¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
México: el polaco y el alemán que recorrieron el mundo en bicicleta y encontraron la muerte en el sureste del país
Krzysztof Chmielewski y Holger Franz Hagenbusch practicaban el ciclismo de ruta hasta que encontraron la muerte en Chiapas, en el sureste de México.
Por Darío Brooks (BBC Mundo)
11 de mayo, 2018
Comparte

 

Desde hace una semana, una bicicleta pende de un poste en un estrecho camino del estado de Chiapas.

A ella están atados dos pequeños carteles con los nombres de Krzysztof Chmielewski y Holger Franz Hagenbusch, el año en que nacieron, y en el que murieron: 2018.

Ambos eran originarios de Europa y practicaban el ciclismo de ruta hasta que encontraron la muerte en Chiapas, en el sureste de México.

“Sentimos profunda tristeza e indignación al escuchar la versión oficial con poca o nula credibilidad“, dijo un ciclista durante un homenaje en el que colgaron la bicicleta blanca en aquel poste.

“Aunque jamás estrechamos las manos, nos miramos los ojos, o cruzamos palabra alguna, Holger, Krzysztof, lo sucedido nos provoca sensaciones indescriptibles, nos arranca lágrimas, nos provoca rabia”, lamentó ante un grupo de ciclistas.

Y es que hoy se sabe que ambos ciclistas murieron en lo que se califica como “homicidio”, le dijo el fiscal Luis Alberto Sánchez a BBC Mundo.

Sin embargo, esta no es la primera versión que dieron las autoridades, algo que ha causado enojo entre la comunidad de ciclistas de México y los habitantes de Chiapas que repudian el crimen.

¿Quiénes eran Krzysztof y Holger?

Krzysztof Chmielewski, de 37 años, nació en Polonia y desde hace tres años se encontraba recorriendo el mundo en bicicleta.

Decía que llevaba 51 países visitados y que en este último año de rodar se encontraba recorriendo América del Norte, primero Canadá, después Estados Unidos y desde hace tres meses México.

“Quiero pasar todos los países, América Central y América del Sur y llegar al final, a Chile y Argentina, la Patagonia”, dijo en Chiapas, esforzándose por hablar bien español en la que quizás fue su última entrevista.

https://www.youtube.com/watch?v=xqeqguXsuEk

Holger Franz Hagenbusch, de 43 años y originario de Alemania, también era un experimentado ciclista con 34 países visitados. Estuvo los últimos cuatro años rodando, según su blog.

“México en sí mismo parece una gran aventura”, escribió al llegar al país a principios de año, según cita la prensa mexicana.

El fin del viaje

Ambos no estaban recorriendo México juntos, pero sus caminos se cruzaron en San Cristóbal de las Casas, en el centro del estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala.

Según el fiscal Sánchez, se sabe que estaban rodando por la carretera que va de San Cristóbal a Ocosingo cuando presuntamente fueron asaltados el 19 o 20 de abril.

“Pensamos que iban a una distancia corta uno del otro, quizás primero se asalta a uno, se intercepta a uno de ellos, al que va adelante -estamos estableciendo eso- y enseguida llega el segundo y los agarran, someten a los dos”, explica el fiscal.

“Faltan pertenencias que nos hacen pensar en el robo también. En el asalto con violencia“.

Sin embargo, los cuerpos no fueron encontrados al mismo tiempo.

Una denuncia llevó a las autoridades a localizar el cuerpo del polaco Krzysztof Chmielewski en un barranco, a 40 metros de profundidad del camino, el 26 de abril.

Para ese momento, la familia de Holger Franz Hagenbusch también había reportado la desaparición del ciclista alemán, por lo que las autoridades continuaron con la búsqueda, explica el fiscal Sánchez.

Sus restos fueron encontrados el pasado 4 de mayo, a 240 metros de profundidad del barranco en el mismo punto del camino cercano a Ocosingo.

Pero antes de que la Fiscalía de Chiapas apuntara que se trata de un “homicidio”, producto de un asalto con violencia, hubo otra versión que causó sospechas de un mal actuar de las autoridades.

Contradicciones

La Fiscalía General de Chiapas informó en un primer momento que la muerte de los dos ciclistas apuntaba a ser un accidente, pues se dijo que un vehículo pesado pudo haberlos sacado del camino.

Esta versión fue rechazada por clubes de ciclistas y algunos periodistas locales, pues había evidencias que no encajaban.

Uno de los señalamientos era que el ciclista polaco fue encontrado montado en la bicicleta del alemán, además de que un zapato encontrado junto a sus pertenencias era el de Holger Franz Hagenbusch.

También estaba el hecho de que ninguno de los dos cadáveres podía ser reconocido por sus características físicas, debido al avanzado estado de descomposición y por las graves lesiones que tenían.

Eso alimentó las dudas de quienes decían que había una “versión oficial con poca o nula credibilidad”.

¿Cómo se explica esto?

Rainer Hagenbusch, el hermano de Holger, se trasladó a Chiapas y la tarde del miércoles identificó el cuerpo de su hermano y dijo a través de su cuenta de Facebook que fue una “muerte por disparo”.

Esto fue confirmado este viernes por el fiscal Sánchez, quien le dijo a BBC Mundo que el cadáver tiene “un orificio de entrada y un orificio de salida característico de disparo de arma de fuego”.

Respecto a Krzysztof Chmielewski, su familia no ha podido viajar a México y verificar si el cuerpo es el del ciclista polaco. Muestras de ADN fueron enviadas al país europeo para corroborarlo, explica Sánchez.

“La causa de su muerte está por determinarse, pero todo indica que fue con violencia, todo indica que por el daño encefálico severo que él presenta en la cabeza fue con un objeto contundente“, señala el fiscal.

Luego de las sospechas que causó la primera versión, ahora la principal hipótesis de las autoridades es que ambos ciclistas viajaban a una distancia corta uno del otro cuando fueron asaltados, pues asegura que faltan pertenencias de los ciclistas.

“Los que hicieron esto quisieron aparentar que era un accidente por eso le pusieron la bicicleta ahí, pero se equivocaron y pusieron la bicicleta del alemán”, dice Sánchez.

Reconoce que fue errónea la primera versión: “Fue una información muy prematura el haber dicho que se trataba de un accidente.(…) La bicicleta (del alemán) no tiene rastros característicos de un accidente de tránsito vehicular”.

¿México es riesgoso para rodar?

Carlos Santamaría, quien ganó un récord Guinness por su viaje de Alaska a Argentina en bicicleta, considera que muchos viajeros ignoran cuál es la situación de inseguridad en México.

“He tenido la oportunidad de hacer viajes con gente extranjera y vienen muy con su cultura, no saben lo que se vive aquí en Latinoamérica, que hay lugares de tierra caliente, que hay peligro”, le cuenta Santamaría a BBC Mundo.

Pero advierte que la peligrosidad no es exclusiva de México.

En su viaje por el continente americano, Santamaría dice que tuvo que pasar por situaciones riesgosas en Nicaragua, El Salvador, Perú y Argentina.

“A mí también me llegaron a pasar cosas, no de ese nivel, pero en Argentina trataron de robar mi bicicleta, de eso me acuerdo mucho. En El Salvador me decían ‘Oye, cuidado, la marea sube’, refiriéndose a los Mara Salvatrucha, la pandilla”.

Aun así, asegura que tomando precauciones, como definir una ruta, pernoctar en lugares seguros y no portar objetos de valor se puede rodar con cierta confianza.

“Aprovechan que el ciclista está desprotegido, viene cansado, viene con peso de muchos días. Pero esto no es solo de México”, subraya.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro
AMLO defiende a migrantes frente a Trump, pero las detenciones en México se disparan 100%
La carta enviada a Trump por López Obrador contrasta con lo que sucede en la frontera sur de México, donde ONG denuncian hostigamiento de las autoridades migratorias para detener y deportar personas sin documentos.
Cuartoscuro
Por Alberto Pradilla y Manu Ureste
1 de junio, 2019
Comparte

Luego de que el mandatario estadounidense, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a productos nacionales si México no soluciona el fenómeno de la migración irregular, el presidente Andrés Manuel López Obrador salió en defensa de los migrantes asegurando que “los seres humanos no abandonan sus pueblos por gusto sino por necesidad”.

¿Cómo convertir al país de la fraternidad para con los migrantes del mundo en un gueto donde se estigmatiza, se maltrata, se persigue, se expulsa y se le cancela el derecho a la justicia a quienes buscan con esfuerzo y trabajo vivir libres de la miseria”, cuestionó López Obrador a Trump en una carta que le remitió el pasado 30 de mayo en la noche, mientras que este viernes 31, en un evento en Tlaxcala, insistió en que “todos los migrantes merecen respeto, comprensión y nuestra mano fraterna”.

Sin embargo, la carta y las palabras de López Obrador contrastan directamente con lo que sucede en la frontera sur de México, donde organizaciones civiles denuncian un hostigamiento de las autoridades migratorias para detener y deportar personas sin documentos, en colaboración con policías, soldados y la nueva Guardia Nacional.

Este aumento en la presión ha ocasionado que imágenes del pasado, especialmente de los años 2015 y 2016, cuando a raíz del Plan Frontera Sur se rompieron récords de deportaciones gracias a redadas en las vías del tren, carreteras y caminos, se repitan ahora, a pesar de que el nuevo Gobierno Federal insiste que el enfoque de la política migratoria ya no es de seguridad nacional, sino de respeto a los derechos humanos.

Pero, las palabras del presidente no solo contrastan con esas imágenes que se repiten, como la redada masiva del pasado mes de abril, cuando agentes del INM y policías detuvieron a más de 400 migrantes en Pijiiapan, Chiapas, sino también con las estadísticas oficiales de detenciones.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), al corte de ayer viernes, solo en el mes de mayo detuvieron a 22 mil 694 migrantes sin documentos, y deportaron a 15 mil 654.

Esta última cifra supone un aumento de 119% en comparación con mayo del año pasado, cuando el INM detuvo a 10 mil 350 personas.

Y, si se compara con el mismo mes de 2017, el aumento es todavía mucho mayor: hasta 220%.

En tan solo los cinco primeros meses de este 2019, el INM detuvo a 74 mil 031 migrantes, un 36% más que el año pasado, y un 105% más que en 2017, siendo abril y mayo cuando se produjo la escalada de intensidad en el control migratorio, como lo prueba otro dato: entre enero y mayo de este año, las capturas se dispararon 175%. Mientras que en el mismo periodo del año pasado, solo aumentó 12%.

Como viene siendo habitual en los últimos años, puesto que es una población que está saliendo más debido principalmente a la violencia de las pandillas y a la permanente crisis económica, el mayor número de migrantes detenidos es de Honduras; casi el 50% del total de las capturas.

En cuanto a las devoluciones, es decir, las deportaciones de migrantes que tras ser detenidos y puestos en estaciones migratorias ya fueron expulsados, la cifra de mayo (15 mil 654) también refleja un aumento del 80% en comparación con abril de 2018.

El Instituto Nacional de Migración, en su página web, señaló que esta alza en las estadísticas de detenciones y deportaciones se debe a que, en los primeros meses de 2019, el flujo de personas centroamericanas, principalmente de Honduras, “aumentó de manera muy notable en comparación con la tendencia del 2018 y años anteriores”.

No hay congruencia entre el discurso político y la realidad”

Claudia León, integrante del Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura, que acaba de participar en una nueva Misión de Observación civil en la frontera sur, criticó en entrevista con Animal Político que, tanto las cifras oficiales, como los hallazgos que documentaron en el terreno, sustentan que “no hay una congruencia entre el discurso del gobierno actual y la realidad”.

Entre esos hallazgos, Claudia León subrayó varios.

Por ejemplo, que la Misión corroboró que “se agudizó” el enfoque de seguridad militarizada por encima de los derechos humanos de las personas en movilidad.

Documentamos múltiples puntos de control migratorio con fuerte presencia de policía federal y de policía militar, sin que haya claridad de sus funciones y facultades en el contexto migratorio. Observamos que es una práctica de Estado sistemática e intencional”, apuntó la activista.

Esta observación contrasta también con las palabras del actual comisionado del INM, Tonatiuh Guillén, quien en entrevista con este medio en noviembre pasado, antes de asumir el cargo, dijo que el uso de fuerzas armadas en tareas de control migratorio debía ser “la excepción de muy última instancia”.

A partir del 1 de diciembre (del año pasado), la idea es que la policía y el Ejército no intervengan en la detención de migrantes”, apuntó Guillén.

Y si lo hacen -matizó el comisionado-, que lo hagan siempre conforme a la ley. Es decir, con un oficio donde se les pide ayuda de manera muy puntual, por un caso muy concreto. En otras palabras, su actuación debe ser la excepción, y, además, la excepción de muy última instancia”.

Familias separadas

Otra observación de la Misión civil, en la que participaron 24 organizaciones de México, Centroamérica y Estados Unidos, es que hay familias “que son separadas en redadas durante la detención, liberación y deportación”.

Documentamos que se está vulnerando el principio de la unidad familiar, incluso en aquellas que han solicitado el reconocimiento de la condición de refugiadas”, resaltó León.

Y otra observación: la detención de migrantes se ha intensificado hasta tal punto, que el INM está haciendo redadas para capturar a migrantes cuando descansan en hoteles.

Esto último va en consonancia con la denuncia que hizo el pasado 30 de mayo la Asociación de Hoteles y Moteles de la Frontera Sur en el espacio de la periodista Denise Maerker, donde reportaron operativos de agentes del INM en coordinación con Policía Federal y la Guarda Nacional, para capturar a migrantes que están en tránsito, o que aguardan en ese lugar para resolver su condición de solicitante de refugio.

Además, Claudia León denunció que se están llevando a cabo redadas nocturnas en el Parque central de Tapachula, en la frontera de Chiapas y Guatemala, donde migrantes que no tienen dinero para pagar un hotel, duermen en la calle.

En cuanto a los migrantes que no están siendo detenidos, agregó la activista, éstos también están viviendo “una situación infrahumana e indigna”, ya que la Misión de Observación documentó que hay familias enteras, con niños y niñas, viviendo en tiendas de campaña en las inmediaciones de la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula esperando a que las autoridades migratorias les atienda.

Es una estrategia de desgaste hacia las poblaciones migrantes y los solicitantes de refugio, para cansarlos y orillarlos a situaciones sumamente precarias”, acusó la defensora de derechos humanos, que concluyó diciendo que todo lo que documentaron en la Misión de Observación prueba que el discurso gubernamental de poner los derechos humanos por encima del enfoque de seguridad nacional “es una mentira”.

Animal Político solicitó una entrevista con el comisionado del INM, Tonatiuh Guillén, para cuestionarle por alguno de los hallazgos documentados por la Misión de Observación, como los cateos en hoteles. Pero, al momento de publicar esta nota, no hubo respuesta.

Aquí puedes leer el informe de los hallazgos de la Misión de Observación.

MODH – La Frontera Sur Es U… by on Scribd

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal