¿Por qué lo mataron? La historia de José Remedios, candidato de Morena asesinado en Guanajuato

Una de las principales líneas de investigación, es que grupos de “huachicoleros” asesinaron al candidato de Morena en Apaseo el Alto, Guanajuato.

Velorio del candidato José Remedios Aguirre Sánchez
Velorio del candidato José Remedios Aguirre Sánchez Cuartoscuro

José Remedios Aguirre, el candidato de Morena asesinado el pasado viernes, era integrante de la Unión Nacional de Trabajadores Agropecuarios (UNTA) de Guanajuato y, en 2017, se licenció en Criminología. Una de las principales líneas de investigación sobre su muerte es que grupos de “huachicoleros” lo asesinaron.

“Su fuerte eran los temas de seguridad”, dijo Alejandro Rojas, vicecoordinador de la segunda circunscripción de Morena en Guanajuato.

“Era una gente muy comprometida con la lucha de izquierda; un líder social y político en Apaseo el Alto y en toda la región”, agregó Rojas sobre su compañero de Morena y candidato a la alcaldía de esta localidad, asesinado a balazos cuando realizaba labores de campaña.

Leer: Matan a candidato de Morena a la alcaldía de Apaseo el Alto, Guanajuato

Apaseo El Alto es una localidad de Guanajuato ubicada en el llamado ‘Triángulo Dorado’ de los ‘huachicoleros’, entre Celaya, Salamanca e Irapuato.

En 2017, Guanajuato  quedó como el estado con el mayor número de tomas clandestinas de combustible con 1,852, seguido de Puebla con 1,443 y Tamaulipas con 1,100,  Hidalgo con 1,064 y Veracruz con 1,012; estas cinco entidades concentraron el 62% de los casos de todo el país.

Sobre su territorio corren cuatro ductos petroleros, todos conectados con la Refinería de Salamanca: uno va hacia Guadalajara, otro más hacia León, y otros dos trasladan combustible hacia la refinería de Tula.

Leer: Estrategia de Peña contra robo de combustible frena en 11.5% el fenómeno en sus primeros 2 meses

No sólo eso. Según las cifras oficiales del gobierno, en este 2018 Guanajuato está batiendo récords de homicidios: en solo tres meses, de enero a marzo, la entidad que gobierna el panista Miguel Ángel Márquez registró 552 asesinatos, superando por mucho a otros estados violentos como Tamaulipas (237), Chihuahua (346), y Veracruz (369).

En legítima defensa

Además de pertenecer a la UNTA y contar con una licenciatura en criminología, José Remedios fungió como secretario de seguridad pública de Apaseo El Alto de 2012 hasta 2015.  En el 2008, fue detenido e investigado por el delito de homicidio contra una persona. Sin embargo, de acuerdo con la Procuraduría de Guanajuato se acreditó que el homicidio fue “en legítima defensa y el caso se archivó”.

Aprovechando su experiencia en la Secretaría de Seguridad Pública municipal, una de las banderas en la candidatura que encabezaba era la seguridad.

Pero aun cuando públicamente José Remedios nunca habló de combatir a los grupos huachicoleros que operan en la región, de acuerdo con amigos del candidato que solicitaron el anonimato, la Procuraduría de Justicia de Guanajuato no descartó que su asesinato se encuentre vinculado con las bandas dedicadas a este delito.

El motivo que fundamenta esta hipótesis, explicó el viernes pasado en conferencia de prensa el secretario de Gobierno de Guanajuato, Gustavo Rodríguez, fue una denuncia que interpuso en abril pasado el propio candidato de Morena, quien acusó “a varias personas” de difamarle y calumniarle, luego de que éstas aseguraran que formaba parte de un grupo de ‘huachicoleros’.

“Las líneas de investigación que se tienen hasta este momento señalan posibles vínculos con grupos delictivos. Aguirre Sánchez denunció, él denunció, que fue señalado por formar parte de un grupo dedicado al robo y venta de hidrocarburos”, expresó por su parte el procurador de Guanajuato, Carlos Zamarripa.

Las presiones para no postularse”

Tras las declaraciones del procurador Zamarripa y el secretario Rodríguez, Antares Vázquez Alatorre, enlace en Guanajuato de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), candidato nacional de Morena, advirtió en entrevista con Animal Político que van a interponer una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos “por la criminalización post-mortem” contra el candidato asesinado.

“Es falso que tuviera procesos legales abiertos”, recalcó Antares Vázquez.

Yeidckol Polenvsky, presidenta del CEN de Morena a nivel nacional, rechazó  la hipótesis de las autoridades sobre el posible vínculo con grupos dedicados al robo de combustibles. Más bien, apuntó, en Morena están convencidos de que el móvil obedece a cuestiones políticas.

“José Refugio nos mandó en febrero un correo en el que decía que estaba recibiendo fuertes presiones para que no fuera candidato a la alcaldía, para que se bajara. Pero nunca nos mandó un comentario o información de que lo estuvieran amenazando de muerte”, puntualizó Polevnsky también en entrevista.

Ernesto Prieto, dirigente estatal de Morena en Guanajuato, admitió por separado que no tiene los elementos para acusar a nadie en particular de ser el autor intelectual, ni material, del homicidio de su compañero.

Pero sí apuntó con nombres y apellidos a Jaime Hernández Centeno, expresidente municipal por Movimiento Ciudadano de Apaseo El Alto, de haber iniciado una “guerra sucia terrible” en contra de José Remedios, quien fue su titular de seguridad pública hasta 2015.

“Jaime Hernández Centeno era el padre político de José Remedios, por así decirlo. Hasta que rompe políticamente con él, sale de la Secretaría de Seguridad, y se viene con nosotros a Morena en 2016. A partir de ese entonces, el señor se enoja con Remedios y hace todo lo posible para sabotear su campaña”.

En cuanto a la ‘guerra sucia’, Prieto explicó que esta se dio a través de cadenas de Whatsapp que recorrían a diario los celulares de los habitantes de Apaseo El Alto con “mensajes difamatorios” que lo vinculaban al crimen organizado y a los ‘huachicoleros’. Mientras que el nombre de Remedios y el logo de Morena eran borrados de manera frecuente de las paredes del pueblo.

“Remedios me comentó que habían iniciado una guerra sucia en contra de él, y que detrás de esa guerra estaban Jaime Hernández Centeno y sus adversarios de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Apaseo El Alto”, subrayó Prieto, quien anunció que también interpondrá una denuncia “contra quien resulte responsable” por el asesinato de su compañero de partido.

“La guerra sucia fue la que desencadenó esta situación –insistió Prieto-. Que sus adversarios lo vincularan a grupos criminales provocó que esa información llegara a algún mafioso, y éste pudo pensar que Remedios era un peligro y que lo mejor era deshacerse de él”.

“Siempre lo apoyé”

Animal Político buscó a Jaime Hernández Centeno, quien actualmente va por Movimiento Ciudadano como número 1 en la lista de diputados plurinominales al congreso local de Guanajuato. En entrevista, dijo que los señalamientos del dirigente estatal de Morena son “infundados y viscerales” y que “no abonan en nada a la paz que necesitamos”.

Se dijo “consternado” por el homicidio, “puesto que en su momento José Remedios fue mi colaborador y mi amigo”.

“Él tomó su decisión de separarse de Movimiento Ciudadano en diciembre de 2015, para iniciar su propio proyecto como independiente, y terminó en Morena. Nunca tuve ningún problema con él”, recalca el exalcalde de Apaseo El Alto, quien pide que sean las autoridades de investigación quienes determinen el móvil y los responsables del homicidio.

Hernández Centeno aseguró que en su administración José Remedios salió de la secretaría de Seguridad municipal porque no pasó los exámenes de confianza. Algo que Morena rechazó rotundamente.

“Remedios fue destituido porque hubo conflictos de corrupción en la alcaldía que él no quiso tolerar”, dijo Antares Vázquez.

Close
Comentarios