close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tercero Díaz / Cuartoscuro.com
Comisión de la Verdad y mejor utilización de los recursos, piden damnificados del 19S
El gobierno de la ciudad no puede invertir 60 millones de pesos en un memorial “cuando todavía no hay una reparación digna e integral” para los damnificados del 19S, reclaman organizaciones y afectados, quienes propusieron en su lugar una reconstrucción segura centrada en las personas y no en los inmuebles.
Tercero Díaz / Cuartoscuro.com
Por César Reveles
2 de mayo, 2018
Comparte

Un grupo de organizaciones y activistas sociales propusieron a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) la creación de un memorial “donde se informe la verdad que investigaciones ciudadanas y experiencias vecinales arrojan” sobre la situación de los damnificados tras el sismo del 19 de septiembre, además de la instauración de una Comisión de la Verdad 19S que “garantice un debido proceso y respete los derechos humanos de las personas afectadas”.

Esta propuesta se da luego de que el pasado 28 de abril la Seduvi lanzara una convocatoria para convertir el espacio que antes ocupaba el inmueble de Álvaro Obregón 286 en un “memorial” para honrar a las víctimas del sismo de magnitud 7.1 que sacudió el centro y sur del país el pasado 19 de septiembre. Para este proyecto, el gobierno de Ciudad de México destinará un presupuesto de 60 millones de pesos.

Te puede interesar: Partidos dan a damnificados 525 mdp de su gasto; Morena no renuncia a prerrogativas. 

Las organizaciones consideran que tal cantidad de dinero no puede invertirse en un proyecto como el memorial propuesto por la SEDUVI, “cuando todavía no hay una reparación digna e integral” para las personas damnificadas.

“No queremos un monumento que dé carpetazo al #19s, queremos #NuestroMemorial19S que abra la verdad, apoye la reconstrucción segura y dé atención a los afectados, recuerde dignamente y que nos ayude a prevenir otra emergencia”, plantean las organizaciones.

Por esta razón proponen un memorial distinto al planteado por la SEDUVI, con el acompañamiento de las personas afectadas para escuchar sus experiencias y necesidades, y con base en ellas crear estrategias que les ayuden a superar la situación que atraviesan.

También proponen la instauración de una #ComisiónDeLaVerdad19S conformada por “personas afectadas por el sismo, expertos en las ciencias y disciplinas que intervienen en la planeación de la Ciudad y las autoridades correspondientes. Así como organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación interesados para comenzar un proceso de memoria, verdad y justicia”.

 

Irregularidades y falta de acceso a derechos durante la reconstrucción

Para ello las organizaciones anunciaron una jornada de presentación de quejas, que serán interpuestas por las personas damnificadas ante la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México (CDHDF); así como la entrega del “Informe sobre violaciones a los derechos humanos de personas afectadas a siete meses del sismo del 19 de septiembre: hacia una Comisión de la Verdad”, elaborado por la organización CIUDADanía19s.

Leer: A 7 meses del sismo, damnificados de Tlalpan siguen esperando regresar a sus hogares. 

Dicho informe -realizado con la ayuda de damnificados, líderes y grupos vecinales, documentación de casos, entrevistas con funcionarios y el seguimiento de notas periodísticas- tiene el objetivo de evidenciar los hechos que durante siete meses “han dado pie a violaciones a los derechos humanos de las personas afectadas en la Ciudad de México”, así como ayudar a crear estrategias de atención y una política pública de reconstrucción que incluya la participación ciudadana.

Entre las principales violaciones a los derechos humanos de los damnificados, las organizaciones destacan las siguientes:

  1. Violaciones al debido proceso, acceso a la justicia y certeza jurídica en relación a la atención de personas afectadas y dictámenes de edificios;
  2. Falta de mecanismos adecuados para la aplicación de la ley;
  3. Acceso desigual a la asistencia, servicios básicos, y discriminación en la prestación de asistencia;
  4. Pérdida de documentación y dificultades para reemplazarla, especialmente debido a la falta de mecanismos adecuados para su obtención;
  5. Acceso restringido a un sistema judicial imparcial y eficiente;
  6. Falta de mecanismos eficaces para la retroalimentación y presentación de reclamos;
  7. Violaciones al derecho a saber, en relación con acceso a la información, transparencia y participación;
  8. Afectaciones al goce y ejercicio del derecho a la educación;
  9. Violaciones a la protección, respeto y garantía del derecho a una vivienda digna;
  10. Afectaciones al derecho a la ciudad en relación a la vulnerabilidad, resiliencia, prevención y mitigación de riesgos establecidos en la Constitución Política de la Ciudad de México.
  11. Regreso o reasentamiento peligroso de personas desplazadas por el desastre; falta de restitución de la propiedad y acceso a la tierra.

El Estado, como principal responsable de proteger los derechos humanos de las personas sometidas a su jurisdicción, no puede olvidarse de su obligación de proteger los derechos constitucionales de las personas afectadas por los temblores, puesto que estas no los han perdido, resalta el informe. También hace énfasis en la necesidad de centrar el enfoque de la reconstrucción en las personas y no en los inmuebles, toda vez que el fracaso de las medidas dirigidas a la población derivan inevitablemente en el aumento de los “riesgos, y refuerzan la discriminación y la exclusión”.

Las organizaciones autoras del informe exigen a las autoridades que las personas damnificadas tras el sismo cuenten y tengan acceso a los siguientes derechos:

  • Tener acceso fácil de información, en un idioma que entiendan sobre la naturaleza y nivel del desastre, las medidas de mitigación del riesgo y vulnerabilidad, la asistencia humanitaria y esfuerzos de recuperación disponibles, sus derechos de acuerdo con el derecho internacional y nacional.
  • Ser consultadas e informadas sobre la planificación y ejecución de las distintas acciones de respuesta ante el desastre.
  • Reclamar y ejercer sus derechos, incluyendo el acceso al sistema judicial.
  • Los derechos humanos de las personas afectadas y el impacto de las actividades humanitarias sobre ellos deberán ser regularmente vigilados.

El problema central, de acuerdo con este informe, es que durante el proceso de reconstrucción ha imperado una falta de claridad en la atención para las personas damnificadas, además de que no hay un camino institucional que señale a qué autoridad recurrir para comenzar un proceso de atención, ni los pasos a seguir y requisitos para acceder a los programas y recursos financieros que, de acuerdo al Programa y el Presupuesto, están disponibles.

“A lo anterior se suma la falta de institucionalización y publicidad de las reuniones que las autoridades tienen con los vecinos afectados, las cuales carecen de información oficial, seriedad, falta de minutas, respeto y seguimiento de acuerdos, situación que se ha exacerbado con el constate cambio de los funcionarios titulares de las instituciones encargadas de la reconstrucción”, como la Comisión para la Reconstrucción, SEDUVI, el Instituto para la Seguridad de las Construcciones y el INVI.

Respecto a los casos específicos que llaman la atención por la falta de una debida investigación y sanción a las personas responsables, destacan:

  • El edificio de Zapata 56 en la colonia Portales que colapsó a menos de un año de habitado.
  • El caso de Nuevo León 238 en la colonia Hipódromo Condesa, donde se construyó ilegalmente un helipuerto que durante el sismo provocó graves afectaciones a los edificios colindantes por la sobrecarga de peso causada por dicho helipuerto.
  • El inmueble de Álvaro Obregón 286, donde falleció un número considerable de personas porque el edificio colapsó por las malas condiciones en las que se encontraba.
  • El caso de Bolívar 186, la fábrica de trabajadoras textiles de Chimalpopoca que en un contexto de irregularidades fallecieron personas por el mal estado estructural que tenía el inmueble desde el sismo de 1985.

Finalmente, en relación a la falta de acceso a la información y transparencia desde el momento inmediato de la emergencia a la fecha, el informe destaca que:

  • No existe información pública sobre los efectos negativos del sismo y existen declaraciones contradictorias de autoridades sobre estos daños.
  • No existe un censo público del total de personas afectadas.
  • No existe un censo público de edificios dañados por el sismo, excepto lo registrado en la plataforma, donde hay una frecuente manipulación de la información.
  • No existe un censo público de edificios de gobierno ni escuelas afectadas por el sismo.
  • No se tiene acceso a un Atlas de Riesgos actualizado y microzonificado que permita determinar parámetros de construcción para una reconstrucción segura.
  • Contrario a lo que establece la Ley de Reconstrucción, las sesiones de la Comisión para la Reconstrucción no son públicas ni las minutas de las reuniones están disponibles.
  • No son públicos los estándares que se utilizaron para realizar los estudios socioeconómicos que la Ley de Reconstrucción establece como necesarios para determinar el acceso a ciertos programas de gobierno.
  • Existe información poco accesible sobre los perfiles de las personas capacitadas para realizar dictámenes estructurales (formación, experiencia, etc.). Esto propicia corrupción y acciones irresponsables al emitir los dictámenes.
  • No hay una lista pública de constructoras o desarrolladoras acreditadas para realizar la reparación, rehabilitación y reconstrucción de edificios.
  • Existe poca transparencia sobre los recursos disponibles para la reconstrucción y el destino de los mismos. No hay información del total de presupuesto público y de donaciones internacionales disponibles para la reconstrucción, ni existen reportes públicos que expliquen cuánto de ese dinero ha sido ejercido y en qué rubros.

Estos hallazgos retrasan los procesos de demolición, rehabilitación o reconstrucción de edificios, pero principalmente pone en riesgo la integridad personal y la vida de las personas damnificadas, argumentan.

Por tal motivo se plantea la creación de una Comisión de la Verdad, además de utilizar los recursos destinados para el memorial en beneficio real de los damnificados, y solicitan a las autoridades que garanticen una atención digna e integral.

“Todavía no hay reconstrucción #19s y nuestros gobiernos deben atender las responsabilidades que les competen y no preocuparse por los periodos y campañas electorales”, finaliza el informe.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Google rompe con Huawei: qué significa para el gigante tecnológico chino y sus usuarios
Este fin de semana EU impuso nuevas restricciones al gigante chino de tecnología. Las nuevas medidas, basadas en el supuesto riesgo que representan los productos de Huawei en materia de seguridad, son un fuerte golpe para la compañía china.
Getty Images
20 de mayo, 2019
Comparte

Google ha asestado un duro golpe al gigante tecnológico chino Huawei.

Este fin de semana se conoció que la empresa estadounidense impedirá al mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo el uso de algunas actualizaciones dentro del sistema operativo Android.

Los nuevos teléfonos inteligentes de Huawei también perderán el acceso a algunas de las más populares aplicaciones de Google.

La medida se da a conocer después de que la administración del presidente Donald Trump agregara a Huawei a una lista de compañías con las que las empresas estadounidenses no pueden negociar a menos que tengan una licencia.

En un comunicado, Google dijo que estaba “cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”.

Huawei, por su parte, no quiso hacer comentarios al respecto.

“Grandes implicaciones”

Ben Wood, de la consultora CCS Insight, dijo que la medida de Google tendría “grandes implicaciones para los consumidores de Huawei”.

La compañía ya no recibirá las actualizaciones de seguridad y el soporte técnico de Google, y cualquier dispositivo nuevo ya no tendrá aplicaciones como YouTube y Maps.

Los usuarios actuales de teléfonos inteligentes de Huawei podrán actualizar sus aplicaciones, así como los servicios de Google Play. Pero si Google lanza una nueva versión de Android, Huawei no podrá ofrecer la actualización en sus teléfonos.

Huawei todavía puede usar la versión del sistema operativo Android disponible a través de una licencia de código abierto.

El miércoles pasado, la administración de Trump agregó a la empresa china a su “lista de entidades” que prohíbe a la compañía adquirir tecnología de empresas estadounidenses sin la aprobación del gobierno.

En sus primeros comentarios desde que fue anunciada la restricción, el presidente ejecutivo de Huawei, Ren Zhengfei, dijo a los medios japoneses este sábado: “Ya nos hemos estado preparando para esto”.

Zhengfei dijo que la firma, que gasta alrededor de US$67 mil millones en la compra de componentes cada año, según el periódico de negocios Nikkei, impulsará el desarrollo de sus propias piezas.

Huawei se enfrenta a la creciente reacción de los países occidentales, liderados por Estados Unidos, que aseguran que el uso de sus productos supone posibles riesgos de seguridad en las redes móviles 5G.

Varios países han expresado su preocupación de que China pueda estar usando los equipos de Huawei como herramienta de espionaje, acusaciones que la compañía ha negado con vehemencia.

Huawei ha dicho que sus productos no representan ninguna amenaza y que la compañía opera de manera independiente al gobierno chino.

Sin embargo, algunos países han impedido que las empresas de telecomunicaciones utilicen los productos de Huawei en las redes móviles 5G.

“Huawei ha estado trabajando arduamente para desarrollar su propia App Gallery, otros softwares y en econtrar soluciones para chipsets. No hay duda de que estos esfuerzos son parte de su deseo de controlar su propio destino”, comenta Wood.


¿Cuál es el daño a corto plazo para Huawei?

por Leo Kelion, editor de Tecnología de la BBC

A corto plazo, la actual situación podría ser muy perjudicial para Huawei en Occidente.

Los compradores de teléfonos inteligentes no querrían un teléfono con Android que no tuviera acceso al Play Store de Google, su asistente virtual o las actualizaciones de seguridad, suponiendo que estos se encuentren entre los servicios que se retirarán.

Sin embargo, a largo plazo, esto podría dar a los proveedores de teléfonos inteligentes una razón para considerar seriamente la necesidad de una alternativa viable al sistema operativo de Google, particularmente en un momento en que el gigante de las búsquedas está tratando de promocionar su propia marca Pixel.

En lo que respecta a Huawei, la compañía parece haberse preparado para la eventualidad de quedar fuera del circuito estadounidense.

Sus teléfonos inteligentes ya están alimentados por sus propios procesadores y, a principios de este año, su jefe de dispositivos de consumo le dijo al periódico alemán Die Welt que “hemos preparado nuestros propios sistemas operativos, ese es nuestro plan B”.

Aun así, es obvio que las medidas de Estados Unidos podrían anular su ambición de superar a Samsung y convertirse en la marca de teléfonos inteligentes más vendida en 2020.


¿Parte la guerra comercial entre Estados Unidos y China?

El último movimiento contra Huawei marca una escalada en las tensiones entre la firma y Estados Unidos.

La compañía se enfrenta a casi dos docenas de cargos penales presentados por las autoridades estadounidenses. Washington también está buscando la extradición de su directora ejecutiva, Meng Wangzou, quien fue arrestada en diciembre en Canadá a instancias de funcionarios estadounidenses.

Pero la decisión de Google también se produce cuando las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China también parecen estar aumentando.

Las dos economías más grandes del mundo se han visto envueltas en una contundente batalla comercial que en el último año se tradujo en la imposición de aranceles por miles de millones de dólares.

Y, aprincipios de este mes, Washington aumentó los aranceles a más de US$ 200.000 millones de productos chinos, lo que llevó a Beijing a tomar represalias con su propio aumento de aranceles a los productos estadounidenses.

La medida sorprendió a algunos, y sacudió los mercados globales, ya que la situación parecía estar llegando a una conclusión.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha afectado a la economía mundial por más de un año y ha creado incertidumbre para las empresas y los consumidores.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E&t=11s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.