico, tal y como dijo la semana pasada el fiscal general estadounidense William Barr (quien anunció que dejará su cargo antes de fin de año).

“La aprobación de esta legislación solo puede beneficiar a las violentas organizaciones criminales transnacionales y otros criminales que estamos combatiendo conjuntamente”, dijo Barr en un comunicado cuando el Senado mexicano aprobaba de manera urgente la reforma promovida por el presidente López Obrador.

En respuesta, el líder de la mayoría del partido Morena, de López Obrador, consideró infundados los temores expresados por Barr.

“Al contrario, contar con protocolos claros de intercambio de información hará posible que ahora ambos países puedan tener mayor cantidad de insumos para desarrollar estrategias conjuntas que permitan fortalecer la seguridad nacional en ambos lados de la frontera”, dijo al diario El Sol de México.

Una vista del Senado mexicano

EPA
El Congreso mexicano aprobó en menos de 10 días la reforma propuesta por el Ejecutivo.

Tras recibir luz verde en el Congreso, la ley deberá ahora ser promulgada por el Ejecutivo para que entre en vigor, pero analistas como García Soto advierten desde ya que su formulación podría afectar a los acuerdos de cooperación de México y EU en materia de combate al narcotráfico.

¿Qué cambia en la ley?

La Ley de Seguridad Nacional es la norma que, entre otros aspectos, regula la presencia de los agentes extranjeros que tienen actividades en México.

Durante décadas, agencias estadounidenses como la DEA, el FBI, la ATF o la CIA han operado en México a través de agentes que realizan labores de inteligencia e investigación sobre grupos delictivos.

Pero el asesinato del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena, ocurrido en 1985 a manos del cartel de Guadalajara, aumentó de manera notable la presencia de estos agentes en México. Y su poder se incrementó más en años recientes, explica García Soto.

“En los gobiernos anteriores, principalmente el de Felipe Calderón (2006-2012), hubo una apertura muy amplia a la participación de este tipo de agentes en el país. Se sabía que la DEA coordinaba operativos en México, tenía asignadas unidades de la Secretaría de Marina para detener a narcotraficantes. Prácticamente ellos controlaban una parte de la lucha contra la delincuencia bajo el gobierno de Calderón”, señala el experto.

Un agente de la DEA

Getty Images
La presencia de agentes extranjeros está regulada por la Ley de Seguridad Nacional.

Pero el caso de Cienfuegos, del que el gobierno de México asegura que no supo nada hasta que prácticamente fue detenido, sacudió de nuevo la relación de los dos países.

Ahora, la reformada Ley de Seguridad Nacional obligará a los agentes de otros países desplegados en México a compartir información sobre sus investigaciones con las autoridades mexicanas.

Les prohíbe hacer detenciones, les exige solicitar una autorización para portar armas y establece que no tienen inmunidad judicial en caso de verse involucrados en la comisión de delitos o infracciones, lo cual fue señalado como una de las modificaciones más controvertidas.

Además, garantiza el soporte legal para la expulsión de las agencias que no cumplan con la ley en México.

“Aunque engloba a cualquier otro gobierno que tenga agentes en México, parece que va dedicada especialmente a los agentes de la DEA. Ni siquiera a los de la CIA u otras agencias. Es una dedicatoria expresa para tratar de controlarlos, de regularlos y de tener control de las investigaciones que están realizando”, considera García Soto.

El factor Cienfuegos

Al ser cuestionado sobre el motivo de la reforma, López Obrador dijo que se trataba de una iniciativa para la defensa de la soberanía nacional, pues en el caso del general Cienfuegos “existen acuerdos que no se cumplieron”, señaló.

“Antes, los agentes del gobierno de Estados Unidos entraban, salían y hacían lo que querían y se les permitía todo porque no se defendía el principio de independencia y soberanía de nuestra nación”, apuntó la semana pasada.

López Obrador

EPA
López Obrador dice que esta ley finalmente regulará las actividades de agentes de otros países en México.

Este lunes, la embajadora de México en EU, Martha Bárcena, dijo que “hubo un abuso de confianza” de los estadounidenses al investigar y detener al general sin informar primero a su gobierno.

Para García Soto, es claro que se cometieron excesos en el pasado reciente.

“Tuvieron una especie de manga ancha estas agencias, por encima de la Constitución y de la soberanía. Y ese es el argumento del presidente y de Morena (su partido) para regularlos. Pero también tiene motivaciones políticas”, explica.

“ tiene que ver con una especie de revancha sobre cómo la DEA hizo esto de detener al general y tratarlo como lo trataron, incluida a su familia en la detención. Para poner límites a estas agencias para que no cometan este tipo de actos, lo cual va a ser muy polémico”, pronostica.

Pese a que el caso del Departamento de Justica de EU contra Cienfuegos por presunto narcotráfico estaba listo y en la antesala de un juicio en Nueva York, el mes pasado fue entregado a México tras una negociación con las autoridades estadounidenses.

Cuando pidieron a un juez federal en Nueva York que desestimara los cargos contra el general Cienfuegos, los fiscales estadounidenses citaron “consideraciones sensibles e importantes de política exterior” que, según dijeron, “superaron” el interés del gobierno en continuar con la acusación.

“Si se cometieron crímenes, ahora está en las manos de la fiscalía general (mexicana) investigar, substanciar y sostenerlos”, dijo entonces el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Salvador Cienfuegos en un dibujo de la corte

Reuters
El exgeneral Salvador Cienfuegos negó todos los graves cargos en su contra.

“Cuando se negoció la entrega, arguyó razones de seguridad nacional de México”, explica García Soto.

Y esas razones, opina el analista, “eran la rebelión en las Fuerzas Armadas: los mandos militares plantearon que si no había una explicación de EU, o si no se presentaban pruebas contra el general Cienfuegos, o en su defecto lo regresaran, el ejército se saldría de la operación de seguridad del país en el tema del narcotráfico”, añade.

El presidente López Obrador negó haber recibido presiones de las Fuerzas Armadas.

¿Qué consecuencias puede tener la nueva ley?

El fiscal Barr fue enfático al rechazar la reforma de ley mexicana. “Tendría el efecto de dificultar la cooperación entre nuestros países. Haría menos seguros a los ciudadanos de México y EU”, aseguró.

Ante los señalamientos de México sobre cómo se trató el caso de Cienfuegos, el fiscal general dijo que su entrega a la Justicia mexicana demuestra cómo se colabora “dentro del marco de larga data diseñado para abordar de manera conjunta nuestros desafíos compartidos”.

Un agente de la DEA

Getty Images
Los agentes de la DEA han estado en México durante décadas.

Por su parte, el exagente de la DEA Mike Vigil dijo a la emisora Milenio que pese a que hay “muy buenos elementos” mexicanos en materia de combate al narcotráfico, las agencias de EU se reservan información sobre sus operaciones por cuestiones de confianza.

“Hay algunos que son corruptos y entonces es muy difícil compartir toda la información, porque nunca se sabe si va a haber un flujo de información a los narcotraficantes que va a comprometer a agentes de EU, informantes, operativos e investigaciones”, declaró.

Por su parte, el analista en seguridad e inteligencia Ramón Celaya dijo a la agencia EFE que “si no fuera por la información de las agencias americanas en México, no se hubiera logrado la detención del 80% de los capos en los últimos 20 años“.

Para García Soto, esta reforma podría incluso “trastocar convenios internacionales” sobre protección a agentes extranjeros, en particular por el hecho de que pierden la inmunidad de la que han gozado y pueden enfrentar acusaciones en tribunales.

Todo esto entra en juego con la nueva ley.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.