Accidente en Cuba: el testimonio de familiares y testigos del siniestro aéreo en el que murieron 110 personas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Accidente en Cuba: el testimonio de familiares y testigos del siniestro aéreo en el que murieron 110 personas

Los testigos del accidente del vuelo de Cubana de Aviación que se estrelló el viernes tras despegar de La Habana, causando 110 muertos, guardan un relato estremecedor del siniestro.
Getty Images
Por BBC Mundo
21 de mayo, 2018
Comparte

“Hizo un giro y se volteó, venía con candela y soltando humo por la parte de atrás” cuenta Ulises Peñate, vecino de 41 años del municipio Boyeros, quien vio el pasado viernes al Boeing 737-200 estrellarse contra una finca agrícola ubicada entre las inmediaciones del aeropuerto José Martí de La Habana y el poblado de Santiago de Las Vegas.

Al mediodía, Ulises venía en bicicleta por la avenida Van Troi cuando observó el percance de la aeronave. “Sentí la explosión y me quedé en shock, estático, no reaccioné, me quedé viendo todo el alboroto que se armó con la llegada de los bomberos y las ambulancias”, dice.

Un par de horas después, Peñate y decenas de personas se encontraban en la avenida Independencia, a casi dos kilómetros de donde cayó el avión, pasándose videos y fotos del siniestro a través de sus celulares.

Las imágenes son estremecedoras, impublicables. Fueron captadas por vecinos cercanos que llegaron a auxiliar a las víctimas. En ellas se ven cuerpos calcinados por las llamas, personas desfiguradas y con los intestinos desgarrados, gente sin vida entre ramas de árboles, hombres a los que solo les queda el dorso.

En el vuelo DMJ 0972, que cubriría la ruta La Habana-Holguín, viajaban 113 personas, de ellas 107 pasajeros y 6 tripulantes.

El personal de emergencia que acudió al lugar del accidente se encontró con escenas estremecedoras.
Getty Images

El personal de emergencia que acudió al lugar del accidente se encontró con escenas estremecedoras.

Las autoridades cubanas han declarado que la cifra de fallecidos tras el accidente es de 110: 99 cubanos, 2 argentinos, 2 saharauis y 7 mexicanos, en los que se incluyen los 6 tripulantes. Los 3 sobrevivientes son mujeres y se encuentran en estado crítico en el hospital Calixto García.

La aerolínea estatal Cubana de Aviación había arrendado la aeronave a la línea Damojh, perteneciente a la empresa mexicana Global Air.

“Nadie quisiera estar en su piel”

El Instituto de Medicina Legal es puro ajetreo. En sus laboratorios, un grupo multidisciplinario está realizando el proceso de identificación de las víctimas. Sergio Rabell, su director, le dijo a BBC Mundo: “Desde el viernes y hasta hoy hemos identificado 20 cadáveres. Vamos avanzando poco a poco, es un proceso complejo producto del deterioro de los cuerpos”.

Familiares de las víctimas esperan información a la afueras del Instituto de Medicina Legal de La Habana.

Getty Images
La mayor parte de las víctimas no eran oriundas de La Habana, por lo que sus familiares han debido trasladarse hacia la capital desde otras partes de Cuba.

Rabell también agregó: “Le hemos pedido a los familiares de los fallecidos que cooperen, que nos ayuden con pertenencias y fotos para arribar a resultados en un más corto período de tiempo”.

La mayoría de los muertos no son habaneros y el gobierno cubano ha transportado hasta la capital a sus familiares. En el hotel Tulipán del barrio de Nuevo Vedado se encuentran 180 familiares de las víctimas. Un equipo de médicos, psicólogos, psiquiatras y otros especialistas los acompañan las 24 horas del día.

El lobby del hotel es todo tristeza. Los familiares prefieren estar reunidos entre ellos que permanecer en las habitaciones esperando los partes de identificación del Instituto de Medicina Legal. El silencio se puede sentir. Los rostros, angustiados por la tragedia, son indescriptibles.

“Les hemos dado el mejor de los tratos porque esto es una situación muy dura. Aquí hay madres que perdieron a sus hijos, hombres que perdieron a sus esposas. Nadie quisiera estar en la piel de ellos”, comenta Yoismer Suárez, camarero del hotel Tulipán.

Ariel De La Rosa es doctor y viene acompañando a los familiares de los fallecidos desde Holguín. Después de tomarle la presión a una señora de 76 años que perdió a su hermana en el accidente, afirma: “Es una situación compleja porque producto de la conmoción de la noticia, el organismo suele descompensarse”.

Las tres sobrevivientes del siniestro que se encuentran bajo cuidados intensivos en el hospital Calixto García son: Mailén Díaz Almaguer, una holguinera de 19 años, Gretell Landrovell Font, habanera de 23 años y Emiley Sánchez de la O, holguinera de 39 años.

Sus familiares se encuentran en una sala de espera con atención médica incluida. Amparo Fong, madre de Gretell, le dijo a la televisión nacional: “La daban por muerta pero por las huellas dactilares la reconocieron. Yo no la quiero ver hasta que esté bien, que los médicos decidan. Mi niñita es una guerrera y se va a salvar”.

Carlos Díaz, padre de Mailén, declaró: “los doctores nos están dando partes constantemente aunque el pronóstico sea reservado”.

Investigación

En las últimas horas, la aerolínea Damojh ha recibido fuertes críticas por su historial de sucesos aéreos en los últimos años.

Marco Aurelio Hernández, un ex comandante de vuelo de la compañía, ha denunciado en el diario mexicano Milenio” que los directivos de Global Air estaban informados sobre las irregularidades y fallos técnicos de sus aeronaves.

Hernández perteneció a Damojh de 2005 a 2013 y dice haber piloteado el Boeing 737-200 que cayó en La Habana.

El piloto afirma tener en sus manos “una demanda por falta de mantenimiento de los aviones”. Y recrea varios pasajes de tensión que vivió.

Bandera cubana a media asta.

Getty Images
Tras el accidente aéreo, las autoridades cubanas decretaron duelo nacional hasta la medianoche del domingo.

“Con el equipo de Cruz Azul -fútbol-, viniendo de Paraguay a México, 140 millas antes de llegar a Perú para recargar combustible tuvimos falla del motor izquierdo por calentamiento, un calentamiento fundió un balero y se tuvo que hacer un paro precautorio para que no se quemara esa turbina, tenía a bordo a todo el equipo”, contó Marco Aurelio.

Otro pasaje fue cuando “se nos fue el sistema eléctrico despegando de México en una ocasión, yo venía a bordo, íbamos México-Cuba, el jefe de mantenimiento iba a bordo también, tuvimos que regresar y reparar las líneas de electricidad”, aseveró.

Según la descripción de Global Air en su web, la compañía es una empresa de aviación comercial no regular especializada en vuelos chárter, que ofrece servicios de fletes aéreos y renta aeronaves para grupos, eventos y paquetes turísticos.

Su dueño es el español Manuel Rodríguez Campo y fue fundada en Guadalajara en 1990. En 2011, la empresa tenía 9 aviones, pero en la actualidad solo daban servicio 3, incluyéndose el que cayó el pasado viernes en La Habana.

Miguel Díaz-Canel, presidente del Consejo de Estado y de Ministros de Cuba, ha dicho que ya está creada una comisión especial para investigar las causas del accidente. Especialistas de aviación mexicanos volaron desde el sábado a La Habana para formar parte del equipo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

El 40% de los ciudadanos aceptaría un gobierno militar en México, según INEGI

El 16.6% de los encuestados por el INEGI está “muy de acuerdo” y otro 23.5% “algo de acuerdo” con un gobierno militar.
Cuartoscuro
25 de marzo, 2021
Comparte

Casi 8 de cada 10 mexicanos reconocieron estar a favor de un gobierno encabezado por un líder político fuerte, mientras que el 40% de la población estaría de acuerdo con un gobierno encabezado por militares, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Cultura Cívica (ENCUCI) 2020 elaborada por el INEGI y el INE.

Según la medición de la inclinación democrática de la población, recogida entre personas de 15 años y más, una vasta mayoría (90% de ciudadanos) está a favor de un gobierno donde todos participen en la toma de decisiones, o bien, uno que esté encabezado por expertos en salud, economía y otros temas técnicos.

Te puede interesar: AMLO firma acuerdo con gobernadores para no intervenir en elecciones

Sin embargo, la propia medición da cuenta de un número importante de ciudadanos que se inclinan hacia regímenes no democráticos.

El 41.5% de los entrevistados está “muy de acuerdo” y el 36% “algo de acuerdo” con el gobierno de un líder fuerte (una aceptación global de 77.5%). El restante 22.5% se manifestó “algo en desacuerdo” y “muy en desacuerdo”.

En tanto, el 16.6% de los entrevistados está “muy de acuerdo” y otro 23.5% “algo de acuerdo” con un gobierno militar (40% en total). El restante 60% rechazó este tipo de gobierno.

Las preguntas sobre la inclinación ciudadana hacia el gobierno de un político fuerte o uno dirigido por militares no había sido incluida en anteriores mediciones sobre la cultura cívica.

La inclinación hacia regímenes no democráticos se debe a cómo la ciudadanía procesa su desencanto por los fallos o errores de sus gobiernos.

Por ejemplo, el 52.7% expresó estar satisfecho con la democracia que se tiene hoy en México, pero un 46.8% (prácticamente la mitad de la población) dijo estar poco o nada satisfecho.

Asimismo, aunque el 65% considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, el 31% admite que “en algunas circunstancias” un gobierno democrático puede “no ser la mejor opción”, o bien, que le da igual un régimen democrático que uno no democrático.

El 61% de la ciudadanía considera que las leyes se respetan poco o nada en México, y un 45% cree que no es posible disminuir la corrupción, cuyo combate es una bandera de la actual administración federal.

Desconfianza institucional

El INEGI explica en su sitio oficial que la ENCUCI 2020 mide el involucramiento de la población en los asuntos públicos, su relación con organizaciones y otras personas, su sentido de pertenencia y el reconocimiento de sus derechos y obligaciones como ciudadanos.

La encuesta fue aplicada en 25 mil 113 viviendas de zonas urbanas y rurales, entre agosto y septiembre de 2020.

A 10 días de que inicien las campañas electorales de este año, el 76% de los encuestados dijo que no confía en los partidos políticos, y el 50.7% coincidió en que estos “no sirven para nada”.

Las universidades públicas son las instituciones que gozan de mejor reputación entre la ciudadanía, pues el 70% les tiene confianza, seguidas de las organizaciones sociales, con una confianza del 51.4%.

Junto con los partidos, los sindicatos forman parte de las figuras más desacreditadas, con un 61% de la población que les tiene desconfianza, seguidos de los empresarios, de los que desconfía el 50.3%, y de los medios de comunicación, con una desconfianza del 49.8%.

A su vez, el 67% expresó que no confía en los servidores públicos o empleados del gobierno. 

Lee más: El potencial antidemocrático del populismo

Ayer, durante la presentación de la ENCUCI, los titulares del INEGI y del INE, Julio Santaella y Lorenzo Córdova, respectivamente, precisaron que los resultados serán la materia prima para elaborar el Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía en México 2020.

Córdova reconoció que, si bien ha habido avances en el sistema democrático mexicano, sigue habiendo desconfianza de la ciudadanía en las elecciones, e incluso, dijo, hay actores políticos que utilizan el “discurso de la desconfianza” como estrategia electoral.

“Hay quien dice que en México ya no votan los muertos, que en México ya no hay prácticas fraudulentas como urnas embarazadas, ‘ratones locos’ y demás; es cierto, no los hay desde hace 30 años”, sostuvo.

“Sin embargo, pese a todo lo anterior, la desconfianza sigue estando presente en las elecciones, e incluso es alimentada por algunos actores políticos como estrategia electoral. Ambos datos, la desconfianza de la sociedad en el estado de la democracia y las instituciones políticas, por un lado, y la utilización del discurso de desconfianza como mecanismo de acción política, tienen eco en los comicios, porque la cultura cívica ha estado rezagada respecto de los avances del sistema electoral mexicanos”.

El presidente del INE dijo que se debe reconocer que los avances en materia de cultura cívica de los últimos 30 años, aunque existen, son insuficientes para ser una sociedad democrática “madura”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.