close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Aborto seguro e informado: organización apoya a mujeres para interrumpir su embarazo en CDMX
Desde hace nueve años, Fondo MARIA se dedica a apoyar económica y psicológicamente a mujeres que deben trasladarse a Ciudad de México para abortar, ya que esta práctica no es permitida en sus lugares de origen.
Cuartoscuro
Por Eréndira Aquino
31 de mayo, 2018
Comparte

Desde hace nueve años, más de 8 mil mujeres de diferentes partes del país han accedido al aborto legal en Ciudad de México gracias al trabajo de Fondo MARIA, una organización dedicada a brindar apoyo económico y de acompañamiento a quienes no pueden interrumpir su embarazo por las restricciones legales que imperan en el estado donde viven.

De acuerdo con Oriana López, vocera de la organización, Fondo MARIA fue inicialmente pensado para apoyar a mujeres que no podían acceder a abortos legales en sus estados, debido a que sus casos no estaban contemplados entre las causales permitidas para que se realice el procedimiento.

Sin embargo, al darse cuenta que “las causales que ya están indicadas como excepciones a la criminalización no son accesibles, hemos tenido que apoyar a mujeres que no solo por temas de salud o violaciones, sino a aquellas que por cualquier motivo deciden que van a abortar”.

“Las mamás también abortamos”

Karla (nombre ficticio) tuvo una bebé “por decisión”, y un año y seis meses después del nacimiento de su hija, al encontrarse nuevamente embarazada, decidió practicarse un aborto.

“Todo era como la primera vez: mareos, ascos, cansancio excesivo y náuseas… como cuando me convertí en mamá porque así lo decidí. Por eso es que, de alguna forma, a mí misma me parecía raro que siendo mamá pensara en abortar”, cuenta.

El tener una bebé hizo que Karla se preguntara “¿Acaso soy mala madre? Esa pregunta retumbaba en mi cabeza”.

Sin embargo, al pensar en la inestabilidad que tendría para poder cuidar de ambos hijos, y teniendo solo 22 años, decidió que era mejor abortar, volver a la universidad y dar una buena calidad de vida a su bebé.

Karla cuenta que buscó varias opciones, “pero económicamente estaba jodida. Además pensé en lo que me diría el papá de mi hija, que seguro me pediría luchar por esta familia, pero yo no quería ser mamá por segunda ocasión. Fue así que encontré a Fondo MARIA, llamé y me dijeron que el servicio era gratuito”.

Para ella no fue fácil decidirse a abortar, porque “siempre me hicieron creer que eso era algo malo, que atentaba contra una vida”. Sin embargo agradece que en en Fondo MARIA “me escucharon, no me juzgaron y me acompañaron en un momento fuerte de mi vida. Ahora sé que las mamás también abortamos”.

Todos los derechos para todas las mujeres

En 2007, cuando se aprobó la interrupción legal del embarazo en Ciudad de México, las fundadoras del proyecto, Emili Barclowe, Vanesa González Rizo, Eugenia López y Laura Villa se preguntaron cómo podría asegurarse que las mujeres de otros estados del país pudieran acceder a los mismos derechos que en la capital, cuenta Oriana.

Posteriormente, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación la dictaminó como constitucional en 2008, comenzaron a diseñar una plataforma que permitiera el acceso a este derecho a mujeres que se encontraban en otros estados, aunque reconoce que desde el inicio el Fondo se pensó como una herramienta de corto plazo.

“Tenemos claro que esta iniciativa solo es un parche, y que hay que seguir trabajando para que las leyes en otros estados cambien y permitan a las mujeres decidir libremente sobre su cuerpo”.

De acuerdo con Oriana, además del acompañamiento a mujeres que deciden abortar, otra de las funciones de Fondo MARIA es la difusión de información científica y veraz sobre los pros y contras de la interrupción del embarazo, así como el apoyo para que las mujeres que se practican un aborto no vinculen el proceso con emociones negativas.

“Para nosotras es importante construir autonomía. Nos interesa empoderar y brindar herramientas para que el proceso del aborto sea iluminador de la vida y una experiencia positiva para las mujeres”, menciona.

Por ello, dice, no solo les interesa trabajar con mujeres, sino “hacia afuera. Tenemos que hablar públicamente sobre estar a favor del aborto; tenemos que ser completamente positivos y abiertos a reconocer este derecho, porque muchas personas pasan por este proceso y es necesario apoyarlas”.

Apoyo económico y emocional

El modelo de acompañamiento con el que trabaja Fondo MARIA, explica su vocera, es a través del apoyo de mujeres que, desde el momento en el que otras se acercan a la organización para preguntar por las opciones ante el embarazo, se encuentran pendientes de las necesidades particulares de las solicitantes.

Cada año Fondo MARIA lanza una convocatoria para que personas interesadas en colaborar de manera voluntaria con la organización se capaciten en temas de contención emocional y aspectos técnicos sobre los procedimientos médicos de la práctica del aborto.

Hasta la fecha han capacitado a ocho generaciones de entre 10 y 15 mujeres como acompañantes, y estas han contribuido a que más de ocho mil mujeres pudieran interrumpir su embarazo de manera legal.

Muchas de las acompañantes son mujeres que previamente han pasado por procesos de aborto, lo que las hace sensibles al tema, y esto, a su vez, contribuye al trato sensible que tienen con quienes acuden en busca de apoyo con la organización, explica Oriana.

Así fue como Annie se convirtió en acompañante de mujeres en Fondo MARIA: ella cuenta que abortó a los 20 años.

“Estaba en una relación violenta, estudiaba, no tenía trabajo y mi pareja aún vivía con sus padres”, cuenta.

Para ella el aborto de su producto, de 10 semanas de gestación, “fue algo fuerte ver la cantidad de sangre y coágulos que salían de mi cuerpo”. Además, cuenta, no tuvo apoyo emocional más que de su novio, que fue quien la llevó a la clínica en la que le dieron las pastillas de misoprostol para que se lo autoinduciera.

Sin embargo, cuenta, “no fue aquella carnicería que me contaron, o lo que la gente propagaba como leyendas urbanas; nunca vi un feto salir de mi vagina”, narra.

Luego de eso, Annie dice que conoció el feminismo y tuvo reflexiones sobre la maternidad libre, elegida y no como una imposición, lo que la llevó a promoverse como voluntaria para acompañar a otras mujeres.

A nueve años de comenzar con esta labor, Oriana señala que continúa siendo frustrante “el contexto político que implica que llevamos todo este tiempo trabajando, y que seguramente tendrán que ser otros más, porque los estados no han logrado reconocer que están fallándole a las mujeres”.

Por ello, dice, es necesario que se continúe trabajando para posicionar el tema como parte de una agenda política que reconozca “que las mujeres pueden decidir sobre su propio cuerpo, que son ciudadanas completas y que no somos incubadoras humanas sin decisión sobre nosotras. Tenemos que luchar porque la autonomía de  las mujeres sea una realidad en todo el país”.

Para conocer más sobre la labor de Fondo MARIA y apoyar al proyecto visita su página web, o llama al 01 800 83 27 311.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images/HBO
Game of Thrones: 5 hechos históricos que inspiraron algunos de los mejores momentos de la serie
Este domingo se emite el primer capítulo de la temporada final de la serie que ha marcado la televisión a nivel mundial en los últimos 10 años y que está -algunas veces- más cerca de la historia que de la fantasía.
Getty Images/HBO
13 de abril, 2019
Comparte

Juego de Tronos, la serie de la cadena HBO que este domingo emite el primer capítulo de su temporada final, es considerada como una de las mejores series de fantasía de la televisión de todos los tiempos.

Sin embargo, al revisar muchas de sus historias y personajes de esta serie que ajusta ocho temporadas, es posible afirmar que ha estado mucho más cerca de la realidad histórica que de la imaginación del autor.

Su creador, el escritor estadounidense George R.R. Martin -autor de los libros en los que se basó la serie-, nunca ha negado esta influencia: “Siempre me ha gustado la historia, pero una versión más popular. No aquella sobre datos, censos o cambios culturales sino la que se centra en los relatos de guerras, intrigas y asesinatos”, le dijo Martin al diario británico The Guardian.

Y eso lo llevó a crear varios de los momentos que hoy son considerados joyas de la televisión, como la escena de “La boda de sangre” (que hizo parte del capítulo 9 de la tercera temporada, titulada “Las lluvias de Castamere”) o el imponente muro de hielo que protege el mundo de los hombres.

Todos ellos, con una base en hechos reales o relatos históricos.

En BBC Mundo te contamos cinco hechos históricos que pudieron servir de inspiración para los mejores momentos de “Game of Thrones”, como se llama originalmente la serie en inglés.

1. La Guerra de las Rosas

Es muy difícil resumir en un solo párrafo un conflicto tan largo y complejo como la Guerra de las Rosas, que se libró entre las familias Lancaster y York por el trono de Inglaterra en el siglo XV.

Sin embargo, básicamente es la lucha de dos familias por un trono.

Martin – quien leyó los cuatro tomos de “Plantagenet”, el libro del historiador Thomas B. Costain que cuenta cómo ocurrieron las guerras y enfrentamientos durante aquellos años- se basó en ese conflicto interno para describir la lucha de los Lannister (bastante parecido a los Lancaster, a propósito) y los Stark (que suenan casi como York) por el poder del Poniente.

Fue en esta etapa de la historia universal donde se vieron cosas como reyes bebés, madres manipuladoras, cargos como el de “la mano del rey” (en la historia real se lo llamaría “Protector del Reino”) y una realeza en el exilio que también reclamaba su derecho al trono (y que finalmente se queda con la corona de Inglaterra: con la llegada de Enrique Tudor, a quien la historia conocerá como Enrique VII).

Todo eso está replicado en la serie de televisión.

2. Los juicios por combate

Tyrion Lannister, el personaje interpretado por el actor estadounidense Peter Dinklage, es acusado en la segunda temporada de matar a Lord Jon Arryn -uno de los señores de las regiones dentro de Poniente- y él de forma sorpresiva acude a la figura del juicio por combate para evadir la sentencia en su contra.

Es decir, elige a su guardaespaldas, Bronn, para que sea su “campeón” y luche por él en la arena de combate. La premisa es que si Bronn gana la pelea -lo que finalmente ocurre- Tyrion puede salir libre de toda culpa.

Esta figura no es producto de la imaginación: en la Europa medieval era un mecanismo bastante popular de dirimir algunos conflictos legales, especialmente cuando el juez no podía llegar a una decisión final.

Entonces, las partes enfrentadas podían elegir a su respectivo espadachín o combatiente -que era contratado por unas monedas-, los cuales se enfrentaban para determinar quién resultaba ganador de la disputa.

A diferencia de lo que se narra en la serie, estos combates no terminaban con alguien muerto -muchos menos con el cerebro destrozado-, sino que por lo general ganaba quien obligaba al otro a rendirse.

3. La boda roja

Es sin dudas uno de los momentos más imprevisibles e impactantes de toda la serie: cuando, en un solo capítulo, mueren tres de los personajes principales de Juego de Tronos.

En el capítulo 9 de la tercera temporada, Robb Stark, su prometida Talisa (que está en embarazo) y su madre, Catelyn Stark, son asesinados en medio de un banquete que les había ofrecido Lord Walder Frey, cuya hija había sido ofrecida en matrimonio y rechazada por Robb Stark.

El propio Martin aceptó que aquella escena había sido inspirada por un momento de la historia escocesa, que también posee una denominación colorida: la cena negra.

“La cena negra se refiere al hecho que ocurrió en 1440, cuando los asesores del rey de Escocia Jacobo II (que tenía 10 años) invitaron a su rival por el trono, el conde de Douglas (que tenía 16), a una cena en su castillo. Le ofrecieron pasar la noche con todas las garantías”, le dijo Martin a la revista EW.

“El relato histórico señala que, tras unos momentos tranquilos, sonaron varios tambores y pusieron la cabeza de un jabalí negro encima de la mesa de los comensales. La señal de la muerte. Después, el conde y un hermano fueron llevados a una torre y posteriormente fueron decapitados, a pesar de las súplicas del rey Jacobo de que no lo hicieran”, agregó.

4. El Muro

El Muro es uno de los lugares de Juego de Tronos donde se sitúan varias de las tramas más oscuras y complejas de la serie.

De acuerdo a la descripción de Martin en su libro, el Muro tiene una extensión de 420 kilómetros y una altura de 213 metros y sirve para proteger a los siete reinos de los llamados salvajes y los “Otros” (los caminantes blancos).

Es custodiado por lo que se conoce como la “Guardia de la noche“, guerreros que juran proteger el mundo de los hombres de las amenazas externas. A ese grupo pertenece uno de los protagonistas, Jon Snow.

Pues bien, ese Muro tiene su inspiración en uno menos imponente, pero de una gran importancia histórica: el muro de Adriano, que fue construido para proteger a la Britania romana de las tribus en el norte de Gran Bretaña, que después se convirtieron en lo que se conoce como Escocia.

Martin se inspiró en este estructura -que fue construida por el emperador romano Adriano en el siglo II, de ahí su nombre- cuando visitó el norte de Reino Unido en los años 80.

“Yo estaba en Inglaterra visitando a un amigo y me llevaron cerca de la frontera con Escocia, donde nos detuvimos a ver el muro de Adriano”, le dijo a la revista Rolling Stone.

“Me paré allí y me quedé pensando cómo sería la vida de un legionario romano que tenía que pasar su vida mirando en la lejanía de esas colinas”, añadió.

5. “Una corona de oro”

Al final de la primera temporada ocurre uno de los momentos más impactantes de la serie. Es en el capítulo sexto cuando Viserys Targaryen, el ambicioso hermano de Khaalesi o la “Madre de los dragones”, le pide a Khal Drogo la “corona que le había prometido” por la mano de su hermana.

Todo esto mientras amenaza con una espada el bebé que ella lleva en el vientre.

Entonces Drogo, hastiado de la situación, ordena que sujeten a Viserys de las manos mientras él funde su cinturón dorado en una olla, para después proceder a derramar el metal caliente encima de la cabeza de su soberbio cuñado, lo que finalmente le causa su muerte.

Pues bien, alguna situación parecida, de acuerdo a algunos relatos históricos, le ocurrió al emperador romano Publio Licinio Valeriano.

Tras ser capturado en el año 260 por el rey persa Sapor I, fue obligado por éste a tragar oro fundido, entre otras humillaciones. Después sería ejecutado.

Sin embargo, la veracidad de esta historia es cuestionada por muchos historiadores sin que se haya llegado a una conclusión consensuada sobre cómo fue el final de Valeriano.

Pero ello no ha impedido que Martin la utilizara de inspiración para una de las series más populares de la historia (televisiva).


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.