Así afecta el calor el rendimiento escolar en los exámenes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Así afecta el calor el rendimiento escolar en los exámenes

Un estudio de varias universidades, entre ellas Harvard, concluyó que las altas temperaturas perjudican el desempeño escolar. Aunque para muchos estudiantes sea normal tomar clases en salones muy calurosos, los expertos afirman que los efectos negativos de esta situación han sido subestimados.
Getty Images
31 de mayo, 2018
Comparte

Cuando aumenta el calor, disminuye el rendimiento escolar.

A esa conclusión llegó un estudio de académicos de las universidades de Harvard, UCLA y del estado de Georgia, quienes analizaron los resultados de exámenes de 10 millones de estudiantes de secundaria durante 13 años en Estados Unidos.

Los jóvenes que toman exámenes durante el verano siempre se han quejado del calor sofocante.

“Los profesores y los estudiantes ya saben que esto es un problema, porque han tenido que vivirlo“, dice el profesor Joshua Goodman, coautor del estudio.

Una joven estudiando en su alcoba

Getty
El calor afecta el rendimiento de los estudiantes en la escuela y en su casa.

Los investigadores, sin embargo, consideran que las autoridades educativas y los padres han subestimado el impacto negativo que causa un salón de clases demasiado caluroso sobre el desempeño de los alumnos.

Las consecuencias del calor

La investigación apunta algo que muchos estudiantes ya saben por experiencia: el calor hace más difícil concentrase en las clase y al momento de hacer las tareas en casa.

El calor conlleva que los estudiantes estén más “distraídos, agitados y les cueste enfocarse”, dice Goodman.

Los expertos calcularon que por cada aumento de 0,55 grados centígrados en la temperatura promedio durante el año, ocurre una caída del 1% en el aprendizaje.

Una estudiante

Getty
El calor también afecta la brecha racial en las escuelas.

La reducción en el aprendizaje comienza a ser detectable cuando la temperatura sube por encima de los 21 grados, se acelera a partir de los 32 grados y se hace aún más notable por encima de los 38 grados, según el reporte.

Los días más fríos, por su parte, parecen no afectar el rendimiento de los alumnos.

Los hallazgos también sugieren que el calor influye en la brecha racial en la educación de Estados Unidos, ya que los estudiantes negros e hispanos están ubicados mayormente en los estados más calurosos del país.

La solución

Así como para los estudiantes y profesores el calor es un problema obvio, la solución que proponen los expertos también lo es: aires acondicionados.

un termómetro

Getty
Según el estudio, el impacto en el aprendizaje se comienza a notar a partir de los 21 grados.

“Nuestras estimaciones implican que los beneficios del aire acondicionado en las escuelas probablemente superen los costos en la mayor parte de Estados Unidos”, dice el estudio. “Especialmente dado el cambio climático que se prevé para el futuro”.

El estudio, finalmente, deja abiertas algunas preguntas acerca de qué porcentaje de la brecha en el rendimiento escolar entre países fríos y cálidos se explica por el impacto del calor, los efectos a largo plazo que el calor puede tener sobre los ingresos económicos de los estudiantes en el futuro y qué otras medidas se podrían tomar para mitigar los impactos del calor en el aprendizaje.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Amenaza de CNDH con sancionar a su personal por informe sobre migrantes va contra leyes internacionales

De acuerdo con la ONU y CIDH, el Estado mexicano debe proteger y no perseguir a funcionarios que revelen irregularidades, como casos de violaciones de derechos humanos.
Cuartoscuro
5 de febrero, 2021
Comparte

La amenaza que hizo pública ayer la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de investigar y sancionar a su personal tras la publicación de Animal Político de documentos internos con testimonios de secuestros masivos de migrantes en México, va contra las recomendaciones emitidas por organismos internacionales de derechos humanos, como la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Ayer jueves, la CNDH emitió un comunicado advirtiendo que dio parte a autoridades competentes, sin precisar cuáles, para que se inicie una investigación de su personal con el fin de averiguar cómo obtuvo este medio los documentos que revelan presuntas violaciones graves de derechos humanos en contra de migrantes.

Sin embargo, esta amenaza del organismo autónomo de derechos humanos en México colisiona con lo establecido por la ONU en septiembre de 2015, cuando el entonces relator especial sobre la protección al derecho de la libertad de expresión, David Kaye, emitió un informe sobre la protección de derechos humanos de personas informantes. 

Lee: CNDH debe informar qué pasó con testimonios de migrantes y por qué no hay resultados: Sánchez Cordero

En este documento, que puedes checar aquí, en su artículo 64 establece claramente que “revelar violaciones de derechos humanos o del derecho humanitario nunca debería dar lugar a la aplicación de sanciones de ninguna índole”. 

Incluso, en este mismo artículo del informe de la ONU, que es el mismo Estado -en este caso México- el que debe proporcionar “los mecanismos de vigilancia institucionales y externos” para ofrecer “canales de protección eficaces a quienes denuncien irregularidades”.

Es decir, según lo establecido por la ONU, lejos de sancionar a funcionarios que revelen irregularidades, como casos de violaciones de derechos humanos, el Estado mexicano debe protegerlos y no perseguirlos. Ya que, de hacerlo, se estaría consolidando “una cultura de silencio, secreto, y miedo dentro y fuera de las instituciones” gubernamentales. 

Expertos en derecho internacional consultados por este medio explicaron que estas disposiciones de la ONU, si bien no son estrictamente obligatorias para México, si constituyen una recomendación para que el país cumpla con la firma de tratados internacionales a los que está adscrito en materia de derechos humanos y libertad de expresión. 

Entérate: CNDH ordena a visitadora dar “explicaciones” sobre testimonios de agresiones a migrantes

Por ello, en otro informe publicado de manera conjunta por la ONU y la CIDH en 2018, los relatores especiales de derechos humanos publicaron entre sus recomendaciones la necesidad de que México adopte leyes concretas y un marco legal para proteger a las fuentes periodísticas y a las personas alertadoras que denuncian irregularidades en los gobiernos. Cosa que, hasta el momento, no ha sucedido.

“Ahora mismo no existe un marco jurídico de ley en México, aunque ya se está trabajando”, señaló en entrevista Priscila Ruíz, de la organización Artículo 19. 

“No obstante -precisó la abogada-, México sí es parte de tratados internacionales en materia de derechos humanos y de libertad de expresión, en los que se señala que debe haber confidencialidad, anonimato, y protección integral de personas alertadoras de casos de corrupción y violaciones a derechos humanos”.

En el caso concreto de la investigación revelada por Animal Político, la abogada detalló que “al tratarse de un tema de interés público, que visibiliza además presuntas violaciones graves a derechos humanos de migrantes”, las fuentes “deben ser protegidas y en ningún momento perseguidas, ni criminalizadas” por la CNDH.

“La Comisión no puede caer en la criminalización, ni exponer públicamente a las personas que visibilizaron esta situación de violaciones graves en contra de migrantes. Porque, al exponerlas, esas personas podrían sufrir riesgos a su integridad física y emocional, y la responsabilidad sería de la CNDH”, advirtió la abogada. 

Cultura del ocultamiento

Leopoldo Maldonado, director de Artículo 19, organización civil defensora de la libertad de expresión, dijo también en entrevista que están trabajando junto a otras organizaciones civiles, como Fundar y Poder, y con la Secretaría de la Función Pública, para elaborar un proyecto de ley que otorgue un marco de protección a las personas alertadoras que están al interior de la Administración Pública Federal, y que parte de esa discusión es, precisamente, incluir a los órganos autónomos, como la CNDH. 

Pero, mientras ese proyecto se concreta, Maldonado dijo estar “muy preocupado” con la respuesta pública de la CNDH a la revelación de testimonios de migrantes. 

“Nos preocupa que la CNDH, con manifestaciones públicas como la de ayer, busca amedrentar a quienes están alertando sobre posibles violaciones graves a derechos humanos, siendo, además, que hay un marco internacional para proteger este tipo de filtraciones que revelan posibles casos de corrupción y de violaciones graves a derechos humanos”, apuntó. 

“Parece que la CNDH tiene invertidas sus prioridades -añadió Maldonado-. Porque, en lugar de dar pie a una recomendación o informe especial sobre la situación de agresiones sistemáticas que siguen sufriendo las personas migrantes a su paso por nuestro país, están más preocupados en profundizar en la cultura del ocultamiento y la secrecía que tanto daño ha hecho a México”. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.